La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / DeBenito2 / Navegar siempre

 Imprimir  Recomendar
  [C:49383]

NAVEGAR SIEMPRE



Parte 1ª

Qué baja la nube
Qué intensa la niebla
Oscura la mar debajo, oscura
Sin horizonte la mar.

Sin perspectiva la tierra esteparia
Donde ajeno quema el cielo
Los pensamientos
Donde la barca hace agua
Donde indefenso te mojas
En el fondo
En el miedo al fracaso
En lo duro de la estepa
Te cortas con la línea, le temes
Horizontal.
Proclamas el dolor

La presión en la cabeza
La incomprensión de los sucesos.
Tiempo tan grave, tan duro de vivir
Fue aquel tiempo
De sabor crudo, estridente. Entonces
Deseas que la muerte, ese sitio bello
Esa mujer hermosa, tal vez
“Me roce con sus labios”, pensé un día. Me lleve
Con ella. Solicitas su belleza y su presencia
En falso modo, mintiendo
Por consuelo. Desesperación sin cura

La barca se consuela con la vista de la costa
Y yo que voy a bordo no tengo sosiego.
Sin consuelo quiero
La muerte. Con sus labios de mujer



Parte 2ª

Más tarde, mucho más, en la misma barca
Envejecida, gastada con los años, muchos los años
Me viene a buscar
A mi barca vieja
Pobre barca la mía

Muerte
No quiero sus labios
No quiero su belleza
No quiero que me lleve
Pobre mi barca. Madera que lucha.
No era cierta mi manera con ella. Ni con la muerte.
No la buscaba
Bellaco mentí por miedo
A vivir


Era terrible dice la barca.
La estepa, la niebla
La mar, el agua negra.
Todo es mejor. Todo querido ahora
Parece
Más se arria la cortina.
Lo que encontramos detrás
De la tela opaca, la que se abre
Exhibicionista y temeraria
Cuando sin pedir su presencia
Cuando sin desearla aparece, sin labios de mujer
Temida
Indeseable, turbulenta, sucia y malvada

Luego explicas a tu barca con el ancla
En la faz
Que temes mas a la muerte
Que a la vida misma.

Aquel fin
Que un día deseaste
Engañándote
Y a la barca, dejando el rumbo
A la deriva, engañabas
Quizás buscando los labios
Buscando con el miedo a encontrar
Absurdo. Y estúpido


Parte 3ª

Ultraje cuando llegó cierta, de veras
Pavor que no quiero. Me engañaba entonces
Y a mi barca
Temía a la vida y, por simular cariño...
Me mentía solo, ante mi persona

Y mi barca.
De gorriones hospital
De bufones fracasados cobijo
De mentiras plena por la fuerza
De la verdad
Temía la vida

Me sobrecojo y aterrorizo
Engañado
Tantos mares, estepas. Barca
La misma me sorprende, la vida
Con cautela y sobresaltos la barca
Con terror la muerte

Con amor cuando navego
Con ella atisbo el rumbo bueno
No existe, persisto, buscando
Entre la bruma
Por ella, por mi barca
¡Que bonita navega!, que diestra. Cuan querida
Pintada toda, adorada entera
Vestida preciosa.
Pintada. Querida.



Aguadulce, 15 de enero de 2004
José María de Benito

Texto agregado el 27-07-2004, y leído por 125 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2004-07-27 13:38:14 Vaya cambio. Este es mucho más conceptual que el primero tuyo que he leído. Más difícil. Se nota el capricho en la puntuación y en la inicial mayúscula, lo que le aporta cierta belleza. La concatenación de imágenes también me parece caprichosa, pero bien hilvanada, sugerente: atrapa. Más estrellas, vaya festín de poesía Al-Duende
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]