La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El caballero de mil batallas Resurrección

 Imprimir  Recomendar
  [C:504207]

Entre lagos de pantano son sumidos seres valientes que sin interés continúan batallando contra aquellos adoradores malvados.

el tiempo no deja de caer con sus granos de arena caducando la carne con el pasar de los días sin cesar, los mortales con escritos en el cielo han de dejar plasmado con tinta de estrellas, con su energía suprema que llevara a la inmortalidad de sus almas plasmadas en la sangre que derramaron de sus heridas infundidas.
La profecía de los dioses se manifiesta que un guerrero será evocado a las profundidades de la muerte para resucitarlo y batallar contra la maldad de un dios supremo de la raza pantanosa, ladrones de sueños y añoranzas con conciencia para aquellos que ven un mañana volviendo todo un entorno de falsa esperanza para los seres sumidos en la soledad acompañado de una ignorancia.
La guerra de dioses entre la inmensidad de las estrellas es muy poderosa, la estrella nutrinan la cual tiene una energía inimaginable que abastece el sistema sol; galaxia de los dioses dorados de antaño, la cual está siendo extinguido por el dios supremo emperantor con su medallón galáctico el cual requiere de mucha energía y este absorbe la energía de cualquier estrella hasta dejarla sin vida. En un mapa estelar muestra claramente que emperantor viene de una estrella que se caracteriza por estar rodeada de pantanos.
Tan intensa fue la batalla entre los miles de dioses que terminaron por casi extinguir el sistema sol, los dioses dorados de antaño perdieron la guerra y el dios antaño fue apresado junto con declimera, diosa estelar del sistema sol, de donde proviene la luz del bien que parece que ya esta extinta, con este hecho el poder de los dioses sobrevivientes se desvanece.
El dios emperantor llevo consigo al dios antaño y a la diosa declimera al plante tierra para llevarlos a una prisión de roca; es un domo forrado en oro por dentro, columnas en sus pastes inferiores con rostros de muchos dioses guerreros y que fueron sacrificados por el dios malvado emperantor. En ese lugar los tendrá aprisionados para llegado el día del sacrificio divino los dioses súbditos de los pantanosos del universo en la galaxia habitada comiencen con su plan de tomar a todos los dioses del sistema solar prisioneros, y volverlos esclavos que sucumbirán como estrellas que son consumidas por los dioses malvados.
Hace mucho tiempo una aldea de campesinos vio descender una luz que fue a parar a las profundidades del lago, el contacto con el agua fue poderoso al levantarse por los aires como una gran marejada inclemente que rebosaron sus orillas, luego el agua del lago volvió a su sitio con miles de escombros y asombrados los campesinos corrieron allí haber el milagro que abajo del cielo mientras el agua del lago se apaciguaba, de nuevo todo en calma no se esperaban de que un hombre grande y muy fuerte con los músculos definidos de sus brazos, su armadura de cristal oscuro que hacen destellar diminutas luces constante mientras terminaba de salir del lago, los campesinos sintieron sus ojos embrujar por una brisa fresca que le acompaño al ser extraño que salía del agua llevando unos prisioneros.
El hombre extraño lleva una espada a su lado derecho, su mango es de oro, lleva también un escudo terciado a su espalda, es circular y sobresalen cinco puntas parecidas a una estrella, en la mano izquierda desde su muñeca lleva envuelta una cadena de oro con eslabones medianos que termina en un grillete que aprisionan al dios antaño del cuello y a su amada esposa, herido y gateando con su lengua afuera y seca de sed se resisten a morir.
Emperantor desempuño algo y este comenzó a brillar, fue alargándose lentamente hasta dos metros, este la levanto hacia el cielo de la noche y miles de rayos fueron a parar en la barra que sostenía allí, se veían uno tras otro llenando de pavor todo el alrededor. Ante la mirada agobiante del dios antaño, este clavo la barra en la tierra y esta tembló que a todos allí hizo caer, después de un largo silencio se escucho: ¡Seres! arribado sus dios desde los cielos inclínense ante mí. No me teman vine a protegerlos.
Decía constante emperantor mientras halaba constante la cadena que ahogaba a antaño y a declimera.

¡Mentira!
Grito antaño mientras era callado de una brutal golpiza ya que su armadura de oro se había desvanecido.

¡Gente! Los protegeré del poder malvado que refulgen las bestias malvadas, lo llevo retenido en mis cadenas. Soy su dios ¡hórrenme! y construyan un santuario para que me ofrezcan sacrificios y sacien la sed del mal con sangre de su propia generación.
Dijo emperantor cuando su barra volvió a su estado normal y el oculto.
Todos los campesinos se inclinaban sin atreverse a mirarlo a su blanco rostro, abren el paso al camino de emperantor que no cesa de golpear al dios antaño. Infundiendo temor los endebles cuerpos humanos ofrecen sus familias, su libertad, sus sueños y heridos por brutales mentiras se sienten muy afortunados, su venerado dios les eligió mientras en lo boscoso desapareció de la vista de los campesinos, muchos lo siguieron volviéndose sus vasallos, antaño solo veía como se manifestaba la palabra de los vivos cobijada por voluntad.

En la cima de una gran montaña se encuentra una estructura por donde se ve surgir el sol entre sus hermosas y altas columnas de granito, en la noche la luna parece embrujar el lugar con su resplandeciente energía, en el centro de ese lugar hay una gran esfera que representa el planeta tierra, sin tocar la base este gira lento sobre una larga serpiente de oro; luego de que la luna llena este posicionada en el centro del santuario, es un triangulo y el cual hace surgir agua de la esfera y deslizase por la serpiente de oro sin chorrearse, siendo tangada luego por la tierra dejando ver cómo nace un manantial más abajo en la montaña.
Su gran portón son dos grandes rocas que sobresalen a los lados de la montaña llamándola así montaña elefante, alrededor de la cima está rodeada de una fuerte muralla, teniendo talladas miles de flores que con un destello dorado que recorre la muralla este evoca los rayos del sol y en la noche evoca el resplandor de la luna, la cual hace brillar la litografía de que entre los pétalos de las flores talladas hay cuando agua pura nace de las murallas también, hay orquídeas inmensas de roca por todos lados, están coloridas por las mil flores que pintan sus alrededores.

La pirámide que puede acariciar las nubes está llena de enredaderas la cual en la cúspide hay una orquídea de piedra; lirios hechizados no dejan de andar a su alrededor. En la montaña elefante es donde el mago de sus cuentos pasa días, noches eternas sin dejar de admirar con su corazón lo que la tierra regala a los ignorantes que destruyen y rechazan.
Los harapos del mago no dejan ver su rostro pero son ondeados por el viento que constante hace presencia, los pájaros tricolor nocturnos cantan, se posan en los hombros del mago y vuelven alzar el vuelo ariscos.
Lo que cubren sus pies no parece ser de este mundo, son unas botas militares, las trajo de una dimensión vecina.
El mundo continua girando guardando la mirada de sus montañas amadas, monedas de oro que se desvanecen con el andar, huellas en el amor se proclamaron a los cielos y el eco de sus letras llego hasta la luna y el sol, el mago lleva esas huellas dentro del, siete letras quedaron cicatrizadas en su rostro.
El viento sutil que trae el aroma de las flores que vive en los alrededores, aquel lugar consuela cuando el tiempo no trascurre entre las mentiras infundidas que se creen verdaderas, algún día llegara su final sin poder ver más una primavera en su andar.
En la cima de la montaña elefante se pueden ver las estrellas sonreír mientras el mago de sus cuentos camina con un libro, tras cada frase leída estas alumbraban despareciendo mientras otras nuevas frases son leídas por sus pupilas. De pronto entre el reflejo del agua tuvo el mago una distorsionada visión, un objeto brillante cayo y otro muchos días después.
La orquídea de piedra en la cúspide comienza a resquebrajarse y a salir una luz enceguece dora por los orificios, el mago de sus cuentos pone su rostro al descubierto, sus ojos zarcos y aguados deslumbran en el cielo con otra visión; estuvo lleno de nubes rojas que destruían todo a su paso.
El mago voltea su rostro hacia la orquídea de piedra, ya emana tres colores en su poderosa aura que se entrelazan volviendo un arcoíris en la noche, el palpitar dentro de su pecho es muy angustioso y el mago abre sus manos cerrando sus ojos dando gracias a la vida y por la libertad batallada, separa los dedos, chispas eléctricas se trazar las manos del mago y los bichos que vuelan alrededor del mago son electrizados dejando brillante una pequeña estela en su volar, por las manos del mago comienza a sentir cada vez más fuerte la energía hasta que las ve ponerse de un color rojo hincan decente, la energía desde sus manos le abarco todo su cuerpo y le arribo al corazón terminando con una punzada tan dolorosa que le hizo recordar de donde vino, donde no sale el sol, donde el invierno es constante y asesinan el mañana.
La capa de roca que cubría la orquídea de oro término por caerse, el mago la tomo después de soplar su tallo. La montaña elefante está rodada por ríos muy profundos, es un laberinto lleno de agua, cualquiera podría perderse en ese lugar y ser devorado por la gran bestia de los ríos.
El mago de sus cuentos se adentra por la pirámide y sube por una escalera en espiral hasta la cúspide, mientras tomaba la orquídea de oro el horizonte resplandeció haciendo su premonición de caos muy verídica. El mago llama la bestia entonando una vieja y maltrecha guitarra, su fiel compañera escamosa y de color púrpura, con sus tres cabezas es de temer, tiene un cuello largo, sus enormes alas levantan su gran cuerpo, tiene un par de alas a cada lado las cuales se agitan a una velocidad descomunal, sus maniobras son agiles, en el extremo de su cola lleva tres puntas de marfil tan fuertes que destruirían los cimientos inquebrantable, tiene cuatro patas muy gruesas, con garras, puede arrojar fuego desde sus gargantas y de sus fosas nasales pueden arrojar un humo espeso, letal hasta para la misma muerte; la bestia sale desde las profundidades del agua desfogando un ensordecedor chillido que el eco se encarga de llevar hasta las mimas entrañas de la tierra. Vuela hasta la pirámide y sumisa agacha sus tres cabezas para ser consentida por el mago, sus manos que tienen electricidad le gustan a la bestia estrella de corazón la cual después de estar trepado el mago esta se para en sus patas traseras, alza el vuelo y el mago de sus cuentos hacia un chasquido con sus dedos desapareciendo y reapareciendo en un lejano horizonte que le muestra el camino donde cayó la luz que hizo resplandecer muy efímero en el horizonte, la luna bella no se apaga y acompaña haciendo reír la noche.
El mago de sus cuentos con su estrella corazón, rompiendo nubes que yacen atrás formando un jardín de flores nocturno que la luna evoca para estar lucidos hasta el día siguiente. Desde las alturas el mago en un sector boscoso todavía humeante y vuelto añicos; troncos de árbol carbonizado se ven como si se les hubiera detenido el tiempo, pequeños focos de fuego entre arbustos, luego hay un cráter que resplandece de un color dorado tan candente por momentos que enceguece a estrella corazón, esta se mueve para atrás y adelante rugiendo, efímeras llamaras cortas arroja sin querer para respirar un poco tranquila cuando el mago arrojando un rayo desde su mano derecha color azul que le llega a la bestia.
Sigiloso el mago sin dejar de parpadear asombrado por lo que sus ojos ven provocando que su corazón palpite anormal, con una cadencia descomunal.
Es una esfera de cristal de hielo universal, un vapor escapa mientras se abre una compuerta, sorprendente lo que halla el mago; son dioses provenientes de la recóndita galaxia imparas, sus nombres son crisalia, hermosa diosa de las auroras, tiene cabello sedoso y su rostro está muy herido, sangra de color azul, sus grilletes solo pueden ser rotos por el dios emperantor. El dios del brillo luciente, grande, fuerte, cabello rubio al igual que sus cejas, son guardianes de los dioses antaño y declimera, no es la primera vez que vienen al planeta tierra, hace unos años trajeron a la hija del dios antaño para esconderla da las malvadas intenciones de los oscuros dioses, sus nombre es diosa de la pureza divina, ellos intentaron escapar con bien, con su nave averiada lograron llegar y la caída fue los que los tiene heridos de muerte.
Los dioses allí no sienten extraño al mago, en miles de sueños han estado batallando, ahora entiende el mago porque siempre que amanece no siente haber dormido nada, cansado en su carne mortal tiene que mirar hacia el frente y continuar su camino mientras la flama de la estrella de vida para los dos dioses se extingue, la orquídea de oro brillo más intenso cuando los dioses la soplaron, al momento volvió a su estado normal mientras los dioses yacen sin vida. Antes de morir le entregaron al mago des sus cuentos una esfera dorada, adentro tiene una semilla, con ello ha designado al mago proteger a la primogénita de antaño, encontrarla antes de que el dios emperantor la encuentre después de que la semilla sea sembrada donde está la mortaja del caballero de mil batallas se encuentra.
Una mujer humana cuido de la niña, ya es toda una hermosa mujer. La orquídea comenzó a brillar por propia energía que ya produce y solo brillara en las manos de aquellos guerreros que no temen a la muerte por proteger la libertad que a cada momento es oprimida con furor. La orquídeas de oro es parea ser regalada a la muerte para cuando la semilla ejerza su poder esta revivirá el espíritu y el cuerpo del caballero de mil batallas quien decidirá enfrentar a emperantor para llevar acuestas el engaño de los empañados que solo evocan cicatrices en su humilde y mortal corazón.
El mago de sus cuentos toma la orquídea de oro con sus dos manos sintiendo los últimos suspiros de los dos dioses. Un aroma dulce se comienza sentir en el entorno, el mago se toma su tiempo y en un altar de rocas construido por un soplido suave de su boca, deslizo su dedo pulgar desde el meñique al anular y los cuerpos sin vida de los dioses se encienden en llamas, una flama azul rodea a un dorado espectacular que descresta al mago, este creía que los dioses que soñaba era inmortales, la carne no lo es, su espíritu sí.

En las afueras del valle de fe de cuentos
El dios emperantor como el profuso sublime de la espiritualidad ha ordenado hacer más sacrificios humanos. Se encamino con un gran ejercito al valle de fe de cuentos, allí no hubo resistencia, todos se inclinaron ante emperantor a quien no le parece suficiente que se inclinen, quiere la magia que hay allí forjada entre la naturaleza, quemando aldeas, granjas, torturando y asesinando busca la orquídea de oro que él cree que yace en ese lugar, muchos intentaron proteger sus familias pero parece que hubiera sido en vano.
El reino da la princesita isabella sintiéndose abrumado y casi derrumbado entre sus muchos escombros se vieron valientes lucir el filo de sus espadas a los cielos, confundidos porque el dios que bajo de los cielos los asesina; muchos se resignan porque su voluntad no tiene espíritu combativo pero muchos dan sus vidas por otros, humeante todo allí las flores negras se volvieron y la princesita isabella con su armadura incansable peleo pero sus fuerzas declinaron ante la gran cantidad de soldados de emperantor, sus soldados son de argamasa; sobresaltado emperantor abofetea a la princesita isabella la cual cae sentada al suelo, su guardián jalmor desangrándose se resiste a morir hasta que por fin desfallece.
El reino del valle de fe de cuentos fue incendiado, ahora escombros se ven por todos lados y los sobrevivientes los volvieron esclavos y llevados a una gran caravana a la costa del rey nervon quien fue asesinado por emperantor.
Emperantor fascinado por la gran espada que sostenía la pequeña princesita la intenta tomar son sus manos pero al instante le hace doler sus brazos tan fuertemente que tiene que arrojar la espada al suelo, furibundo empuñando su mano avoca un rayo a los cielos la cual destruye en mil pedazos la espada, riendo cuando voltea su mirada a la princesita esta ya no se encuentra allí, despareció como por arte de magia, el hechizo propio de la espada la protegió llevándola a un recóndito lugar donde nunca la podrá hallar.
El reino nervon es muy imponente, grandes columnas en forma de enormes guerreros que sostienen el gran techo mientras las olas del mar les abrazan sus pies hechos en bronce, el agua salada es complemento para acrecentar su propia energía de su estrella muerta y arrasar por completo con los demás dioses y ser el único invencible, poderoso, brutal, un dios perfecto para una raza inferior a él.
Emperantor libera a los malvados descoloridos de su jaula y como fieras despiadadas estarán a las órdenes de emperantor.

El mago de sus cuentos con la orquídea de oro en su mano derecha y la esfera dorada en su izquierda crea otro suave viento que levanta la polvorienta tierra en un espiral quien lo envuelve entre su pies, llegando a su cintura se divide en dos que llegado a sus manos desaparece de la vista la orquídea de oro y la esfera dorada. Los cielos en la noche fueron ocultados para no dejar ver la trasparente luna, aparecieron nubes grises que desplegaron mil truenos y centellas, la brizna comenzó a caer del cielo lentamente, su silbido llamando a su estrella de corazón la cual arriba y alza el vuelo con el mago de sus cuentos, la estrella de corazón sobrepaso la bruma de los cielos, mil tierras y siete mares sobrevoló hasta que arribo a la tierra de los muertos.
El mago ve a la vista una llanura florecida como si hubiera sido pintada de mil colores. Estrella de corazón ya en tierra es molestada por varias mariposas que son alejadas por un respiro que arroja de sus fosas nasales muy humeantes, pero las mariposas vuelan y molestan buscando juego a esa gran bestia mientras el mago camina con sus manos abiertas sintiendo los pétalos de las flores que lo llevan hasta la tumba del caballero de mil batallas.
La bruma de las nubes se deshicieron y el mago abre un pequeño agujero con sus manos, allí entierra la semilla y siembre la orquídea de oro, de repente un rayo de sol en medio del anochecer trazo el cielo hasta arribar al lugar donde está la orquídea de oro, esta se desvanece y vuelta luces se introducen entre la tierra, esta tiembla breve y ahora será el turno del resplandor de la luna para complementar la magia pero el mago no puede esperar y tiene que marchar en busca de la descendencia de los dioses crisalia y luciente.
El mago de sus cuentos debe llevar la esfera dorada para que sea fecundada por la diosa de la pureza divina, así que emprendió su viaje a recónditas tierras en busca de la diosa divina.
Entrada la noche la media luna resplandeciente hace brillar las mil flores que se cierran y se abren en chispas de siete colores que al instante desaparecen; la tierra vuelve a temblar resquebrajándose, una luz dorada sale de entre las grietas iluminando el cielo evocando nubes de lluvia hasta que un chaparrón se desata, las flores se resguardaron de la inclemente lluvia que vuelve la tierra muy pantanosa en el lugar donde se sembró la semilla, la orquídea de oro se vuelve de un color enceguecido hasta que una mano comienza emerger dentro de las profundidades, sus dedos intenta aferrarse de la superficie de la tierra hasta que sale otra mano que también hace lo mismo, haciendo fuerzas las dos manos comienza a salir una cabeza hasta que sale por completo un cuerpo que deja ver su caparazón de huesos en una parte de la caja torácica, también en medio rostro se puede ver cadavérico, sus ojos son zarcos, parte de su mano izquierda, pecho, y todo el lado derecho de su cintura para abajo hasta su tobillo, en su mano derecha se pueden ver las fibras musculares en carne viva, su cintura la cubre una bandera tricolor sucia por la tierra, lleva una cuerda que cuelga de su cuello, el medallón es un cóndor de fuego, su rostro mirando hacia el cielo llora desterrando su dolor hacia allí, su vida ha vuelto, armonioso caer de la lluvia que le tranquiliza pero algo le llama la atención, la muerte lo mira con su hoz, lleva la orquídea de oro entre sus manos hasta que se pierde de vista entre lo boscoso de un angosto sendero.
La lluvia ceso y el cielo en la noche volvió y clareo ¿Cómo entender lo que sucede? En el reflejo de un charco el caballero de mil batallas se ve el rostro como un monstruo, mira hacia su alrededor, solo el enfoque de la vida se desvía un instante del pensar y dejarse llevar por su gran corazón que no se pudrió le dirá a donde se encaminara. El caballero de mil batallas mira hacia el norte, tres estrellas lo guiaran.
El caballero se pone de pie entre mil imágenes que se le manifiestan en su mente, se toma la cabeza con sus dos manos mientras camina entre las flores que se iluminan, mil mariposeas le acompañan entre una hermosa ladera; los primeros vientos de la mañana nublada le deleitan y cuando el caballero pasa entre los rayos del sol entrelazados que delinean la niebla, sus pensamientos e imágenes del pasado ya están organizados, los cuatro elementos de la tierra se ven por todos lados, le hace falta tener una espada entre sus manos, las tres estrellas todavía no se mueven por los cielos.
El caballero de mil batallas a la orilla de un arroyuelo con su estomago rugiendo de hambre, bebe agua para saciar su sed cuando de pronto su atención es llamado por el chillido de cinco cuervos que yacen en un árbol seco, alterados se picotean el uno al otro. El correr del riachuelo es interrumpido por una persecución a caballo, son onguerhs , son grandes, fuertes, llevan duras armaduras y sus cabezas son puntiagudas, llevan tres ojos en su rostro, sus orejas son triangulares, no tienen nariz, desde entre sus dientes filudos se desliza su babaza oscura y viscosa, rugiendo con sus espadas bañadas en sangre persiguen a un campesino ya de edad y muy asustando en ese preciso momento mira hacia atrás cuando una flecha le impacta en su espalda y este cae desplomado en el riachuelo, sorprendido el caballero de mil batallas por los onguerhs que lo dejan privado de un fuerte golpe, no le asesinan por lo que parece un monstruo apropiado para el entretenimiento de su rey salaman y aliado del dios emperantor.
El entretenimiento yace atemorizante en un aísla en medio de un gran lago infestado de bestias acuáticas que devoran carne humana, solo se puede entrar en barca; alrededor de la isla hay murallas tan altas como de un kilómetro, las tribunas con de diferentes niveles para el exigente público monstruoso que anhelan ver sus poderosas bestias en acción en medio de un gran campo abierto, para que destruyan, desangren y masacren seres humanos.
La multitud en masa aclama la primera batalla de la tarde y quien más para abrir la faena de crueldad que el monstruo que hallaron en la orilla de un riachuelo contra el mejor de los onguerhs, fatan el asesino de hombres quien en su antro afila su larga hacha que con solo empuñar más fuerte sus manos salen tres puntas con la cadencia que desee fatan hacia su rival.
El caballero de mil batallas fue llevado colgado de pies y manos de una gruesa rama, al arribar y adentrarse por las murallas para llegar a los calabozos donde los prisioneros esperan la suerte de padecer con sus bestias malvadas, el caballero de mil batallas es despertado con una fuerte patada en su estomago, ahogándose por falta de aire es tomado del cuello y golpeado en su rostro varias veces hasta que cae en el piso del asqueroso calabozo que está lleno de excremento de animal, con sus manos atadas a su espalda es llevado por un largo pasillo, a lado y lado son calabozos y están llenos de campesinos, también hay una reja que divide cada pabellón de los cincuenta que son, tomado a la fuerza de nuevo el caballero se resiste hasta que arrojado contra un muro, su tabique se desvía, su respiración por la nariz sangrante queda anulada hasta que este con sus dedos en el tabique lo vuelve a su lugar, respirando por su boca es escupido en su espalda mientras abren otra grande reja, este mira y un onguerhs gruñe y parece reír, todo allí esta ensangrentado, los calabozos de allí están muy mal olientes con cadáveres en descomposición y moscan que están por todo el lugar, hay seres humanos encadenados sufriendo, rezan para que su turno nunca llegue. Después de recorrer más el interminable pasillo hay más calabozos donde hay más prisioneros, el silencio atormenta el lugar seguido del eco de gloria que aclaman al sangriento fatan que ya se encuentra en la gran llanura, sus opresores intentan controlarlo a látigo mientras otros dos más intentan controlarlo desde las cadenas que aprisionan sus manos.
Entre los agujeros de la reja se puede ver el onguerhs hasta que las poleas comienzan a moverse y la reja a subir mientras un hombre veterano, grande y de cabello blanco es golpeado, solo murmuraba libertad, el caballero se enfrenta en una pelea contra el agresor quien lo derrota en un instante, cansado y sus manos atadas a sus espaldas tiene las de perder, de pronto las manos del caballero de mil batallas son liberadas, empujado a la arena de la llanura mira cuando la reja se cierra y los gritos eufóricos de la gente estremecen cada rincón de ese lugar maldito.
Abuchean al caballero de mil batallas mientras animan a su bestia preferida los insolentes. Fatan como siempre incontrolable enfoca al caballero de mil batallas quien también lo ve, sus músculos descomunales parecen que se quisieran reventar aferrando su hacha que abanica constante riendo a carcajadas, subestimando al caballero lo ataca y quien logra esquivar cada ataque hasta que es arrojado al polvoriento arena con una fuerte patada, fatan viéndolo de espaldas ve la oportunidad de decapitarlo para terminar su lucha de una vez por todas por el día de hoy y continuar siendo glorioso en las batallas, pero el caballero reacciona haciendo un rollo hacia el lado derecho sintiendo temblar la tierra cuando el hacha golpea la tierra, este por fin se pone de pie tan ágil que utiliza el hacha cuando fue a parar a la tierra como un trampolín y sube al brazo de fatan, la bestia con su otra mano intenta atraparlo hasta que con sus dedos le saca sus ojos, fatan desfoga un grito de dolor que conmociona a todas la gentes allí mientras ven caer de nuevo el caballero de mil batallas a la arena.
Fatan alinea su hacha y una punta sale disparada hacia el abdomen del caballero de mil batallas, este lo empuña y lo saca con su mano derecha, mirando fijamente los ojos sangrantes de fatan que se aproxima, midiendo los pasos de fatan el caballero espera su oportunidad, este comienza a corre frente a fatan pero se detiene viendo el destello del filo del hacha cuando pasa por su nariz, con la inercia de su propia fuerza fatan yace indefenso cuando la punta es incrustada en su te5cer ojo hasta que le perfora hasta el moco de su cerebro; Fatan cae sin vida mientras el caballero de mil batallas se apodera de su hacha, el rey salama es el único que le aplaude.
La ira, las ansias de revancha, el odio vuelven cada vez más cadavérico el cuerpo del caballero de mil batallas. Cuando termina por decapitar a fatan este le arroja la cabeza al rey salama que es protegido por el escudo de uno de sus súbditos, ofendido el rey quiere muerto al monstruo y ordena que tres bestias salgan a la arena.
El brujo personal del rey salama evoca nieblas lúgubres y el hacha se deshace en las manos del caballero quedando solo limalla entre sus dedos.
Tres bestias enormes corren hacia el caballero pero uno tras otro. La primera bestia con su espada en su mano derecha y su escudo en su izquierda ataca al caballero que se arroja de cabezas terminando en una voltereta que termina por esquivar al segundo monstruo, tan ágil que la tercera bestia vio su corazón negro empuñado por la mano del caballero todavía latente hasta que lo revienta. La segunda bestia ataca sin piedad rugiendo pero el caballero más rápido le cercena sus brazos con la espada que recupero y estando ya muy cerca la bestia restante el caballero le arroja la espada que de punta le traspasa todo su rostro, su pecho todavía se ve latir hasta que la espada es sacada de su rostro y clavada en su pecho.
Los gritos de dolor de la bestia sin brazos se escuchan hasta el confín, queriéndole decapitar el caballero la espada se le desvanece, el caballero enfoca al brujo en sus retinas rojas inundadas de ira, la bestia yace de rodillas, el caballero le trepa su espalda y con un movimiento de sus brazos heridos desnuca la fuerte bestias.
Un dolor profundo siente el caballero dentro de su cuerpo. La brujería del malvado infundida le hace doler demasiado al caballero, su cabeza se quiere reventar de dolor y sin dejar de mira al brujo este es envuelto por una espesa niebla. Sintiendo el dolor cada vez más insoportable el caballero de mil batallas cae en la arena inconsciente derrotado, la niebla desparece y el brujo se puede volver a ver, el rey aplaude muy sutil, de pronto el odio del caballero evoca llamas del infierno al atraer sus energías difusas, el brujo se enciende en llamas, gritando y corriendo de un lado para el otro termina por arrojarse al lago extinguiendo las llamas, pero las bestias de allí lo devoran hasta que no queda nada.
Los tambores retumban en eco entre las mil islas opresoras que indignan la vida, y como gestores de maldad son invadidas por valientes que arriban en muchas barcas que en medio de flechas se adentraron, preparados para ello tienen una cubierta de metal y las flechas en llamas son extinguidas con agua del mismo lago, muchas de las flechas se adentraron por angostas ranuras y fueron letales para muchos de los valientes.
Su brujo yace muerto y las bestias viéndose rodeadas temen y huyen, el rey ordena ejecutar a los desertores descuidándose en la defensa que es rota al caer el sol, el rey salaman peleo como una feria descomunal pero este aun así sucumbió ante las espadas de los liberadores, vienen por su líder buitraño, el hombre que salvo el caballero de un castigo insolente.
El ruido de la batalla desconcertaba al caballero de mil batallas que aislado en una oscura y asquerosa mazmorra esperaba lo peor hasta que ve el rostro de buitraño, agradecido le brinda su mano y lo invita a ir con él a su aldea, una aldea luciente, hay estatuas de oro por todos lados ofrecidas al dios emperantor, desconcertado el caballero siente su cuerpo desfallecer hasta quedar dormido, muy desconcertado siente despertar sin siquiera sentir haber dormido; es una hermosa campesina que se lava su rostro con agua tibia con un trapo más suave que la ceda al lado de un riachuelo que baña el hermoso y gran jardín de flores, creyendo ya el caballero que es un sueño se deja llevar, la chica tiene unos veinte años, piel blanca, cabello dorado con una trenza en el lado izquierdo de su cabeza, alas blancas, largas y hermosas que resplandecen cuando la chica se encuentra feliz, su sonrisa es maravillosa, parece un sol que ilumino un muerto corazón, le encanta adentrarse entre el jardín y tomar las flores entre sus manos y hacerlas girar hasta que le dejan descubrir un amor como una gran premonición para el corazón. El caballero de mil batallas sintiendo la realidad cuando ve el reflejo de su rostro en ese mismo riachuelo le deja sentir la realidad, la cual le hace desistir de continuar observando a la hermosa campesina.
Los líderes de esa gran aldea hacen una reunión, no desean al monstruo que dice ser un caballero entre ellos, le temen y la mayoría está en contra de que se quede, pero su partida fue truncada cuando este se manifestó y dijo que las cosechas ya arribarían y deberían necesitar mucha mano de obra para sus tierras, ya que la mayoría de los hombres dedican sus vidas a la batalla por la libertad sus esposas e hijos no lo podrán hacer solos.
El caballero de mil batallas empuñando su herramienta de trabajo se siente constantemente observado, este mira y ve a la campesina que cambia el enfoque de su mirada hacia otro lado, pero la hoja de la herramienta que manipula le recuerda lo que es cuando este vuelve haberse cuando un trozo de tierra con su mano quito. El caballero se apena por su monstruosa apariencia con aquella hermosa campesina de nombre divina, así que prefiere mantenerse al margen pero al pasar de los días el amor les ha tocado el corazón encontrándose sus miradas sin ser casualidad, las retinas tatúan la silueta de cada cual en medio del alba irradiada por cálidos rayos del sol.
El amor danza entre piedras tangible, inmortal se declara entre aguas enfurecidas del mar, en la noche y en la tarde entrante el amor como un ciclón hacen palpitar juntos a dos corazones que arden de pasión, pero la chica es la diosa de la pureza y ningún mortal podrá robar su virginidad.
En una mañana la brisa refrescaba la calurosa tarde y entre gotas de agua que descansaban encima de las hojas el caballero de mil batallas se ve como su piel se regenera cada vez más rápido, así como sus pensamientos por divina, el amor le da vida mientras los vacios se diluyen.
El caballero rodeado de mariposas coloridas siente mucho más curiosidad por divina que le deslumbra cada vez más. Sus manos están cubiertas de piel en su totalidad, en su rostro todavía son muy notorios sus heridas.
Buitraño ve lo que está aconteciendo entre el caballero y divina, su hija llegada de las estrellas, no se escuchan palabras oponiéndose a su decisión de corazón, para buitraño la felicidad de divina es lo más importante, sus alas no habían resplandecido tan luciente como en estos últimos días pero el caballero prefiere alejarse aunque sus pensamientos solo evocan el nombre de divina que no deja de buscarle el lado de los sueños al caballero de mil batallas.
Ya han pasado un par de semanas y la piel del caballero de mil batallas ni una sola cicatriz le quedo y el corazón fue abierto para divina.
Barreras grises evocaron su espacio de maldad queriendo ultrajar la identidad, infames sus hechizos vulgares no tendrán poder ante la llama eterna del amor que viaja entre las estrellas aclamando su tiempo y espacio, que reacio de nuevo es embrujado, hechizado con amor, la libertad los cobijo en medio de la batalla que pelean con amor.
Divina y el caballero de mil batallas caminan tomándose de la mano entre las flores que abren y cierran sus pétalos protegidos por la suave brisa, todo danza a favor de la tarde crepuscular, se comprobó cuando el caballero dijo su nombre: incalo.

La sed de amar claudico cuando el horizonte rojizo con nubes en forma de corazón que chocaron unas con otras desfogando un monumental trueno que anuncia la llegada del amor. Gotas de agua dulce les moja la piel inerte que estuvo a punto de desaparecer, el ricio les renace lo que en algún día creyeron que no existía, pero desde los cielos como un rayo todo rincón estremecieron, ya exponen sus rostros con sus manos abiertas al cielo, gotas de amor que refrescan sus almas y que son custodiadas por muchas hadas mágicas.
A divina se le comenzaron agitarse las alas, antes se atemoriza de tener esas alas porque nadie más las tenía y la miraban muy extraño pero con incalo es diferente, le da seguridad, la enternece, le da amor humilde.
Divina agito sus alas y comenzó a levantarse por los aires; el sol destello entre una inmensa nube porque incalo una risa desfogo que le reconforto a sí mismo. Divina vuelve a tocar tierra frente al caballero y con sus alas lo abriga, sonrojada lo toma tiernamente con sus suaves y tibias manos, suspiros constantes entre sus miradas fueron entrelazadas y con un lento beso en el labio superior e inferior fue sellado el amor, la luna llena en el horizonte oscuro les alumbro, hechizo de luna proclamo el sol con sus rayos cálidos y candentes la magia se esparció dentro del caballero que entre muertos mil veces ilumino, orquídeas entre nubes germinaron, se desprendieron de sus tallos y el horizonte oscuro florecieron llevado por los tres vientos, que entre montañas embrujadas son custodiadas por las nubes, por auroras que divinas manifiestan vida con gotas de lluvia inmortales que les refresco sus acalorados cuerpos.
El alba les sorprendió, el afán desapareció, llenos de paz alrededor, el tiempo con sus granos de arena se detuvo por un instante y volvió a caer constante entre canciones armoniosas interminables.

En el reino de emperantor
Emperantor alzando la vista más allá de las retinas enceguecidas por los invisibles hilos manipuladores ordena la búsqueda de la diosa de la pureza que encubara su legado; ante los ojos del dios antaño dijo esas palabras mientras el ruin emperantor acabo con la vida de antaño quien fallece con su cuerpo mal trecho, su amada declimera no le abandona y herida de un profundo dolor en su corazón que le hace morir al lado de su eterno amado, era no anhelado, lo prometido y fue lo cumplido.
Las aldeas adoradores de emperantor son ultrajadas, la maldad si fin es su plenitud, arrasando el mundo ruin, merecida su libertad es destruida por encontrar a la diosa de la pureza. Emperantor ha dividido sus ejércitos para encontrar más pronto a la diosa de la pureza pero se le agota el tiempo a emperantor sin él saberlo.

En la odisea de la búsqueda de divina por parte del mago de sus cuentos se comienza a poner extenuante, en su estrella de corazón voló por diferentes tierras sin poder hallar a la mujer hasta que arribo sin querer al valle de fe de cuentos pero no puede creer lo que desde los cielos ve, el valle humeante, arrasada, todo está destruido, eso le parte el corazón en mil pedazos al mago que vuelven y se unen al instante enfurecidos.
Alertados los malvados que deambulan por el valle atacan al mago arrojando sus flechas que se vuelven llamas cuando se le iluminaron sus ojos de un color rojo, gotas de sudor se deslizan por la frente del mago, resplandeciendo su cuerpo en el exterior abre sus brazos extendiéndolos hacia norte y sur, junta sus brazos con sus manos abiertas que al contacto un enceguecido trueno provoca que un destello sea seguido por un onda expansiva que levanta la tierra y derriba los escombros humeantes de madera, y acaba con los miles de bestias que allí aguardaban, fueron incendiadas y el vientos termino por consumirlos hasta llevarse sus cenizas.

En las tierras de los libertadores

Divina uniendo sus manos con las del caballero de mil batallas desde sus dedos meñiques ríe al sentir mil mariposas coloridas volar a su alrededor.
El esplendor del amor en su apogeo ha sido distraído cuando un habitante local arriba en su caballo a todo dar, muy herido. Dice que los malvados viene en camino arrasar con las aldeas bacinas que indefensos sucumbes ante los despiadados ataques de los soldados de emperantor, buscan a divina por alguna razón, en todas las aldeas dieron su libertad a cambio de sus vidas pero les fue quitada, son muchos para tan poco pensaba siempre emperantor mientras ajusticiaba las gentes.

Un grupo de treinta y tres soldados de empeterantor se adentraron muy lento, los libertadores han sido derrotados, los soldados fueron creados por el viento que levanto la tierra por poder de emperantor, todos allí deben huir de inmediato, cada familia toma lo que puede llevar en sus manos, muchos se marchan en sus caballos, los niños y enfermos son llevados en una gran carrosa. Después de caminar durante muchos días lograron escapar de las manos de los malvados pero por donde pasan les recuerda los tiempos malvados que viven, es el valle de fe de cuentos y para el caballero de mil batallas es inconcebible, que infierno leer en su mirada una encrucijada de ira; el caballero aferrando las riendas de su caballo baja de este y se encamina hacia el reino que yace en ruinas todavía un poco humeantes, mil imágenes pasan por la mente del caballero el cual le hacen declinar hacia el piso sin dejar de temblar en sus manos.
Dentro del castillo todo esta vuelto añicos, de pronto el caballero ve en el piso algo que le destella, es el mango de su espada, es como si viviera un deja vu volviendo el rostro de este un poco cadavérico, el mango comienza a brillar como una pequeña estrella. El caballero de rodillas empuña el mango que le llama a su corazón, los trozos de la hoja de la espada están regados por muchas partes y luminosas se vuelven de un color incandescente hasta que comienza a fundirse cada una de sus partes, en liquido se unen todas las partes de la espada hasta tomar la forma cuando esta toco el mango de la espada. La espada comienza a enfriarse ante la mirada fija del caballero que al instante ve el reflejo de la chica, la piel en su rostro se regenera cuando le toca su hombro, divina se arrodilla al lado de su hombre y le regala un fuerte y cálido abrazo que le hace palpitar demasiado, un beso lento aclama de nuevo el verdadero amor a los cuatro vientos de la pasión, de repente una fuerte explosión se siente y una parte de la muralla vuela en mil pedazos, es un poderoso malvado que fue guiado por una estrella muerta y le indico aguardar en el valle de fe de cuentos por si a la diosa de la pureza pasara por ese lugar, la chica tendría cuatro destinos y solo ella escogería uno solo.
El caballero se pone de pie con sus ojos irradiando candela mientras con su mano izquierda corra a divina y la resguarda tras su espalda.

¡wooo! ¡wooo! ¡wooo! Las estrellas nos han reunido a todos de nuevo.
Dijo el mago de sus cuentos entrando lento con su rostro oculto y sus dos manos empuñadas.

La gran bestia que arriba rugiendo haciendo temblar la tierra tiene un solo ojo, toda su cabeza esta cubierta por pelo, lleva unos brazaletes de oro que brillan interminable, una energía de color morado comienza a ponerse más candente a su alrededor, el mago con su mirada hacia el piso mientras efímero observo al caballero y a divina se encamino a enfrentar a la gran bestia, en un parpadeo desaparece el mago en un polvo de estrellas que destella en pequeñas partes. El caballero entendió con telequinesis que debía marchar de allí con divina, este no lo dudo estando muy alerta y listo para masacrar a quien le quiera destruir su amor.
El mago de sus cuentos evoca una luz entre sus puños y una vara larga surge, girándola dos veces hace aparecer miles de replicas de su mismo, la bestia une sus brazaletes y despliega un rayo mortal desde allí aniquilando replicas del mago por doquier con una cadencia descomunal, la vara del mago comienza a brillar mucho más, aumentando su poder, la bestia es enceguecida y esto es aprovechado por el mago quien le introduce la vara en la boca a la bestia, por sus ojos comienza a salir un luz, su cuerpo se comienza a resquebrajar y la luz también sale por allí hasta que es destruido, su bestial cuerpo revienta en miles de pedazos mientras sale una luz disparada hacia los cielos dando la señal a emparantor de que divina se encuentra en el valle de fe de cuentos; de inmediato emperantor se dirijo allí en una nube voraz que desfoga fuego sin medida.
Mientras huyen entre la bruma el caballero de mil batallas y divina ven esas luces que por obra del mago hace perder el control esférico de la nave de emparantor que ya se aproximaba y termina por caer entre los arboles sin control. El caballero levanta su espada al cielo y un rayo se desata forjando de nuevo la espada dejándole destellar un poderoso filo que destruiría lo indestructible.
Soldados de emperantor se dirigen a todo dar en sus macabros caballos, divina nerviosa se oculta y observa al caballero y al mago a lo lejos quien ya la miraba fijamente, emperantor se encuentra herido en su rostro, sangre azul se desliza de su frente, entre la niebla que arribo se encamina hacia el caballero de mil batallas quien ya lo espera aferrando su espada, emperantor y el caballero emprenden su carrera haciendo chocar sus espadas que retumban tras las montañas, de pronto el dios emperantor se siente girar y ver como al caballero le salen tres almas que le atacan, viéndose sorprendido cierra sus ojos y continua luchando con su espada despiadado hasta emperantor disponía a dar un golpe portal pero el caballero le detiene el ataque tomándole de su mano por la muñeca, este abre sus ojos y se enfurece más, siendo demasiado alto golpea al caballero con sus nudillos tan fuerte que este voltea su rostro cuando un coagulo de sangre se escapa de su boca, el fuerte impacto le hizo al caballero de mil batallas que se escapara también la espada de su mano pero esta al instante vuelve a ser empuñada como si fuera un imán y termina evadiendo un ataque de emperantor, pasando muy cerca de sus ojos el filo dorado de la espada de emperantor hace que la valentía se ponga a prueba.

El mago de sus cuentos camina lento, y tras cada paso el polvoriento suelo se va levantando, cuando los malvados se disponían atacar estos se vuelven arena juntándose en un torbellino que crece cada vez más hasta que un gran monstruo gigante llamado bifilos termina por transformarse, con ventiscas de arena ataca, el mago cierra sus ojos y toda la arena se convierte en llamas hasta abrigar con lo candente a bifilos que siendo sorprendido por la ilusión el mago lo destruye con la espada da la nada, la cual le surge en la palma de la mano cuando la evoca con su mente.
El caballero de mil batallas ve a emperantor y este siente cuando el mago de sus cuentos intercambia su espacio ya quedando a la vista del mago emperantor, clava la espada de la nada en la tierra y como un volcán desatado levanta por los aires a emperantor que cae contra unos árboles, estos intentan atraparlo con sus largas raíces, emperantor sangra por su nariz, al verse sin apoyo de sus secuaces decide esfumarse en su esfera de luz y marchase más allá de los cielos. Este se marcho porque el aura de la diosa de la pureza ya no está, así que su siniestro plan se fue entre los pantanos del amanecer, ya no es pura, se ha vuelto una mortal.
El mago de sus cuentos le entre la esfera dorada a divina, la cual cuando la mujer la toma entre sus manos esta se vuelve muy brillante que desaparece a la mujer, ella solo siente cosquillas interminables en su estomago hasta que vuelve a reaparecer.
El corazón del mago palpito, este hallo el medallón galáctico que se la reventó a emperantor con la violenta caída; el medallón guío al mago donde el alma del dios antaño, entre mil jardines de orquídeas inmortales de los valles irreales, el espectro fantasmal de del dios antaño le toma de la mano, le agradece por tener la voluntad de combatir, le ha obsequiado la estrella del sur que nunca extingue su energía.
El mago ira tras las estrellas en busca de emperantor para destruirlo de una vez por todas, así que abordo el trasporte de luz donde hace muchos años aterrizo la diosa divina.
Los ejércitos malvados se desvanecieron con el nuevo resplandor de la luna que alumbra al caballero de mil batallas, sintió delirar en ese instante, sin fuerzas y temblando en sus piernas se desploma sin latir en su corazón, divina muy nerviosa llora al ver el cuerpo sin vida de su caballero del amor; el alma del caballero camina por un bosque lúgubre, sombrío, el silencio es infinito y cubierto por niebla todo allí la muerte aparece tras un gran árbol mientras la niebla le abre paso y le envuelve la orquídea oro plasmándose en el pecho del caballero de mil batallas, haciéndole volver de nuevo a la vida para que lleve el amor que le fue tan esquivo en sus interminables batallas, pero este parase que estuviera en otro lado estando su cuerpo físico en ese lugar.
El mago de sus cuentos voló en la esfera de luz de los dioses caídos, los sistemas da la nave se encendieron al cerrar los ojos el mago, no tardo mucho tiempo en esa fracción de tiempo inconcluso; su barba creció hasta su pecho hasta que arribo donde todo es dorado.
El mago de sus cuentos trajo consigo tierra de su planeta y la lanzo a los aires convirtiéndose en un arcoíris, tan resplandeciente que los malvados dioses que aterrorizan en esa galaxia fenecen al ver las luces del arcoíris, pero ese suceso no le afecta a emperantor que se encamina extrañado a destruir al insolente terrícola que arribo a su reino para morir.
Se miran el uno al otro, la barba del mago se vuelve dorada y con un agujero salido de la nada trajo el alma del caballero para fusionarla con la suya, viéndose la orquídea de oro plasmada en el pacho del mago la espada reluce tras cada vuelta del mago que deja ver el rostro del caballero de mil batallas, batallando destruyen las penumbras que se posaban en aquellos hermosos tres cielos que son separados por estrellas; energía fusionada entre el mago y el caballero que roba la de emperantor, que sintiéndose cansado es traspasada su armadura dorada por las espada del caballero de mil batallas volviendo al instante el espíritu del caballero el cual arriba a su cuerpo para verse lucido de nuevo.
Emperantor soltó su espada y observando su sangre azul escurrirse entre sus dedos su mirada enfoca al mago quien con su espada de la nada decapita a emperantor, cayendo su cabeza dando tumbos hasta detenerse entre unas rocas, el cuerpo de este se resquebraja hasta volverse auroras que terminan por liberar las cadenas de quienes eran oprimidos por los malvados.
La paz volvió a los multiversos ¿quién sabe hasta cuándo se proclamara?
Ante la mirada de muchos el mago con su magia las estrellas de sorpresas lleno, mariposas intergalácticas coloridas aquella galaxia se colmo, posado el mago de sus cuentos en una estrella que lo llena de calma desearía no volver a la tierra pero después de unos cuantos días los cuatro elementos lo llamaron, tal vez la batalla de los magos sea inminente.

El caballero de mil batallas continuo viviendo en el sendero del amor ahora que una nueva vida se forja, la protegerá a como dé lugar. El caballero no volvió a ver la muerte y vivo feliz por muchas décadas con divina y su hija.
Duele dormir entre la desesperanza ante la verdad, con un simple soplido evocado por los seres heridos, mortales guerreros e incansables que hacen destellar el filo de su espada.
Cuando termine la batalla en medio de su ayuno de muerte, el anhelado descanso y la inmortalidad no será robada, prevalecerá hasta el final del día, al comienzo de la tarde y en la noche las estrellas e alinearan en honor a los guerreros mortales que batallan solos contra el mundo, sus nombres esperan para ser escritos con tinta de estrellas, su lucha nunca será borrada.
El mago de sus cuentos le gusta ir a la estrella del sur para observar las galaxias vecinas, feliz allí se queda a dormir.

j.c.n-9-febrero-2012


Texto agregado el 10-08-2012, y leído por 218 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]