La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La escuela del terror

 Imprimir  Recomendar
  [C:487816]

La escuela es un viejo plantel educativo que ha sido remodelado varias veces, fue construido encima de una vieja mina y admiran mucho la torre del reloj.

La mañana es maravillosa y los estudiantes se ven felices, allí se cursa desde el grado sexto hasta once grado. Hay un salón que sobresale de los demás, el desorden e incomodar a los profesores es su más ferviente anhelo, son del grado once A aunque no son todos pero los silenciosos apoyan con sus risas tímidas y no quieren perderse las molestas bromas a los profesores, ya más de uno a desistido de dar clase y más bien mandan trabajos escritos y que se defiendan como puedan los indisciplinados estudiantes.

La rectora arrugas tiene su nariz que parece una poma, sus labios son gruesos, su voz es grave, es de cabello corto, usa unas aretes en forma de esfera de color rojo y en su barbilla lleva un gran lunar peludo que llama la atención de todo el mundo, arrugas se enorgullece de su gran lunar peludo y le gusta alardear del. Está harta de los desaplicados estudiantes del salón once A, a ellos no les vale nada, tendrá que hacer que se marchen para sus casas y hagan los trabajos escritos allí, y que solo vallan hacer los respectivos exámenes al plantel educativo, el concejo de padres de familia está muy de acuerdo con lo planteado por la rectora.
Don calvo es el presidente del concejo de padres de familia y detesta a los vagos, siempre alardea de la inteligencia de su hija Rita, siempre esta infundiendo a la rectora arrugas que los malos alumnos sean expulsados del plantel.
¡Que lo que no sirva se vote! Dice a los cuatro vientos don calvo a diario.

Hay varios profesores que no están de acuerdo con esa propuesta de la respetada rectora, el potencial de los malos estudiantes está sumido en sus penurias y ha inventado una estrategia de despertar sus intereses por el estudio.
Hace muchas décadas hubo un profesor quien deseaba que los malos estudiantes se volvieran buenos y que su rendimiento fuera excelente, pero utilizaba contacto físico, como golpear con reglas en sus cabezas, ponerlos de concluyas en el rincón del salón, también los ponía al frente y se tomaba el tiempo de compara tomates podridos y los daba a cada alumno para que fueran arrojados al alumno que se encontraba al frente.
Todo fue descubierto y se le prohibió ser decente, los padres enfurecidos le arrojaron piedras y este malherido en su cabeza logro huir del pueblo y nunca más se volvió a saber nada del.
El profesor José Fernando es amanerado, gusta del mismo sexo siendo muy reservado, bajito, piel trigueña, ojos negros, es muy respetuoso, inteligente, paciente y sabe como entregarle conocimiento al mal estudiante y desvanecerle los pensamientos vagos para que más adelante se encamine por un buen futuro.
El profesor José Fernando es versátil como amigo y exigente como profesor, sus títulos como profesional son en español, ingles, francés y es envidiado por la profesora tiribia agria, tiene el don de la paciencia, es gorda y en su mano siempre lleva un grasoso emparedado, le encanta hacer perder a los alumnos y que este le ruegue entre desesperadas lágrimas, disfruta desvaneciendo sus esperanzas cerrándoles su mente.
La profesora de religión deana ya no da clases porque prefiere que todos los estudiantes de once A pasen derecho sin hacer ningún esfuerzo, el infierno en ese salón de clases le hace desvariar hasta romper en llanto porque se siente incompetente, el desorden es funesto, el diablo esta allí susurra a cada momento así misma.

El salón once A si es un infierno, son varios los payasos del salón que salen al frente con barrabasadas que hacen desfogar risas sin cesar. Pedazos de tizas, papeles de cuaderno vuelan por todos lados en medio de la algarabía.
Ernesto y Cristian estudiantes y amantes al sueño, a toda hora en clase duermen. Belliba es una jovencita hermosa, cuerpo escultural pero su cerebro es un espejo, solo refleja su aspecto, es bruta y roba las miradas de hasta de los profesores.
Etilomeo es un profesor muy confianzudo con las alumnas, lo llaman morbo loco. Los estudiantes que figuran como indisciplinados son Jairo, flaco, camina garetas, tiene un tic con su cabello, no deja de rosarlo con la yema de sus dedos, un cachito de su cabello cuelga en su frente.
Andrés también es flaco, a cada chica que ve le guiñe el ojo, es muy materialista y le gusta aladear de lo que no tiene. Kelly, es de piel morena, caderas anchas que encienden las ansias de sus compañeros, le encanta calentarlos, es buena amiga pero tiene chicas rivales en el mismo salón. Eduar, es bajito, piel trigueña, su cabello es abundante, su afición son las motos, es un mecánico empírico, pero muy joven de quince años, es el mejor mecánico del pueblo indiscutiblemente. Percho tiene su cabello rubio, es muy gordo, siempre llega tarde y lo suspenden constantemente, estudia porque sus padres lo obligan y así mantiene dinero en sus bolsillos para poder compara marihuana que es lo que más le gusta. El estudiante pirulo decidió cambiarse por ese nombre en la notaria todo por la larga cosa que lleva entre sus piernas, lo consiente a cada instante mientras los profesores intentan dar clase, estos se enfadan con el porqué no deja esa maleducada mañana de tocarse su miembro.

Esos chicos son los más desatinados, indisciplinados, en las tardes no hacen tareas y arriban a la mañana siguiente pidiendo las tareas prestadas a los buenos estudiantes y cuando estos se niegan los malvados aparecen y son hostigados hasta aburrirlos, y estos acedan a las demandas de los vagos.
Sandra María es una masa cerebral y todo lo gana con el puntaje máximo, con mucho esfuerzo. El ambiente en el salón es un descontrol absoluto, de pronto los chiflidos se escuchan constantes, son dirigidos al portero de la escuela quien nadie sabe su nombre, solo su sobrenombre, borojo porque solo toma jugo de esa fruta, con una vos gruesa, bajito y parece que no tuviera cuello, siempre lleva consigo su machete, sus botas de caucho y su buzo de lana con sus guantes, es responsable y siempre deja afuera a los estudiantes que llegan tarde pero a la segunda hora les da entrada.

Los estudiantes están en refuerzos y en medio de los grandes nubarrones comienza a entrar la noche, en la escuela ya no hay casi nadie y Kelly se encuentra en la biblioteca virtual investigando para un trabajo para el día de mañana, eran tres los que tenían que hacer el trabajo junto con Andrés y eduar que prefirieron ir de rumba ya que mañana será otro día para hacer ese molesto trabajo en plena clase que no corresponde, si logran ganar el trabajo no se tiraran la materia.
Los estudiantes están en temporada de refuerzos y ya está entrando la noche, en la escuela ya no hay casi nadie, solo Kelly que se encuentra en la biblioteca virtual investigando para un trabajo para el día de mañana, son tres los alumnos que tienen que hacer el trabajo, Andrés y eduar prefirieron ir de rumba, con su lema que mañana será otro día para hacer ese molesto trabajo que les hará ganar la materia.
Kelly mira atreves de los cristales como chocan las nubes quedando electrizadas desfogando interminables relámpagos que poco apoco comienzan a escucharse los truenos cada vez más cerca, se sienten risas de unos profesores por el largo pasillo que pasa por la biblioteca virtual y lleva a la salida, Kelly muy atenta continua investigando por internet cuando de repente la luz se va quedando todo a oscuras, Kelly muy nerviosa esta porque no le gusta la oscuridad para nada, su celular tiene linterna así que procede accionar esa herramienta, todo se ilumina por un relámpago y un trueno estremece a Kelly que le hace llevar sus manos temblorosas a su pecho, la chica se para de la computadora y camina por angostos pasillos de estante repletos de libros, Kelly prefiere marcharse para su casa y empaca en su morral los cuadernos, pero escucha lago, como si un libro hubiera caído de un estante, enfoca la linterna del celular con dirección al ruido pero la luz no alcanza a llegar hasta el lugar así que decide acercarse lentamente, pasa dos estanterías, mira hacia su derecha y hacia su izquierda, se percata de que no hay nada en el piso, ella cada vez se siente más asustada, cree que es un fantasma quien la molesta tratando de asustarla, alumbra un libro de filosofía que dice su litografía ser de la muerte, lo abre y comienza a pasar hojas hasta que ve partículas por la luz de su linterna, extrañada porque ella no ha levantado polvo en ningún momento; comienza sentir sus parpados pesados y de repente se desploma, todavía consiente sin poder mover sus manos es arrastrada por su cabello por un sujeto extraño por todo el largo pasillo en medio de los constantes relámpagos, es metida en una caja de madera y su mano derecha se fractura en dos pedazos, mira sin entender nada de lo que pasa, su celular cayó bajo una estantería que al golpear el piso su batería se desprende apagándose la luz de la linterna. El cuerpo adormecido de Kelly ya no lo siente ni en lo más mínimo y lo último que escucha es el inconfundible sonido de un candado hasta que no vuelve a saber nada de sí.
Al extraño no se le ve el rostro por la oscuridad y sus botas chillan por el piso encerado, recoge el celular y le quita la sin car, guarda la batería en el bolsillo de su gabán, un anillo en su mano destella con los relámpagos.

Los breques quedan muy lejos de la portería y el vigilante borojo sigiloso con su linterna alumbrando el frente le falto poco para llegar a los breques cuando de pronto las luces se encienden de nuevo. Borojo cree que es alguna broma de un desocupado estudiante, dio una ronda por la escuela y confirmo sus sospechas de los bromistas, uno de ellos dejo su bolso, indaga y descubre que es da la estudiante Kelly.
Borojo siempre alcanzo asustarse, siempre tiene pendiente a los ladrones que se encuentran al asecho.
Kelly al día siguiente no fue a la escuela, sus compañeros están intrigados porque la madre de la chica los llamo por teléfono tarde de la noche averiguando por su hija Kelly. Nadie le pudo dar razón porque nadie sabe donde podría estar.
En secreto Kelly tenía pensado escaparse con su amado pancracio, diez años mayor que ella, contextura gruesa, de bigote y de sonrisa tímida. Su madre no acepta esa relación por nada del mundo, son ya tres noches que no va a casa, nada que aparece su hija, ni por las ropas que tanto le gusta, su madre no duda en ir a la jefatura de policía y el que atiende el caso es el investigador de cuarenta y cinco años, abitro, su cabellera es despeinada, sus dientes están amarillos, el incomodo humo que sale de su tabaco le hace lágrimas sus ojos sin cesar, tiene mucha experiencia y su carácter es agresivo, al parecer su niñez fue turbia y turbulenta en medio de maltratos físicos y sicológicos pero le molesta hablar de ello porque las secuelas fueron no estimar a nadie de la sociedad, este se dirige a la escuela a indagar pero tanto bullicio le estresa, aguanto pero fue muy poca la información que pudo conseguir así que se fue para la casa de pancracio.
Abitro arriba a la casa de pancracio y se encuentra con la madre de la chica que justo en ese momento bajaba de un taxi muy intensa, desesperada, en vez de aportar solo lograba no dejar pensar en las conjeturas que se le podrían venírsele a la cabeza al investigador, caminando por el antejardín escuchan un grito, abitro desenfunda su arma e irrumpe sin ninguna orden judicial y sube al piso superior; no era un grito de terror, era de satisfacción, Sandra se acuesta con pancracio que muy apenada se cubre con la cobija.
La madre de Kelly esta furibunda, ella dice a los cuatro vientos que pancracio no le convenía a Kelly. Pancracio se para de la cama y amenaza con demandar al investigador que con sus venas en la frente casi a reventar lo toma por su cuello y lo arroja de nuevo a la cama, tiene labial por todo su cuerpo y las amenazas tiene sin cuidado a abitro que en su lista lo tiene como primer sospechoso, Sandra es la segunda sospechosa quien se ve muy sorprendida hasta que la madre de Kelly dice: “si esas son las amigas para que enemigas”

En la escuela están realmente sorprendidos por la desaparición de Kelly mientras eduar y Andrés planean desde hace varios días robar uno o dos computadores para venderlos y hacer una farra de cuenta de ellos. Los dos muchachos tienen todo realmente bien planeado, entraran al salón de profesores y allí harán su fechoría porque es la parte más accesible para entrar y salir como si nada, en todo momento tiene a la vista a borojo quien no falla llenando la sopa de letras del diario de la mañana.

La noche esta pasada por agua lluvia, los constantes relámpagos dibujan dos sombras en el salón de profesores dejando ver luego la luz de sus linternas hasta que de nuevo otro relámpago dibuja una tercera que insospechada por los chicos esta al asecho. Los chicos ansiosos y con nervios de acero comienzan a soltar los cables de los computadores, eduar se pone atento porque escucha el rechinar de una suela de zapato contra el piso, enfoca su linterna hacia la oscuridad y esta comienza a fallar, este la repara y la golpea contra su otras mano mientras mira hacia la oscuridad hasta que otro relámpago delata al agresor que con un bate de beisbol con brutalidad le da en la cabeza Andrés que queda privado de inmediato, el malvado ataca a eduar que esquiva un violento golpe que iba dirigido hacia su rostro terminando contra uno de los computadores, eduar pierde su linterna intentando escapar sin dejar de esquivar muy ágil el violento ataque del desconocido que tiene su rostro oculto tras una máscara de muñeca de porcelana, eduar logra llegar hasta la ventana por donde cortaron los barrotes de acero con una segueta, este desesperado salta por la ventana y cae al piso aporreándose su rostro y las costillas quedando sin aire, mal herido sin poder respirar bien se encamina con dificulta por unos guaduales al lado de la placa deportiva donde juegan microfútbol. El chico mira hacia atrás golpeándole la lluvia muy fuerte en su rostro y sorprendido se encuentra al ver de nuevo por otro relámpago al malvado, eduar no se explica como llego tan rápido allí, el chico siente un machetazo en su clavícula y varios más seguidos que le inundan de dolor, en su pecho, espalda y piernas hasta que este deja de gritar y los continuos truenos cesan y eduar muere.
El cuerpo del chico fue mutilado y sus partes recogidas y metidas dentro de un costal de patatas, al malvado le tomo una hora en medio de la inclemente lluvia recoger por último el fémur del chico sintiéndose en su ferviente paraíso en medio de olor de la sangre que es llevado lejos por el viento.
El malvado con un gancho de carnicería sin piedad selo clava en el muslo derecho a Andrés, le echa una sustancia en la herida que coagula la sangre, así lo hala más fácil sin dejar mucho rastro de sangre pero en varias partes chispo está pasando desapercibido por el malvado.
En la mañana siguiente suena el timbre de inicios de clases, por los parlantes habla la rectora arrugas mandando todos a formar el placa deportiva. Van hacer regañados, la rectora esta furibunda porque han sido víctimas de vandalismo, irrumpieron cortando los barrotes de la ventana y destruyeron dos computadores y todo allí quedo inservible.
Las gotas de sangre fueron muy bien limpiadas por la señora del aseo noto el investigador abitro que es el encargado de investigar el hecho sucedido en la escuela. Abitro está seguro de que no es vandalismo, parece más bien que hubo una lucha, su hipótesis es que iban a robar y discutieron entre ellos, al parecer fueron tres personas, lo sabe el investigador por las pisadas en el jardín fuera del salón de profesores.
Borojo no se percato de nada, tomo dos sorbos de café y quedo dormido como una piedra, al parecer borojo ya está sobre aviso porque ya ha sido descubierto más de una vez durmiendo y la carta de despido no se hizo esperar, nunca le sucedió nada hasta esa noche.

Mientras el investigador se pasea por la escuela observando zapatos y contexturas físicas y rastros que le puedan dar alguna pista no deja de pensar en la desaparición de la chica.
Por los pasillos del plantel se comenta que dos alumnos no llegaron a casa anoche y sus familiares no saben donde están, pero como son de vida nocturna y tardan dos tres días sin arribar a casa es normal. Una de la madre de los muchachos que nunca había sentido apretujones tan extraños en su pecho, siente que le sucedió algo malo a su adorado hijo.
Abitro no la contradice pero le dice que tiene que guardar paciencia, ya que sus vidas relajadas da mucho que pensar y deberían buscar donde más amigos de los muchachos pero la madre no tiene a quien más llamar.

El horizonte se pone color negro para abitro que siente malevos aires por los alrededores, este resuelve volver a la casa de pancracio para hacerle unas preguntas sobre los chicos desaparecidos pero cuando llega la puerta está entre abierta, abitro la empuja y de inmediato siente un aire lúgubre en todo esto, desenfunda su arma, siempre está listo para responder contra lo impredecible pero no halla a nadie en la casa, la cama de pancracio esta des tendida, de pronto se escucha un silbido, abitro se a nervia y se dirige a la cocina, es la cafetera y no hay señales de pancracio, indaga con los vecinos pero nadie da razón alguna, solo un mendigo que bebía de su botella de licor entre la basura que susurra incoherencias y su palabra carece de credibilidad, hay huellas de neo máticos que parecen de una camioneta. Los pensamientos de abitro se devuelven en el tiempo, cuando la madre que Kelly bajo de aquel taxi una camioneta le llamo su atención efímeramente, no vio las placas ni detalles más precisos y desconcertado se dirige a la casa de Sandra.
Abitro conduce con su cigarro entre sus dedos observando el antejardín florecido hasta que detiene su auto allí, toca la puerta y la madre de Sandra la abre enseñando su rostro simpático, el investigador pregunta por la chica y la madre le responde: Ella me dijo que en esta tarde soleada iría a piscina con unas amigas, tomo su vestido de baño y se marcho, me pidió el pintalabios prestado, es de color púrpura y le fascina como se ven sus labios sensuales.

— ¿Por casualidad no se iría a encontrar con pancracio?
Quería saber el investigador mientras analizaba los movimientos de la madre de Sandra.

— ¡Yo detesto a ese tipo! Y le prohibí rotundamente acercarse a un centímetro del.
Con sus ojos de sorprendida le molestaba las preguntas de abitro.

Abitro más bien se marcha, la cantaleta de la señora es insoportable y antes de que pierda la cordura se dirige a la jefatura.
En la escuela belliba va a la biblioteca a investigar una tarea y después de terminar se dispone a chatear por cada red social existente, de repente llega un correo a su cuenta que dice: ¡bienvenidos a la escuela del terror! ¿Eres un triunfador o un perdedor? De pende de ti.

La curiosidad invade a la chica, no importa si es o no es un virus, bajo la pantalla hay un círculo rojo a mano izquierda que dice: cargar, al lado derecho hay un círculo verde que dice: salir. La joven sin dudar escoge iniciar, no demora en cargar, aparece la imagen de una persona encapuchada en una silla, la joven enfoca el monitor detenidamente, de pronto una mano le quita la capucha al desconocido, se asusta al ver que el tipo que está en la pantalla es pancracio quien sangra por boca y nariz.
Aparece una información que dice: Estas dentro de la escuela del terror, la vida del hombre que miras esta en tus manos, si apagas el computador serás una desertora y algo cruel te sucederá.
Belliba mira hacia todos los lados y muy sonriente cree que es una mala broma y aparece una pregunta: Si deseas la muerte del sujeto solo da inicio, si deseas que viva, tú morirás y sufrirás por él ¿deseas continuar?
La chica comienza a sentirse asustada sin dejar de mirar el monitor hasta que aparece un conteo regresivo y cuando este llega a cero las prensas que tiene en sus manos pancracio se accionan, trabajan con aire, pancracio comienza a sentir el funesto dolor, sus gritos se escuchan desesperados, la presión que siente en las manos es inaguantable hasta que sus brazos revientan, los huesos desastillados vuelan hacia todos los lados con mucha sangre hasta que queda privado del dolor.
Belliba sale de allí horrorizada gritando como alma que lleva al diablo, el monitor continua encendido y mostrando como la mano del extraño sujeto aparece y rosea algo en las narices de pancracio despertándolo al instante. La pregunta sigue sin ser respondida, algo cruje, son las paredes que comienzan a cerrarse, la sangre le continua saliendo a borbotones, sus ojos abiertos están llenos de terror hasta que comienza a sentir como las paredes lo aprisionan cada vez más, sus gritos continuos comienzan ahogarse en sangre hasta que queda destripado, solo se ve la pared cerrada y el lente ensangrentado.
belliba irrumpe en la clase de español del profesor José Fernando desesperada, con sus manos temblorosas y gagueando se pone pálida y comienza a marearse, José Fernando alcanza a reaccionar y toma a la chica entre sus brazos y la lleva hasta el suelo, la chica le comenta al profesor lo visto y este se apura a la biblioteca virtual, la pantalla ya está a oscuras y José Fernando vuelve donde la chica.

— ¿Estás segura de que era pancracio?
Deseaba saber incrédulo y asustado el profesor José Fernando.

— ¡Sí! sus manos reventaron ¡qué horror!
El llanto a belliba no deja que sus palabras fluyan, y el miedo si nota en su mirada perdida.

José Fernando llama de inmediato al investigador abitro que deja su almuerzo a medias y se dirige al lugar. Le muestran el computador donde dice la joven lo que vio, este lo repara y a gatas recorre el sitio y lo que ve lo asusta, parece ser una fuente de energía lo que yace bajo de la silla para producir una fuerte descarga que acabaría con cualquier ser humano en un instante.
Todos son evacuados por prevención y llaman personas calificadas para ese trabajo. Fue arduo para los técnicos pero pudieron quitar el peligro y al meterlo en la camioneta un reloj se activa en conteo regresivo hasta uno, la descarga de electricidad fue funesto, dos de los técnicos murieron al instante, humeantes sus cuerpos yacen en el piso inertes.
La situación es muy delicada, las sirenas de ambulancia y de autos policía inundan el lugar, el denominado terrorista es buscado por cielo y tierra, pero no hay ni una sola pista del artífice de ese macabro acto despiadado, de pronto en todos los monitores de la escuela aparecen letras macabras con una risa malvada al fondo que puede escucharse muy nítido: la escuela del terror ¡ja, ja, ja...!
Al momento desaparece. A los estudiantes se les desinformo diciéndoles que fue un accidente para evitar el pánico general.
Todos los alumnos quieren manipular los computadores de la escuela para ver si es verdad lo que comenta belliba, pero nada sucede cuando todos están a la expectativa hasta que tarde de la noche; percho desea molestar a todos allí no dejando investigar por internet, todos le tienen miedo, siempre va a la biblioteca virtual con la disculpa de que va investigar alguna tarea pero solo es para ver porno. Sin dejar de observar la gran variedad de páginas porno, se siente excitado hasta que le llega un correo a su cuenta, su gancho son dos mujeres despampanantes, senos grandes, rubias, ojos azules haciendo lesbianismo, su mente ansiosa y pervertida muerde su legua, sin dudar da iniciar y de pronto el reflejo de su rostro cambia al ver su compañera Kelly clavada a una cruz desnuda, llorando pide perdón y clemencia, sus ojos aguados y sus lágrimas destellantes enfocan a la persona que se encentra de tras de cámara, grita desesperada porque el maniaco comienza acercarse, es alto y tiene su rostro cubierto, sus ropas son de cuero de color negro y la apuñala en su cuerpo dos veces sin previo aviso en el abdomen, el sujeto malevo se estresa y toma en su mano un puñado de agujas y se los mete en la boca, termina por darle un puñetazo en el mentón y vuelve tras de cámara, percho se asusta y apaga la torre de inmediato, se para de su silla pero una flecha arrojada desde una ballesta traspasa su cuello, todo viene desde un mecanismo a control remoto, percho comienza ahogarse con su sangre, sus manos las aprieta con fuerza descomunal queriéndose aferrar a la vida hasta que la misma se le desvanece.
La sangre se sigue esparciendo por todo el piso de la biblioteca, en ese momento entre un alumno de un grado inferior; el grito temeroso hace que las pocas personas que hay en la escuela corran hacia allí, todos se sorprenden y los comentarios viajan de boca en boca a la velocidad de la luz.
Muchos estudiantes lloran horrorizados por la muerte de su amigo. La policía arriba con un equipo de forenses que investigara la escena del crimen, de pronto del monitor comienza salir humo, es un corto que ha calcinado toda la información que les podría haber servido a los investigadores.
La ballesta esta alineando su mira para quien se sentara en la silla de ese computador. El investigador abitro también ha sido avisado y se sienta en el computador del lado, comienza a navegar por internet mientras un experto en computación descifra la clave del correo de percho, miran los mensajes de texto en su celular, llamas a lugares que frecuentaba y las amistades que más cercanas tenia pero continúan sin hallar nada.
La escuela fue cerrada por unos días para una exhaustiva investigación. Todo los lleva a que fue un asesinato, un sicópata despiadado y quieren hallar como evitar más asesinatos.

Solo los profesores van a la escuela a reunirse para debatir sobre lo sucedido y saber que han visto de raro entre los estudiantes, pero nada son los mismos salvajes de siempre dice deana.
El profesor José Fernando necesita dar unos ajustes a su plan de trabajo que tiene para los estudiantes este semestre y termina abriendo su correo. Tiene varios correos enviados por profesores y otros dos por íntimos amigos, uno le llama la atención en particular, fue enviado por percho solo hace unos minutos, José Fernando llama de inmediato al investigador pero al mismo tiempo sin destrence con su curiosidad a cuestas abre el correo, el investigador tosiendo por el humo de su cigarro dice que no intente abrirlo pero fue demasiado tarde, el investigador sigue hablando pero el profesor cuelga el teléfono: un letrero aparece con letras mayúsculas que dice amor de hombre con el letrero inicio que se encuentra a un lado.
Da iniciar y las risas se escuchan y parece las letras: bienvenidos a la escuela del terror, ja, ja, ja…
Se estremeció el profesor José Fernando al escuchar lo anterior, toma su celular y se dispone a llamar al investigador de nuevo pero no hay señal en su celular, allí este nunca le ha fallado, intenta muchas veces saliendo infructuosa la llamada. Otro letrero se ve que dice: si no juegas arderas en llamas inclementes y te quemara las entrañas eternamente. El profesor mira hacia su alrededor y ve un lanza llamas, sus bellos se erizan y este aterrorizado comienzan a temblarle sus manos sin parar y así se le hace más difícil digitar, su inteligencia se cerro y desesperado y sin ganas de arriesgar su vida piensa huir hasta que aparece en el monitor la imagen de la estudiante Kelly, gime el profesor apabullado de pesar.
La pregunta es sobre la división entre polinomios y binomio, entre la letra a, b o c esta la respuesta correcta, con su respiración agitada y sus ojos sin parpadear selecciona la letra b; fue correcta la respuesta pero de inmediato aparecen otras pregunta sobre la trasformación de ecuaciones usando las propiedades de la igualdad y sin tener la más mínima idea selecciona la letra a, serpentinas, bombas de colores que estallan en agua, payasos sonrientes se pasean en el monitor de un lado para otro terminando con un letrero de felicitaciones: has sido el primer ganador de la escuela del terror, al momento vuelve la normalidad su monitor.
José Fernando exhala un aire de tranquilidad que le relaja el alma, piensa que Kelly no morirá y escribe pidiendo que la liberen, la pantalla del monitor se distorsiona y parece una frase: en un momento te complaceremos, luego se deja ver el malvado muy efímero pero ocultando su rostro, es grande, al parecer hace deporte, le sobresalen los pectorales, este mira fijamente a la cámara y su mano aferra el mango de un machete, da la espalda a la cámara dirigiéndose hacia la chica muy rápido y brutalmente con todas sus fuerzas da un machetazo a Kelly en su muslo quien grita despavorida de miedo y dolor, de nuevo otro machetazo que se introduce hasta la mitad de su cuerpo lesionando el vaso, el malvado cambia de mano el machete por encima de su cabeza y comienza a machetear el otro lado del cuerpo de Kelly que ya muerta sus entrañas se derraman en el piso, el impacto fue excesivo para el profesor José Fernando que se desmalla allí mismo quedando tirado en el piso.
Abitro arriba al momento en medio de una inclemente lluvia que no cesa y termina por desfogar granizo que estremece con sus estruendosos golpes en las ventanas y techo superior de la escuela, el investigador halla el profesor tirado en el suelo, preocupado se percata de que esta desmayado, al agacharse abitro a tomar su pulso noto el peligro inminente que bajo el escritorio del profesor hay, este sale de lugar arrastrando a José Fernando, el objeto en el escritorio tiene dispositivos de explosivos y de nuevo tendrán que esperar a los profesionales.
Al despertar el profesor José Fernando son difíciles de contener sus lágrimas, estaba tranquilizándose hasta que comienza a mirar hacia todos los lados con sus ojos desorbitados comienza a gritar cosas incoherentes, arroja todo lo que había encima de un escritorio de algún compañero, se toma de su cabello e intenta arrancárselo, su mente se desestabilizo y comenzó a enloquecer, abitro intenta salvarlo de si mismo pero a este le toca esquivar los desmedidos golpes del profesor, y con un grito eufórico cuando ya tenía al frente a abitro este le toca golpearlo en su cabeza dejándolo privado sangrando por su nariz.

Hospital mental
A ese lugar se dirigió el investigador abitro para tratar de interrogar a José Fernando, lo ve con el atuendo apropiado para que no se haga daño, su cuarto está cubierto por paredes acolchonadas y allí esta meciendo su cuerpo de la cintura para arriba de adelante y hacia atrás sin parar rezando el padre nuestro, no resistió las macabras imágenes que vio y lentamente cada vez más se vuelve una total locura su cerebro.
¿Quién podría darle por lo menos una pista al investigador? podría decir algo el profesor pero solo menciona el padre nuestro de nuevo.
Abitro se marcha de allí un poco triste por el profesor pero no más que su amigo y fiel compañero Darío que llora y lamenta profundamente en su corazón lo sucedido.
El investigador con el cigarro entre sus dedos con las manos en el volante decide ir de nuevo a la escuela y recorrer de nuevo todo el lugar, comenzó por donde todo empezó, por la biblioteca virtual, allí mira hacia todos los lados detallando que el sitio rechina de limpieza y observa un libro que se encuentra más afuera que los demás, cuidadosamente lo toma y lee la fresa: el arte de la maldad. Comienza a darle una ojeada cuando de pronto cae la foto de tres niñas abrazadas con uniforme de colegio, la voltea y la foto tiene una fecha de hace cuatro décadas del tiempo presente.
Abitro no se explica un libro con tal contenido porque se encuentra en la escuela, al terminar de pasar las paginas rápidamente en la parte de la pasta tiene el nombre del escritor jeusebio del trion, de inmediato abitro utiliza un computador de la biblioteca y mientras esta da la espalda la señora del aseo pasa muy lento con la trapeadora viéndose solo sus pies detallándolo, no se hizo notar y continuo su camino.
Con paciencia siguiendo su intuición busca el nombre de jeusebio del trion sin tener éxito, pero busca en los viejos archivos de la escuela y lo que haya lo sorprende. Jeusebio del trion fue el primer profesor de la escuela, los diarios de ese tiempo tienen una primera plana por maltrato físico y mental a sus estudiantes, halla otro documento de un diario de dos hojas años más tarde por lo que la fecha demuestra, está muy curtido y el papel se deshace por lo antiguo.
Otra primera plana del mismo diario dice: Estudiante de once años se arroja de la torre del reloj sin explicación, abitro continua leyendo que otro alumno de la escuela se colgó de una viga del techo y se ahorco, otro estudiante muy nervioso delato a jeusebio quien era el que los incitaba a suicidarse, ese niño perdió la vida en un accidente automovilístico que al parecer fue un descuido de los frenos.
Muchos de los padres de familia se enfurecieron y lo persiguieron para ajusticiarlo arrojándole piedras, así que este huyo con su esposa algún lugar que desconocía el resto del mundo, no volvieron a saber de ellos
La esposa de Jeusebio del trion dio a luz a tres hermosas niñas y horas después del parto murió.
Mientras abitro continuaba leyendo páginas de diarios de ese tiempo hallo documentos de la gran mina que hay debajo de la escuela, anteriormente era una mina, este no duda en buscar los planos de la escuela, de inmediato suspira y muy concentrado encuentra lo que buscaba, algún compartimiento, puerta o pasillo que estuviera vigente para entrar a la gran mina.
El investigador baja por la escalera en espiral, las lámparas se encienden y se apagan continuamente hasta que se va la luz del todo, abitro saca su linterna y continua bajando por la escalera, a mano derecha se encamina por un largo pasillo y llegando a mano izquierda baja un piso más, las ratas pasan entre sus pies y entre un gran desorden halla la puerta que lleva a una parte profunda de la mina, su celular suena, es la rectora arrugas, no se le entiende nada porque su llanto la ahoga y la comunicación se entrecorta, solo escucha una macabra risa que viene desde su computador ; Sandra está amarrada con un alambre de púas oxidado desde los pies pasando por sus manos hasta llegar a su cuello, se encuentra muy quieta pero de todas maneras su piel se encuentra muy lesionada y sin dejar de sangrar esta cae encima de la que ya esta coagulada, en su rostro se ve el terror que siente, a lado y lado de su cabeza cuelgan un mazo y un pico que están adheridos a un resorte que cuando se comprime el aire esta libera la presión y el mazo y la pica destruirán lo que encuentren en su camino.
La rectora arrugas con pánico oprimió lo primero que vio, fallo y solo escucho un estallido y el mazo y la pica se destruyen cuando chocan uno con el otro después de despedazar la cabeza de Sandra que en mil pedazos volaron por todos lados.
La rectora arrugas se toma de su cabeza y cuando se dispone a levantarse de su silla una gran cantidad de clavos que se encontraban bajo de la silla salen disparados hacia las caderas de arrugas quedando atrapada sentada allí muy adolorida y estremecida por lo que acontece, intenta llamar de nuevo a abitro por su celular pero por el nerviosismo pone es la cámara a filmar, de nuevo le hace la última presión los clavos provocando que arrugas suelte el celular cayendo fuera del alcance de sus manos, abre sus ojos en vivo que llenos de lágrimas, observa como limpian el lente de la cámara que se encontraba toda ensangrentada el malvado. El enmascarado mira fijamente por su cámara a la rectora respirando muy lento.
El investigador deja atrás la entrada a la mina y se dirige a la casa de la rectora arrugas pero el tráfico es desorbitan te y demora demasiado para llegar, la sangre continua saliéndose del cuerpo de la señora que cada vez se debilita más y más. Al arribar abitro la encuentra doblegada por el terror, sollozando no aguanta más tal crueldad, no quiere morir pero su vida está atada a su silla, si hace de nuevo un mal movimiento los clavos terminaran por matarla ya que la presión aumenta y los clavos cada vez perforan sus huesos, de pronto abitro comienza a mirar una flor que le llama la atención allí porque comienza a encenderse una luz de color, acerca más su rostro aquella flor, un censor libera un chorro de gasolina que cae en el rostro y parte del cuerpo de la rectora arrugas, la flor hace un corto y las chispas encienden la gasolina que flamante se enciende en su rostro, el ardor es infernal y los gritos de dolor son descomunales, el investigador hace lo posible para apagar el fuego buscando un extintor que lo haya allí mismo, al accionar este solo desfoga más gasolina y la rectora se mueve y los clavos terminan por destruir su cadera hasta que fenece lentamente.

Es hora de atrapar al sicópata y se encamina el investigador muy de madrugada a la escuela para continuar con su recorrido, algo dentro del le dice que no valla allí. La escuela esta a oscuras y borojo le abre la puerta muy cordial con su linterna encendida, el dice que fue un apagón, la niebla se pasea por las calles y el frio estremece así que borojo convida a abitro a disgustar de un buen café, intrigado abitro se entera de que no ha sido despedido porque nadie más ha querido aceptar ese trabajo en esta escuela.
Comparten el café y borojo se sobresalta dejando caer su pocillo tintero, su reacción fue mirando hacia la ventana alta de la izquierda, los ojos que se iluminaron por la luz de la linterna se esconden. Los sujetos son vigilados a cada instante, botojo prefiere hacerse el desentendido, por años a lidiado con fantasmas.
Abitro camina hasta llegar donde la llamada de la rectora lo cohibió de seguir, el silencio es sepulcral, se escucha caer más constantemente las gotas de agua ya que la lluvia volvió a desatarse muy fuerte. Al mover unos objetos que estorbaban abre por fin la puerta, allí hay luces encendidas que no dejan de titilar, es un largo túnel de la gran mina.
El investigador enciende su linterna cuando de pronto unos murciégalos vuelan espantados por la luz, abitro se asusta y deja caer la linterna en el piso enlodado y con mucha agua, la linterna queda obsoleta aunque intento agarrarla antes de que se dañara. De la parte superior del túnel le cae una cucaracha a abitro en su cuello, desesperado se sacude con sus dos manos porque la fobia a esos bichos es demasiado hasta que deja de sentir el caminar de la cucaracha por su cuello y esta cae siendo luego destripada con ira por su zapato.
La oscuridad atemoriza poco a abitro pero tiene que caminar más lento con sus manos al frente ya que no ve nada esperando sentir el fin del túnel, lo que siente al contacto con sus manos es una puerta helada de hierro en muy buen estado, busca su manija y la hala; se siente mucho frio, el olor es nauseabundo, huele a carne podrida, los moscos están por todos lados zumbando, el investigador saca su pañuelo y se cubre las fosas nasales pero no fue capaz de asimilar el olor y termina por vomitar casi de rodillas, este continua caminado y baja unas cuantas escaleras, hay un túnel hacia la izquierda y otro hacia la derecha, hay un tercer túnel que esta derrumbado, la humedad hace desvariar lo tibio de su cuerpo hasta que un grito lo guía por el túnel izquierdo, desenfunda su arma y se vuelve a encontrar con lámparas encendidas muy tenues, es suficiente para ir rápido pero sigiloso con su nueve milímetros alineando.
El túnel va hacia abajo a unos doscientos cincuenta metros de profundidad, lo que abitro diente es espeluznante, mucha tecnología en cámaras de video hay, observa algo en el suelo y se agacha para tomarlo con sus manos, es un cable que se encuentra regado por todo el lugar, de nuevo el grito se escucha y sollozos de profundos lamentos no casan en manifestarse.
Abitro sigue las luces pero se detiene, tropezó con algo, es un brazo humano y las ratas se pealan por comerla, tratando de tragar para dentro con su fobia siente alguien llegar y una que vos dice: ¡por amor a Dios no me hagas daño! Yo no te hice nada.
Con su voz entre cortada terminaba atragantándose.

Abitro espera que el extraño se marche, lo hace después de unos fuertes golpes. Abitro intenta mirar allí dirigiendo una de la luces tenues en el lugar y este vuelve a trasbocar, es la profesora tiribia agria que cuelga de sus manos, las viseras le salen de su cuerpo y caen encima de una mesa que está bajo de ella, las gotas espesas de sangre caen constantemente, la chica tiene un cuello ortopédico que no deja bajar su cabeza.
Espantado queda abitro al ver como los ojos de la profesora se abren con un grito, este le tapa su boca pero todavía se le escucha y utiliza la otra mano tan fuerte que la chica abre sus ojos casi para salírsele desesperada tarando de inhalar aire. El investigador sin querer termina por asfixiarla. Seguía viva con sus órganos internos afuera.
Abitro escucha pasos muy rápidos entre el agua lodosa, este se oculta en medio de la oscuridad, con su cuerpo enfangado abitro se queda inmóvil, el malvado arriba con una linterna muy potente alumbrando para todos los lados en la oscuridad, no ve nada extraño. Toma a la chica del poco cabello que le queda y se da cuenta de que está muerta, la deja en paz toma una cámara y se marcha muy rápido.
Abitro abre sus ojos y deja salir el aire que contuvo para que no fuera descubierto, se mimetizo entre el lodo, muy sigiloso sale de nuevo de allí, de pronto nuevos gritos se escuchan, abitro se en camina hacia allí pero tropieza y cae aporreándose su frente, adolorido vuelve y se pone de pie, se dirige a la derecha, baja por unos rieles oxidados, sierras para cortar piedra y ladrillo se ven a lado y lado, hojas de sierra ensangrentadas
Por todas partes se encuentran, los gritos se escuchan cada vez más fuerte.
Entre las paredes de roca se ve un chorro de luz y abitro se dirige allí, enfoca con su ojo izquierdo, un bombillo titila y hay una mujer de espaldas colgando de sus brazos, esta comienza a girar y se percata de que es Rita y el malvado utilizando una cuña para rajar piedra solo ríe con acento de mujer. El grito no alcanzó a terminar de dolor, su espalda fue destrozada al instante, la mitad de la mujer cae al piso quedando colgada sus viseras.
La respiración agitada de abitro es de terror, al malvado apaga la cámara, de pronto un ardor le enceguece y un grito de dolor desfoga, introduce su arma por el agujero y dispara una doce de balas, el malvado que apago la cámara recibe un tiro en su cuello, cae encima de la cuña para rajar piedra, este se estremece y queda vuelto añicos.
Abitro en medio del desespero se quita el puñal del ojo que se viene incrustado en la hoja, mal herido quiere salir de ese lugar lo más pronto posible y pedir refuerzos, busca su celular pero este ya se ha caído, se detiene y escucha como es asechado, alcanza haber que es un sujeto con un machete en su mano, abitro intenta escapar con su arma apuntando al frente, de pronto es sorprendido cuando su mano vuela lejos con su arma, el dedo en el gatillo quedo y el tendón se encogió y halo el gatillo, la bala perfora la rodilla del malvado, arrastrándose y gimiendo de dolor se quita su máscara, es una mujer hermosa y pide clemencia por su vida, el investigador toma el machete con su otra mano y arrastrándose la malvada es decapitada.
Grita eufórico levantando su machete hacia el rocoso techo: ¡ahí tienen lo suyo par de perras malvadas! Ja, ja, ja …

Abitro va la luz del sol entrar por la salida y deseando dar coordenadas de su posición siente una punzada por su espalda, luego otra, y otra, este cae de rodillas, la mujer se pone enfrente del investigador, es la señora del aseó de la escuela; trescientos tres veces lo apuñaló y tratando de decir algo su vida se fue hasta que se desangro.
La señora toma su trapeadora y se aleja del lugar entre los túneles y tira el cuerpo desmembrado del investigador al lado de los ya desmabrados Ernesto y Cristian.

La escuela fue cerrada a los días y los desaparecidos jamás fueron encontrados. Borojo oculta la puerta que lleva a los túneles y hasta ahora continua de vigilante.

j.c.n-24-julio-2011

Texto agregado el 21-10-2011, y leído por 208 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]