La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Naufrago de la locura

 Imprimir  Recomendar
  [C:522437]

En la vida el mar de ilusiones puede desaparecer cada día con su marea alta o baja que se lleva lo que sea y no devuelve nada para sentir en el corazón cuando todo se brindo con amor.
La percepción de la vida en el atardecer la magia tiende a desaparecer como si nada, siempre hay alguien o algo que quiere desembocar la fuerte corriente contaminada que no se quiere sentir ni ver.

Hospital mental: “camina para atrás que para adelante las piedras no te dejaran pasar.”
En ese hospital metal hay largos pasillos que brillan de limpios con ventanas a lado y lado con sus rejas irrompibles que son carcomidas por el tiempo muy lento, hay una gran zona verde donde un loco sin remedio siembre letras y del agua que le dan no para de regar el jardín.
¡El loco! Nadie se sabe el nombre de este, se le conoce como el loco siempre con su gorro de marinero hecho de papel periódico, el tipo se tapa un ojo con un parche que muestra un ojo dibujado más malvado, lleva un pan francés en su cintura, ya esta tan viejo y duro como una piedra, el loco lo usa como su sable que no puede afilar pero que no cesa de batallar en las aguas del jardín, entre las migajas de pan puede echar su juego a perder.
En sus días de locura total se quita su pantalón y corriendo por los pasillos en interiores hondea su pantalón como su bandera y grita: ¡que viva el amor!. El loco con chamizas y ramas construyo por fin a escala su bajel, está cubierto chamizas y ramas, su proa está llena de orquídeas que le muestran el horizonte luciente.
¡El loco! Sólo quiere que despejen el mar reverdecido que va a comenzar a navegar. Este se mete por horas en su barco a escala que ya entrada la noche tienen que salir por el los empleados del lugar. ¿Un loco que podrá hacer en un lugar donde naufrago esta? Decía constante uno de los trabajadores que con prepotencia saco a las malas al loco de su barco que se resistió a salir del mar del conocimiento que por todos lados en su mar esta. Es marrado de pies y manos, una pastillita evocaron sus formulas que al mundo mágico convaleciente te puede llevar, dormido su mente naufraga, no tiene como pensar para poder sobrellevar el huracán que los hemisferios hace desvariar, con sus parpados medio abiertos, su saliva que se escurre sin control por su mejilla cuando se acuesta de medio lado y ya no es capaz de mover su cuerpo, el receso hace declinar el espíritu combativo, haciéndose dañó así mismo le fue puesto una camisa de fuerza y estando un par de semanas encerrado volvió pero esta vez no le dejan estar en el jardín.
El loco observa desde el tercer piso aferrando los barrotes con ira, aclamando la libertad para volver a navegar, miro para los lados muy agitado, gritos desmedidos desfogo, doña Ana la viejita de cabellera corta y blanca como la nieve, se hace llamar la dulce hada, ella es bajita y muy arrugadita, no es lenta y tiene más de noventa, con sus labios refregados por todos lados con su labial de un color rojo vivo no para de reír, con el mismo labial sus hechizos mágicos dan suerte a la locura con humildad que se le ofreció al loco que agradecido quedó, se tranquilizó, su angustiosa y ansiosa existencia se relajó, quiso de nuevo observar su inmenso mar cuando de pronto vi los barrotes congelarse como por obra de una vieja y dulce hada, el loco riendo sólo soplo los diecisiete barrotes que se resquebrajaban como si nada.
El loco mucho se alegro, desde el tercer piso se arrojo para caer a unos arbustos que amortiguaron la caída, esputando hojas el loco corrió a su bajel donde busco refugió, no tardo mucho cuando la sirena sonó alertando al personal de seguridad, esto al loco no le importó, para el loco su bajel es inexpugnable su fortaleza flotante, al lado de las orquídeas su grito de guerra para su libertad notifico.
Los empleados del hospital mental con sus herramientas de sometimiento navegaron a todo dar en sus barcos piratas para atacar el bajel de la locura profusa que derribaron en un instante mientras se mofan del loco que ya está sometido contra el piso. El loco deliró, mentalmente se desestabilizó, violentó golpeo a dos quienes le ultrajaban sus manos hacia atrás mientras intentaba pensar, ese poder lo querían eliminar a como diera lugar, sangrando por boca y nariz se quiere ahogar en su infinito mar, arrastrado lo llevaron mientras el loco todavía se resistía, un costal le pusieron en su cabeza mientras afuera en la zona verde le prenden fuego al bajel a escala, muy rápido las llamas todo lo consumió mientras el viento tímido sopló y llevo todas las hojas de libros escritos por los cielos en medio del humo espeso.
El loco amarrado a su cama, apresado decidió su alma dejar escapar, se concentro mientras alrededor la gravedad apareció, no hubo nada en este mundo que pudiera detener el alma.
Al día siguiente hallaron el cuerpo del loco inerte, pálido y muy frío.
Hay días de locura masiva que dicen ver al loco en su barco los cielos recorrer. Los que le ajusticiaron a las consecuencias se van a tener que someter, no tienen derecho a redimir.

j.c.n-22-marzo-2013

Texto agregado el 20-05-2013, y leído por 115 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2013-05-20 23:02:31 Debe ser muy difícil trabajar con orates que, por ser persoas deben ser tratadas con mucho respeto. Buen desarrollo del caso, para mi gusto. ***** simasima
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]