La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La casa de los juguetes

 Imprimir  Recomendar
  [C:481381]

Fue una vez en una tarde pasada por agua de lluvia, el frio acongojaba los ánimos de todos de los que viven en esa parte lluviosa, salir a la calle puede causar gripa y es mejor resguardarse de ese pésimo temporal.
En esa parte hay una casa donde vive una niña de nombre isabella, su cabello esta peinado en forma de estrellas y en su carita blanca tiene dibujadas lunitas por sus coloradas mejillas, tiene unas botas blancas que llegan casi hasta la rodilla, tiene también una faldita amarilla con corazones rojos que tiene antenitas y una camisetica que tiene tres princesas dibujadas.
Isabella tiene un cuarto donde están todos sus juguetes, allí hay una muñeca de color morena con el nombre de Camila, otra muñeca con su vestido lleno de fresas intenta vacilar al peluche filifante, es un elefante color púrpura y todos lo adoran. Bailatona es la muñeca con greñas que baila y con mucho ritmo intenta ir hasta la cocinita pero primero se lleva consigo las temperas y la plastilina.
El león con su gran melena ruge, es un morral mágico que se puede llevar en la espalda, la muñeca soñadora llenas de pecas con su pijama de triángulos le atemorizan mucho los rugidos del león. Chillón, es un bebe muñeco muy grande y a cada instante le toca ir a la niña isabella y cargarlo en sus brazos para hacerlo dormir.
Los bisabuelos de isabella están profundamente dormidos, la niña acaba de despertar cuando de pronto escucho unos suaves chillidos de bebe, hurgándose sus ojos suavemente con sus manos toma el cochecito de juguete y monta a todos sus juguetes allí pasta darles un paseo por toda la casa, los bisabuelos llaman y la niña acude de inmediato, chillon comienza de nuevo con sus alaridos porque está muy incomodo, soñadora se burla del y después se pone triste porque sus ropas tiene un agujero, los grillos se comen su vestido por la noche cuando está soñando.
Chillon deja los alaridos y todos se ponen alertas, alguien espelúznate se mantiene gritando sin razón, inmóviles los muñecos pasan desapercibidos en medio de su estrafalaria gritería, parece un monstruo disfrazado de mujer ¡que miedooo…! Pensaba filifante cuando este se dirigía donde chillon y soñadora con una bola de plastilina para hacer un castillo donde la niña isabella pueda habitar y estar a salvo de las malas enseñanzas de la gritona malvada.
Cada muñeco toma un pedazo de plastilina y comienzan amasarla.

— ¡he y espérenme!
Gritaba la muñeca Camila con las acuarelas en sus manos dejando un camino de pintura a su paso.

Todos pintan las bolas de plastilina de diferentes colores ya que la plastilina es de un solo color, se encaminan para el patio de la casa y allí comienzan a fabricar el castillo, la plastilina comenzó a volverse mágica, se multiplico y hasta un valle forjo. Los muñecos lo llamaron el valle de fe de cuentos.
Filifante fue a buscar a la niña isabella que muy sigilosa se pierde de vista de todos que no quitan la mirada del televisor. Es sorprendida la niña que rompe en mil risas y sin querer esperar al juego es mejor comenzar de una vez.
A la rueda, rueda en el valle las flores vuelan y las nubes se volvieron fresas, llovió y todo dulce se volvió, filifante de alegría salto y soñando el castillo derrumbo cuando menos pensó volvió y despertó y de nuevo una sonrisa exclamo.
Todos los muñecos riendo van tras filifante para pintarlo con las acuarelas de otro color y las risas continúan desfogándose a montón, filifante no puede correr más por la risa que lo deja sin aliento, el alboroto tuvo que terminar.
La gritona con su cabello vuelto un completo desorden grita de nuevo sin cesar, todos los juguetes se quedan inmóviles de nuevo, todo estando chorreado de pintura la niña es regañada, se asusta y corre a los brazos de la misma, donde caen sus lagrimas germinan orquídeas entre las baldosas, después de los sollozos el sueño la invade y soñadora se acuesta al lado de ella sin que nadie de los adultos se percate.
Los sueños son inminentes, isabella se despierta dentro de un gran árbol, no necesita salir de allí es demasiado extenso, todo allí es mágico, las flores cantan y bailan con las ardillas residentes, las rocas no se quedan atrás para crear una buena coreografía con las lombrices que invitan a isabella a despertar porque es hora de ir a estudiar, todos los muñecos están alrededor esperando que alguno de ellos sea llevado a la guardería.
Mientras la niña estuvo en la guardería los muñecos pintaron un valle en la pared que se puede ir allá donde solo mariposas coloridas hay.

j.c.n-abril-12-2011

Texto agregado el 03-07-2011, y leído por 153 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]