La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Ella

 Imprimir  Recomendar
  [C:549768]

Los sueños con ella se respiran y la ansiedad de la pasión arribará.
Ella semeja el ignoto amor qué desvanece la tenue sombra del vacío interior, las palabras de un poeta la nombran mientras los pensamientos son latentes en las noches, los días ya qué la lontananza de los malos recuerdos a terminado, el vacío de la historia mal habida trunca por fin fue deshecho, las frases tiernas sin reproches en el tiempo arde por la pasión de ella qué arraiga raíces de amor qué no se escudan en una ilusión, las miradas de ella desnudan, el navío qué yacía perdido anclado; piel caliente, palpada a cada instante descubriendo la miel de su piel qué la lengua lívida descifrable descubre tras cada tramo en busca de la complaciente música qué enrojece, sus curvas contemplan las aventureras manos en el cuerpo extenso queriéndose posar el poeta entre sus piernas, color rosa naciente, incipiente rojo excitado, ligeros entre suaves palabras de aliento, el sudor es lluvia sobres sus cuerpos extensos, sus frecuencias se vierten fuerte, el campo magnético de los cuerpos se acrecienta mientras manos aferran la cintura qué no quiere escapar, viene y va encendiendo las luces en su interior, sus bellos magnetizan la claridad del mundo del tacto entre el glorioso palpitar qué brillan tangible entre las estrellas hace soñar, beso tras beso su luz se fusiona entre los astros qué suplican otras mil caricias cristalinas en medio de los gemidos en secreto murmurando al oído enlazados, luz creciente, conciencia trasparente y humilde qué se respira entre sus sabanas de seda, bañados por sus miradas silenciosas no ignoran la dicha, la calma y el calor de una piel qué ama, qué aclaman el escudo de su fervorosa esperanza, yacía perdida, de nuevo anclado la vida entre sangre, amor, latido y existencia qué la hermosa luna blanca sonrojo, risueños en la plenitud lo fúnebre del frío fue calentado por el furor candente del interior qué es un sol, liberación en medio del temblor íntimo, humedad lasciva, versos rebosantes, densos para un nuevo comienzo.
Ella hace el alma en infinitas risas sublevar el existir ni sus sombras se desean separar en su intimidad batiente, esa senda por la qué se quieren encaminarse, son un centurión qué la vos alcanza en su corazón con la espada apasionada qué con el destello en la luna reflejará la luz de su verdadero amor.
El chillido de la noche puede arribar pero la espada el miedo puede arrasar mientras su mutua luz proyectada al poeta la sombra de ella vuelve a descubrir entre nuevos rayos del sol en la mañana candorosa qué los besos finos de ella buscan juntarse para no tener sed.
Elle con su quietud la luz desvanece, los dedos del poeta rosan estremeciendo, crepitan de nuevo entre los brazos y el jubilo sereno volverá a sentir el sol en su interior qué nunca hará padecer. Amantes qué no sufren, cuerpos qué existen, almas qué vibran con ganas inmensas, luz qué forja un nuevo universo entre el corazón, son uno solo al mismo tiempo.

J.c.n-16-2-2014

Texto agregado el 10-12-2014, y leído por 113 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]