La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El cuentero en el fin del mundo

 Imprimir  Recomendar
  [C:495851]

Tres mañanas grises que fueron bañadas por los candentes rayos del sol que traspasando los claros entre las nubes siendo envueltas las montañas relucen su reverdecido color.
El cuentero agraviado de espanto por la inconsciencia inmoral de los que se ve por todos lados con la cara entre sus manos que viene desde el hipotálamo ¿cómo hacer que vuelva su propio ser? El cuentero todavía no ha muerto y sus adoradas montañas le escriben en los horizontes crepusculares que hacen venerar su práctica cada día más.
En el escritorio en la calle se aventura entre tierras de duendes donde la arena tricolor se vuelve un corazón.
Las hadas multicolores iluminan su imaginación ¡que tal vez un mañana se acabara! O tal vez no, porque el fin del tiempo no caduco, solo se reinicio. De repente la nevada comenzó, con su abrigo de lana blanca y verde a su santuario llamado Antioquia gloriosa de mil matices de arcoíris cubrió, no desea partir de allí y añora su tumba rodeada de orquídeas antes de que sus cenizas sean esparcidas entre tres montañas que arrecian el frio.
Los ojos zarcos del cuentero se endulzan con sus bosques colombianos que se cuadriculan para medir las letras y crear una ecuación que solo se encuentra su resultado cuando se halla el tesoro del amor, que los zombis oprimidos desvanecen a los seres a su alrededor que despiertan y sueñan con un mañana y en un pasado mañana mejor. La mente fortificada del cuentero fue entrenada para sobreponerse ante las doblegadas de la magia malvada.
Cuentero del fin del mundo que con esmero y obsesionado continúa escribiendo hasta después de su muerte.

j.c.n-20-2011-diciembre

Texto agregado el 19-03-2012, y leído por 183 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-03-19 16:47:24 Viejos recuerdos acudieron a mi memoria, pues estuve un año en Antioquia, viviendo en una parroquia en La Raya. Año feliz de "reencauchaje", porque estuve estudiando, y cultivé buenas amistades. simasima
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]