La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Las maravillas del otro lado

 Imprimir  Recomendar
  [C:547065]

Lo qué puedes ver suele ser tan grande, no se imaginaria más allá del cielo las maravillas geniales qué habría.
El nombre del misterioso sujeto es cerebro el cual ya está muy despierto, su hambre de conocimiento lo lleva a sobrepasar fronteras qué lo llevan a las maravillas del otro lado de nuestro mundo a evocar. Cerebro se alisto para hacer un viaje sensacional para documentar lo qué su cerebro anhela ver, palpar, invoco su introspección y voló hacia el cielo sobrepasando la atmósfera, allí su hermosa y reluciente esfera azul admiró, lloró ya qué le abriga el infinito manto oscuro; como un cosmonauta cerebro fue a la luna para contemplar la magia de su cuna, su planeta tierra el cual refleja al cosmos cuando recibe la energía del sol.
Luna nueva, magia poderosa qué todo lo complementa con sus órbitas elípticas, cerebro observo hacia atrás y vio numerosos cráteres y cordilleras circulares con diámetros espectaculares, de repente se avista fuego; muchos meteoritos de todos los tamaños adornando el espacio.
Cerebro se encamino al cráter lunar Copérnico; cuarenta y cinco kilómetros de altura y doscientos cuarenta de distancia, tuvo qué hacer magia para poder observarlo. La escasa fuerza de atracción le hace desvariar pero cerebro se tuvo que marchar de allí, ya sin una atmósfera se vería expuesto a los rayos del sol el cual irradiaría de golpe, la temperatura del suelo de la luna se eleva por el punto de ebullición del agua, es bastante inhospitalario del cual fascinado tenia qué marchar ya qué el clima tiende sin previo aviso a cambiar.
Enjambres de crepúsculos cósmicos aparecen, explosión de planetoides excepcional mientras las huellas luminosas se extinguen al pasar de la estrella fugaz, los cuerpos celestes no cesan de dejar verse. Cerebro continuó viajando por el sistema solar y arribó en Neptuno mientras un cometa el manto oscuro surco su núcleo sólido qué tiene un diámetro de diez a cien kilómetros, está hecho de una agregación suelta de meteoritos y partículas de hielo, su núcleo con una cubierta gaseosa cien mil kilómetros de diámetro qué se origina al evaporarse las partículas de hielo por influencia del calor solar y aunque carece de luz propia los esplendorosos rayos del sol provocan su luminosidad. El espacio exterior es una genialidad; el viento solar aparta la porción de niebla gaseosa qué envuelve el cometa y forma con ella las características “cola” qué señala consecuentemente la dirección opuesta del sol, la cola puede llegar hacer inimaginable y se extiende en más de la mitad de lo qué tus ojos pueden observar.
Se observa el sol a lo lejos el cual dijo claro después de una marea de fuego qué pierde una masa de 4,2 millones de toneladas, una súper planta nuclear, esa esfera incandescente gaseosa dos tercios de hidrógeno y una cuarta parte de helio correspondiendo lo demás a elementos más pesados y como un hermoso cuento hidrógeno y helio liberados con un inmensa energía es alegría de grata vida.
Cerebro viajo un poco más lejos hasta encontrar la figura de la vía láctea con infinitos números de lejanas estrellas con su estupenda forma nebulosa en espiral, con varios brazos a cien mil años luz, cerebro visualiza su sistema solar a treinta y dos mil años luz del centro de nuestra galaxia qué la envuelve una estructura esferoidal, majestuosa eternidad, mágica vía láctea qué aclama el corazón de cerebro humildemente por su gran y poderosa magia para su grato corazón.
Misterios qué pueden ser espeluznantes pero excepcionales con estrellas novas y súper novas con interiores a base de procesos atómicos, estallido de soles envejecidos qué han agotado sus reservas de energía atómica, magnitudes inalterables con su proceso evolutivo con cambios de materia y energía.
Cerebro continuo viajando para avistar remotos universos, tan emocionado está qué auroras sus lóbulos crearon sin cesar, no tardo mucho en regresar a su planeta tierra donde sabe qué debe estar con un reportaje mágico de las maravillas del otro lado.

j.c.n-24-12-2013

Texto agregado el 12-09-2014, y leído por 117 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]