La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zumm / Mujeres: Manual de uso y mantenimiento

 Imprimir  Recomendar
  [C:507236]

Esto no es fácil de lograr, salvo que Ud. haya logrado encontrar por casualidad el punto de ignición que no todos los modelos traen, también llamado “Punto G”.
Aunque ella se ofenda un poquito, trate de encontrar dicho punto, porque si su modelo lo tiene, ya su satisfacción estará garantizada.
Más adelante, en otro capítulo, trataremos sobre este interesante tema y daremos algunos consejos e indicaciones para los maridos inexpertos.

“Las ollas son bijouterie”

Esta es una frase que tiene que inculcársela a su
mujer.
Debe convencerla de lo bien que se ve cocinando
para su maridito y ¡click!.. sacarle foto. Esta
actitud hará que ella se sienta gratificada y
naturalmente Ud. saldrá ganando e incluso
puede vanagloriarse con sus amigotes, quienes lo
mirarán con respeto y envidia.
Claro que puede encontrarse con un modelo con
alguna bujía fallando, como por ejemplo mi
mujer, quien cree que las ollas, sartenes y la
vajilla en general son artículos para arrojarle por
la cabeza a su marido.
Pero esas son las menos. ¡Hágame caso! Ejemplos
sobran. Sin ir más lejos, fíjese donde está Alemania. En los primeros lugares de los países más desarrollados y prósperos. Y ¿cómo se logró
eso? Pues con mandar a la mujer a la cocina, a la
iglesia y al colegio con los chicos. Estos alemanes
son para seguir su ejemplo...
Además, a quién no le gusta comer comida de
olla. Hecha por tu “peor es nada”...
Y para aplacar tus celos, basta con que la dejes
engordar un poquito, siempre con psicología, o
sea haciéndole creer que se verá mejor y más
deseable con unos kilitos de más.


Tú y yo sabemos que con unos kilos de más, no
la mirará ni el más desesperado de los hombres,
en especial ahora que se ha impuesto la figura
femenina flaca. No delgada, sino Flaca.

Y ten la seguridad que serás feliz. Tu mujer en la
cocina, preparando exquisiteces para ti, sin
temor a que nadie la desee o yendo a la iglesia,
donde, no tengas miedo, que a los curas no les
gustan tan mayores. Ellos prefieren, como dice
mi amigo, Pepe Ruleta, las de primera docena.

continuará

Texto agregado el 29-09-2012, y leído por 182 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2012-10-10 22:17:45 hola maestro!!! olgo
2012-09-29 20:44:29 cocinar?...kilos de mas...?mayores?...un texto muy abstracto :) ana_blaum
2012-09-29 18:14:00 Tampoco imagino a la Sra Merkel en la cocina... MarthaBCh
2012-09-29 18:10:42 Demasiado machista para ser real. Prefiero pensar que manejas la ironía, aunque algo me dice que no vas por buen camino... MarthaBCh
2012-09-29 16:54:13 Aleccionador Zu; sigo con interes la saga ji ji ji Un abrazo!!!! 5* agradecidas yar
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]