La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El mago de sus cuentos en un cielo multicolor

 Imprimir  Recomendar
  [C:552030]

Cuentos vienen y van sin cesar para un cielo multicolor crear.
¿Quién lo iba a pensar? El mago salió de paseo al espacio exterior a la luna que es una buena estación ¡en el metro de Medellín puedes ir allí! Se aviva su magia al observar esa gema azul que gira y gira conquistando cada despierto corazón a su alrededor; planeta tierra, diosa que en su vientre se gesta la biblioteca viviente para muchas razas.
El mago se acuesta a meditar en medio de la luna llena para luego ver miles de letras volverse estrellas fugaces mientras el sistema solar fulgura energía suprema para alumbrar el sendero del amor y la conciencia. El mago sueña con glorificar su magia humilde para que sea resguardada por el cosmos, que siempre le cobije y le proteja, no de la muerte, de las enfermedades materiales que desvanecen la virtud y la mente que entre gusanos fenece.
Las nebulosas de mil colores lentamente fueron apareciendo, se acrecientan mientras las estrellas con su eterna energía irradian para el fenómeno cósmico convertir entre el manto oscuro por unos minutos un cielo multicolor tan colosal que la luna se pudo sonrojar. El mago se te le trasportó al planeta tierra para en la madrugada ver aquel fenómeno plasmar se en las nubes y que lo alucinante se vea más de cerca, embrujando las flores de loto que recitan versos entre el amanecer que debía renacer, el cielo multicolor quedó inmortalizado en el cielo para villa primaveral, una cuarta dimensión donde la a utopía existe.
Villa primaveral llena de colores donde el árbol de sabiduría habita, un guayacán tan alto que es difícil en el efecto acondicionado dejar ver su punto de vista porque ya fue manipulado. El mago se pasea entre dulces fresas, las saborea, escucha los cóndores de fuego volar y planear, los pájaros cantan, el olor a miel le hace antojar, toca cada árbol en su tronco de hojas tricolor, ve en cada árbol un triángulo tallado y tachado por una X; el guayacán sabio dice al mago: ¡todo son simples señales eléctricas en nuestro cerebro! toda la información que percibes de nuestro mundo exterior no es trasmitido por los cinco sentidos, las dimensiones consisten en lo que los ojos ven, lo que se escucha y lo que el olfato huele, el sabor y lo que se palpa con las manos ¡no debes despistar te! Estar siempre alerta y recordar el secreto detrás de la materia de cómo captamos la información de nuestra realidad, los cóndores, los versos recitados por las flores de loto, la luna, villa primaveral, las fresas son señales trasmitidas por las neuronas hacía el centro de la visión y el cerebro.
El mago de sus cuentos aprovecha la bendita experiencia de vida mientras los dígitos se mofan del por no saber dividirlos aunque son buenos amigos de mil misterios que por afortunados son resueltos. El sol irradia con su calor, el mago parpadea y busca una fresca sombra bajo las ramas del árbol sabio de guayacán el cual dice de nuevo: el cerebro está aislado de la luz, se encuentra en completa oscuridad, no le es posible al cerebro constatar la luz por sí mismo, así se vea el cielo multicolor el cerebro es oscuridad completa; el cerebro nunca relaciona con la fuente original de materia existente fuera de nosotros, con una copia eléctrica de la misma forma dentro de nuestro cerebro.
El mago de sus cuentos vuelve a cantar gracias al amor, los duendes siguen el ritmo bailando y aplaudiendo festejando y monedas de chocolate recolectando entre lo dulce de la caña, los duendes se encaminan más allá de las rocas impregnadas de la verdadera historia, pasan entre construcciones geométricas con el factor luz en sus diseños, intactas que son ancladas para construcción de portales dimensionales donde pueden encontrar los duendes al fauno, narrador de eternos cuentos bajo el cielo multicolor entre círculos de cosechas de trigo; dibujos misteriosos y alineados sincrónicamente con lugares de abundancia energética, aceleradores y heraldos, sagrada geometría y matemáticas donde los dígitos hacen dichosos sus alabanzas para los vestigios del conocimiento.
El mago detalla las montañas y sus distancias, su grandeza y majestuosidad pero sólo es una sensación de distancia, de espacio construido por el cerebro, las montañas son en realidad imágenes plasmadas en un punto del cerebro, la propia imagen de nuestro cuerpo es creada por el cerebro, un mundo de percepciones formadas en nuestro cerebro.
El mago de sus cuentos con correlatividad con el cosmos camina entre templos y estructuras megalíticas que acumulan energías en vórtices que son absorbidas por la magia del mago encontrando configuraciones específicas para encontrar la llave y atraer más energías estelares para intercambio de información, lugares emisores para expandir la realidad.
Las cerraduras del tiempo serán abiertas para avivar los bancos de memoria colectiva en medio de un cielo multicolor.
El mago vuelve escuchar el árbol sabio de guayacán: imaginar la materia existiendo fuera de la mente es un engaño o ilusión, sencillo auto engaño al creer que la percepción sin una causa material son reales. El ser metafísico es el ser que percibe, que usa el cerebros, lo ve, siente es el alma.
La existencia absoluta es el verdadero poder de la divinidad, en algún lugar debe estar ¿o está en todos lados? Sin purgatorios, incompetencias o mentiras.

J.c.n-30-1-2014

Texto agregado el 09-02-2015, y leído por 88 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]