La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El ladrón de montañas

 Imprimir  Recomendar
  [C:553366]

En las tierras del ensueño todo alucinante entre las monumentales montañas es, abrazadas están para nunca irse a separar.
Los gigantes en esa tierra pueden acariciar el cielo, en su caminar hacen la tierra temblar, sus cabellos son largos, fuertes y la tribu jal rodea un gran volcán, festejan los interminables días esplendorosos que cada vez más son candorosos, de pronto en una de tantas noches más largas de lo acostumbrado al despertar descubrieron que sus tierras eran nada más que llanuras ¿quién se atrevería a robar sus grandes montañas? Es el gran gigante liun batrius, con su barba roja, arribó de las estrellas y al parecer todo lo designa los rayos del sol, cada montaña robo sin dejar pistas de por donde se dirigió.
La reina de los gigantes dania se ve bastante sorprendida, imploro a sus mágicos dioses los cuales se manifestaron con un gran arco iris con escalones para que la reina pueda subir entre las nubes sin dudar; tanto subió que el paraíso de las estrellas encontró, descubrió que la inmensidad es cobijada entre el mismo ser y puede también ser ocultada al parecer.
Una estrella seis puntas guía a la reina para encontrar las montañas que no dejaban de estar abrazadas, descubrió a lo lejos de una galaxia mil montañas una tras de otra, entre esas montañas más reverdecidas que nunca está el gigante ladrón de montañas sollozando inconsolable, se percata de la presencia de la reina y se pone de pie con actitud desafiante, empuñando su espada la cual es una constelación con la que puede cantar una canción a las montañas con amor, el ladrón de montañas le dice a la reina: entre los maravillosos cielos me embarga lo desértico y árido en mí existir, todo eso me pone triste y tan sólo me siento que deseo adornar mi triste e infinito paraíso con hermosas montañas llenas de vida pero el ladrón sabe que las montañas allí no se pueden quedar, a su lugar original deben volver para que las nubes se vuelvan a posar pero el ladrón es el único que las puede regresar.
La reina le reclamó y con mucha decisión evoco al sol el cual más incandescente se volvió, el mundo de oscuridad del gigante se iluminó y cegado por lo negativo sus pupilas no le habían dejado descubrir lo que su gran alrededor está lleno de amor, de compañía que el ladrón por su odio no sentía; pidió perdón por ser un ladrón y todas las montañas regresó.
Ahora el paraíso del gigante que robo las montañas le dieron el sentido para poder percibir un lugar poderoso para no desfallecer, tan maravilloso puede ser que su lucha interna es constante para vivir y sus sueños despiertos redimir.
La reina volvió bajar a la tierra para ver de nuevo las montañas pero se sorprendió cuando entre versos recitados de cada montaña el paisaje más colorido que nunca lució.

J.c.n-6-4-2014

Texto agregado el 09-03-2015, y leído por 81 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]