La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / franexpulsado / Reflexiones de un antiheroe (sexta parte)

 Imprimir  Recomendar
  [C:546280]

No alcanzan las palabras para expresar los dolores exuberantes, hay ciertos tipos de dolencias que nos enmudecen antes de atravesar la garganta, hay que aprender a cargar con aquellas lágrimas que fluyen hacia dentro.

El correr de los años no nos asegura no volver a cometer aquellas faltas pasadas, es mejor no considerarlas errores y recordar que mal o bien, también gracias a ellas somos lo que somos el día de hoy.

La manzana podrida solo pudre a quien se deja pudrir.

Es muy acertada la frase “de nadie estamos más lejos que de nosotros mismos” ya que innumerables veces nos convertimos en un mar de contradicción. Existen esos momentos en los que reflexionamos sobre ciertos pensamientos y ciertas actitudes que no quisiéramos haber tenido, momentos en que nos enfrentamos cara a cara ante un tema, cuya opinión nos resulta imposible de dar, o en todo caso, llegar a ella nos exige un esfuerzo sobre humano. Podría decir que tengo en claro muchísimos aspectos de mi personalidad, puedo hasta aventurarme a decir que me conozco, siempre y cuando, por hecho de que en esencia somos un misterioso abismo.

Parece broma, pero hace tiempo ya que considero limitarme al contacto tan solo animal, y no verme más rodeado de personas, sin duda hay seres humanos geniales, pero no superan mi aversión hacia la mayoría, digamos, hacia los seres humanos despreciables. Viene muy bien al caso aquella frase de Nietzsche “Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos”

Todo nos consume, la ociosidad, el trabajo, el amor y la amistad, la familia, los pensamientos, los proyectos y las pasiones. Pensándolo bien, debería corregirme y no generalizar, mejor remplazar el “nos” por el “me”.

Yo no sé si te extraño, y si así fuese, no sé cuánto te extraño, Pero te sueño, y eso habla por sí solo

Almas nobles que la pobreza ensancha su nobleza.

Tan solo quiero una botella de vino aguardándome por las noches y una guitarra reposando en la pared, un techo y un corazón noble, entre otras cosas llegar a fin de mes, tan solo eso, con un gato y un perro husmeando por la casa, mientras el invierno allá fuera de devora todo a su paso. Como no agregar a mi petición un poco de melancolía de por medio.

No siento ser habitante de ningún país, yo soy habitante del mundo.

Tengo una predisposición para escribir sobre lo absurdo, hablar sobre el sin sentido me atrae, me es cómodo hacerlo, de hecho, solo debería escribir sobre esto o adoptar otra forma de expresión que no sea ya música ni poesía, debería vomitar sobre un lienzo y concluir con esto mi parte creativa.

Encarar la vida con fuerza y energía es opcional, nada asegura nuestro bienestar ni nuestra dicha, mucho termina por volverse injusto teniendo en cuenta nuestros actos, por lo tanto no debemos manejarnos de cierta manera solo por nuestra tonta expectativa de recoger supuestos frutos, ríete y llora, grita y frústrate, siempre y cuando nos surja natural. Sean cual sean, los sentimientos expresados en su mayor pureza son los que valen, los que nos llenan de dignidad.

Mis horas de ocio son mi fuerte y mi salvavidas, pero también mi prisión, mi estancamiento y hasta mi infierno. De más está decir que mi desconformidad no puede ser sobornada.

¿Por qué callar? Cada vez que se dirijan hacia nuestra persona con aire de estupidez, contraatacar con aire de superioridad.

Mi ánimo puede ir mutando, mi cansancio es permanente.

Basta con prever en pleno momento de gloria, que la próxima tormenta no tardará en llegar para llenarnos de una extraña tranquilidad.

Suele suceder que tras despertar de una pesadilla, nos sentimos más tristes y solos que nunca.

Pensar en envejecer me produce una fobia, siento pavor y angustia, y no por el hecho de que se nos avecine la muerte y nos aceche en cada hora y cada día, si no por el tormento y sufrimiento que nuestro cuerpo y mente experimentaran, claro que son contados con los dedos los casos en que se llega sereno y entero a ella, pero en sí misma, la vejez es la recreación del infierno en vida, ser olvidado por el mundo que late tras las cortinas, es esperar impaciente el ultimo sueño.

Texto agregado el 24-08-2014, y leído por 106 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2014-08-24 17:48:11 Lamentablemente la inconformidad y tener cierta sensibilidad traen consigo éste tipo de pensamientos profundos, pero considero que dentro de ellos se encuentra encerrada una gran fuerza creativa y eso es un don...Mis 5* estrella_celeste
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]