La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Agobio

 Imprimir  Recomendar
  [C:506070]

AGOBIO
Una semana antes, perdió la confianza de su esposo. En el trabajo, sus responsabilidades se habían incrementado por la ausencia de una compañera de trabajo. Su padre era el ser más amado.

-Conocí las costumbres y las fiestas de mi pueblo, gracias a él. Era su compañera, ya que mi madre no gustaba del alboroto y menos, si eran fiestas populares.
-¡Son " broza"! Solía decirle a mi padre.
Entonces, me veía y, cuando ya partía solo, le gritaba:
-¿Te acompañó?
A él, se le componía la cara y me sonreía.
Si bien, la enfermedad de su padre tenía ya muchos años, fue en la última semana que se quedó en el nosocomio, casi crucificado por las sondas que entraban y salían por sus venas, su nariz y, luego, aquella máquina que servía para depurarle la sangre. Dejó de mirarlos; y si acaso, ella sentía cómo su mano presionaba la suya y cariñosamente, le preguntaba:
-¿Te doy agua, tienes frío?

Existen muertes esperadas e inesperadas. Su padre era una muerte anunciada. Para un corazón que ama, nunca hay muerte esperada. Jamás, se está en condiciones para recibir tal golpe. Los que aman lloran por dentro, nunca por fuera, no sea que el enfermo se dé cuenta y muera con tristeza. Entonces, sonríen. Esa noche, el médico tratante la llamó aparte.
-Su padre está muy grave; le estamos prolongando la vida a costa de hacerlo sufrir. Sí usted nos autoriza a desconectarle los equipos que lo mantienen, por favor, firme esta responsiva.
Toda esperanza de vida, de una reacción, de un milagro, quedaba en la oscuridad. Firmó doliéndole el alma, unas horas después, su padre fallecía. Tal vez, sea una de las decisiones que recordará por siempre: la de firmar por anticipado, que la esperanza nunca estuvo en el cuarto de su papá.


En el sepelio su esposo fue atento, siempre a unos pasos de ella, pero lejos, tan lejos, que el viento frío retozaba entre los dos

Texto agregado el 12-09-2012, y leído por 238 visitantes. (7 votos)


Lectores Opinan
2012-09-13 03:28:28 brillantez SOFIAMA
2012-09-12 18:09:47 Tu cuento tiene un mensaje tan profundo, amigo. Uno dice que está de acuerdo con la eutanasia, pero llegado el momento, hasta el más fuerte se quiebra. A mi, me gustaría que me la hicieran de ser necesaria, pero estoy segura de que nadie querrá hacerlo, de llegarse el caso. Es una decisión muy dolorosa y tú la has plasmado con una brillantes única de un gran escritor. Te felicito, Senderito amado. SOFIAMA
2012-09-12 04:45:51 El último párrafo me impresionó, tomar una decisión tan difícil, penosa a la vez pero con responsabilidad y sabiduría, ya quisiera yo que alguien que me amara realmente decidiese lo mismo por mi, pero el esposo distante y lejano como para que el viento los separara es el momento crucial del cuento, como siempre, una excelente redacción. Mis 5*s Ignacia
2012-09-12 04:38:56 La eutanasia siempre es un tema polémico. Muy humano tu relato. Saludos. Azel
2012-09-12 02:37:47 Una triste realidad que abruma, muy bien contada.Mis****** y besis de luz, Ma.Rosa. almalen2005
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]