La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El sol líquido

 Imprimir  Recomendar
  [C:532254]

Tras cada noche se espera la luz solar que dará energía de vida a todo sin medida.
Janqubeen es un hechicero de los pantanos del bosque que ya se encontró; están llenos de pinos, arboles de eucalipto y tres gigantes guayacanes que llegan hasta las nubes más bajas que nunca se mueven y siempre están lucientes, sea de noche o de día.
Janqubeen necesita hacer los multitudinarios conjuros para satisfacer a la diosa madre tierra que cada vez se enfurece más, mueve las placas tectónicas que chocan estremeciendo todo en la superficie sin cesar. Lokuis es un alquimista que un día se apodero de los cielos eternos que alguna vez fueron dorados, se proclamo dios de dioses.
Lokuis fue liberado de su prisión dimensional por los dioses decadentes, jetrios dios de las seis constelaciones y soodynay dios que tiene a disposición la clave de la vida para la muerte, damondran dios de los difusos sueños el cual tiene el poder sobre cada mortal, idraycocia diosa del desamor la cual destruyo al humilde ángel llamado Cupido que después de sentir su corazón devastado murió y con el amor reinando así el desagradable desamor. Estarían en la infinita gloria los cinco dioses que esperan el poder de varios universos que se expanden.
Lokuis fue aprisionado por el glorioso marionetero de los miultiversos que después de unos siglos le exterminó, los cuatro dioses restantes fueron aprisionados también, allí no trascurre el tiempo y nunca podrán dormir. Ya todo ese laxo de tiempo donde este mismo no existe con paciencia espera ser liberados.la prisión es una pirámide el cual contiene un cubo de piedra estelar preciosa, esto se encontraba en el núcleo de una estrella enana que se resquebrajo hasta desmoronarse y dejar al descubierto la piedra que giraba en el espacio estelar sin cesar; con energía estable se pudo controlar la prisión de la pirámide que contiene una cerradura el cual el marionetero tiene la única llave, este la hace aparecer después de ver una luz ultravioleta que sólo puede ver el hechicero. Las cuatro caras de la pirámide se desprenden quedando la piedra preciosa a la vista desfogando vapores congelados.
Los cuatro dioses aclaman por piedad sin dejar de irradiar su aura helada la cual diluyo su prisión junto con los dioses dentro, una masa fantasmagórica aparece y lokuis que se ve sorprendido por ser resucitado, iracundo de venganza en un embudó que estrazado en espiral que envuelve su cuerpo fantasmal que es envuelta por la misma aura congela que los dioses crearon y es consumido hasta ser destruido en trozos congelados, redimirlo a la vida ya no es posible, su resurrección sólo ocurre una vez.
En ese punto jancubeen se adueño de los cielos eternos y el poder del sol líquido le fue designado, lo sublime de lo inimaginable reinara desde su mente.
La búsqueda del sol liquido fue toda una odisea que después de una travesía por mar de la furia constantemente las grandes olas y el cielo oscuro trazado por rayos y uno que otro estruendo que anticipa cada angustiosa ola le quería su misión terminar, el navío es golpeado con fuerza por las olas del mar mientras la lluvia se desata un rayo cae en la vela principal, desastillado al fuerte tronco que sostenía la vela hasta que por fin los conjuros con el agua de la lluvia apaciguaron la furia del mar y despejaron el panorama para poder ver tierra firme pero esta es tragada por el mar al instante, el hechicero se lanza al mar, se sumergía mientras las caras de la prisión de la pirámide querían rodearlo para atraparlo pero los destellos del sol liquido le guiaron hasta poder tocarlo, al instante el poder del sol le envolvió en remolino entre el mar surgió triunfante, aclamo el poder del infinito cielo para la diosa madre tierra, todo de un color incandescente aquella isla volvió a emerger desfogando un sublime rayo que destruyo los cúmulos oscuros de nubes que cohibían de la ansiada lluvia, cada marejada esta electrizada para la diosa madre tierra la cual estaba oprimida por razas destructivas que desaparecerán ya que su racionalidad desapareció por la avaricia que les llena de materialismo el cual tendrán que comer cuando ya no allá nada que hacer y la diosa madre aclame de nuevo su virginal paraíso prometido que la mayoría a deshecho.
En las profundidades del mar yace el hechicero con su sol líquido tratando de restaurar el plantón, el mágico plantón que queman, contaminan y exterminan los malditos.

j.c.n-17-7-2013

Texto agregado el 13-11-2013, y leído por 139 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]