La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El valle de las flores

 Imprimir  Recomendar
  [C:485246]

Valle de día, valle de noche, allí se disfruta con mil colores y sin reproches se germina destellando con los primeros rayos del sol que después serán cobijados por el esplendor de la luna, que será trasfigurado en un canto en rima entre pétalos que iluminan.
Las orquídeas juegan saltando con los tulipanes que prefieren jugar colgándose de cada bejuco que se le cruza en su caminar, de árbol a árbol gozan la diversión gritando, se escucha hasta cada rincón del hermoso valle.
Rosita esta triste, sus lágrimas son incontenibles, quiere ir donde su madre girasol azul, para llegar hay que viajar por el camino del lobo parlanchín a quien le falta un ojo, un colmillo y siempre anda cojo, es vegetariano, le gustan son las flores, su menú principal, pétalos guisados de crisantemos, es muy perezoso y friolento, nunca deja su abrigo de piel de cordero y nunca deja de titilar y moquear.
Una flor camina con su príncipe azul cogidas de sus pequeñas ramas como dos enamorados que deslumbran en su paraíso hecho un hechizo.
Jugar a las escondidas cada día es todo una alegría que no desean en ningún momento que acabe nunca, ni la luz del día, pero al cogerlos la noche van a buscar refugio en cada jardín, una flor desapercibida quedo esperando hacer descubierta y ahora esta enojada y se encrespa, cuando se dio cuenta es que apenas despierta. Otra linda flor pasa por allí tan vanidosa que sus pétalos son en trenza y siempre alardea delo hermosa que es, se cuida mucho para no irse a marchitar y seca por la vida continuar.
Todo es maravilloso entre flores al ver sobresalir las montañas en el universo. Rosita juega pero sin saber que el lobo esta al asecho, con su bastón discute a los cuatro vientos, porque el aguacero se desato muy rápido y el señora del clima volvió hacer inocentada por las tormentas eléctricas que destellan riendo mientras se marchan, el lobo aulló pero termino en una toz, el resfriado lo invadió, pero rosita fue donde la abuelita y un jarabe se llevo para darle al pobre lobo que enfermoso bajo del árbol de lulo que muy nervioso de un solo salto allí subió, sus pulgas más bien se fueron porque el lobo solo anda en sus huesos, la orquídea miro hacia los cielos y no se explica lo que paso, la estación del invierno ha comenzado a navegar, insólito la primavera corrió a buscar refugio del frio que sorprendido se refugio y todo el horizonte de frio se cubrió, otra flor que viene de un paraíso extraña poso sus ramas hacia los cielos, roseó tierra mágica fugaz por los aires invocando al sol que se abra paso éntrelas funestas ventiscas.
Todas las flores se protegen de la nieve, la orquídea lleva consigo la hoja de rayito de sol que al ponerla en el copo del árbol más grande, volverá la primavera con las gotas del roció que no pararan de hablar entre ellas mientras mojan sin cesar, jugando a la rueda rueda se deslizan entre los pétalos coloridos que pintan el universo al reverso y el hoyo negro se vuelve queso.
Las flores vuelan por los aires creando arcoíris por todos lados volviendo al valle un paraíso interminable de matices y todos fueron felices.

j.c.n-23-julio-2011

Texto agregado el 06-09-2011, y leído por 158 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]