La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Don ogro

 Imprimir  Recomendar
  [C:550712]

En los oscuros pantanos donde alguna vez el amor habitó; devorado por escorias bestias enormes el alma tangible entre los sentimientos aniquiló.
Son los pantanos prohibidos del conocimiento donde miles de leyendas e historias aterradoras se han inventado para hacer temer el pantano a todos la profanos. Don ogro es un gigante con tres ojos, boca enorme y brazos fuertes, utiliza un garrote para defenderse ¿pero de quién? de otros gigantes qué quieran su pantano robar, don ogro con su garrote puede el piso golpear para todo hacer temblar.
Don ogro es muy gruñón, un cascarrabias completo qué asusta a unos personajes de madera qué deambulan por el pantano, tienen almas de niños qué sus vidas en sus mundos habían perdido. Los ángeles les llaman los niños de madera a los cuales les crecen hojas, sueltan semillas de luz en el pantano para el conocimiento acrecentar en medio de la oscuridad pero cuándo ven a don ogro arribar se echan a correr en medio de sus gritos qué crean ventarrones sin cesar, los corretea para echarlos de su desolado lugar.
Lo qué nadie sabe es qué tiene un huerto de dulces qué la lluvia siembra pero qué don ogro nunca recoge lo cuál le quitaría su amargura en su alma qué es herida tras cada rabieta, sólo le hace daño a él. Don ogro tenia pareja y en una noche hermosa y cuándo menos era pensada la maldad arrasó de la nada y su amada feneció y triste, desolado quedó; por ello odia todo su alrededor.
Los niños de madera les gusta molestarlo pero lo qué no sabían es qué don ogro sentimientos tenía, sus sollozos en las frías noches se sentían, su tristeza mirando el rostro de su amada qué fue plasmado en la luna desvelando le la melancolía a la luz de un tenue farol qué alumbra las interminables noches, ocultando el día qué mil sorpresas tenía.
Los niños de madera en una tarde opaca siguieron a don ogro, recolectaba flores de todos los colores lo cuál sorprendía y más todavía conocer el panteón donde la amada de don ogro reposa en paz de un mundo qué le ajustició, juzgó, discriminó y ninguna oportunidad le dio. Don ogro volvió a su pantano con sus típicos gruñidos qué espantaba a los pájaros sin cesar.
Los días y las noches trascurrieron y don ogro sentía qué algo le faltaba, los molestos niños de madera por ningún lado estaban ¡algo extraño pasaba! Intranquilo don ogro decido salir de su pantano ya qué las semillas le indicaron qué fueron atrapados por cazadores de fantasía qué con su falsa realidad quieren la madera de los niños para construir su propio destino y dejar vacíos los sueños de aquellos niños de madera. Don ogro no lo permitirá y con su garrote siete veces el suelo golpeó tan fuerte qué se resquebrajo después de qué tembló, las grietas a los cazadores de fantasía se trago y a los niños de madera al pantano del conocimiento los regreso; están felices después de qué estaban muy tristes, pero más alegres están cuándo el huerto de los dulces les mostró, los dulces abundan por montón.
Lo gruñón de don ogro se escucha tras cada respiro cuándo las travesuras de los niños de madera le alborotan.

J.c.n-25-1-2014

Texto agregado el 07-01-2015, y leído por 76 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2015-01-07 16:12:10 Me gustó tu cuento. Sugiero pulir algunos detalles de forma.. Un abrazo, Sheisan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]