La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Versos libres

 Imprimir  Recomendar
  [C:540079]

Cuando los barrotes de una fría mazmorra atrapan lo físico de un poeta los versos libres pueden fulgurar desde lo más espantoso del lugar.
Neldie, un poeta que expresa sus poemas con palabras desusadas volvía a evocar en medio de un tiempo tan violento que la mente ninguna idea podía expresar y en una mazmorra podría terminar, este entre orquídeas de color púrpura con su introspección dice: eludir la figuraciones de la maldad donde los metales en sangrados desgarraron la libertad, donde la condena afianzará tarde que temprano ya que rodeado no tengo donde escapar.
Soldados con espadas amenazantes y con el ánimo altivo le aprisionaron con grilletes de bronce, le golpearon y le esputaron, sonriendo dejando ver sus podridos dientes que deja salir el putrefacto aliento que casi le aniquila. Como un loco la guardia le expuso ante el público que le abucheaba y con algarabía pedía la guillotina.
El rey le exigía que se retractara de sus versos libres el cual rotundamente se negó, prefería morir antes de desmentir la invisible verdad que palpita en su corazón, podría eludir la muerte ante la vida pero nunca la verdad ante la muerte.
¡Malditos en su existencia filosófica religiosa! Manifestó el poeta iracundo mientras en el cielo se avisto una estrella que con su fulgurante energía a todos hipnotizo, deslumbro tanto a las gentes que sintieron que los dioses de cera habían enviado un mensaje, temieron de ajusticiar al poeta al cual le condenaron a la mazmorra hasta que la muerte le visite.
Después de un tiempo el poeta parecía enfermo, pero sólo estaba barbado, peludo y sucio, en la mazmorra había una pequeña ventana con barrotes donde la influencia magnética de la luna le irradia, su esplendor reanima su afligido corazón y a la luna llena dice: quiero desentrañar los fundamentos de la tiranía de sus obras que manifiestan con el terror ya que convalecientes de amor han declinado ante la mentira para poder reinar.
El poeta se quedó en silencio y como loco haciendo chocar los grilletes, dice en voz alta: oscilar vertiginoso entre vertientes frías que desean oprimir mi espíritu en melancolía pero en todo camino integral la decencia es la fusión del amor, busco el significado en los lugares oscuros y más apartados donde lo amargo me ha derrumbado, mi sentido primario todo lo vuelve irreprimible, a veces encuentro negaciones en mis versos al aclamarlos pero el símbolo plasmado en la pared hacen vibrar al éxtasis al interpretar el rotundo amor que la humildad en mi interior me hace reencontrar.
El poeta grito, se tomo de sus cabellos y volvió a decir: entre las obras del tiempo que no tiene fin las melodías rítmicas de los vientos son solemnes para abatir las hecatombes de angustia y soledad que destinan al desamparó ante lo desunido, mi ser vislumbra en su plenitud y la apología de instintos decadentes son al ocaso de lo inasible del ser.
¡Malditos perros bastardos! Repetía una y otra vez neldie cuando baldados llenos de orines le arrojan ¡cabrones!: mi exaltación proviene de mi luz fulgurante que los claros bosques estrellados que les abraza el infinito manto que el macrocosmos inagotable me inspira en versos libres para enamorar el amor.
Uno de los guardias riéndose del le pregunta: ¿y cómo se enamora el amor loco demente?

— ¡Ignorante! Inefable la intuición que el cosmos influye en el corazón, sentido de pertenecía que entrelaza el alma, vida y palpitares de corazón entre la búsqueda interminable del interior, la vitalidad expresiva que deja fluir los sentimientos que con esfuerzo se alcanza e incesante no se deja desvanecer, en efecto el poder del verso humilde regocija y llena l espíritu de fuego que deja satisfacción, despoja de las cadenas la masa para emanar la felicidad, comprensión entre la madre tierra y las grandes creencias que irradian desde su estrella.
Dice el poeta mientras se marcha el guardia a carcajadas tomando sorbos de vino embriagador.

—No importa que te burles de mi desahuciado ser, la elevación del efecto es la reivindicación del conocimiento que conjuga la valoración de mi integridad.
Dijo neldie comenzó en carcajadas que parecían terminan en locura.

Así pasaron los días y las noches hasta que la condena a muerte fue notificada, el poeta dijo mientras era llevado a la guillotina: poemas libres que con el máximo esfuerzo regala equivalencia entre los lados que despojan de toda riqueza terrenal para fluir el alma en su rotunda plenitud, admirada entre las infinitas palabras del marionetero universal; es la apertura hacia los sueños nuevos que gozosos por fin la masa será eternamente liberada.

Ante la multitud la guillotina estremece y el cuello del poeta allí a todos enaltece mientras el verdugo no duda ante la orden del rey. La cabeza del poeta rodó y el grito de euforia de los files se manifestó.
Del cielo descendió el gran marionetero con su diosa y el alma del poeta regocijó y con ellos le llevaron.
Versos libres que vuelan en un mundo ciego y que esperan a ser descubiertos.

j.c.n-10-1-2014

Texto agregado el 07-04-2014, y leído por 96 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]