La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Las redes de un poema

 Imprimir  Recomendar
  [C:553582]

Poemas vienen y van, llevados por el viento a todo lugar el amor podrán atrapar ¡amor para todos hay!
Todo se vive entre los solemnes cielos donde la coraza del mundo tangible y poderoso somete a los reyes de las tinieblas, perversos poderes podrían derrotar el más ferviente centurión de las germinadas tierras de luz si la soberbia se apodera con la codicia de su decisión consciente, negara el tiempo concreto como un concepto, su acción llevara a cabo la reacción.
Antes de la existencia ya existía el divino principio que brilla en la oscuridad y aunque las tinieblas quieran extinguir la luz jamás lo lograran. El cosmos es testigo de ese hermoso reino de los cielos donde los ángeles vienen y van volando a cualquier lugar custodiando la verdad no importando el precio del sufrimiento que se terminó desvaneciendo.
Entre las entrañas de la tierra viven ángeles hermosos de los cuales hay dos en especial: ceremias y sialona, no tienen cabello, su piel es trasparente y tiene el poder de los rayos y por ello su energía y vibraciones entregan sus amados pensamientos, todo el ser uno es un amor celeste.
Sialona entre sus ojos deja ver sus estrellas para que ceremias construya poemas entre la expansión del interior. Los cielos azulados se promulgaron entre violines armónicos abriendo las magistrales páginas del horizonte para razonar con permanencia y retumbar con vibraciones de amor los nombres del universo, esencial ímpetu que se avecina cobijando a ceremias y sialona que tomados de las manos caminan entre las redes de sus poemas suspira dos y enaltecidos por el sol.
Sus besos son húmedos versos entre el lucido manifiesto de los vientos perfumando los poemas expresados por sus fuertes corazones, sus auras de colores divisan el paisaje nocturno estelar, ceremias dice con amor: viajes vertiginosos sin metáforas manifestadas ¡lucidez de los sentidos! Aspiración que aclamo el alma de poeta que alguna vez fue fragmentada pero que las alabanzas de amor en mi interior múltiples y vibrantes escucharon de nuevo mi humilde ser, magnitud inasible, primigenia de las redes de mis poemas que posee mis pensamientos creadores ¡manifiesto mis revelaciones! En efecto más profusas que han señalado mi destino hacia el tuyo, mi amada sialona, el relieve de tu humanidad se posa en las equivalencias de mis suspiros misteriosos al hallar mi naturalidad realizada y aneja a la deslealtad, aventura de nuestros sueños despiertos confabulados con el amor, mi regazo reposa en el tuyo, el fuego encendido deja ver la forma pura y alucinante de ser uno con el todo ¡amada diosa mía! Que desfoga las aguas manantiales de mi inspiración, sin testimonios dolientes de un mundo terrenal. Humilde mi amor en un corazón abarca todo el infinito espacio exterior que yace en nuestro interior, tu imagen y semejanza que entre el sistema solar reposa para que las redes de mi poema te atrapen entre los tres cuerpos astrales, infalible y legitimo mi amor para la célula tierra, la cuna de nuestra experiencia.
Luna en menguante descubre un corazón alrededor de ceremias y sialona. Dulce amor que cautiva por siempre la felicidad, ya ausentes entre palabras muertas el alivio de la vida será eterno. Los enamorados tienen cuidado, en lo denso del exterior existen palabras sombrías, flechas anómalas en medio de enarboladas manifestaciones de falso amor que hacen ver virtudes desinhibidas.
Pasan entre un bosque sintiéndose intimidados, lo luciferino de la hechicería se manifiesta, si se deja predominar será una hecatombe para el ser interior pero la emoción del amor es más fuerte, el temor no tiene cabida, las redes de un poema es energía celestial definiendo la evolución de la conciencia.
El amor, el amor entre su campo magnético conecta la esencia espiritual que conmueve profusos sentimientos, las ondas altas y cortas son tan rápidas y poderosas que les hace volver un cielo para amarse en su eterno verano, mirándose fijamente los dos comunicando por telepatía afianzan su vínculo con el todo reviviendo las flores marchitas de inviernos prolongados.
La tierra respira su grata energía, el clima es un festival donde las nubes arrojan orquídeas sin cesar cubriendo los campos con amor, la ambrosía que cualquier ser humano puede degustar. Soñar despierto, imaginar mientras todos se ve, enaltecer constante el amor para la ilusión del dolor y soledad desvanecer para atraer la verdad. Las redes de un poema por siempre vivirá.

J.c.n-21-11-2014

Texto agregado el 15-03-2015, y leído por 95 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]