La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gafer / MONÓLOGO DE UN VAMPIRO..

 Imprimir  Recomendar
  [C:535486]

MONÓLOGO DE UN VAMPIRO.
Divertimento.


Creo que voy a resfriarme.Pero ¿Qué demonios estoy diciendo?.Se supone que soy un vampiro y los vampiros somos inmortales;o,al menos,es lo que he visto en las películas gringas,en las que Cristopher Lee hace que se me erice el pelo del miedo.Voy al cine en muy raras ocasiones y,cuando lo hago,es para ver las películas de éste actor maravilloso.Él es mi ídolo y mi modelo.He tratado de imitarlo en su forma de volar,en su particular manera de morder.también he tratado de emular,sin conseguirlo, su postura para dormir en su ataúd,pero yo sólo puedo hacerlo colgado boca abajo en mi perchero,que tengo instalado en el clóset.

En pleno siglo XXI,el resfriado sigue haciendo de las suyas con las personas y a mi ha llegado a afectarme también.Claro que a mi edad no es raro.Estoy próximo a cumplir quinientos años,por lo cual el enfermarme no me debe sorprender.

A lo largo de mi vida he sufrido todo tipo de enfermedades,a las cuales pude sobrevivir por mi condición de inmortal.La peste negra,la viruela y la lepra.Ésta última causó estragos en mis alas especialmente.Una noche,de regreso al refugio,se me desprendió el ala izquierda y caí en picada en plena calle.Mi mala suerte quiso que aterrizara encima de una anciana,a quien golpeé con el ala que me quedaba.Ella la confundió con un paraguas y,blandiendo el suyo,me dio una golpiza que me impidió salir por tres noches.

Como vampiro he tenido también mis buenas épocas:recuerdo en especial,los banquetes que ofrecían los franceses durante su revolución.Nunca falté a las degustaciones de sangre en la guillotina.Se ofrecían allí variados platillos en los que abundaba la sangre azul,cuyo sabor contrastaba con la de los plebeyos y revolucionarios de toda laya.La sangre de un revoltoso enardecido,bullía como la champaña y su sabor picante estimulaba las papilas gustativas como ninguna.

Mi condición de vampiro,me ha obligado a permanecer célibe durante casi toda mi vida.Sólo me casé una vez y me pesó por toda la eternidad.Elegí a una joven y espectacular italiana,que me flechó de inmediato con su yugular.

Recuerdo la noche en la que nos conocimos.La primavera apenas comenzaba y yo había salido a cenar a las nueve,como era mi costumbre.Dejé pasar varios platillos que no motivaron mi apetito:una solterona,cuya sangre,supuse,estaría saturada de hormonas y deseos reprimidos,pasó contoneándose con aires de dignidad.Detrás de ella venía un hombre elegantemente vestido.Por su aspecto debía ser un político.También lo dejé ir,pues la sangre negra nunca me gustó.

A punto estuve de caer en las garras del peor depredador que conozco:el banquero de la ciudad.Si no lo hubiese identificado a tiempo,no solamente me habría quedado sin cenar,sino que aquel "Chupasangre" me habría dejado a mi sin una gota.

Ya iba a alejarme de allí,cuando apareció ella.Lucía un escotado vestido,que dejaba al descubierto sus venas azulosas y magníficas.En su cuello brillaba un grueso collar de oro.Acuciado por el hambre y el deseo,olvidé el collar.Casi me rompo un colmillo.Le arranqué violentamente la alhaja y probé su sangre caliente.Cuando se desmayó en mis brazos,volé con ella hasta un bosquecillo cercano.La deposité delicadamente en la hierba y me senté a contemplarla con placer.Un dulce sopor la invadía y su respiración era acompasada.La cara era de una belleza clásica.sus cejas de color castaño.Las pestañas crespas,semejaban volátiles insectos.La boca sugería una descarada invitación al beso.

Al despertar me miró con sorpresa,e intentó levantarse.Con un gesto la tranquilicé y permaneció recostada.Me preguntó mi nombre y le respondí que por el momento ello carecía de importancia.

Nos casamos un mes después,en una sencilla ceremonia.Ése día probé por primera vez la sangre de notario.Tenía un sabor a..a...documentos viejos.

La luna de miel fue maravillosa.Sentía un placer inigualable al beber sangre latina.Era como dormir con la cena en la misma cama.

Al salir el sol yo me retiraba a descansar dentro del clóset y me levantaba en la noche.Cinco días después nos hallábamos instalados en nuestra propia casa,que estaba ubicada en las afueras de la ciudad.Allí continué con la costumbre de dormir en el armario,pues el ataúd habría despertado su curiosidad sobre mi condición de vampiro.

Mantuve el secreto durante un tiempo,hasta la noche en que me sorprendió en el clóset,colgado de mi percha.Lloró,pataleó y suplicó,hasta que no tuve más remedio que confesarle mi secreto.Desde entonces empezó a exigirme que la transformara en vampiresa.

No valieron mis protestas y negativas y,finalmente,tuve que ceder.Ustedes señores,me refiero a los casados,saben cómo dura una mujer,especialmente cuando ésta es su esposa.Imaginen el martirio que representaba para mi el tener una esposa inmortal.El matrimonio me enseñó la verdadera dimensión de la palabra"ETERNIDAD".La preparé para el ritual y le expliqué la sensación que experimentaría en la transición de Ser mortal a inmortal.Dicha sensación,le dije,era exactamente igual a la muerte,sólo que el despertar sería rápido e indoloro.Al recobrar la conciencia,sentiría de inmediato una sed incontrolable de sangre.Yo,por el momento,le suministraría la mía.

Quise disuadirla explicándole los peligros a los cuales se expondría,una vez convertida en vampiresa,pero todo fue en vano.Me decía que,sólo en pensar cómo sería la envidia de sus amigas que jamás la verían envejecer,ya se sentía emocionada.Aquella noche nos despertamos ambos colgados de las perchas del clóset.y nos preparamos para la primera excursión de caza.

Le dí las lecciones básicas de vuelo,armado de toda mi paciencia,pues para volar resultó aún más torpe que para conducir un auto.Finalmente despegamos y por poco me derriba en pleno vuelo,al golpearme en la cabeza con su cartera.Ella insistía siempre en cargarla,a pesar de la incomodidad que representaba.

La primera víctima elegida por mi mujer,pudo ser la última,si yo no se lo impido.Escogió a una mujer,cuya sangre era venenosa y letal:nada menos que a una integrante de le Legión de María.

Le sugerí que empezara con una sangre más suave y dulce.Acertó a pasar por allí un humilde heladero,a quien atrapó y se le chupó hasta el palo.Yo,por mi parte,me cené a una rubia despampanante.

Créanme,los matrimonios entre vampiros no funcionan.A los seis meses de su transformación nos divorciamos y contrajo segundas nupcias_o náuseas-con un vampiro Afro-americano.

Feliz de verme libre otra vez,juré que jamás volvería a casarme.

Éste siglo XXI es una verdadera porquería.Abundan ahora vampiros que me hacen vomitar,con unos motilados a lo Neimar,de colita y con aritos en las orejas y la nariz.Y,el colmo de la desverguenza,contrariando todas las normas del buen vestir en un vampiro decente,se atreven a volar vestidos de pantaloneta o sudadera.

Una noche que salí a volar por el centro de la ciudad,por poco me choco con un vampiro de gafas negras,aretes y auriculares.Al esquivarlo me dí de nariz contra la vidriera de un edificio.Caí desde el piso treinta y cinco y me fracturé hasta el pelo.Me llevaron de emergencia al seguro social y me ordenaron una transfusión de sangre.Como cosa rara en un hospital del estado,la sangre estaba escasa,por lo que tuve que merendarme un médico y dos enfermeras.

Hace unos años empezó a circular sangre de sabores surtidos,para delicia de nosotros los vampiros.Las hay con sabores a hepatitis A-B-C-D.Tiene un cierto sabor amargo.¡Deliciosa!.Otro sabor que está de moda entre nosotros en éstos días, es el de Ántrax.Dulce como los dátiles.

Pero definitivamente la que más me agrada es la que tiene sabor a S.I.D.A.,es algo picante,afrodisíaca y sensual.

A mis casi quinientos años,me considero un vampiro afortunado.Vivo actualmente en un país en el que abunda la sangre.Además de la que provee los E.E.U.U.,que la derrama en todos los lugares del planeta,mis mayores proveedores en el país donde resido son:La guerrilla,los paramilitares,las bandas criminales y,por supuesto,el estado.

Texto agregado el 13-01-2014, y leído por 952 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
2014-02-15 17:03:46 Atractivo texto. Sólo queda por preguntar si eres colombiano. Saludos Zeus0429
2014-01-14 03:04:45 Parece que como vampiro te has alimentado muy bien, lo que te permite un fino y excelente sentido del humor. Hace días que no gozaba con un escrito lleno de humor del bueno. No te ofrezco mi sangre, porque estoy con anemia. simasima
2014-01-13 17:25:54 Qué ingenioso que sos!!! me hiciste sonreír todo el tiempo. Amén de la profundidad de algunos temas. Bien por vos!***** MujerDiosa
2014-01-13 12:14:08 Jaja!!! Muy bueno. Pero no nos castigues tanto a las mujeres...Ja!!! agostina
2014-01-13 03:31:10 Que gran elocuencia, me recordo a Aquiles Nazoa. Mis*****y un fuerte abrazo. malo1213
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]