La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El mundo real

 Imprimir  Recomendar
  [C:538923]

En la tierra los ideales de las almas que proyectan lo material quieren hacer diezmar las auroras que evocan sueños en fantasías y hacen llegar a un corazón tan lejos que le quieren dejar sin aliento para melancolizar, hacerlo caer en una profusa realidad ya que desean volar furtivos ante el designio que las estrellas le tienen y que el mundo real no comprende.

Rotuldo visionario es un hombre pequeño, humilde con realidades que ha tenido que afrontar en la calle; el capitalismo, las religiones, los ideales que le quieren amenazar su visionaria lucidez que en poemas su corazón lleva y que en cuentos los cuenta, para apropiar el mensajero del cielo que encomienda con sus estrellas la escisión profunda de la realidad, ángeles que regalan imaginación en cofradías secretas que se vuelven efigie de vida que desde la gravitación inefable de mundos tangibles, la luz de la soledad le ilumina desde el universo para los sueños que bañan el macrocosmos desde lo ancestral de vidas marcadas y que bondadosos han enseñado sin finalidad.
Las verdades ocultas, la luz tenue divaga entre lo ensombrecido de verbos que tienen su alma arraigada a lo material, su dios dinero y oro que todo lo puede comprar en su mundo terrenal. Rotuldo visionario comenzó a escribir desde muy joven y sumido entre la literatura viajo entre exploraciones de verdades ocultas que desde orígenes atreves desde la galaxia las letras le fueron concedidas, hasta ese momento la vida fue incomprensible, ya despertó de lo que se creía irreformable, del cautiverio del pensamiento materialista, ávido de penetrar el conocimiento anhelado y preponderante desde tiempos inmemorables que desea conquistar.
Rotuldo visionario ya de unos treinta años sumió su vida entre cuentos para fabricar planes abstractos y poder el amor singular en cada ser enaltecer con los poderes trascendentes que la divina literatura esparce entre las partículas del cosmos; el tipo lo da todo de sí, dejo de ser padre, hijo pero crecía como persona cada día, cuando todo lo tenía perdido como padre la niña a las estrellas un deseo aclamó, rotuldo se lo gano porque escribe sus cuentos entre mundos imposibles que no tiene tibieza, vacíos de palpitar que quieren sumisos que al amor infinito nada pueden aportar.
La vida de rotuldo visionario es nula, puede aliviar su frágil ser entre estrellas fugaces que se le manifiestan para el fuego de la fuerza interior no apagar. No tiene miedo de salir al mundo exterior que favorece a la hipocresía, la falsedad que les hurta la posibilidad de definir la palabra soñar; el tipo se aflige mientras descubre mascaras que cubren la cicatrices de la miseria humana.
Es tan importante la literatura dejar en el ser fulgurar que le puede hacer levitar, hacer volar el ser de rotuldo; gentes profesionales le insisten que debe aterrizar que nada en su mundo de fantasía conseguirá, que despierte de su sueño que de los poemas sublimes no se come y que la envoltura carnal sólo es un instante invernal, sus ojos que son espejos muestran que le quieren hacer declinar con el insoluble terror, que si no deja de escribir al mundo artificial con vicios adictivos regresara.
Rotuldo visionario ha querido su cerebro de las drogas liberar ya que hace rato le habían atrapado, su cerebro ha deteriorado sin cesar, nada a la oportunidad deja evocar pero tras cada escalón hay un estorbo existencial la cual es una prueba de su desesperado relieve de acabar a quien pueda una buena idea de un fatigado ser rescatar. Si rotuldo visionario muere metempsicosis hará la magia para continuar pero en su vida continua latente en medio de tanta gente, que se niegan y se abisman a sí mismos en el ocaso donde el rigor de la verdad les devastara.
El tipo deambula entre calles cruentas donde se derrama sangre con su cuaderno debajo del brazo, viviendo del aire, de la lluvia, del sol y del fuego que constante hace palpitar su corazón de amor, no espera una oportunidad de nadie y tampoco suplica por ella, todo a su tiempo arribara reinando. A rotuldo visionario le gusta caminar entre lo mágico de un valle que en su realidad colorida llena de fantasías, tan glorioso y fortifican te es agradecer a la madre tierra que con la brizna forma su corazón sagrado contemplando la magia natural, procurando volver a su morada con las heridas sanadas por la sublime magia de seres que con mente desean ayudar y que otros en su mundo real su espíritu quiere hacer tentar hasta volver cenizas su inspiración, pero su vida está arraiga a los cuentos, a las melodías de los vientos que le zumban al oído: ¡sigue, sigue que tu estas vivo!

Rotuldo visionario volvió su morada y con semejante sorpresa se encontró, sus escritos habían desaparecido, sus lapiceros, inclino su cabeza, no menciona palabra pero suspiro entre las adormecidas lenguas que les resbala y que no quebrantan su manantial de letras veneradas, súbitas y burbujean tes corroen el hierro en murallas que se construyeron por donde querían ocultar el horizonte. Lágrimas ensangrentadas brotaron de sus ojos las cuales cayeron al suelo formando un manuscrito presagiando el cólera que expresan las gentes con su envidia desmedida. El salió de su casa herido pero nunca vencido entre rumores infinitos que retumban en cielos estériles que no producen lluvia, sólo penurias que entre ellos mismos se crean maldiciendo el esplendor del sol que irradia de energía la vida mutua y que por el planeta no hacen nada.
La noche arribó pero le trasmitió un canto celestial, los lobos aullaron en medio de la luna fulgurante que en los pies del tipo fabrico fuego, atemorizado cerro sus ojos, decidió abrirlos de nuevo mientras el fuego se extinguía y un libro aparecía, lo tomo en sus manos y lo abrió; sus páginas están en blanco, agitado desea plasmar letras, el libro parece ser magnético, atrae letras sin cesar en medio de los relámpagos, los rayos fulminan los vacíos y los trasfiguran en fuerza, las estrellas destellan y forman una constelación que espolvorean entre la mente de rotuldo visionario que entre el cosmos prominente deja sentir el polvo estelar que se formo de tinta indeleble, infinita y que se combina con su ADN; cuando comenzó a escribir la fantasía los cuatro elementos refulgieron de su adentro y la guardia infernal derrotó, un misterioso ángel de la guarda arribó; su nombre es luz, hermosa mujer.
La magia del tipo se fortaleció, su mente expandió que hace fluir aquella masa cerebral y a su mundo maligno hacer hincar. El mundo real quiere hacer perder la rectitud con sus sombras y lenguaje poético de su fe que es una envoltura de su enfermedad cerebral.

j.c.n-21-1-2014

Texto agregado el 17-03-2014, y leído por 160 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]