La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / conversaciones...

 Imprimir  Recomendar
  [C:551406]

compré dos libros... uno de un autor francés y el otro de uno brasileño... entré en un café y me puse a leer uno de los libros... me agradó bastante... fui a buscar al autor en la web y lo encontré... era pequeño y de nariz afilada... sus ojos despiertos e inteligentes como una rata de alcantarilla... murió joven de meningitis con tifoidea... seguí leyendo su novela hasta pasada la media noche y luego, quedé dormido... soñé con el autor... usaba una gorra en forma de hongo y unos bigotes como antenas de cucaracha... y un bastón que hacía girar como si fuera una parte de él... me preguntó el porqué le leía... le dije que no lo sabía... eran miles de libros en la librería y lo escogí a él porque me hacía recordar a París... mi madre era puta, me dijo, y mi padre su chulo... y toda mujer que conocí era puta... y yo era el hombre mas sensible de la tierra... por ello, sufrí desde que abrí el corazón... te endiendo, le dije... me pasa mucho, es decir, me ocurre con frecuencia el no encontrar al ser amado... pero, en un tiempo uno se acostumbra a todo, como un ciego a su ceguera y un loco a su locura... cuando cierro los ojos busco la puerta de la vida interior... allí está escondido, bajo el frondoso bosque de los pensamientos y sentimientos e imágenes aún latentes, pero sigo esperando hasta que todo se apague y pueda acercarme a aquella cortina de nada, oscuridad brillante que suele estar perfumada por la paz... y siento que deseo ir allí, o estar siempre a su entorno, pero mi cuerpo busca un cuerpo a tocar y así unirse y procrear... el hombrecillo parecía escucharme con atención... su bastón dejó de moverse y tan solo percibía su respiración... seguía hablándole hasta que tuve ganas de seguir volando... le vi esfumarse en un oscuro cuarto de París... mientras mi alma seguía un sendero luminoso rodeado de infinita oscuridad hasta llegar a cruzar la luna de un cielo frondoso de imágenes y sonidos... luego, abrí los ojos... aún tenía el libro en la mano... y este aún latía como un pez fuera del agua...

Texto agregado el 24-01-2015, y leído por 105 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2015-01-26 01:31:57 Excelente, breve y claro de principio a fin; sugestivo, e intenso. Lo disfruté. Pato-Guacalas
2015-01-24 12:23:20 No se concibe la vida sin sueños. Enhorabuena pacurro
2015-01-24 07:14:56 Me recordó a la frase "La vida no es fácil, pero vale la pena vivirla" Saludos. la_sombra
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]