La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La casa del lago

 Imprimir  Recomendar
  [C:549111]

Los misterios no se han descubierto, antes han vuelto y resolverlos será todo un reto.
La casa del lago es espectacular, el lago tiene una forma extraña y única de un rombo, hay una canoa qué está atada a un muelle. A unos trecientos metros colina arriba se encuentra la casa, tiene dos pisos y de madera, tiene cocina, baño, habitaciones, sala, comedor el cual tiene una vista genial al lago, al lado de la casa hay un molino de agua el cual nunca para generando electricidad, la casa está rodeada por hermosas orquídeas qué se mecen constante por el viento.
El molino de agua está rodeado por rocas pintadas de color blanco y la fuente donde cae el agua del molino está hacho de una roca cristalina. Una camioneta cuatro por cuatro se ve arribar, son los dueños de la casa: yabilions es un hombre de treinta y nueve años felizmente casado con solenia de treinta y cinco años, cabello castaño, piel blanca, media estatura, dedicada y bastante amorosa, está en embarazo y con ellos vive la hermana de solenia, yavia quien tiene veinte años, cabello largo, ojos azules, tierna y muy soñadora pero sufre de sonambulismo, está en tratamiento y viene de uno de ellos.
Yabilions tiene un trabajo en el pueblo precisamente en la alcaldía, demora treinta minutos yendo y treinta volviendo, disfruta de todo y está a gusto en la casa del lago al igual qué su familia que por primera vez la ven. Yabilions demoro un año reconstruyéndola.
Son las diez de la mañana, el canto de los pájaros es espectacular, las matices hacen mil sueños evocar, todos se sienten de maravilla frescos y con muchas ganas de vivir en familia. Terminan de mudarse y descansan sentados en el pasto observando el lago hasta el medio día, luego entre todos preparan el almuerzo el cual tardo más de dos horas aún qué se fueron rápido, sentados en la mesa con vista al lago crean tertulia mientras todo afuera es movido por el viento fresco, la variedad de la comida la acompañan con buen vino; después de terminar el almuerzo entre todos lavan los trastes para luego unidos ver el atardecer crepuscular, al llegar la noche la luna se refleja en el lago hasta qué el cielo estrellado les hace salir de la casa con una manta para es tenderla en la grama y acostarse boca arriba y ver las estrellas fascinados cuando las estrellas fugaces sorprendieron, yabilions y solenia se abrazan y concilian un beso, yavia observa sonriendo hasta qué las nubes nublaron el hermoso horizonte así qué decidieron entrar a la casa para dormir ya qué mañana domingo esperan unos amigos y disfrutar un buen día de campo.
Todos en pijama apagaron las luces y se dispusieron a dormir, la mañana llego rápido, descansados están muy amañados y yabilions irá al pueblo para comprar más carne ya qué los invitados llegaran después de la una de la tarde.
Los amigos comenzaron a llegar antes de lo planeado así qué se apuran. Son compañeros de trabajo, familia la cual está feliz de estar allí.
La tarde es fenomenal, esplendorosa, los amagos de lluvia desaparecieron y la tertulia es bastante amena y las risas expresadas desfogan libertad, amor fraternal pero cómo el tiempo no se detiene el día domingo empezó a culminar y los invitados comenzaron a irse para el lunes trabajar, la familia de solenia tiene qué ir rápido al aeropuerto para qué no les valla a dejar el vuelo.
Yabilions y solenia organizan el desorden mientras la noche abriga, la media luna picara coquetea con el lago mientras yavia observa atentamente tras la ventana de su cuarto, de repente siente un viento y ella busca de donde proviene si todo está cerrado, suspira y más bien se acuesta a dormir. Tarde de la noche la cortina se ondea por el viento qué se adentra por la ventana abierta, yavia se levanta y piensa detenidamente y no recuerda haber dejado la ventana abierta, la cierra y sintiendo sed baja a la cocina, abre la nevera y sirve jugo, mientras bebe ve por la ventana y ve un vestido blanco qué luego se perdió de vista entre el bosque, el correr del molino de agua le llama la atención y vuelve a observar al bosque.
Yavia sale de la casa y sintió el frío de la noche venteando tan fuerte qué le hace cruzar de brazos y camino rumbo al molino de agua, camina por donde vio lo qué parecía el vestido de una mujer, la chica está nerviosa y camina un poco más lento, busca el árbol donde perdió de vista el vestido y lo rodea, camina unos pasos más al bosque cuando de pronto su pie izquierdo tropieza en algo, yavia mira y descubre un libro, lo toma con sus manos y lo abre; está muy oscuro para leerlo pero parece ser una novela, solenia le llama para qué se entre ya qué se puede resfriar, comienza a llover y la chica corre a la casa para resguardarse y comenzar a leer el libro qué la tiene bastante curiosa.
Cansado yabilions da un beso a su mujer de buenas noches y duermen mientras yavia no dio espera para comenzar a leer el libro, observa detalladamente ilustraciones de personajes con ropas antiguas, candelabros, molinos, cultivos, una casa parecida a la del lago y el lago hasta qué queda dormida yavia y el libro en su pecho.
El día renació y el despertador a yabilions le anuncia la hora de trabajar qué sin perder tiempo besa el vientre de su amada y se marcha, se encuentra ansioso ya qué sale de vacaciones el viernes. Solenia llama a yavia para qué desayune la cual despierta buscando el libro, está en el piso ya qué se cayó cuando se volteo en la noche, lo pone con cuidado en su mesa de noche para bajar a desayunar sintiendo bastan agonía de hambre, es bastante exagerada.
Solenia y yavia desayunan cuando de pronto solenia le dan cólicos y no duda su hermana en llevarla al auto e ir al hospital, en medio del camino llamaron a yabilions qué nervioso sólo gaguea; acompañado por un amigo por que yabilions no se siente capacitado para manejar van al hospital.
Solenia fue atendida y todo fue una falsa alarma así qué volvieron a la casa. Al atardecer llego yabilions cansado, dialogaron gran parte de la noche y quedaron dormidos hasta qué el ruido del molino de agua despierta abruptamente a yabilions, se pone de pie y se dirige a la ventana y ve la canoa en medio del lago pero lo qué más le sorprende es qué hay tres personas allí, una niña y una dama muy elegante con sombrilla, llevan ropas de los años treinta y un sujeto maniobra los remos y no deja ver su rostro con su sombrero. Intrigado yabilions decide bajar rápido y abre la puerta de la casa y ya sólo ve la canoa vacía y a la deriva, observa hacia los lados y no ve nada, se encamina al muelle sin poder creer lo qué vio, piensa qué es su mente jugándole una mala pasada, observa el lago y sin más se arroja al agua y nada, se detiene para ver donde está la canoa la cual se aleja, el hombre nada más rápido sintiéndose agotado, la canoa sigue a la misma distancia.
El viento está soplando más fuerte y solenia se percata de qué no está su hombre así qué mira por la ventana, boquiabierta no lo puede creer qué yabilions este nadando a está hora, se enfoca en el muelle muy preocupada por que su marido se ve cansado así qué baja rápido y llega al muelle y yabilions se unde, pasan muchos segundos sin qué el hombre salga a la superficie, en el fondo cansado se siente perdido, le falta el aire y estira sus manos desesperado y llevada la canoa por el viento logra yabilions aferrarse de la canoa y sale del agua impulsado, sintió qué algo le empujo de sus pies con fuerza y callo dentro de la canoa. El susto fue tremendo, agitado levanta su cabeza y divisa a su esposa, reposa media hora para recuperar sus fuerzas para remar hasta el muelle, solenia le recibe con sus manos abiertas, los gritos hacen salir a yavia con el libro bajo del brazo.
Yabilions es llevado a la casa bastante exhausto y queda dormido profundamente, solenia le prepara un café pero siente un chirrido proveniente de la puerta de la entrada la cual se abre lento, observa el ante jardín y las flores no se mueven, no hay rastros del viento, ella cierra la puerta y se dirige de nuevo a la cocina pero al dar la espalda de nuevo la puerta comienza abrirse, se espanta la chica y sus bellos se erizan, cierra la puerta de nuevo y le pone seguro, terminando de preparar el café no puede dejar de mirar la puerta qué permanece cerrada.
Temprano en la mañana solenia siente mucho frío y se levanta en medio del canto de los pájaros, encuentra una nota a su lado, un sutil poema de amor de yabilions qué dejo antes de ir a trabajar. Solenia baja y ve la puerta bien abierta, vuelve a cerrarla y va al cuarto de su hermana la cual está profundamente dormida, tiene el libro en la mesa de noche y su lampara encendida, apaga la lampara y se dirige a su cuarto y con mucho sueño vuelve a quedar dormida.
Los días trascurrieron y por fin llegaron las vacaciones para yabilions. El sábado en la mañana se besan iniciando un nuevo día y bajan a preparan huevos revueltos para desayunar cuando de pronto se escuchan unos gritos desesperados de una niña, yabilions reconoce la niña de aquella madrugada, la canoa se tambalea y la niña cae, yabilions corre al lago mientras su mujer llama a emergencias, el hombre se arroja al agua tan cristalina cómo nunca se había visto, nada tan rápido cómo puede y viéndose cerca de la canoa se sumerge, ve la niña de espaldas, las estrellas bordadas en su ropa brillan con los rayos del sol, la hala de su vestido hasta la superficie y sube la niña a la canoa, luego sube yabilions y lo qué descubre es un caparazón de huesos con un trozo de cuerda, él se aterroriza y rompe en llanto, la sintió pesada, tal vez una visión psicodélica. Yabilions rema hasta la orilla cuando la ambulancia llegaba, yavia salio llorando por que soñó qué yabilions se ahogaba, lo qué ve yavia le asusta, hay una ilustración igual en el libro: una canoa con un caparazón de huesos y las hojas siguientes del libro están en blanco, la chica suelta el libro y se adentra en la casa, yabilions lo toma y observa pero lentamente va apareciendo la escritura con más ilustraciones de una niña feliz evocando canciones con su vestido bordado de estrellas, la luna reflejada en el lago, una dama elegante con sombrilla, una niña y un hombre qué rema en el lago, una puerta abierta, una chica qué descubre un libro entre las raíces de un árbol, una ventana abierta y un hombre ahogándose, se ve allí la casa del lago y el molino de agua y continúan unas páginas en blanco, ya entiende yabilions; a medida qué leía yavia todo sucedía pero no encuentra respuesta de las páginas en blanco.
El para médico dijo: la leyenda cuenta de qué la niña miria era muy intelectual, tenia diez años en mil novecientos treinta y comenzó a escribir un extraordinario libro qué al ser leído por su tío y tía le juzgaron cómo una bruja, alguien qué escriba está poseído y más una niña de diez años, le invitaron al lago a ver las estrellas y luego le arrojaron al lago con unas piedras amarradas con cuerdas a los pies, los tíos dijeron a la gente qué la niña se había escapado de la casa, buscaron el libro por cielo y tierra para quemarlo y no lo encontraron, el fantasma de la niña no les dejo vivir en paz y terminaron suicidándose.Dice qué el alma de la niña pena por su libro pero son sólo leyendas.
¡Claro! Pensó yabilions, yavia debe terminar el libro para qué la niña descanse en paz y ella le dio un buen final, todo volvió a la tranquilidad, una nueva bebe nació y le pusieron por nombre miria. La casa del lago es un paraíso sin igual tan florecido y el lago tan cristalino el cual destella con los rayos del sol, se puede ver su fondo y en las noches estrelladas en el se pueden leer cuentos.

J.c.n-28-12-2013

Texto agregado el 17-11-2014, y leído por 303 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]