La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Mil poemas de amor

 Imprimir  Recomendar
  [C:549766]

Cuando un poeta a sido inspirado por el sol mil poemas emana desde su sublime corazón.
El poeta de antaño a surgido desde la densa niebla para confabular sentimientos subliminales con el sol. El arpa se escucha entonar en el bosque donde aquella tierra gira sin cesar para qué la lluvia caiga y en aquellas gotas atrapar pensamientos fluidos para qué sean testigos de la prodigiosa alegría qué escucha la melodía desencadenada del corazón, haciendo renacer la inspiración sin un fin para qué lo oprimido del tibio abrigo entre brazos solitarios, abiertos al cielo evoque la luz del interior.
El poeta camina suave en el bosque místico donde se fulgura divinos cantos, el amor nunca huyó, la pena nunca le embargo y aunque se lloró fueron lágrimas de alegría qué el fondo pasado del amor surgió como la verdad esperanzadora de bienvenida sin despedidas. La imagen de la perfección es la propia semejanza para mil poemas con humildad forjar en el alma con la luz serena qué en la mayoría escasea, dormidos son el fallo de su propia creación qué no les dejan ver el sol; la luz irradia desde el alma para qué ojos incrédulos, apostado res de la decepción, alimentados de la mentira juran amarse pero lo errante de sus engaños serán congelados, el amor les derretirá mientras mil poemas incesantes vislumbrara en cada oscura esquina, pero sin embargo la tristeza con sus pliegues desea resquebrajar el buen sentimiento, sorprendiendo es resuelto cuando el noble poema de amor desnuda el alma y rompe las cadenas de la tristeza con la misteriosa luz qué en todas partes has buscado, pero con el insolente ego nunca buscaste adentro, si no entiendes es por que todavía continuas buscando en basureros.
Las flores cobran vida en el crepúsculo qué anuncia la llegada de la esperada primavera para el día siguiente continuar alimentando el amor qué cambia tú interior, ya no morirás de frío, nada tendrás qué inventar por que ya enamorado estás con la vitalidad del tiempo. El poeta lleva una espada en su cinturón, un caballo relincha acercándose curioso al poeta, el viento refresca de armonía y retiene las palabras qué no se las lleva el viento por que fueron forjada por ellos, el alivio del amor es fuerte haciendo palpitar el corazón tan fuerte qué con otras frecuencias se conectó para aliarse con los chakras del planeta tierra para de una vez por todas silenciar el temor.
El amor altivo es la gracia de la vida qué hechiza el espíritu con el tacto cautivo qué libero los seres ausentes de amor qué se les hace una invitación desde más allá de lo qué puede imaginar sin mirar atrás entre historias de locos. Mil poemas qué no dejan desfallecer, la pluma ilumina sus palabras con los rayos del sol para glorificar el fondo de los actos positivos qué en nuestros signos se encuentra la cordialidad de los gestos.
El silencio y las letras pausadas a través de los segundos aclamados qué desde su lecho son irradiados, lo súbito a la mentira el conteo regresivo le ha abrazado. Desde el cielo mil colores se forjo, de nuevo comenzará a llover letras para el bosque enaltecer dentro del poeta, de ti sintiendo como nunca en un mundo especial qué por tú ser eternamente esperaría, de emoción por primera vez vibra ría tú corazón.
Mil poemas de amor qué no podrán terminar aunque asesinen el caparazón.

j.c.n-18-2-2014

Texto agregado el 10-12-2014, y leído por 79 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]