La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La escoba mágica

 Imprimir  Recomendar
  [C:553578]

Cuando todo transcurre normal de repente todo se volverá paranormal.
En la escuela prestigiosa lo que aprendes no es realmente lo que pretendes es cómoda y bastante grande, para mil estudiantes; la rectora es muy gruñona.
La jornada estudiantil trascurre normal en el día, en la noche hay un conserje, su nombre es rigoneiro y deja todos los pasillos bastantes limpios con las aulas de clase para que los estudiantes encuentren todo limpio para la nueva jornada.
Rigoneiro sólo tiene treinta y dos años, lleva laborando en la escuela dos años y medio de las cuales ninguna de las noches ha dejado de beber licor, lleva siempre en su bolsillo una botella de una famosa gaseosa para pasar inadvertido. En una noche trapeaba el pasillo principal cuando de pronto ve en el cuarto de aseo la escoba en vertical, no hay ningún hilo sosteniéndola, escéptico cree que es una mala broma aferrando la escoba en su mano, observa hacia los lados y vuelve a reparar la escoba bastante ebrio con un molesto hipo, deja la escoba colgada de un clavo para volver a su labor pero la escoba está fuera del cuarto de aseo en vertical pero levita a unos diez centímetros del piso girando lento, rigoneiro bebe otro sorbo de su licor bastante confundido y cuando vuelve a enfocar la escoba ya no está allí, va al cuarto de aseo y la escota está donde la había dejado, piensa muy seriamente en ese momento dejar de beber y dice murmurando: debe ser brujería de la vieja gruñona rectora.
La jornada de rigoneiro termina a las 5:30am, después de comer un par de tostadas para mitigar el tufo termina comiendo chicle para despedirte el vigilante de turno con su vista al piso evadiendo para no ser descubierto. Rigoneiro llega a su humilde morada y duerme hasta pasado el medio día; vive sólo, sin amistades ni familia, tuvo un efímero sueño con las escoba, le dan ganas de ir al psiquiatra, duerme de nuevo hasta las 4:00pm, debe ir al trabajo, se baña y como un pedazo de pan con agua para luego ir a la estanquillo a llenar su botella de gaseosa.
Llega a la escuela como siempre quince minutos antes, se pone sus ropas de trabajo. Estuvo limpiando en el sótano hasta que la escuela queda sola para poder comenzar a limpiar los pisos. Barre temeroso con la extraña escoba sintiendo una energía misteriosa, es hipnotizado y no se percata de los minutos trascurridos mientras bebe constante del licor lo cual le hace caer en cuenta que hay que trabajar después de pensar que pudo haber hecho algo más por su vida, nada mejora y cada vez es más dependiente del licor, pesimista no cree en lo positivo.
Se acaba la jornada laboral y rigoneiro vuelve a su casa tan ebrio que apenas es capaz de abrir la puerta de su casa. Queda dormido en el mueble de la sala, al rato se levanta vomitando sangre, se siente muy enfermo, su hígado está claudicando, se asusta por primera vez en muchos años así que no bebe licor y arriba al trabajo sobrio, se siente falto de energías, nervioso e inseguro, sus anclas de licor le estremecen pero mucho más cuando recuerda la sangre saliendo de su boca sin parar.
Rigoneiro tiene mucha pereza de barrer así que se hace una auto broma tronando sus dedos ordenando que la escoba barra sola lo cual lo deja boquiabierto; la escoba barre sola eficiente y muy rápida, no lo puede creer, quiere que la trepadora haga lo mismo pero no sucede nada, él termina trapeando los pasillos ya culminando la hora de salida, moralizado por no haber bebido lo cual todo fue un desafío.
Rigoneiro en su morada no pudo dormir ya que el licor es el escape para él de su realidad. En la rutina matutina vuelve atrabajar pero esta vez no aguanto y compró la botella de licor, llego temprano como siempre al trabajo entre su dilema infernal, si bebe o no bebe pero quiere que la escoba barra sola, en esta ocasión ya ebrio monta la escoba la cual sale disparada y termina estrellándose con los casilleros, rigoneiro ríe a carcajadas y se encuentra con la mirada del vigilante quien lo ve como es un completo loco, no le importa a rigoneiro quiere volver a volar en la escoba mágica, en esta ocasión va a las zonas verdes de la escuela, allí vuela tan rápido que no lo puede creer y termina entre unos arbustos, quiere llevarse la escoba para su casa pero sin darse cuenta ya está amaneciendo y no trapeó, otro sorbo de licor le da seguridad.
Ya llegan las vacaciones y en la escuela recortaron personal, entre ellos rigoneiro. Tiene que buscar trabajo de inmediato y va a vatios lugares sin encontrar vacantes sin dejar de pensar en la escoba mágica, sin duda ira a la escuela y la robará.
Rigoneiro sigiloso se adentró tarde de la noche en la escuela, va al cuarto de aseo y roba la escuela pero es descubierto por el vigilante que dio aviso a la policía, viéndose acorralado rigoneiro monta la escoba y escapa volando, aterriza en su morada cayendo en el techo que se rompe, su cama amortigua la caída, optimista ve el agujero en el techo hasta que comienza a llover, alguien toca la puerta, es un sujeto de aspecto temible y aclara que hace muchos, muchos milenios ha buscado la escoba mágica, sintiéndose intimidado rigoneiro dice que entregara la escoba sin problema pero termina escapando por la ventana y sin saber maniobrar bien es asechado por el extraño sujeto que se acerca cada vez más y rigoneiro termina estrellándose en un lago.
Rigoneiro es despertado por el vigilante de la escuela, está tan ebrio que no entiende nada, si fue un sueño o realidad. El vigilante reporta lo sucedido y rigoneiro debe presentar su renuncia para dejar su hoja de vida intacta.
Rigoneiro se marchó con resaca y cuando salía ve la escoba en el contenedor de basura y no duda en llevársela para su casa, intenta volar en ella pero no sucede nada, los vigilantes lo ven y se burlan del sin parar, rigoneiro les a remeda irónico mientras se marcha.
Rigoneiro desanimado lo único que le apetece es licor pero en realidad quiere cambiar, ya prácticamente lo ha perdido todo por borracho. Tarde de la noche tocan su puerta y tras la ventana ve el temible sujeto de sus sueños, curioso abre la puerta para saber quién es y qué es lo que en realidad quiere— la escoba no dudo en decirlo.
Rigoneiro para evitar problemas entrego esa simple escoba. El extraño sujeto se va y rigoneiro le sigue entre el bosque hasta el lago, el resplandor de la luna hace brillar el palo de la escoba descubriendo letras luminosas que se desprenden hacia el lago mostrando un mapa astral alucinante; lentamente se vuelve un portal para que arriben seres malvados, los conjuros del sujeto irradian tinieblas frías.
El corazón de rigoneiro le dice que debe actuar y corre hacia la escoba quitándola de sus manos, de inmediato escapa en la escoba mágica volando, el sujeto le sigue volando hasta arrojarle un poderoso rayo que le desequilibra y termina cayendo en los jardines de la escuela, el temible sujeto lo tiene entre sus manos y lo someterá por su insolente acto de valor y cuando le iba a ejecutar la escoba se volvió un torbellino apareciendo una mujer con cabello resplandeciente la cual aprisiona el sujeto entre un octaedro.
Rigoneiro quiere saber qué fu todo eso y la mujer le dice: que es un guardián de llave de portales.
Ella había sido atrapada por un vacío. Los vestigios mostraron que la llave estaba en peligro y se lo mostraron a rigoneiro, pero no lo quería ver, nunca se podría negar a su responsabilidad. La mujer desapareció y la escoba mágica de nuevo surgió, rigoneiro la llevo con sigo, sin mayor esfuerzo dejo de beber, vive oculto en una casa de campo, él es tan antiguo que no lo puede creer, un cuento difícil de entender.

J.c.n-27-11-2014

Texto agregado el 15-03-2015, y leído por 129 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]