La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La princesita isabella y el canto del gorrión púrpura

 Imprimir  Recomendar
  [C:483027]

El valle de fe de cuentos vuelve otra vez después de un nuevo amanecer.

Entre pétalos blancos la eternidad traerá de testigo al viento que con paciencia se pasea por el valle con fulgor meciendo los cabellos ondulados de la princesita quien con su mirara cándida de ojos grandes que alejan los nubarrones que asechaban en los cielos, nunca deja su tula donde guarda sus muñecas. La princesita corre por su valle feliz cantando, bailando, dos tricornios vuelan muy cerca con sus grandes y esplendorosas alas dejando atrás un largo camino de azucenas a su paso, después de un buen rato el agotamiento la invade, una roca caminante muy suave que hay allí se queda tras la princesita para que se pueda sentar a descasar un buen rato, está rodeada de guayacanes reales que sacuden sus ramas al son del canto enérgico de la princesita adorada, inaudito de repente ven volando un gorrión púrpura de las nubes del gran cerro entrelazado por rocas de marfil, se creían que estaban extintos, han tenido el privilegio de verlo volar en estos tiempos, su cantar le da ritmo al baile de la princesita, dos ráfagas de viento una tras otra muy fuertes trae nubarrones consigo que desatan la lluvia, destellando cada gota de agua lluvia en el gran cielo oscuro.
Las aventuras en el valle de fe de cuentos has terminado por el día de hoy. Su fiel escudero, en su yelmo arriba tiene unos cabellos dorados de dragón que van envueltos en trenza hasta su cintura, en su cuello lleva un pequeño logo real, su peto es blanco y al lado izquierdo también está el logo real, una I, dos espadas una arriba y otra a bajo entre un escudo que forma un corazón, su faldón es dorado, sus escarpines al igual que sus guantes y su lanza, su nombre es fendrengon y no desampara a la princesita, es grande, su rostro tiene dos lunares, fornido, cabello corto en la parte superior de la cabeza y cabello largo en la parte de atrás, monta su tricornio color negro de patas blancas.
Se dirigen de vuelta al reino y este detrás en su tricornio no la descuida ni un segundo, la princesita le ordena descansar después de arribar al castillo, su tricornio selo lleva un campesino y le entrega una antorcha encendida para adentrase por un largo pasillo que lo lleva a su dormitorio, allí tiene muchos papiros llenos de escritos, tiene un candelabro hecho de cuerno de venado que el mismo ha cazado, no ha dejado de sentirse anonadado de ver volar al gorrión púrpura, a fendrengon le augura el canto del gorrión púrpura de que algo malo llegara con su canto.

La hechicera de la luna negra mandona se ha enterado que el gorrión púrpura vuela en el valle de fe de cuentos. Mandona con su vestido gris, largo que despliega una niebla negra y espesa, las arrugar alrededor de sus ojos es muy visible y tiene una mancha en todo su ojo izquierdo.
Su gran castillo está situado en lo alto de un gran cerro, donde la nieve no cesa, es un cuadrado con una torre en cada esquina y una súper torre que rodea una serpiente de marfil muy alta en todo el centro del castillo, su color luminoso homenajea a las inmortales serpientes de los pantanos lucientes. El cuarto de mandona está lleno de candelabros de oro, estas se encienden y se apagan constantemente, mandona toma una hoya de barro, le echa aguas, una lengua de león, cinco lombrices tricolor amarillas , azules y rojas, en ese preciso instante el agua comienza a hervir, le hacha una cola bisonte y el agua se pone verdosa hasta que unas burbujas comienzan a salir de allí y a levitar por los aires, después de haber muchas de ellas levitando revientan al mismo tiempo y aparece la imagen de un gorrión color púrpura, mandona observa atenta con recipiente de barro en sus manos que sin querer al percatase de que si es cierto lo del gorrión púrpura deja caer el recipiente de barro, esta corre hacia lo más alto de su torre, allí tiene una gran serpiente encerrada en una jaula de oro, está la saca y la arroja contra la pared, pero antes de tocarla un humo blanco aparece de la nada, de pronto se escucha una vos muy gruesa que dice: mi señora es un honor servirle por última vez.

Su nombre es fletivor abre las palmas de las manos hacia arriba, destellan en un brillo opaco, los cuervos allí alzan el vuelo muy bullosos alrededor del castillo de mandona, esta de media vuelta y vuelva a bajar donde estaba para terminar de hacer el brebaje malevo de los sueños muertos.

Zona rural. Montañas del fin del mundo.
El mago de sus cuentos estuvo enclaustrado en los pantanos de lava del malvado mecocor quien fue derrotado por la supremacía del poder absoluto de fletivor, así pudo escapar el mago de sus cuentos de ese espeluznante lugar, descalzo, desnudo en medio del inclemente frio, la niebla no deja ver el camino, escucha unos extraños ruidos, y el mago se vuelve todo un cazador y con solo un palo con una punta hecha por el espera paciente, concentrándose controla el temblor de su mandíbula que hace mucho ruido con el choque de los dientes, el silencio es total y el animal rumiante parado allí no deja de mirar y de mover sus orejas distinguiendo sonidos de asecho, el animal no se dio cuenta cuando el mago como un rayo caza al animal. Ya tiene comida el mago que con un solo chasquido de sus dedos crea fuego en unos pequeños troncos de árbol que yacen allí, el mago desolló su presa y utiliza su piel para protegerse del inclemente frio, satisfecho deja el resto a los coyotes que desde una cercana colina lo esperan paciente a que se marche.
La niebla no deja ver un metro al frente pero el mago de sus cuentos sopla suave y a medida que camina la niebla abre paso constante, con sus manos llenas de sangre sigue caminando por una zona pantanosa que le cuesta caminar y estar de pie, y al no ver un camino más fácil para llegar a las montañas del fin del mundo se encamino por allí hasta que llego a su morada y descanso.

En el valle de fe de cuentos
La princesita isabella en la mañana esplendorosa de un nuevo día es despertada por el canto del gorrión púrpura quien llamándole la atención la lleva hasta la biblioteca del reino que está en oscuras, las antorchas de allí se apagaron si razón, pero uno de los libros alumbra como la luna llena, la princesita asombrada toma el libro con sus manos, siente muy leves corrientosos, muy curiosa desea abrir el libro pero la gran campana suena llamado a todos en el reino.
Un destructore fue avistado por los campesinos que despavoridos del miedo alcanzaron a ocultarse. El destructore es una bestia muy grande con orificios nasales que arrojan un aire frio que congela al instante, cuatro patas musculosas con largas garras de marfil y una larga cola que arroja filudas puntas envenenadas.
Todas las gentes llenas de nerviosismo quieren saber cómo van a detener a esa poderosa bestia.
Ungruboco es un respetable general que estuvo en las mil batallas y una más contra el despiadado cardiborco, con su aspecto cadavérico una serpiente se pasea entre sus costillas hasta salir por la quijada, se adentra por una de las cuencas y sale por la siguiente.
La princesita isabella en su tricornio púrpura cabalga a toda marcha entre las gentes que todavía corren desesperadas y arriba a una choza cercana al reino donde vive una viejecita de nombre antaña con su cabello blanco hasta sus rodillas cogido con una raíz trepadora, lleva un bastón, su pie izquierdo tiene gangrena, aunque camina muy coja invita a la princesita a dar un paseo ya que la bestia se ha marchado, se adentran en su humilde choza donde hay dos chivos, allí vuelan una diversidad de mariposas coloridas que brillan de color naranja, la princesita sonriendo las coge y esta se desvanecen en pequeñas luces que en cuanto tocan el piso se apagan.
La viejecita comienza a levitar, la raíz que tiene en su cabello crece, crece y crece muy rápido y en un espiral arriban los dos personajes a la tierra de las nubes, todo allí son nubes que toman formas distorsionadas y puras que hacen sentir una paz profunda e interminable, todo no es color de rosa en ese lugar, también existen nubes negras y en el tercer día de cada mes aparecen imponentes arrasando las nubes blancas, opacando el horizonte y volviendo todo triste y melancólico.
Una nube luciente lleva a la viejecita y a la princesita isabella por los aires, extrañados se dan cuenta que hay muy pocas nubes, temerosos se esconden tras las montañas porque las nubes negras han incrementado su poder y ya aparen cuando desean, algo les hace falta y antaña dice: el gorrión púrpura es el que alegra con su canto los días y tan poderoso es que destruye las nubes negras, no se atreven arribar si el gorrión púrpura vuela por los alrededores en el horizonte.

Una nube amarilla, azul y roja se aproximan y cuando la princesita se siente envuelta por ellas se vuelve a ver en la choza de antaña.la princesita sale de allí solo pensando en que el color de su tricornio cambie de color púrpura a color azul, este relincha y separa en sus patas de atrás, la princesita se monta y vuelan entra las grandes montañas de piedra hasta que llegan a un montículo más pequeño y descienden allí, el tricornio comienza a pastar de inmediato mientras la princesita coge una piedra más pequeña que el tamaño de su mano, en ese momento tiembla muy suave el piso y aquel montículo de piedras, formas un gran cuerpo de piedras de dos metros con ojos, boca, nariz y voz, es el valiente rocalloso quien fue guerrero de los dioses norguandos del acantilado sin fondo.

— ¿¡a que se debe tu agradable presencia princesita isabella!?
Decía rocalloso haciendo reverencia, bajando su mano derecha medio girando la palma de su mano hacia afuera que baja desde su cuello hasta pasar lo por su cintura.

—gran rocalloso, solo paseaba por tus tierras montañosas de piedra y quise venir a saludarte.
Reía la princesita aplaudiendo tres veces hasta que el gorrión púrpura apareció y rocalloso asombrado se desarmo pero al instante de nuevo entre rocas se formo.

— ¡wauuu! El gorrión púrpura.
Dijo rocalloso estirando su brazo de roca para que el gorrión púrpura se posara allí.


Rocalloso sonrió, las montañas de roca de una en una se atumultuaron hasta llegar a las nubes, ocultaron la luz del sol durante tres segundos, descendieron formando un tornado sin hacer ningún estrago y volvieron a quedar las montañas como estaban.
La princesita isabella llama a su tricornio que con su paso imponente sin dejar de relinchar despliega sus alas y vuelven al valle de fe de cuentos antes de que la noche arribara, pero sin más se le viene a la mente aquel libro que alumbra pero comienza a darle sueño y sintiéndose cansada la cama la llama a gritos y más bien descienden bajo un gran árbol donde viven las hormigas de fuego que nunca se les apaga su llama y se dispone a dormir después de un gran bostezo.

Montañas del fin del mundo
El mago por fin arribo a la cima, allí hay un circulo de guayacanes reales, el mago de sus cuentos camina hacia el centro, abre sus manos al imponente horizonte. Las montañas más cercanas se ven de color verde y las más lejanas se ven azules hasta que los nubarrones aparecieron de la nada, el mago toma tierra con sus manos y la tierra que esta suelta comienza a levitar a la altura de sus tobillos, cierra sus ojos y la descarga de rayos caen sobre el mago que dice quemándole las entrañas: ¡imponentes elementos! Que el fuego y la tierra, el agua y el aire se plasmen dentro de la esfera de hierro.
La esfera de hierro la recorre un chorro de fuego a su alrededor, sopla el viento muy fuerte y el mago de sus cuentos queda atrapado dentro de la esfera, los arboles cercanos se encienden en llamas, el espíritu de mil batallas sale del viejo panteón, todo allí en vuelto en un brillo luciente, el mago cae de rodillas cuando el espíritu del caballero le traspasa su cuerpo con el aumento de los constantes truenos y relámpagos enceguece dores, la lluvia se desata como todos los días enfurecida, el mago comienza a sentirse somnoliento y hasta que no sabe nada más de sí mismo.

El pantano de las serpientes lucientes
Mandona tiene listo su brebaje de los sueños muertos y lo ha llevado ante el triangulo de arcos, allí el pantano burbujeando en su superficie estallan al momento y mandona con sus carcajadas macabras se siente en el último rincón de ese pantano, salen tres momias de los arcos, por miles de años después de su muerte fueron maldecidos por jocran un hechicero del destino, en sus tumbas fueron aprisionados, no pudieron cruzar la línea hacia el candor del fuego de los decrépitos sacrificios del alma, ahora han sufrido mil vidas en sus malevos espíritus.
Mandona les brindo la oportunidad de germinar de nuevo en el mundo de los vivos, cuando sea concluido liberara con su hechizo de palabras envueltas con llamas entrelazadas a la inmortalidad, serán más poderosos que la propia mandona pero no sin antes llevar el brebaje de los sueños muertos y hacer que la princesita isabella del valle de fe cuentos lo tome sin que nadie se percate de la fechoría. Cuando comience a soñar, todas las imágenes que se vengan a su mente morirán hasta que el poder se haga presente y mandona lo tome con sus manos, las nubes se volverán fuego y estará todo su poder a disposición.

Frontera del manantial del petróleo
En esa frontera existen mil posos de ese líquido espeso que burbujea sin cesar, la vista allí es espantosa, desoladora y sombría, agua contaminada y maleza muerta, aves carroñeras buscando oportunos un bocado de comida.

El fortín de loences. El rey es muy poderoso y su trono es insuperable, no tiene corona pero basta con que su barba sea amarilla, sus ojos son negros, piel blanca y frente colorada al igual que su nariz, bajito y muy inteligente. El fortín es una tierra productiva y llena de armonía, la gran mayoría de su gente son campesinos que han vivido en paz por muchas décadas, por ello cuentan con pocos soldados.
El nombre del rey es loences que sin razón aparente a ordenado que cada hombre, niño y mujer que pueda empuñar una espada y luchar incansable tendrá que batallar. El primero que empuño la espada fue el rey loences, todos sienten el deber del honor, muchas madres se oponen firmes ante el rey pero no tiene nada que hacer contra la palabra del rey loences que furioso anhela venganza y sangre.
El grano, las verduras, las reces de pastoreo fueron masacrados por el funesto invierno, la nieve se divisa desfogándose inclemente desde las tierras altas, atemorizados todos allí porque el hambre les preocupa deciden irse de inmediato pero por la única parte, por la frontera del manantial del petróleo pero se percatan de que no lo podrán hacer, hay una nube demasiado caliente bordando toda la frontera, puede desintegrar mil cuerpos humanos en un instante.
Desde la gran pared de roca menfor el gigante observa como un vigía detallando cada movimiento del rey loences. Menfor el gigante tiene un diente de dragón colgando de su cuello, es una leyenda, cazo el dragón de la caverna del sol al este del árbol que parece un girasol.
Menfor mide casi dos metros, tiene chivera y siempre lleva un hacha en su mano derecha, este no entiende la actitud de guerra del rey loences si hace tres noches tomo sopa con el rey certificando su alianza. El rey loences cree que todo fue una farsa y que la traición estaba entre ceja y ceja para que no estuvieran alertas y pudieran ser sorprendidos por el ejército de menfor el gigante.
Cardiborco disfrazado de forastero arribo el reino loences y sin esperar nada a cambio ofreció dar valiosa información desinteresada de que iban hacer invadidos sin medida para quitarle sus tierras, nerviosos se desespera el rey, sabe que no tiene tiempo suficiente. Después el forastero se encamino sal reino de menfor el gigante con su información desinteresada de que iba hacer invadido por el rey loences quien no dudo de darle moral a su ejército.

En el valle de fe de cuentos
A lo lejos el polvo se ve levantarse por los aires, el sonido de la marcha del ejército de menfor se escucha como un estruendo que no cesa y se escucha cada vez más cerca, están cerca de los límites del valle, el ejercito del valle de fe de cuentos poderoso se encuentran alertas por si es una distracción para colonizar el valle de fe de cuentos.
A la princesita isabella no la haya por ningún lado, los ánimos de frendrengon están sobresaltados y el nerviosismo de las gentes del valle se siente en todo el entorno.

Montañas del fin del mundo
El mago de sus cuentos en medio de una oscuridad absoluta envuelto por el viento frio que no deja de silbar provocando que sienta sus oídos tapados tiene un presentimiento. El mago mientras camina sintiéndose ansioso tropieza con un pedazo de rama que había caído de un árbol, logra estar en pie, en su mano empuñada solo quedo un pedazo de rama seca que concentrándose la enciende en llamas dejando al descubierto bestias macabras con filudos dientes, chorreando baba viscosa por doquier deseando devorar al mago que sin dejar llenarse de temor desciende de la montaña mirando al frente, ni a los lados y menos para atrás pero el mago se detiene y con las ramas desplegando fuego que no la consume, toma otra rama con su mano desocupada y las junta mirando hacia el cielo dice:¡espíritus de las montañas de mi tierra! gloriosos en su interminable protección de los panteones ¡estaré mil veces agradecido! si mellaban a la estrella del lago negro.
Los espíritus motivados por la gran energía del mago de sus cuentos que los fortaleció y los libero de sus cadenas extinguieron las nubes negras que bloqueaban los rayos del sol, las bestias sin poderse mover se vuelven más agresivas rugiendo como un volcán en erupción, deseando en vestir al mago que da dos vueltas hacia su izquierda con sus brazos abiertos al nivel de los hombros; una ráfaga de llamas como si fueran una honde expansiva incineran las bestias al instante y cuando el corazón del mago comienza a palpitar muy rápido su séptimo sentido de la premonición de que algo malo sucede, pero por más que intenta descubrirlo sin dejar de insistir los dioses del gran cielo le muestran lo que sucederá.
El mago se percata de que no está donde debería estar, una montaña de rocas grande está al frente del, inconscientemente pensó en un amigo y este abrió sin querer un agujero invisible que lo llevo allí más rápido que la velocidad de la luz.

— ¡mi viejo y querido amigo de mil ilusiones!
Decía al mago de sus cuentos rocalloso mientras se formaba de roca en roca levantando una nube polvorienta.


— ¿¡rocalloso!? Un gusto volver a verte.
Dijo el mago de sus cuentos mientras los dos observaban como se oscurecía.

El mago suelta las dos ramas vueltas en llamas y al instante la tierra se los traga, retoños germinan y rocalloso se sorprende, estira su brazo izquierdo de piedra y varias rocas salen disparadas alrededor del retoño.

— ¡viejo mago con rostro de niño! millones de años sin verte, sigues viéndote joven ¿sabes? Eres afortunado, mi esposa piedrina está cocinando una deliciosa sopa de gravilla muy nutritiva ¿te apetece?
Inclinaba su cabeza rocalloso hacia atrás deleitándose con el aroma de la sopa que lo contemplaba.

— ¡claro que quiero! Hace falta las energías que da la sopa de ti esposa, pero por favor solo caldo, la gravilla es muy dura para mis dientes.
Dijo el mago rascándose su cabeza muy apenado.

—tranquilo mi amigo, la ves pasada fue un olvido, en esta ocasión no las dejaran tres cuartos, las cocinaran mas para que las puedas saborear.
Se reía rocalloso.


Los dos departieron un momento y se enteraron de todo hasta que el ocaso crepuscular dio la bienvenida a la hermosa noche.las estrellas luminosas brillan menos una que destella tres veces, el mago de sus cuentos la observa atentamente con rocalloso, aquella estrella comienza descender donde rocalloso que no deja de mirarla, esta se esfuma en un parpadeo, rocalloso sabe dónde está el lago negro y sin perder más tiempo después de comer la sopa se dirigen hacia allí cuando de repente los patrones de los vientos cambian violentamente augurando que algo grande muy malo va a suceder.
El mago escucha algo y hace detener a rocalloso, el canto del gorrión púrpura hace silenciar todo lo que hacía ruido por los alrededores selváticos, el mago intenta acercarse al gorrión que se posa en una rama baja de un árbol pero este alza el vuelo muy arisco de inmediato, de repente una ráfaga de polvo se levanta desde el suelo.
Rayos del este y del oeste, portentosa niebla uniforme lléname de tu poder; giraba de derecha a izquierda con sus manos abiertas el mago hasta que lo envuelven las tinieblas, la tierra retumba y el mago rompe en llanto, el gorrión púrpura se acerca sobrevolando una y otras vez hasta descender suavemente en el hombro del mago, las lágrimas de este se desvanecen en destellos, en ese preciso momento rocalloso se entera de que una nueva batalla es inminente.
Rocalloso desfoga un grito por los aires que hace que el mago se tape sus oídos con sus manos, en su tierra las grandes montañas de roca comienzan a formar grandes cuerpos de roca que caminan marchando con su pasar polvoriento en plena llanura.


En el valle de fe de cuentos
El mismo gorrión púrpura ya esta rondando el castillo de la princesita isabella que desde su alta ventana ya lo había enfocado, su silueta en medio del resplandor del sol lo delato, el gorrión se posa en la punta de la torre de vigilancia de la entrada del gran portón de cobre, la princesita sin dudar baja haciéndole caso a lo que su corazón le dice hacia la torre de vigilancia, pero cuando está por llegar más cerca del gorrión este alza el vuelo pero este se asegura de que la princesita lo siga vibrando en su corazón hasta el palo de mangos que se encuentra en la cima de la próxima colina.
El palo de mangos es amarillo, azul y rojo, la princesita trata de ver el copo del árbol pero no lo logra así que prefiere treparlo, está lleno de frutos grandes maduros y muy jugosos, a la mitad de la trepada en el palo de mangos la princesita cansada se sienta en una gruesa rama a descansar cuando de pronto un gusano de color verde dice: ¡princesita deberías apurarte ¿no sabes lo que puede suceder so no llegas a tiempo?

— ¿Qué cosa señor gusano? ¡Y primero se saluda!
Quería saber la princesita isabella.

—el bosque de los sueños esta muerto y tu eres la única que lo puedes hacer revivir; Hay un límite de tiempo que cuando este se cumpla no se podrá redimir el bosque de los sueños.
Termino de decir el gusano sin terminar de chupar su mango que se deshace en la boca a la princesita isabella.

La princesita se apuro a subir hasta el copo, cuando menos pensó se vio rodeada de nubes y estando muy segura la princesita se baja de la rama pisando la nube que parece que fuera tierra firme, las nubes se fueron desapareciendo dejando ver un inhóspito lugar, todos los arboles están secos y la tierra demasiada árida, allí el silencio es sepulcral hasta que arriba a un área llena de panteones, la niebla aparece de la nada y envuelve muy lentamente a la princesita, curiosa ella trata de ver que nombre tiene cada panteón, pero ninguno tiene nombre ni fecha.
El canto del gorrión púrpura se escucha de nuevo, esta posado encima de la cruz de un de los panteones sin dejar de aletear, la princesita se acerca allí y un ruido le hace reaccionar, temerosa con sus ojos bien abiertos no parpadea hasta que llega a ese panteón, este si tiene nombre: reina fortina de las montañas lucientes donde las noches alumbran con la luz de la luna, descanse en paz.

La reina viejita fue convertida en piedra. Su panteón tiene un arco en la entrada, algo comienza crujir, es la puerta maciza de cobre que comienza abrirse sola, cuando destinaba a entrarse por su curiosidad salen volando murciélagos a mucha velocidad que parece que huyen espantados del lugar, la princesita solo ve como desaparecen los murciélagos entre los árboles secos, pero sigilosa se adentra en ese largo y frio pasillo, de su tula saca una muñeca que ella la llama esperanza, es de paja con ropas muy viejas y rotas. La princesita da cinco pasos y la puerta se cierra de nuevo quedando todo a oscuras, la princesita chasquea sus dedos y estos se encienden en llamas sin afectar sus pequeños y suaves dedos, se repara los dedos volteando la mano de derecha a izquierda sorprendida.

Vuelve a cantar el gorrión púrpura guiándola por el pasillo que llegado a un punto se divide en muchos caminos que son para extraviar a los entrometidos, pero el gorrión la lleva por el correcto hasta que llegan frente una estatua de piedra, parece ser una mujer arrodillada, con una mano la princesita toca la cabeza de la estatua y comienza a resquebrajarse y a caerse a pedazos para dejar ver el cuerpo humano de la reina fortina.
Lleva un vestido blanco, largo, es de piel trigueña, dicen que fue una hermosa princesa de un antiguo reino llamado blanco, su padre era rey bendengor que murió de una extraña enfermedad, su madre la reina dinaga lo olvido muy pronto, el rey sondro de las tierras del occidente trato de conquistarla por varias semanas hasta que lo logro, ese rey también tenía una hija y también era viudo quien se convertiría más tarde en la hermanastra de fortina que un día sin explicación desapareció, la leyenda cuenta que un dragón devoro a la reina futura fortina, eso fue lo que dijo su hermanastra mandona antes de darle brebajes de sueños muertos que la llevaron a la vejes prematuramente hasta después de que fue convertida en piedra.
Fortina no entiende que hace en ese lugar y aunque muchos años pasaron se acuerda como si fuera ayer cuando corría por sus tierras con la gran cantidad de mariposas. No se siente vieja su energía está intacta, la princesita la hala de su mano y la lleva con ella, que sin poder caminar bien decide sentarse para mirar las llamas en los dedos de la princesita que se tornan azules, las llamas comienzan a incrementarse mostrándole solo a los ojos de fortina lo que le sucedió a su reino cuando ella no estaba, las lágrimas recorren sus mejillas y jadea tres veces, las llamas se expanden donde fortina que comienza a rejuvenecer al instante, ya con sus alientos al cien por ciento sigue a la princesita que a la vez sigue el canto del gorrión púrpura que los lleva hasta el manantial de agua cristalina.
De un momento a otro recuerda a su media hermana mendona, ella ya estuvo en el manantial cuando apenas eran unas princesas, esa agua brinda poderes mágicos solo a la sangre real pero mandona se apodero del.
Los pueblos cercanos a ese manantial se tuvieron que marchar y abandonar sus tierras, ranchos porque supuestamente el agua se acabo, pero lo que realmente sucedió fue que mandona oculto su cauce para alimentar su magia.
Fortina introduce sus manos en el agua cristalina, la tierra se mueve y se separar para dejar camino y que el agua del manantial corra entre los pueblos y sacien la magia a quien realmente le pertenece, a la tierra.

Mandona proclama más conjuros malditos aumentando su poder, su discípulo consiguió lo que se propuso, desatar la guerra entre dos tierras y darle el brebaje de los sueños muertos a la princesita isabella.

En las afueras del valle de fe de cuentos
Los dos ejércitos en conflicto se observan las caras frente a frente, un extenso llano los separa donde posiblemente se destara el brutal infierno que sin temer ningún soldado están dispuestos a morir allí. todos desfogan su adrenalina gritando con sus espadas levantadas hacia el cielo y la carrera de los ejércitos hace temblar la tierra, el silencio en los alrededores se llena de temor, de repente un destello apacigua la marcha a la muerte, hoy no abra batalla dijo el mago de sus cuentos parado con sus manos abiertas mientras un rayo llegado del cielo lo alumbra, el viento constante no deja de levantar el polvo por los aires, el mago no inmuta mas palabras y el cielo se llena de nubarrones, el roció se desata muy lentamente aumentando su poder el viento hasta volverse un torbellino terminando de crear un tornado gigantesco de rocas que amenazante hace retroceder los dos ejércitos, pero lo que hace el tornado es mostrar imágenes de lo ocurrido con la artimaña mandada por mandona.
La tranquilidad invade los seres que empuñaban sus armas con sed de sangre combativa hasta que las nubes se volvieron rojizas chocando unas con las otras, los truenos espeluznantes invitan al mago a tener su ansiada botella de vino que algún día desterró a los infiernos.

Manantial mágico
La princesita mira para los lados buscando el gorrión púrpura hasta que lo encuentra ¡qué extraño! está encerrado en una jaula de oro y vuela muy arisco de un lado para otro, la princesita se dispone abrir le la puerta pero esta no abre así que lleva la jaula con ella hasta que llegan a una cueva forrada en un metal que brilla como el sol, de pronto una parte del metal comienza a bajar, son unas escaleras que deslumbran con el brillo en sus ojos y mandona baja por allí, tiene entre sus manos un águila para que devore al gorrión púrpura y la jaula se desvanece, el águila ataca pero la muñeca de la princesita toma vida y atrapa al águila en un jaula de paja que tan fuerte no fue capaz de escapar, feroz intenta de nuevo salir pero la muñeca hace desaparecer el águila rasgando un pedazo de su ropa vieja. La princesita isabella mira a mandona que sin explicación no ataca con sus grandes poderes, la princesita no le teme porque sus sueños todavía no están muertos, al momento se posa el gorrión púrpura en su mano derecha, la levanto cogiendo su muñeca que ya en ese momento yace sin vida mágica hasta que los rayos del sol despiertan a la princesitas y de nuevo el cantar del gorrión púrpura se vuelve a escuchar.

Mandona desea saber cómo van las cosas mirando para los cielos pero estos están colmados de nubes negras que no dejan saber lo anhelado.

En las afueras del valle de fe de cuentos aquel ejercito de piedra tomo de nuevo su forma y tormentas de arena se desatan y cada soldado busaca refugio, el mago de sus cuentos empuña sus manos y las nubes se condensan y descienden en espiral hasta que el mago hace salir desde las profundidades de la tierra filudas puntas que hacen temblar, en ese momento surge cardiborco quien se encomendó con su alma podrida a los espíritus fanfarrones y su alma se fusiono con la jucran y fletivor enclaustrándolos dentro del; Cardiborco opaca los rayos del sol, el mago comienza a desplegar una flama azul, une sus dedos índices y pulgares creando un triangulo que brilla de un color dorado, lo arroja con mucho poder y se divide en tres estrellas que explotan pero cardiborco se las arregla para salir avante con esferas de agua, al mago en menos de un parpadeo se mueve de un lugar a otro, cardiborco se ve rodeado por muchos magos, cardiborco trata de concentrase en medio de tanto ruido por la ilusión infundida, su poder aumenta sin medida cuando de repente sin esperarlo cardiborco es atacado por su espalda y derribado al suelo, no deja de resistirse mientras esputa tierra que le hace comer el mago montado en la espalda del, se levantan por los aires y cardiborco con todo su poder arroja al mago contra un gran árbol que queda desastillado, se arrojan poderes que desatan llamas, cada cual se resiste hacer derrotado pero el mago sin percatarse cae en un pantano y cuando este chisguetea una pared de pantano surge cayéndole encima a cardiborco y sin poder reaccionar una montaña de rocas cae encima de este. Las rocas salen disparas por los aires pero el malvado no puede moverse porque rocallosos lo tiene aprisionado, el mago se acerca y lo sopla suavemente hasta quedar adormecido, cardiborco despierta en un paraíso desolado, precavido no sale a campo abierto, ve muchas adariposas brillar hasta que se desvanecen y todo en aquel bosque comienza a morir, el malvado sabe que está en peligro, sigue dormido así que trata de despertar pero no puede lograrlo, se mira sus manos que comienzan a resquebrajarse, el viento comienza a soplar y se mira sus manos totalmente secas que se vuelven polvo hasta que este desaparece, mandona no puede creer que es lo que está viendo, un paraíso de sueños muertos y a un ser poderoso ser destruido.

Maldita sea ¿Por qué estoy aquí? Si la que debería estar aquí es la princesita isabella. Cada quien soñaba pero la princesita fue más fuerte y logro despertar, mandona con su gran poder nada pudo hacer porque prisionera en sus sueños ha de ser, el gorrión púrpura con su canto la durmió y de la jaula de oro escapo.
Mandona continua purgando su condena allí quejándose de lo cruel de un sueño muerto, no tiene a quien hacerle mal y todo vuelve a la paz y aquel canto no se deja de escuchar que la ensordece sin cesar.

El mago de sus cuentos volvió con rocalloso a su morada, al momento el ejercito de piedra arribo a buena hora, la sopa todavía está caliente, un beso polvoriento le da rocalloso a su amada. Después de terminar la sopa y decir gracias desapareció el mago en unas efímeras y destellantes llamas.
Los dos reinos que fueron engañados volvieron a la tranquilidad y más bien unieron sus fuerzas para mejorar la calidad de vida de sus campesinos.
En el valle de fe de cuentos la tarde se ve soleada y fresca, las nubes hacen torbellinos jugando entre sí con el viento. El gorrión púrpura se vio volar al caer la tarde quien atrapaba los sueños muertos que la malvada deseaba para la princesita isabella y el valle de fe de cuentos, el gorrión salió de la morada de fendrengon y se poso en el hombro de la reina fortina quien fue libre para volver a reinar.

j.c.n-10-mayo-2011

Texto agregado el 30-07-2011, y leído por 158 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2011-07-30 06:46:51 Jajaja lastima que solo hay 5 por lo menos te doy el maximo, eso quiere decir que me gusto mucho la historia. Pasa por mi pag. cpimecuentos
2011-07-30 06:45:02 Apurarte ¿no sabes lo que puede suceder so no llegas a tiempo? — ¿Qué cosa señor gusano? ¡Y primero se saluda! Quería saber la princesita isabella. Corrige esta parte, me gusto pero me dejo con la inquietud de que paso con la hermana de Mandona. Muy largo para que quede duda. Pero me llamo a terminarlos, Felicidades. Aun asi mis 6 estrellas. cpimecuentos
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]