La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El poeta de la calle

 Imprimir  Recomendar
  [C:488819]

El poeta es bajito, lleva cabello largo y usa botas militares, Camina para arriba y para abajo, los poetas de la calle van cuesta abajo, tal vez las balas no le dejen escribir una cuarteta más al amor, desfogar un suspiro y mirar éntrelos cables de electricidad que van de poste en poste dejando ver la luna entre los cables como el fruto de la tarde. Las gentes no paran de caminar buscando la fantasía que tiene perdida con su moral acuestas, le gusta leer cuentos mientras el augurio del viento frio que le envuelve el rostro haciéndole desvariar y de posición cambiar.

Las sombras de la muerte están pendientes con su espada que desangra la vida. El amor está muy disperso pero hay valientes en el amor viviendo en su humilde techo que lo llevan como un cielo mientras las almas vagabundas son hechizadas, pero sus ojos antes ya estaban vacios buscando la magia de las hadas que fueros arrasadas por el infortunio que degrada el valor del ser humano.
Las calles son un laberinto en llamas, los truenos se manifiestan para que sean inmortalizados los poetas que plasmaron su corazón en los horizontes.los nubarrones se arrastran entre las montañas y el poeta de la calle va a su jardín y se da cuenta que las flores se marchitaron, con solo soplarlas se deshacen en tierra que se esparce por los aires.

La lluvia siempre es la constante, azarado el poeta de la calle con quien lo rodea desea escribir encima del morro acariciándolas estrellas con su pluma, atrayéndolas con el amor tratando de evitar un cuento de horror que arrase la valentía; su espíritu esta aferrado a la vida observando a la muerta con su hoz donde destella la luz de la lámpara de la calle, una gota de agua lluvia cae del cielo y esta es partida en dos por el filo, se ríe mostrando sus macabros colmillos haciendo girar su hoz ciento noventa grados, lo último que se vio después de caer la gota lluvia fue un resplandor, dándole la espalda la muerte se alejo para continuar con letras en la calle hueca aquel poeta.

j.c.n-26-09-2011

Texto agregado el 09-11-2011, y leído por 172 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2011-11-09 07:35:16 Fantástico cuento . autumn_cedar
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]