La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zumm / La venganza vengativa

 Imprimir  Recomendar
  [C:546329]

La venganza vengativa

Tengo que contarles algo que ocurrió anoche. Había decidido viajar a Colombia a traerle la herencia a don Mohamed. Soy un hombre muy activo y no puedo estar sin trabajar y menos aún, sin plata.
Mohamed me pidió que nos juntáramos a tomar algo en La Biela, así arreglábamos lo del viaje, la garantía y la comisión que yo cobraría.
En realidad no me siento cómodo en ese lugar y decidí que ultimaríamos los detalles del viaje en mi terreno. Entonces lo cité en “El Limbo” que es un piringundín que yo conozco muy bién y que preparan unos sánguches de mortadela de la gran flauta. Queda a media cuadra del parque Lezama y por ahí tengo muchas amistades.
Quedamos en juntarnos a las ocho y media de la tarde y como siempre yo arribé con una hora de antelación. ¡Qué vachaché! Es mi costumbre.
Me senté en una mesa con algunas de mis amigas que frecuentan el lugar y que estaban festejando el estreno de la nueva dentadura de Milonguita. La pobre se había quedado sólo con dos dientes y no podía comer choclos que le gustan mucho. Ella nos contaba que se había caído estando un poco alegre con los efluvios del moscato, pero las malas lenguas nos aseguraban que eran las palizas que le daba el dorima. Como sea, el asunto es que conoció a un dentista quien le hizo una dentadura nueva, que le abonaría de a poco, pero sin dinero, solo haciéndole un poco de limpieza todos los días en el consultorio. Y hoy al mediodía se la entregó. Estaba como loca de contenta y ahora estaba festejando con sus amigas Varias de ellas la miraban con envidia. A la mayoría de ellas les faltan algunos incisivos, a otra los caninos y algunas están flojas de premolares, etc. También estaba Susanita, que en un tiempo me hizo suspirar y que ahora se llama Margot. Cuando me acuerdo de esos tiempos me sube la presión de la bronca. No me crecieron cuernos porque tenía mala asimilación del Calcio. Y ahora no me explico que le veía a este triste esqueleto que me hizo sufrir tanto.
Milonguita se me acercó exultante y me dijo medio al oído y medio a los gritos:
—Edycito. Llevame a la cama que no te cobro nada esta vez.. siempre que tengas plata para el telo…

Me cachendié!!! Le expliqué que esperaba a un amigo por un negocio y que no podía ser, a pesar de lo mucho que me gustaba su nuevo “comedor”.
Me comí dos sánguches de mortadela, tres porciones de pizza con tres de fainá y me tomé un troli de moscato. Y Mohamed no apareció.
A las tres de la matina me fui a dormir a mi pensión y la dulce Karolina (Sí, con K) tuvo la deferencia de acompañarme. Menos mal que me acompañó, porque eran como las siete y todavía estábamos retozando cuando llegó la policía.
Habían encontrado muerto en el Parque Lezama a Don Mohamed, al buen Don Mohamed (q.e.p.d.)

Cont.

Texto agregado el 25-08-2014, y leído por 237 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
2014-09-05 13:46:48 buenisimo! te seguiré ésto no puede quedar aquí! divinaluna
2014-08-30 01:05:30 ¿Ha fallecido el bueno de Don Mohamed? Damayanti
2014-08-27 18:34:53 Nooooooo, en que lío se está metiendo este hombre! Carmen-Valdes
2014-08-26 12:01:45 Estupendo, no tardes en dejarte ver. justine
2014-08-26 10:05:38 matar a un personaje como don Mohamed cuando otros cuenteros podrían hacer negocios con él esto se esta poniendo lindo********** yosoyasi2
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]