La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Adivina adivinador

 Imprimir  Recomendar
  [C:549514]

Adivina adivinador, se descubre la respuesta qué si es concreta la magia arribara a tú corazón.
Es un mago de sus cuentos el cual le gusta subir al cielo de noche o de día, las estrellas son sus amigas qué le guían sin medida. Todos los mundos son maravillosos si la magia no se deja extraviar por que de ninguna manera los sentimientos no se deben dejar perder, el templo del corazón los protege sin condición.
Una noche mágica después de qué una princesita hermosa de nombre isabella visito al mago de sus cuentos entre profusos sueños, hechizo volviéndole la vida tan enaltecida de alegría qué su corazón tan fuerte vibró qué el sol esa tarde sonrió manifestando más rayos de sol ¿quién lo iba a creer? La princesita isabella y el mago fueron invitados por el gran macrocosmo el cual se manifestó abrazando el planeta tierra, poso su barba blanca entre las montañas de Antioquia, río con un fabuloso destello qué los arreboles resplandeció haciendo dibujos de corazón entre bambucos qué el viento entonó.
El mago y la princesita se tomaron de las manos y comenzaron a volar al espacio exterior; volaron entre el sistema solar y adivina adivinador apareció, es una luz la cual dice: sus mareas hacen naufragar a cualquier navío cósmico, sus ondas electromagnéticas pueden ser su vos ya qué se apaga y se enciende a la vez.
La princesita isabella pensó después de qué sintió en su interior y respondió: ¡Es el hermoso sol!
El mago abrazo a la princesita animándola con mucha alegría cuando de de pronto adivina adivinador volvió y se pronunció: entre el inmenso manto oscuro ella baila con su luciente vestido de novia entre muchos pretendientes bastante diferentes.
La princesita isabella observó y respondió: es la luna, la cual les canto una tierna canción con mucha felicidad, mucho más resplandeció para qué el mago y la princesita volaran un poco mas lejos del sistema solar.
Entre la inmensidad cuando de pronto adivina adivinador volvió con su vos: entre el inmenso espacio cómo magia se puede manifestar, su concentración en el cosmos la cual abriga el polvo y los gases de diversa densidad ¡cuento hasta siete o si no el paseo tendrá qué terminar y de nuevo a la tierra se tendrán qué encaminar!
El mago respondió: es la materia estelar cuando ya el siete se veía arribar.
Esto el poder de la magia enalteció y su corazón enterneció para continuar viajando entre el espacio de miles de universos. Adivina adivinador: el inmenso cielo es un gran escritor y con su pluma irrumpe entre la imaginación, así cómo aparece desaparece con tal velocidad qué al escribir sólo una estela dejo.
La princesita no tardo y se pronunció: es el meteorito qué aveces cuentos relata cuando pasa por cada dimensión qué siente el tacto en el ser para los niños sueños con imaginación proveer.
La princesita y el mago continuaron viajando ya tan lejos qué a muchos les podría dar miedo, pararon para todo observar y adivina adivinador volvió: encanta a los ojos con su luminosidad, hechizan de magia en la noche y con sus destellos hacen mil deseos evocar.
La princesita isabella tomo de la mano al mago y a la misma vez dijeron qué son las estrellas de las cuales siete podrían escoger para a su morada poderlas llevar.
Viajan, viajan más lejos y vuelve adivina adivinador: ella es una inmensidad, baila recorriendo el espacio encontrar de las agujas del reloj y coquetea entre multiversos con sus brazos abiertos, girando y girando todo va enamorando.
Es la galaxia respondió el mago queriendo soñar para el planeta tierra enamorar.
El mago y la princesita continuaron en su infinito viaje para qué adivina adivinador se vuelva su vos escuchar: parece un atleta imparable pero cuando lleva a la meta cualquier cinta puede destruir.
La princesita respondió con respeto qué es el señor cometa. Muy contentos pasean entre hermosas estrellas, hasta saltan de una en una cambiando de color cuando de repente adivina adivinador les al canso: el maestro marionetero del macrocosmos trae entre sus manos mil colores qué desean enamorar mil corazones al azar para entre el amor el temor eliminar.
Difícil de concretar para la respuesta acertada pronunciar y luego la princesita dijo sin dudar: es la magistral nebulosa.
El mago y la princesita a la misma vez volvieron a sonreír para qué adivina adivinador volviera a decir: cuando ríe produce un brillo extraordinario mientras chorros a lado y lado salen disparados, era un viejo sol y su expresión es el máximo sentido de la gran energía qué inunda el espacio, el tiempo y el acero forjado en el universo.
Es una supernova respondió el mago mientras se deleita con el gran poder qué ha de emerger. Con la genialidad de los universos adivina adivinador reapareció: destellan tés, refracción de amor, radiantes y desde el planeta tierra se puede avistar, se pueden multiplicar por tres ¿qué podría ser? Ya qué se toma de las manos al parecer.
Todo se puede saber y aprender por ello un hada qué de la nada apareció les enseño qué es el cinturón de Orión.
El mago y la princesita anonadados por todo el tiempo qué a pasado se sienten maravillados, muy felices para qué adivina adivinador vuelva a escucharse en está ocasión con una canción: es un sendero tan inmenso qué necesitas verlo con imaginación ya qué la ilusoria realidad no te dejara observar, lleno de energía infinita es un gran templó para muchos universos.
La princesita respondió es la vía láctea señor.
Muy bien por aprender pero de nuevo adivina adivinador cantó: es tan glotón qué todo devora sin condición con una fuerza superior qué sin fondo danza sin límites o medidas.
El mago gritó abriendo las manos a la inmensidad: es el agujero negro qué puede surgir de lo incierto.
Muy bien, muy bien dijo la vos de adivina adivinador qué no se marcho sin poner su última condición para volver donde debe ser: ella es tan coqueta qué pretendientes atrae, única en aquel lugar y formidable, habitable, de vestido azul, el sol cada día o de noche le lleva poesía en mareas en forma de corazón.
Es el planeta tierra dijo la princesita y en el valle de fe de cuentos aparecieron. El mago marcho enamorado por una flor, la princesita le vio, sonrió y se despidió.

J.c.n-8-2-2014

Texto agregado el 01-12-2014, y leído por 194 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]