La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El hijo del viento

 Imprimir  Recomendar
  [C:551374]

Cuando todo el viento se lo llevó, todo sopló y se re descubrió.
El cielo se nublo, las nubes en un cúmulo inmenso tan energizado sus rayos no arrojó al suelo pero comienza a formar un tornado, el vórtice es descomunal y desciende recorriendo por un valle hasta que se queda inmóvil en un lugar sin dejar de girar, tan rápido como inició acabó y el cielo volvió y abrió para mostrar su azulado color en un horizonte que parece ser tan mágico como el espacio exterior que llena de magia cualquier cuerpo que desee vibrar.
Donde se desvaneció el tornado se ve una esfera líquida y alguien parece estar allí, un granjero que miraba su cultivo destruido vio esa esfera tan extraña que no dudo en ir a ese lugar pero la esfera revienta desplegando una onda que descubre un niño de siete años, el granjero no lo puede creer ya que no pudo con su esposa concebir un hijo da gracias al milagro de regalarle un hijo, no dudo en llevarlo ante su esposa y contarle hasta el último detalle.
El nombre del granjero valantay y el de su esposa tara, felices lo adoptaron con mucho cariño y después de unos días parece que el niño les haya acompañado toda la vida. El niño tiene dieciséis años, su nombre milagro ya que al pasar de los años descubrieron en el niño poderes divinos; puede manipular el viento a su antojo.
Milagro sueña con algo resplandeciente que le enceguece y no deja ver nada hasta que despierta. Algo sucedió antes de los tiempos de la creación, un grupo de dioses dejo enterrada la divina luz para siempre, cuatro elementos encerrados entre sentimientos en una pirámide de cristal de ocho lados, está llena de energía cósmica para curar el sufrido planea tierra que el sosiego de inconsciencia le hiere sin compasión, por ello hay tanto desastre natural.
Esa luz divina es buscada por otros dioses sin saber nadie con qué fin. Los granjeros decidieron cambiarle el nombre como el hijo del viento ya que milagro era tan difuso para su avanzado mundo, se le puede ver jugar con el viento, levanta sus padres por los aires y vuelve a bajarlos para hacerles reír, los granjeros temen que el ser que lo trajo vuelva por él.
El adolescente barre las hojas secas con un breve soplido pero el hijo del viento sabe que algo anda mal, la noche anterior soñó con claridad, lo que resplandece es el sol, cuando no le deja ver es cuando el sol colapsa. La luz divina fue creada por las mismas fuerzas galácticas para evitar semejante destrucción, sin la luz divina se acelera la destrucción del sistema solar.
El hijo del viento dice a sus padres que debe viajar más allá de los picos cubiertos de nieve, su padre le acompaño escéptico mientras su madre con un tibio beso le manifiesta que le espera. Tardaron dos días en llegar y cuando el hijo del viento iba a soplar la nieve de los picos su padre fue empujado y apresa al hijo del viento entre una espiral de colores, primera vez que siente miedo, si no muestra la ubicación de la luz divina su padre morirá, notifica el dios Barbaron.
El viento se pronunció lento y la espiral de luces se comenzó a debilitar, el dios Barbaron siente amenazado su poderío, el hijo del viento se liberó mientras fuertes tormentas bloquearon los movimientos del dios malvado y lo llevaron a los cielos donde el maestro de la sabiduría celestial le apresó.
Cuando todo parecía terminado apenas ha comenzado, el hermano de Barbaron sólo el mal desea y espera que entre hombres se devasten. El hijo del viento sopla descubriendo los picos que poco a poco el viento se lleva su arena hasta descubrir la pirámide de ocho lados y cuando el adolescente la tomaba en sus manos una centella bajo disparada del cielo, es el hermano de Barbaron que nada pudo hacer cuando la luz divina se liberó, el malvado se destruyó y en un chorro de luz a los cielos al sol apaciguó, el sistema solar a salvo ya estará.
La luz divina recorre cada ser para su presente fortalecer.
El hijo del viento volvió a casa con su padre, feliz su madre con un abrasó el amor concilió y por siempre fueron felices entre sus propósitos.

J.c.n-6-12-2013

Texto agregado el 23-01-2015, y leído por 79 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]