La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / necoperata / LA MESA DE CAFE

 Imprimir  Recomendar
  [C:519414]

LA MESA DE CAFE


En épocas remotas, los cafés bares o pizzerías del barrio eran el lugar de un encuentro ritual de amigos, cuasi amigos o conocidos circunstanciales que alrededor de una mesa se reunían, no para arreglar el mundo, como dicen peyorativamente algunos, sino en una comunión de historias de vida, creencias, filosofía, conocimientos e ignorancias de gente común. o no tanto, que desde el atardecer hasta la madrugada, arrimaban sus sillas para participar de ese debate democrático y babilónico.. Aunque han quedado crónicas bastante fidedignas de esta actividad social,desaparecida con la invasión desculturalizante de la televisión, la que cumpliendo la profecía científica de Julio Mafud, hizo que el hombre de nuestro tiempo, dejara de vivir su vida para vivir la de los demás, esa, que a través de la pantalla lo convierte de protagonista en espectador, en el mejor de los casos en observador, de una historia en la cual no participa.
Pero el objetivo de este spiche, no pretende ser un divague sociológico, digno de una mesa de café, sino poner sobre ella una polémica que ocupó horas de intensos debates en los foros cafeteriles, donde no había un tema programado, sino que surgía espontaneamente. Bastaba con que alguien dijera, por ejemplo: .- Es el destino, dió la casualidad o accidentalmente , para que nos engancharamos en la polémica.
El que la comenzó aquella noche fue el Chivo, que cortó los diálogos con un intrascendente .- A qué no saben lo que me paso hoy ?...
Al pique la chanza de Beto, que siempre le echaba leña al fuego . Che, alguien compró la sexta?... Haber fijate en el horóscopo que le pasó hoy al Chivo.
El aludido ignoró la chacota, sabiendo que si se enganchaba iba para largo, y lo que él quería era contar, así que continuo.- Ayer encontré a la Turca, se acuerdan de la Turca ?...Voy a tomar el 37, en Rodriguez Peña y Corrientes, me pongo en la fila. Delante mío una mina y no se porqué me dije, yo a esta la conozco. no le veía la cara, fue un flash, yo a esta mina la conozco. Pero lo obvie, es común que en la parada haya alguien que venga para el barrio. Pero mirá vos, no era la parada del 37, me equivoqué de palo, era la del 28. Entonces haciendome el gil, para verle la cara le digo, perdón, acá para el 37 ?... se da vuelta y a quien me encuentro ?...A Elena...
.-Para loco, la Turca no se llama Elena. Lo interrumpió el Gallego, Que era el único que le prestaba atención .- Che beto, vos te acordás como se llamaba la Turca ?...
.- Alcira se llamaba.
.-. Si ya sé, pero yo encontré a Elena, la de la panadería, que estaba esperando a la Turca en la parada del 128, está claro ?...Pero lo que quiero contarles es que no se si fue el destino, la casualidad o que carajo fue, que justamente un día que salgo más temprano del laburo y me equivoco de parada, encuentro a la mujer que hace diez años que no veo y que nunca me pude sacar de la cabeza. Y porqué ? porque delante mío había una mina, que no se porqué, me pareció que conocía...
.- Por el culo sería, es inconfundible. Acotó El Rafa, con su habitual grosería.
.- Ya salió Corona, siempre tan finoli...Lo que yo sentí es que la vida me daba el vuelto. Cuando la vi, como si no hubiera pasado el tiempo, con esa sonrisa, los ojos negros...
.-Y los bigotes, porque era peluda la Turca, linda pero peluda. Dijo el Rafa que no perdía oportunidad de chacotear.
.- Si se lo van a tomar en joda, la dejo acá. Amenazó el Chivo, pero continuó .- Yo no se si a ustedes le pasó, pero muchas veces pienso que el azar es el hecho más determinante de nuestras vidas. Que una sucesíón de hechos fortuitos se combinan de forma tal que en un segundo nos cambian la vida. Les decía que había salido más temprano del trabajo y saben porqué...porqué apareció una rata en la oficina, se armó el desbande y se llevaron por delante la escalera en que estaba subido sacando una carpeta. No me partí la cabeza de pedo, que si caigo mal, a la Turca la iba a encontrar en el otro mundo, pero fue uno de los hechos que hicieron posible el milagro. Me entienden porque digo que fue la casualidad ?...Porque la vida es eso, el resultado de la suma de hechos impredecibles combinados aleatoriamente. Y eso se llama ca-sua-li-dad. O nó ?...
.- La casualidad no existe. Afirmó un chapero que estaba haciendo un curso de sicología social.
.- Cagamos, ya salió el pequeño Freud ilustrado !.....
.- Froid. Corrigió el diletante.
.- Ah, también hablás alemán, vos ?. Dijo molesto el Chivo, que no se lo bancaba y continuó.- Como sabía que en algún momento ibas a saltar, me tomé el laburo de leer un poco, y sabés... leíste poco y entendiste menos, Freud opinaba así con respecto a los fallidos sicológicos pero no tiene nada que ver con los hechos objetivos de la realidad. Es todo lo que quería decir. Dijo el Chivo y abandonó la mesa con un gesto triunfante.

"en tu mezcla milagrosa,
de sabihondos y suicidas,
yo aprendí filosofía, dados,
timbas y la poesía cruel,
de no pensar más en mi "

Cafetín de Buenos Aires. Enrique Santos Discepolo.


el maldito

Texto agregado el 30-03-2013, y leído por 207 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
2013-04-01 02:51:05 Un café es un diálogo. El asunto es lo de menos...Y de vez en cuando hay personajes formidables que enriquecen las amistades. Saludos, neco felipeargenti
2013-03-30 23:21:38 Jajajajaj,buenisimo y costumbrista me encanta. elisatab
2013-03-30 22:06:30 5* quntur
2013-03-30 21:58:03 Muy bueno, Discepolo un visionario******* pensamiento6
2013-03-30 19:23:44 He visto los personajes que describes. En esos grupos no falta el mitómano. Buena narración. Un abrazo. umbrio
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]