La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Entidades ancestrales

 Imprimir  Recomendar
  [C:524457]

La hora en el reloj se vio, todo parecía trascurrir normal cuando las estrellas fugaces se comenzaron a manifestar, el arqueólogo brevary descubrió una tumba muy antigua, se quita su polvoriento sombrero asombrado, tiene varios objetos alrededor con jeroglíficos que dejan ver claramente el sistema solar y un poco más hasta llegar a una estrella azul; tiene ese color, en otro objeto de oro se muestra el sol, la luna y entre estos dos el planeta tierra y Marte, tiene una serie de líneas para guiar la navegación de objetos no identificados, allí también se muestra claramente como si fuera una nave que cambia de rumbo de Marte que parece estar tachado con dos líneas diagonales al planeta tierra. Hay unos trozos de oro que se pueden unir, de pronto las autoridades de ese lugar arriban, brevary alcanza ocultar los trozos de oro y escapa.
Esa tumba contiene un cráneo alargado y el caparazón de huesos parece ser de un gigante, es demasiado grande. Unos de los guardianes se comunica por su radio guiando a las autoridades pero la interferencia se les hace muy difícil la comunicación, de pronto un helicóptero de última tecnología hace rugir sus imponentes turbinas, desciende con sus luces encegueced oras y el polvo levantado por los aires dificulta el respirar y la visión, el corazón de brevary palpita con mal presentimiento mientras corre por una serie de túneles que por suerte también encontró aprovechando la confusión del aterrizaje del helicóptero.
El arqueólogo encuentra un angosto orificio por donde puede salir, luego subió por un montículo, corrió hacia una ladera donde tiene su camioneta, se marcha en este y anduvo por tres kilómetros y al encontrase con una cueva allí oculto su camioneta, llevo unos víveres consigo, observa su brújula cuando de repente sintió el helicóptero sobrevolar el perímetro, sin duda buscan al artífice del descubrimiento, lo siente fuerte en su mente y emprende la caminata sin dudarlo sintiendo el peso de su hallazgo. Ni una tormenta de arena le pudo detener aunque sus gafas y turbantes le fueron de mucha ayuda, vio el helicóptero un par de veces más ya muy lejos no pudieron encontrarlo.
El inclemente sol estuvo a punto de derrumbar a brevary que pasado el medio día pudo divisar un pueblo a lo lejos, sigiloso se adentro en este temeroso; tres cuadras arriba observa la entrada de su hotel que todo al parecer todo está bien, dos mujeres al frente con sus turbantes ocultando su medio rostro dialogan, los movimientos de sus manos son rutinarios ¡se están es comunicando por radio! y el arqueólogo se percata de que lo buscan todavía ¿no deja de preguntarse porque lo buscan con tal intensidad?
Por suerte brevary no dejo ningún documento en su cuarto que pueda identificarlo, este se las ingenió para robar el registro del hotel. Tiene dinero en sus bolsillos y deja el hotel atrás y aborda un bus de servicio público que lleva varios animales de consumo humano rumbo al aeropuerto. El calor es infernal, el olor a eses de animales es asqueroso y el ruido caótico hace la mente difusa.

¡Rin, rin, rin! Suena el teléfono del hotel; una mujer pregunta por el reconocido arqueólogo brevary preocupada porque es su esposa y hace varios días no se comunica con su familia. El rastreó fue concretado.
Brevary arribo a su ciudad natal y acudió a un hospital para que le ordenen una medicina para curar su lacerada piel, desde ese lugar llamo a su familia que le reclamaron por su ausencia.
La familia del arqueólogo arribo pronto al hospital y sorprendidos quedaron al ver los labios del esposo y padre casi en carne viva que le dificultan el hablar, en la noche le dieron salida del hospital. Brevary resuelve su dilema con su familia y llama al rector de la universidad pública donde el también trabaja y le financian sus expediciones quien le contesto muy enfadado, es la actitud de estar preocupado por la integridad del profesor brevary, después ofrece gratas disculpas pero vuelve a enfurecerse por los fondos que se le designaron para su expedición y que no hallaron nada a favor, se equivoca el director, brevary dice: ¡no lo creerás! Personas extrañas y muy adineradas truncaron mi hallazgo pero lo que tengo en mis manos te dejara sin palabras y acapararemos los ojos del mundo entero cuando mostremos a los periodistas que por arte de magia todos en un instante lo verán trasmitir por televisión.
La triangulación de la señal intercepta la conversación de brevary y el director de la universidad, quedaron de versa el día de mañana. Brevary descansa en su cálida cama sin soltar su mochila que aferra con bastante fuerza entre sus brazos, una de sus hijas intenta recibirle la mochila pero rotundamente se niega diciendo con respeto a su hija: ¡que lo mío lo llevo yo!
Brevary madrugo al día siguiente a la universidad para encontrarse con el director antes de la reunión extraordinaria sobre la expedición de brevary, el concejo de la universidad lo ve con malos ojos, lo sabia mientras caminaba por los largos pasillos. El presidente del concejo desea la renuncia de brevary quien lo saluda sin encontrar humilde respuesta, más bien se encamina a su silla siempre con su mochila donde intentaran arrasar su destino.
Sin explicación alguna el dinero completo fue de vuelto a la universidad, todavía no se percata de ello el concejo de la universidad.
Brevary desabrocha su mochila muy lento mirando fijamente el rector de la universidad que boquiabierto parpadea varías veces, sin poderlo creer necesita palparlo, repararlo, olerlo, se pone de inmediato de su silla e invita al profesor brevary a ver algo en su oficina del gran museo de la universidad mientras los demás disocian. Esperaron hasta la noche para poder mostrar unos documentos a brevary que han sido el secreto del rector durante mucho tiempo.
El rector le enseña unos papiros que tienen una estrella azul pero dentro del sol, al extremo de su derecha se encuentra la luna dibujada con una gran sonrisa, el planeta tierra está en medio de líneas entrelazadas haciendo de este un anillo; el rector asegura que es una cadena de ADN, en otro lado del papiro hay dibujos de unos seres primitivos que abren sus manos a lo que parece vienen objetos del cielo, el último dibujo muestra cuando parten lo que parece ser naves extraterrestres pero varios de los seres primitivos están arrodillados y parecen lamentarse por la partida de los extraños seres.
Semejante expresión en el rostro de brevary se pudo observar, felices lo exhibirán en el museo, llamaran a un amigo que es un reconocido periodista por su gran profesionalismo para contarle lo del hallazgo y mostrarle así al mundo el tesoro que el destino les ha entregado, entre ese tiempo brevary comento la odisea que tuvo que pasar para volver a casa.
La expectativa local se volvió mundial en sólo unos cuantos días, en esas noches brevary no pido dormir bien hasta que una de esas noches espeluznantes se sentía el viento soplar tan fuerte que creía que los cristales de las ventanas se fueran a quebrar. Brevary se levanto lento de la cama para no ir a despertar a su amada esposa, descalzo baja las escaleras de madera que chirrean con cada paso que da hasta que unas luces de colores se encienden y se apagan al instante, un resplandor enceguecido le dificulta el querer observar, enfocado la perilla de la puerta queriendo agarrarla se esfuerza pero entes de que este la agarrara esta se abre sola, la perilla esta fría como hielo hasta que es tomado por sorpresa por un fuerte viento huracanado que arranca la perilla de su mano, algo lo succiona antes de que brevary grite a su esposa en busca de ayuda mientras es arrastrado entre las sillas y la mesa ya que intento huir, de su pies fue halado y la puerta queda cerrada pero se quiebra el vidrio que hay en medio, de nuevo queda todo normal allí. Tras esos momento baja la querida esposa de brevary asustada de tanto ruido, ella asustadiza mira todo bien, le llama la atención los trozos rotos de vidrio en el suelo, mira alrededor y ve dos sillas del comedor volteadas y el comedor fuera de su sitio, sin dudar la mujer lama a la policía que acudió al llamado en cuestión de minutos, una patrulla esta sólo a unas cuantas calles; el policía repara el lugar detenidamente, robo no pudo haber sido porque no falta nada en la casa.
La mujer sugestionada no tiene otra que esperar como le recomendó el policía.

En la universidad
Un helicóptero de última tecnología sobrevuela la universidad, este se detiene en el aire sobre el museo, abren sus puertas y arrojan lazos a lado y lado para desembarcar soldados de una entidad fantasma que controla en las sombras el mundo, soldados por cada cuerda bajan irrumpiendo entre los grandes cristales después de arrojar granadas de humo, después de reagruparse bajan al primer piso, uno de ellos lleva tranquilizantes y los demás llevan armas velicas, antes de que el guardia de seguridad se diera cuenta de que fue sorprendido un dardo tranquilizante le duerme al instante.
Los soldados ven asombrados como el tesoro es alumbrado por la luz de la luna por un agujero que fue hacho para ello, el cristal que protege el tesoro del mundo exterior es muy grueso, lo rompen como si nada después de neutralizar las alarmas y salen tan rápido como entraron. Cuando los demás guardias de seguridad arribaron el helicóptero ya se había marchado y entre la oscuridad de la noche de vista se perdió.

La esposa de brevary no ha podido dormir y muy preocupada ve salir lento el alba que ya andaba retrasada, tocan la puerta y se sorprende, es su esposo que parece no escuchar, ni ver pero al momento su esposa le hace reaccionar, asombrado tartamudea cada palabra hasta girar su cabeza mirando el alrededor, se pone de pie, se toca desde sus pies hasta su cabeza, abraza a su esposa que le siente el palpitar en su pecho como si fuera a reventar. Los abrazos le calman a brevary su angustiado existir, después de un rato brevary llama al rector para comentarle lo que vivió en un sueño anoche aunque no está muy seguro de lo que dice.

Base militar ultra secreta
Los soldados arriban con el tesoro encontrado por brevary. Bliquick el científico y artífice de la entidad fantasma ansioso no veía la hora de tener entre sus manos la llave de la nave extraterrestre que está enterrada bajo las grandes pirámides de Egipto, ríe y sus ojos brillan como luceros hasta que toma el tesoro en sus manos, no es oro es corbe bañado en oro y furioso grita: ¡Idiotas no es la llave! ¡haaa. Maldita sea! Búsquenla ya.
Mientras se marchaba les arrojo vidrios a los pies de los soldados.

El rector acompaña hacer unos exámenes en la cabeza de brevary mientras es avisado del robo en el museo en la noche. La intuición del rector estaba en lo cierto, brevary tiene algo incrustado en su cerebro, esto sorprende a todos, su cuero cabelludo no muestra cortes, mirando más a fondo los medidores de radiación no mienten, pero esta radiación no envenena lo cual cree lo contrario el rector de la universidad.
El apara tejo incrustado el cerebro de brevary no le afecta sus funciones motrices y pensando en ello es interrumpido por el ruido de su celular. La voz dice: ¡Entréganos la llave y tu familia continuara avante en la vida!
La vos no se escucha más dejando un silencio muy profundo en brevary que temeroso le comenta al rector el cual queda impactado.
Brevary queda de llevar la llave a un lugar recóndito fuera de la ciudad. Esta arriba en un auto que le prestó el rector al frente una pequeña cabaña, parece estar desolada hasta que dos soldados mimetizados aferran las manos de brevary que asustan a este por ser sorprendido, es llevado a la fuerza dentro de esa cabaña, este pregunta por la suerte de su familia y lo llevan hasta el sótano para reencontrarse con ellos, alegría mutua entre brevary y su esposa.
Los malvados nunca pensaron en dejarlos ir con vida con semejante secreto acuestas.
Uno de los celulares de un colaborador de bliquick suena, este contesta y da su parte positivó, luego guarda su celular para ejecutarlos y recarga su arma quitando al mismo tiempo el seguro, se dirige al sótano para ejecutar la evidencia y luego incinerarlos.
Un silencio sepulcral invadió por todos lados en ese lugar, el techo de la cabaña salió volando por los aires, luces enceguece doras desconciertan, los soldados reaccionan con sus armas, fueron unos cuantos disparos solamente, sus armas fueron arrancadas de sus manos y luego los soldados son arrojados por los aires con un fuerte ventarrón quedando inconscientes.
Luces de mil colores que giran terminan por detenerse, el objeto no identificado aterrizó, inmóvil con sus luces enceguece doras son apagadas que hace tragar saliva constante a brevary mientras una de las compuertas comienza abrirse, la silueta de un ser grande se manifiesta y se acerca levitando con las palmas de sus manos hacia arriba, parecen ser humanos normales sólo que más grandes y con cabeza alargada, con mirarle a los ojos entendió lo que querían del, ese ser extraordinario le entrego la llave maestra y dijo agradecido: ¡lo que quieres encontrar utilizando tu cerebro lo podrás hallar. Dio la espalda, se introdujo en la nave y de nuevo emprendió su largo viaje hacia el inmenso cielo estrellado hasta que se perdió de vista en la estratosfera.
Brevary huyo con su familia de allí, después de unos meses se le midió a la operación para extraerle el apara tejo en su cerebro, fue fácil para los doctores y este objeto le fue entregado en sus manos y como siempre curioso con una lupa observó, son unas coordenadas de un tesoro enterrado, sonríe y con fondos de la universidad emprenderá de nuevo la búsqueda de la verdad, de su verdad.
j.c.n-junio-1-2012

Texto agregado el 25-06-2013, y leído por 100 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]