La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / za-lac-fay33 / Adelina

 Imprimir  Recomendar
  [C:530316]

(Esta historia es verdadera, solamente los nombres de los personajes son ficticios).


Adelina, una muchacha con piel 'blanca como la leche', un tanto rubia con rizada cabellera, ojos verdes, inteligente y bonita, tenia ya deciecinueve años y si llegó a esta fiesta de la escuela secundaria fué para darle ánimos a su joven y íimida primita.
Por su parte, Luis Enrique, quinceañero, era un estudiante alto y delgado, popular basquetbolista quien se quedó deslumbrado al observar a la rubia. Ni corto ni perezoso, en cuanto la marimba empezó a tocar un bolero, se dirigió a la muchacha y la invitó a bailar, ella titubeo un instante !Se miraba tan jovencito! Mas no se iba a pasar la noche sentada y aceptó “una sola pieza”. Lo encontró simpático, platicador y bromista, bailaron el resto de la noche y al final de aquel baile Luis Enrique ya le habia robado un besito..
Siguieron de novios por unas semanas pero aún ella no se sentia muy cómoda con alguien más joven que ella. !Si era puro patojo! (pibe, chamaco, chavalo) Platicando y razonando lo convenció que no podrian seguir en esta relación. No hubo entre ellos ni disgusto ni recriminaciones, juraron ser siempre amigos y cada quien siguió su camino, no se veian pero si sabían de sus vidas por medio de mutuos amigos.
Con el correr del tiempo él tuvo otra novia más o menos de su edad con quien eventualmente obtuvo el matrimonio. Adelina conoció a un artista quien, como ella, ambicionaba ser pintor, pero retratista. Un buen hombre, sensitivo y con talento era em- pero bastante inseguro y sentia que ella lo inspiraba y lo apoyaba, como él lo necesitaba, se amaban y terminaron por casarse. El ambicionaba ser expuesto y estudiar influido por grandes pintores y por tal razón dejaron su querida tierra y se fueron hacia Francia yendo a vivir a París. Allá tuvieron dos hijos. Pasados unos cinco años, Adelina regresó buscando a su familia, era ahora ya viuda, su esposo nunca pudo vencer sus temores y eventualmente se suicidó.
Al cabo de algún tiempo, a Adelina un amigo le presentó a otro joven, un obrero quien trabajaba de electricista, con cualidades de organizador y ambicioso, Rodrigo se unió al sindicato de electricistas donde eventualmente se le eligió para ser parte de los líderes de la asociación.
Fué en esos dias cuando el pais comenzaba a revivir el pasado con un periodo de gobiernos en manos de militares. En el entrenamiento military se dice que para saber dar órdenes hay que saber como obedecerlas. Por cosa de cuarenta años todos los gobernantes fueron en mayor o menor grado dicatadores. Se obedece o se castiga es básico en la milicia. En la parte final de ese triste periodo, cuando el pais ya no los toleraba se formaron las guerrillas, las prisiones se llenaban, habia tortrura y muchos 'ajusticiados'
Mas ahora era aun el principio. Obreros necesitados y estudiantes idealistas empezaron a unirse en sus protestas contra abusos. El vecindario se percató de que en casa de Rodrigo y Adelina a menudo habian reuniones par discutir la situación política.
Cierta noche en que habian cerca de una docena de ellos planeando manifestaciones de protesta, mientras Adelina y una empleada se encarcaban de distribuir café y pan entre los presentes. Se estaba discutiendo el punto cuando se abrió violentamente la puerta y la casa fué invadida por hombes uniformados portando armas de fuego.. Imposible oponerse, se encontraban totalmente rodeados y todos los presentes fueron obligados a entrar a un furgón que los esperaba y fueron asi apresados.
No se tenian noticias de los prisioneros de modo que amigos y parientes empezaron a indagar de su paradero. En las oficinas de la policia negaban tener conocimiento y sugirieron buscar en las oficinas militares. Los militares juraban ignorar de lo que hablaban y les indicaron que mejor fueran a la policia.
Nadie sabia nada de nada, como que si los hubiera tragado la tierra: desaparecieron.
Al cabo de cosa de un año alguien llamó a uno de los principales periódicos del pais
asegurando saber el paradero de los desaparecidos, podria dar la informacion si prometín su anonimidad. Se escogió a un reportero experimentado y se decidió un lugar secreto para poder hablar.
El reportero se encontró en el lote de estacionamiento fuera de un cine y de noche. El informante se apareció con capucha gris y gafas oscuras declarando lo siguiente:
-Yo fuí uno de los soldados que arrestaron a ese grupo, se nos había dado la orden y era nuestro deber obedecer. No sabíamos ni la razón. Fué meses más tarde que me enteré por compañeros de lo ocurrido. Ya no resisto continuar con este secreto, se lo diré pero no me volverá a ver jamás. Vayan al patio trasero del Hospital Tal y Tal, en el fondo está el generador eléctrico de emergencia, no muy lejos de un árbol de jocotes,
escarben entre el generador y el árbol. Eso es todo, adios.-
Con esta información, reporteros y autoridades del hospital se dirigieron al lugar indicado con equipo para escarbar la tierra.
A menos de un metro de profundidad empezaron a aprecer restos humanos, cuidadosamente se continuó la macabra tarea por dos dias y los cuerpos encontrados en una fosa común se llevaron a la morgue del hospital.
Quince cuerpos en total, algunos con las manos atadas por atrás, se ordenaron meticulosas autopasias. A varios cadáveres les faltaban dedos, otros exhibian fracturas en brazos o piernas o en ambos, a algunos se les encontraron balas.
Entre todos se encontraban dos cadaveres que obviamente eran de mujeres y uno de ellos aun portando un brazalete en la muneca con un dije en forma de la letra A.
Lo más terrible del caso fué comprobar que en los pulmones de varios de ellos se encontró que tenian distribuida fina arena lo que indicaba que algunos habian sido enterrados cuando aun vivian, uno de ellos era el del brazalete con la letra A. Mujer que aparentaba tener entre veinticinco y treinta años, Adelina.

Texto agregado el 09-10-2013, y leído por 130 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
2013-10-28 22:16:31 Qué decirte... En mi país se usa el tema de los desaparecidos para politiquería, millones de dólares se gastan en excavaciones muy esporádicas (supuestamente delatados los sitios por militares) donde no se encuentra casi nada. Platita en bolsillo y jugar con los sentimientos de tantos... Una total jodita, no les creo nada. Y con la Mafia Blanca que hay entre médicos, hasta desconfío de los pocos resultados de ADNs que dan positivo. Muy buena tu historia. cieloselva
2013-10-13 03:46:03 Es cierto, en todos los países se cometen homicidios realmente espantosos, en el mío muchos casos resueltos por resolver, las razones nuca lo sabremos, la política y la prensa, muchas veces nos dan noticias verdaderas falsas, falsas verdaderas... me gusto tu narración... krisna22z
2013-10-10 04:20:21 que horror, en mi pais hubo golpe militar y desaparecidos, muy fuertes las historias que se escuchaban. jaeltete
2013-10-10 02:11:23 "El animal más cruel es el hombre"... y no me cabe duda. Un suceso espantoso y real. Doloroso relato. Un abrazo. girouette-
2013-10-10 00:02:45 Lo más triste de tu historia es que no se trata de un relato fantástico, sino de la realidad que aún se vive en este mundo loco que nos empeñamos en echar a perder. Recordé a los desaparecidos de Ruben Blades. Triste historia, pero vale la pena traerla a colación para que no perdamos conciencia de lo que sucede tan cerquita de nosotros. yomismosoy
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]