La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El orfanato

 Imprimir  Recomendar
  [C:475247]

El orfanato es un resguardo del alma que lleva a dos épocas distintas y que se encarga del cuidado de los menores de edad, huérfanos y abandonados, adolecentes a quienes sus progenitores la han retirado la patria potestad.
El orfanato es un lugar inmenso con columnas imponentes hechas de piedra caliza en su gigantesco interior, tiene dos en su entrada, la cual tiene una reja que fue forjada en algún día de los tiempos medievales, los hierros verticales van entrelazados por rozas con tallos largos y espinosos del mismo material. Tiene zonas verdes muy coloridas adornados por gran variedad de flores que se mecen de un lado para otro siendo consentidas por el viento, en la parte de atrás del orfanato otra zona verde es dispuesta para los juegos con otro hermoso jardín de orquídeas, allí se encuentra la casa abandonada del desaparecido guardián, está muy deteriorada, es de madera y los años la han podrido. Lo que se escucha por los pasillos es que febilo el guardián, un día llego a trabajar con su carácter muy alegre, no se llevo su ropa y jamás volvió, no se sabe nada del, después de unos metros de e allí limita con el gran bosque de arboles altos y colmado de maleza muy espesa.

Es martes y diez nuevos voluntarios llegaran en la tarde, algunos son estudiantes de sicología infantil para hacer su práctica y poderse graduar, otros porque quieren ayudar a los niños.
El coordinador del programa estrella s del cielo se llama felo y viene entre las diez personas que se requieren, enseñara a tocar guitarra, a cantar, hablar y escribir inglés, alemán y juegos para mantenerlos mentalmente estables sin vestigios de profundo recuerdos llenos de temor.
Es narizón, tiene el cabello largo, utiliza chaqueta de jean con una macabra calavera con un cigarro entre su macabra boca, lleva pantalones con muchos rotos, en su oreja izquierda tiene un arete en oro en forma de guitarra, también tiene botas con punta de metal que siempre utiliza, felizmente casado, lo que hace lo hace porque le gusta y su esposa lo apoya.
En el orfanato se les brinda cariño a todos para hacer su hogar más cálido, tranquilo y organizado, para que el día sábado sea verídico la adopción de algunos de los niños que por lo general los recién nacido son los más favorecidos.los adolecentes al ver esta situación de que cada sábado les llega la noche allí les hace perder la esperanza, ya han perdido la cuenta de cuantas noches han pasado, algunos les hace declinar el estado de ánimo, entran en depresión, lloran y solos , afligidos no se quieren levantar de su respectiva cama, no comen y se vuelven violentos, pidiendo a gritos contacto físico porque no saben cómo mas expresarlo, un abrazo de una madre, de un padre, de un beso de buenas noches y tener a su mejor amigo del orfanato que sea adoptado, y que viva al frente donde anhela vivir cada niño con una nueva familia.
Lamentablemente ese orfanato es el menos concurrido, esos dicen pero la realidad es que nunca va nadie.
Elduar ambrua es la máxima autoridad allí, espera con una actitud distraída y sin prestar ninguna importancia a los voluntarios que están por arribar, tiene un peinado hacia su derecha, anteojos muy grandes y gruesos, bigote, bajito, y siempre tiene traje de corbata. La cocinera nifaty, grande, gorda con una gran verruga entre sus ojos y un cabello igualito a la melena de un león, sus labio siempre llevan un color rojo, sonríe y su diente amarillento luce despampánate cruzando sus manos por la espalda con su mirada desorientada.
El bus que trae los voluntarios arriba en ese preciso momento pero elduar se da media vuelta y se marcha caminando muy lento, nifaty los sigue con su mirada, sin poder tener control de sus actos esta recibe a los voluntarios pero sin percatarse de que solo son seis personas y uno de ellos llego muy enfermo, tendrá que devolverse para su casa.
Ansiosos de trabajar los voluntarios se bajan del bus. Primero baja mina, una sicóloga profesional, ojos grises, cabello lacio y negro, nariz respingada, cejas amplias y piel blanca.
Yiya, posee cuerpo escultural, piel morena, ojos negros, alta y de familia prestigiosa, decidida a vivir la práctica para graduarse con honores en sicología del desarrollo, viene a detallar el campo biológico, cognitivo y psicosocial en los niños.
Gercio adan fue un soldado, estuvo en el terrorífico campo de batalla, se dirigía en un convoy patrullando el área cuando sin previo aviso un suicida en un coche bomba se inmolo, inmovilizaron el convoy e intentaban neutralizarlos, entre morteros y lanza cohetes fueron devastados, el apoyo arribara por aire pero el piloto comete un error, arroja un misil tierra aire y destroza una parte del convoy, gercio alcanza a escapar y queda en el suelo privado, su rodilla fue casi destruida y allí no volvió a saber de si, cuando despertó no lo podía creer, su pierna prácticamente fue mutilada, no había nada más que hacer y la tuvieron que cortar. Ahora su pierna izquierda es un diseño anatómico perfecto elaborado en fibra de carbono, trato de buscar empleo pero siempre era lo mismo, no lo permitían, incapacitado el dinero de su mesada es poca para pagar la renta, servicios y comer, se le hace más fácil sobrellevar su vida ayudando a las demás personas, así ahorra estadía y comida.
Felo tiene un aspecto de total vago, uñas pintadas de negro y muchos tatuajes, se baja del autobús con su infaltable guitarra.
Obi lua estuvo preso, siete años en la cárcel por homicidio culposo, atropello a alguien estando ebrio y se fugo, a los días se entero de que fue un niño el que atropello, ahora vive cada día arrepentido intentando apaciguar su dolor ayudando a los niños, sin dejar de pensar nunca en el niño que atropello.
Ave del cielo es un indígena, los ancestros de su tribu le encomendaron una misión, y que tendría a que dirigirse a ese lugar. Es callado, atlético, tiene su cabello largo y lacio, empuña con su mano derecha un amuleto.


— ¿en que nos podrá ayudar este greñudo y el mocho?
Decía luciendo su diente amarillo, mirando fijamente a felo sin parpadear sus ojos nifaty.

— ¡mi señora! Primero que todo mi nombre es felo, traigo mi guitarra eléctrica y una acústica, vengo a enseñarles a los niños, tengo buena experiencia, se inglés, alemán, tomo cerveza a montones estoy casado y vivo con mis padres.
Disgustado responde felo.

—soy la cocinera.
Con su mirada desorbitada se marcha dejando a felo pensando.


Todos entran al orfanato, hacen un breve reconocimiento por el espectacular lugar, por el inmenso domo que cúbrela fuente, un letrero borroso le llama la atención a gercio pero lo pasa desapercibido. Se disponen acomodarse en su alojamiento a descansar, para que al otro día tengan la suficiente convicción y energía para aportar algo a los niños.
Sirven la comida en el gran comedor, los niños comen muy rápido su puré de patatas, la sopa el arroz y la carne sin hacer travesuras, ni gritos, ni juegos, terminan de comer y se van para sus acamas sin que nadie les diga nada, muy ordenados.

La noche arriba muy rápido y el frio es inclemente, desde la ventana de los voluntarios se ve el gran jardín, los cristales de las ventanas se empañan y la niebla se siente recorrer con un silbido agudo por los alrededores, gercio se levanta de su cama hacia la ventana para repararla mejor, este detalla de que la niebla parase no moverse, desconcertado se dirige a la puerta del alojamiento y la abre, asoma su cabeza y la gira de un lado para otro mirando el largo pasillo. Gercio se disponía a cerrar su puerta cuando una puerta más lejos chirrea muy lento estando todo lo demás en silencio, el chico camina muy suave con sus pies descalzos en medio del oscuro pasillo, recuerda que siempre mantiene una linterna pero en esta ocasión seguirá a oscuras, cree escuchar algo y se detiene, un relámpago destella y pone al descubierto dos sombras extrañas que cogen rumbos diferentes, gercio las siente pero no alcanza a notarlas y prefiere hacerle caso omiso a ese sentimiento extraño cuando un trueno de repente le hace temblar las piernas, le acelera el ritmo cardiaco casi para reventar el corazón.
Al llegar al fondo del pasillo este gira a la izquierda y camina dos metros esta el letrero que le llamo la atención, hay una puerta entre abierta, tiene una cadena muy gruesa de cobre al igual que su candado, pero este está colgando allí. Gercio termina por abrirla y unas escalas en mal estado que llevan a un segundo piso observa con cuidado, mira hacia atrás para cerciorarse de que no lo sigue nadie, cada paso churrea a causa de las escalas en mal estado hasta tomar la perilla con sus manos, pero tiene que soltarla de inmediato, está demasiado fría y quema la piel como el hielo, gercio lleva un buzo y se baja la manga hasta cubrir su mano, así abre la puerta sin ningún percance.
Tras la puerta hay una imponente biblioteca pero sombría, llenas de arcos estructurales, al parecer tiene mampostería, sillería y ladrillo. Llevan grabados de caballeros con armadura batallando con espadas en sus caballos, hay muchas letras dibujadas dentro de las llamas de las antorchas que están tallados en todo el lugar, las estanterías entra las gruesas columnas son muy altas pero todas están vacías, llenas de polvo y colmadas de telarañas que brillan cuando la luz de la luna traspasa la espesa niebla.
Solo hay unos pocos libros que están tirados en el piso, otros con sus hojas arrancadas y ya deshaciéndose por el pasar del tiempo y manchadas de otro color que quieren borrar los textos, al parecer hay una sala de computadores pero está totalmente deteriorada, son nuevos y los cables de los equipos fueron cortados, las pantallas están resquebrajadas y los teclados quebrados, hay pedazos de ellos por todos lados, ya teme gercio seguir caminando de pronto puede cortarse sus pies.
Gercio ve una parte de la biblioteca donde hay una montaña de sillas porque una rata acaba de introducirse entre los pupitres y un libro colorido que está allí, le llama la atención, este comienza a caminar al lugar, pero un estruendo le hace girar de inmediato y ve la puerta cerrada y el polvo esparcirse por los aires a causa del estruendo, este se acerca a la puerta a un paso constante, la perilla parece brillar y este nervioso se acerca a observarla desde más cerca cuando sin más ni menos ve aparecer una mano por detrás del, el impacto delo que ve lo altera y gercio que despierta en su cama sobresaltado casi para caerse mientras el alba vuelve a nacer. Los tenues rayos del sol que traspasa la delgada niebla que se mueve muy rápido a cauda de que el viento no da espera, las hermosas flores húmedas del lugar comienzan a desplegar un aroma único y confortable para las personas.
Yiya ya estaba observando a gercio, ella también tuvo una pesadilla muy espantosa y con su rostro casi para entrar en pánico trata de abrir sus puños que aterrados se aferran sin voluntad. Gercio empuña su bastón y cojeando se acerca a ella y trata de tranquilizarla hasta que lo logra, la chica dice: ¡una mujer con un velo negro oculta su rostro! es de mediana estatura, uñas muy largas y cortantes, me seguía carcajeándose paro esa extraña mujer no dejaba de seguirla siempre a la misma distancia, sintiéndose asfixiada y muy asustada queda inmóvil, la extraña mujer estira sus manos, las hojas secas se levantan por los aires mientras descienden en llamas y se consumen hasta desaparecer.

La mañana es luciente y fuera de yiya y gercio al parecer todos durmieron bien. No hay tiempo que perder, ya con su programación lista debe comenzar hacer feliz a los niños.
Son las 8:30am, es hora del desayuno y ya todos después de bañarse y organizar sus camas se disponen a desayunar en una forma muy organizada. El parecer de mina es que son muy disciplinados.
Es extraño sentir un lugar tan lleno de niños y estar tan callado, de repente el llanto de una niña de diez años inunda el orfanato recorriendo el llanto agudo por los largos pasillos. Su nombre es tanina, tiene ojos azules, su cabello está dividido en dos dejando sobresalir una cola en cada lado, rubia brotando lagrimas sin cesar, estira sus pequeñas manos anhelando estar al lado de su padre que está afuera desesperado bañado en lagrimas que desde el mismo corazón salieron quemando el espíritu, y llenándolo de dolor porque le han quitado su patria potestad, lo único que tiene en su decadente vida.
El nombre del padre de tanina es berto, es un alcohólico, ebrio no vio un semáforo que se encontraba en rojo y fue arroyado por un camión que pasaba por ese lugar. Perdió la vida su valiosa esposa amilu, afortunadamente a tanina no le ocurrió nada pero después de que se comprobó de que el grado de alcoholemia estaba muy alto, se decidió de que no estaba acto para cuidar su hija.
Berto implora de rodillas tener a su hija de nuevo, que le dieran otra oportunidad, la actitud impotente de la niña y desesperada hace un vaivén con sus manos, la niña escapa de las manos de una agente de policía y abraza a su padre muy fuerte. Berto los detenía, los cogía de su ropa, las desesperadas autoridades del caso no iban aguantar más si no se calmaba, se la complicaría la situación y ni siquiera podría visitarla si no se marchaba de inmediato.
Tanina esta devastada y deprimida, se sienta en un rincón. Yiya y mina sin pensarlo dos veces acude de inmediato donde la niña para animarla, todo se hace ante la mirada vigilante del niño de los guantes de color verde, de esto se percatan todos los chicos que son voluntarios mientras comen el pan.

Se escuchan el caminar de unos tacones bajitos y puntiagudos, de inmediato se torna el ambiente muy tenso y el nerviosismo invade a cada niño del orfanato, Ave del cielo también se pone nervioso. Es nadiermina acompañada de dos mujeres más, tienen una túnica negra sujeta por un ceñidor, una toca roja sobre la frente y un manto negro les cubre su rostro desde su cabeza a los pies.
Nadiermina tiene un carácter muy agresivo y se dirige caminando muy rápido para donde los voluntarios, que mirándose entre ellos saben que las cosas van a ponerse difíciles. Nadiermina les exige que se marchen, que ella no autorizo la estadía de los voluntarios, mina la estudia cada segundo, gestos, miradas, de repente todo queda en absoluto silencio, viendo todo en cámara lenta, el velo de nadiermina se levanta y deja ver un rostro macabro, mina reacciona y asustada se dirige l baño, yiya va detrás de ella tomada de la mano de tanina.
Gercio discute con malas palabras con nadiermina, felo le muestra unos papeles firmados por un personaje del gobierno, esta coge los papeles y grita: ¡silencio y orden! Quiero llamar por teléfono para que la orden sea corregida y ustedes se vallan de insofacto.
Sus exigencias no son escuchadas y decide ir personalmente a ese lugar muy enfadada con una voz llena de odio.
Ya que los problemas se marcharon volvió un formidable aire al lugar y los muchachos quieren iniciar solo con juegos y diversión el día de hoy, que disipe sus angustias y temores, esto lo dijeron en el gran comedor entre ellos. El gran comedor también es sostenido por muchas columnas cubiertas de marfil.
Al salir del comedor a la derecha hay otro pasillo más corto que también lleva al letrero extraño, donde las escalas llevan a la misteriosa biblioteca. Iniciaran con futbol, canto, carreras de encostalados, ponchado y golosa.
Al escuchar lo que dicen los voluntarios el ánimo entre los niños comienza a levarse y comienzan hablar entre ellos con vos baja colmada de leves sonrisas. El niño de los guantes verdes se llama niebito, tiene once años, pelirrojo con sus cabellos despeinados y su rostro tiene algunos moretones, dice que ha sido causado por una pelea con otro niño del orfanato.
Jarbo es el más grande de todos en el orfanato, tiene catorce años y en el poco tiempo que los voluntarios lo han visto siempre esta cabizbajo con su chaqueta roja, es de piel blanca.
Allí hay una niña de nombre gelita. Nadie sabe quién es, ni elduar, ni nifaty. Yiya ha investigado y el nombre de gelita, no está por ningún lado su historia de cómo llego allí, tiene siete años y nunca deja su infaltable ramita de guayabo, ella misma la llama la rama mágica y siempre está jugando a hechizar a sus amigos, a desaparecer y aparecer cosas, rodea a los voluntarios cantando: la luna y el sol amigos son, saltando y hechizando voy disfrutando, pero hay que tener cuidado con el ocaso que cada vez quiere estar más cerca para hacernos perder entre tinieblas, tiritintin ,tiritintun.
Geliata se detiene de saltar frente a yiya, esta la saluda muy alegre y se pone en cuclillas, gelita gira su barita mágica haciendo un circulo con nubes que desaparecen de inmediato, yiya sorprendida es rosada con la barita suavemente en su frente, las dos sonríen, gelita la abraza y se va de nuevo saltando y cantando por todo el gran jardín.
Gercio se dirige donde niebito y le pregunta: ¿dónde puede encontrar balones para los respectivos deportes? el niño no inmuta palabra pero no deja de mirarlo fijamente como si estuviera asombrado, gercio nota en el niño una tristeza que opaca sus ojos y llena de miedo su alma.

—todo está en un cuarto espantoso, en el sótano, hace años no veo un balón de futbol.
Con una vos sin aliento viticor le dice a gercio.

— ¿viticor me acompañas?
Mientras se ataba su agujeta le decía con la intención de empezar a ganarse su confianza.

— ¡no que miedo ir allí!
Muy nervioso respondió viticor.

Viticor tiene trece años, es de piel negra, cabello corto y muy flaco, tiene un corazón lleno de alegría, de amistad y bondad hacia su prójimo, es muy callado también.
Gelita invita a tanina a jugar en el bosque de los sueños alegres, este la mira extrañada y sin más ni menos una sonrisa manifiesta en su rostro, gelita señala con su rama mágica hacia la gran zona verde que limita con el bosque. Tanina intrigada quiere acompañar a gelita y caminando se destinan a la gran zona verde, ave del cielo las observa y les prohíbe rotundamente dirigirse a ese lugar, las dos niñas se detienen y ave del cielo las invita a un concurso de canto, dibujo y pintura, muy animadas las dos niñas tomadas de sus manos se dirigen donde yiya quien sabe cantar y con su vos enternecedora anima a los niños en su espíritu acompañado de las perfecta notas que toca felo.
Ave enfocas su mirada donde insistentemente invitaba gelita a tanina, el viento sopla llevando las hojas a levitar y destellando un brillo tenue en ellas hasta que las hojas secas caen cuando el viento deja de soplar.
Ave del cielo saca de su bolsillo una insignia ancestral, en si es un amuleto, una moneda de oro con el rostro forjado del primer chaman de su tribu, le cuelgan cinco hilos muy delgados del centro de la moneda, al final hay cinco estrellas fabricadas en piedra color rojiza bendita de la tierra alta del sur, su padre el cazador se lo obsequio, con el puede invocar los espíritus de los más antiguos chamanes, alerta de espíritus corrompidos por el tiempo y guía por el camino cuando las penumbras arrecian sin piedad. Ave del cielo con dedos toma la moneda y los hilos comienzan a girar de derecha a izquierda muy rápido hasta que se detienen, quedan sus pendidas en el aire con dirección a la gran zona verde, pero este no deja de mirar la casa del guardián desaparecido.
Gercio camina por un pasillo para dirigirse al sótano y sin querer pasa por las escalas que vio en el sueño, se detiene y sube las escalas que no dejan de chirrear, su corazón se acelera cuando ve la misma puerta con el mismo candado, pero en esta ocasión si está cerrada, pero su instinto lo lleva a halar la puerta, esta no cede, forcejea un poco más y después desiste y se enfoca en ir al sótano.
Al dar la espalda un estruendo dentro de ese lugar lo estremece, sin duda intenta abrirla de nuevo, se escuchan mas ruidos, de repente todo queda en silencio y nifaty llega caminando muy somnolienta, se detiene y levanta un poco su cabeza saluda y dice: es prohibida la entrada a ese lugar y sin preguntar gercio le indica donde debe dirigirse para llegar al sótano. Vuelve a caminar y se marcha por donde llego. Gercio ve nifaty con un aspecto muy extraño y está más pálida que en el día de ayer.
Gercio camina con dirección al sótano, baja tres pisos en una escalera en forma de espiral e intenta abrir la puerta, está muy oxidada y abrirla se dificulta. Cuando comienza abrirla sale de ese lugar un olor ha guardado y un frio intenso, la oscuridad allí es absoluta pero por suerte hoy lleva su riñonera y allí tiene una linterna, esta no enciende y tiene beterías nuevas, la golpea dos veces con su mano y esta enciende alborotando unos cuantos murciélagos que habitan en el lagar.
Gercio fue sorprendido por los murciélagos y con esa acción dejo caer la linterna que se apaga al contacto de la ciada. Gercio se queda en total silencio, escucha como se resquebraja el acero, el ruido es intimidante y hace que se desespera gercio mientras con sus manos en medio de la oscuridad intenta sentir la linterna hasta que eso sucede, la empuña la enciende de nuevo y el ruido desparece.
Todo allí es sombrío y hace más frio que en cualquier parte del orfanato, al pasar las telarañas molestas se pegan de su rostro y este con sus manos se libera de la incomodidad, gercio piensa que todo el lugar está lleno de telarañas, este se queda quieto, todos los balones están reventados, todo está inservible, el olor a humedad es cada vez es más intenso, se escucha de nuevo un ruido en otro lado, enfoca la luz de la linterna para logar ver algo pero lo que ve son muchos escritorios de estudio con su madera podrida, abre los cajones y hay muchas hojas de libros escritas que están muy quemadas al igual que los cajones de los escritorios de los maestros.
Mientras sigue caminado gercio su linterna vuelve y se a paga, este se tropieza con unos bultos de ropas, a su linterna le vuelve la luz y nota que la ropa es de niño. Sigue detallando el lugar siguiendo la luz de su linterna, cada vez mas aumenta el frio en ese lugar y vuelve donde los niños con el ánimo derrotado por llegar con las manos vacías después de prometerles jugar al futbol, pero al llagar ve nueve balones, tres de futbol, dos de baloncesto, dos de voleibol y dos de balonmano.
Gercio cree que le jugaron una broma, no hace preguntas porque lo importante para él es jugar con los niños y no quedarles mal.

Una tarde maravillosa se vive en el orfanato, guadia es una niña de once años con un cabello muy largo y hermoso que hace brillar los rayos del sol más candentes, no se integra con ninguno de los niños y mina se dirige donde la niña solitaria, es muy bonita y le regala un chulo para que se coja su cabello, la niña recibe y desfoga un grito porque toco su cabello, a la niña le falta un pedazo de oído del lado izquierdo, de inmediato se nota que fue un mordisco del algún animal terrible.
Guadia se mira en un espejo pequeño de mina con su rostro de medio lado hacia la izquierda, a medida que rota su cabeza hacia la derecha sonríe porque se ve linda, lo que no sentía hace tiempo hasta que se ve su medio oído, su rostro se vuelve serio y sus ojos se apagan, se marcha pero deja su cabello cogido.
Una bandada de cuervos muy ruidosos vuelan por encima del orfanato ocultando casi en su totalidad la luz del sol.los niños cambian de ánimo después de pasar los cuervos, los nubarrones aparecen con el frio y gercio mirando hacia el cielo quiere dirigirse hacia los niños, él cree que la lluvia amenaza y es mejor adentrar a todos, cuando voltea haber ya no hay nadie en el jardín este se apura a resguardarse y encuentra a sus compañeros mirar atónitos con los niños se forman en el gran comedor frente a su lugar designado.
Yiya recomienda a sus compañeros recoger el desorden que dejaron los niños pero gercio dice: todo está muy limpio y organizado, ¡antes de yo entrar lo vi! no sé en qué momento lo hicieron.

— ¿Quién autorizo hacer estupideces demonio de cola de caballo?
Nadiermina con sus brazos cruzados y voz imponente quería respuestas de felo, mientras sus dos acompañantes recorren los alrededores del lugar.

— ¡señora! porque tiene que ser siempre tan grosera, mire el crucifijo que lleva entre sus dedos.
Felo ya cansado de la actitud de nadiermina se estresaba, su frente sudaba queriendo arreglar las diferencias.

— ¡lo que yo les dije anteriormente no era un favor, estaba ordenando de que se marcharan de inmediato! Insolentes.
Extendía sus brazos y los encogía con fuerza haciendo notar su iracunda actitud.

—señora muéstreme la carta del alcalde firmada y con mucho gusto me marchare.
Le dijo felo, le dio la espalda, la ignoro y la desprecio.

Nadiermina gira su cuerpo ciento ochenta grados y furiosa se marcha para su gran oficina con sus acompañantes. felo se carcajea entonando su guitarra y cantando en varias lenguas festejando su triunfo.
Ya la noche arribo y es hora de la comida. Yiya pasea por la cocina muy sigilosa buscando quien le indique sobre algún teléfono, ya que el teléfono público que está situado cerca de la fuente esta malo. Sin querer yiya observa detrás de un mesón de acero inoxidable a nifaty hacharle un líquido de un frasco negro a la gran hoya de la sopa, que será el alimento de todos.
Yiya la confronta diciendo: ¿Qué está haciendo nifaty?
Esta parece no percatarse de la presencia de yiya, esta la toca con su dedo y le habla más fuerte, nifaty voltea su rostro y con su mirada perdida se dispone a revolver los espaguetis, yiya le quita el frasco de su mano sin ningún problema y se dirige donde sus amigos muy sobresaltada.
Los chicos la tranquilizan y ven el frasco, gercio quiere destaparlo para olerlo pero la mirada de guadia lo distrae, deja el frasco a un lado y se encamina donde guadia. Ave del cielo toma el frasco con sus manos y un aserie de imágenes distorsionadas se vienen a su mente, observando esto sus ojos provoca que se asuste y suelte el extraño frasco que al tocar el suelo revienta en mil pedazos y un extraño olor invade el lugar.
Mina pregunta a tanina: ¿sabes donde esta gelita?

— ¿no quieres hablar tanina?
Mina le ponía su mano en la espalda y se acuclillaba frente a ella.

— ¡no!
Susurrando y mirando hacia el suelo dijo a mina.

— ¿… y donde esta gelita? ¿Enserio no lo sabes?
Curiosa la delicada chica mira hacia donde sus amigos, que esperan que ella regrese para que les haga saber.

—cuando me asignaron donde dormir ella se encontraba durmiendo en la cama del lado.
Muy rápido respondió y con hambre no dejaba de mirar hacia la cocina esperaba ansiosa.

— ¿dices que te asignaron donde dormir? ¿Quién fue esa persona?
Muy intrigada desea saberlo ya que los únicos que asignan las camas son ellos, y ninguno del los muchachos lo ha hecho.

—Es un fantasma.
Lo dice muy tranquila tanina y mina vuelve a su mesa.


Deciden no comentar nada a los niños, tienen mucha hambre y seria funesto comentarlo, podrían enfermar de hambre “corazón que no ve, corazón que no siente” no saben con certeza que es ese liquido que contenía el frasco pero no es veneno, nifaty no dejaba de lamerse sus dedos untados del líquido del frasco extraño mientras revolvía la sopa.los voluntarios deciden no comer la sopa mas bien.
Mina y yiya ven a guadia echar la sopa en una bolsa que tenía escondida en su suéter que se encontraba guardado, le hace un nudo. Niebito y viticor hace lo mismo y no dejan que tanina coma la sopa, también la hachan en una bolsa y niebito se encarga de esconderla.
Los voluntarios se miran entre ellos sintiendo algo muy extraño en el entorno. Después de un rato de hablar y haber cuadrado la programación para el día de mañana se destinan a dormir ya que las luces se apagaran en cinco minutos.
El guardia de seguridad del orfanato se llama tristoncio, es un joven simpático y no utilizar su cerebro es su día a día, bajito, gordito y un poco calvo. Inicio labores el mismo día que llegaron los voluntarios.
Tristoncio se asegura de que todo esté bien con los niños en el lugar.
Ya tarde de la noche el calentador comienza a fallar sin razón y lentamente el frio se apodera de cada rincón del orfanato, y gercio comienza a soñar. Se encuentra entre la niebla espesa, titila del frio y esta comienza a disiparse para comenzar a dejar ver una puerta que lo atrae como si fuera un imán, empuña la perilla y acerca su oído a la puerta ya que se siente un chirrido allí adentro terminando con un golpe en la puerta donde tiene el oído.
Gercio despierta alterado, en esta ocasión es ave del cielo es el que lo está observando parado desde la ventana abriendo un poco la cortina que esta curtida, no puede dormir, en la noche anterior tampoco durmió, su corazón late muy rápido como si sintiera algo malevo en el orfanato.
Yiya tampoco puede dormir, se encuentra muy atemorizada pero no lo demuestra, no quiere tener otra pesadilla y esta se siente más tranquila al ver los chicos despiertos en plena oscuridad.
La luz de la luna alcanza a traspasar la niebla para ver la silueta de los muchachos que están despiertos. Gercio se levanta de su cama quejándose del frio, la curiosidad que le da el indígena mirando por la ventana lo motiva a querer ver también, pero gercio solo ve la portería a oscuras, y la niebla termina por opacar la vista por la ventana.

— ¿Qué mirabas ave del cielo?
Irremediablemente quería saber gercio temblando de frio.

—algo muy extraño ocurrió con el guardián de seguridad, la luz de la portería estaba encendida y de un momento a otro se apago, el guardián salió de adentro corriendo y tropieza sin cesar con un rostro de terror que nunca había visto.
No dejaba de ver por la ventana ave del cielo con su moneda entre sus mano derecha.

— ¿estás seguro de lo que viste ave del cielo? a mi me quedan dudas, ver el rostro desde acá.
Incrédulo se mostraba gercio pero sin dejar de mirar por la ventana empañando los cristales con el vapor que sale de su boca.

— ¡dije ver su rostro porque yo siento lo que el sintió! Y puedo definir su rostro claramente.
Mirando fijamente a gercio le respondió.

Gercio y ave del cielo frente a la ventana que se encuentra empañada hablan un poco más, cuando de repente un rostro diabólico se define muy claro en lo empañado del vidrio y se desvanece de inmediato.los dos tipos se asustan y su reacción inmediata es alejarse de la ventana, no se explican que sucedió.

Yiya: ¿chicos que paso?

Ninguno de los dos dice nada para evitar comentarios malintencionados entre ellos mismos, deciden ir a la cama de cada cual.
Gercio se encuentra muy nervioso pero sus parpados comienzan a pesar mucho hasta que el sueño lo vence. Un grito espeluznante de un niño despierta exaltado a todos. ¿Se preguntan que pasara? Gercio se levanta de inmediato con su linterna junto con ave del cielo. Salen del dormitorio, otro grito tensiona más las cosas pero en esta ocasión viene de la gran zona verde.
Ave del cielo y gercio caminan por un pasillo de las abandonas oficinas del orfanato cuando otro grito inunda sus oídos, es en el dormitorio de los voluntarios así que ave del cielo decide devolverse y gercio seguir su camino hasta llegar al alojamiento de los niños.
El ex soldado no fue entrenado para ese tipo de combate mental, así que nervioso alumbra con su linterna para todas las direcciones, todo se ve normal cuando su mirada se encuentra con unos ojos al otro extremo del alojamiento brillar a causa de la luz de linterna, es un niño que no alcanza a reconocer, se asusta de nuevo y el movimiento de su linterna alumbra otro lado, cuando vuelve apuntar el mismo sitio el niño ya no está.
Gercio escucha un ruido y mira a su alrededor con su respiración agitada, sale de allí por otra puerta que lo lleva a otro pasillo más corto donde hay una fuente de agua que baja por una roca en forma de árbol con ramas idénticas, el niño lo ve gercio a lo lejos y calcula que está a unos cincuenta metros, pero el niño se adentra por otro pasillo, gercio trata de alcanzarlo caminando más rápido por el gran domo donde está la fuente hasta llegar al pasillo principal que conecta con el largo pasillo donde está el letrero extraño, gercio se detiene y se devuelve dos pasos que sobrepaso del letrero misterioso, alza su mirada y el niño está parado al frente de la puerta que soñó con el candado en su mano izquierda, con la derecha lo invita a seguir, gercio dudoso sube las pocas escalas y se adentra, es la gran biblioteca que vio en su sueño y esta tal cual la vio pero con las luces encendidas, cuando de repente una vos detrás del le habla pero lo asusta. Es niebito con lágrimas en sus mejillas, gercio descansa cuando nota que si es niebito.

— ¡uffss…! niebito me asustaste.
Alumbrando con una mano, la otra la disponía a tomarse el pecho que se le quería salir el corazón.

— ¡ha, haaa…!
Trataba de hacer con sus dedos temblorosos en sus resecos labios.

— ¿te pasa algo niño?
Pregunto gercio sonriendo hasta que pone cara de seriedad de nuevo.

— ¡hay que escondernos de inmediato sin hacer ruido!
Dijo niebito mientras se acurrujaba en un rincón detrás de la montaña de pupitres muy asustado.

— ¿Por qué lo dices niebito?
Quería saber gercio en medio de tanta confusión para su mente.


Ave del cielo mientras se dirige donde sus compañeros siente una corriente de aire muy fría, este se detiene, y analiza que el percance ocurrirá donde se encuentra gercio. La insignia ancestral lo guía donde se encuentra gercio, pero este cuando entra no encuentra a nadie por allí, de pronto sale de su escondite gercio y le alegra encontrar a ave del cielo cerca pero vuelve y se oculta, lo que no dice este del susto que hasta agriera le dio.
Ave del cielo no hace preguntas y no duda en ocultarse también. Un chillido espantoso inunda el lugar y unas uñas son arrastradas muy lentamente en las paredes cercanas acompañados de un olor hediondo que inunda el lugar, gercio ve que el niño comienza arrastrase por el suelo, abre un gabinete y se introduce por allí con sus manos cubiertas por los guantes, les hace señas de que lo sigan, los hombres lo siguen dentro del gabinete donde hay un agujero que tiene un acceso a un tunales bajo el orfanato, se arrastran hasta llegar a una especie de cueva, otro domo más pequeño, contiene cuatro arcos de rocas y una piedra en forma de libro que es la ultima que se pone en los arcos, las paredes alrededor son de marfil repletas de escritos y libros de miles de años arrumados, intocables por el polvo, el tiempo y la tecnología.
Ave del cielo saca su insignia ancestral, sintiéndose acosado lo toma por la moneda, cada hilo sale disparada para lados contrarios e intercalados, el chillido vuelve a escucharse muy terrorífico.
¿Qué pasara en este sitio? Se preguntaba gercio sin poder encontrar ninguna respuesta mira a niebito. Se quedan allí sintiéndose a salvo.

Niebito: ¡deben huir ya! O si no les pasara lo mismo de dana y gerbeiro. El guardián y la secretaria del orfanato, a los dos se los llevo las tinieblas de la gran zona verde por protegerme. Cuando eso tan terrible ocurrió desde esa día ese espantoso ser me castiga sin piedad y hasta ahora no ha querido para, no tengo mucho tiempo, algo mágico y poderoso los trajo a ustedes aquí.

Tiembla muy leve hasta que comienza a retumbar la tierra, así comienza a resquebrajarse el domo y a caer rocas, el derrumbe es inminente y huyen del lugar por otro túnel arrastrándose hasta el final de este con gritos desesperados del niño, allí salen a la casa del guardián, gercio mira por la pequeña ventana de la casa donde están, pero el cristal ya está muy manchado y no se ve bien, se quita su prótesis y quiebra el vidrio, e intenta ponérsela de nuevo pero tiembla muy fuerte y gercio pierde estabilidad y con su mano ocupada con la prótesis cae al suelo bruscamente, pero allí logra ponérsela.
Ave del cielo siente que son energías oscuras muy temibles, se miran entre sí y como conectados se hacen saber que deben correr hacia el orfanato, salen por la puerta muy apurados y gercio le sigue el paso hábilmente sin complejos a ave del cielo, y faltando unos metros la niebla arriba muy rápido y los envuelve, les toca seguir caminado tratando de ver cada paso que dan.
Yiya observa tras la ventana del dormitorio cuando de pronto se ve sorprendida al ver sus amigos corriendo por la gran zona verde cuando la niebla los cubrió, ella de allí no se movió, la niebla solo unos segundos duro sobre la gran zona verde. Yiya cierra sus ojos y con sus dedos encima de los parpados, mueve sus ojos en círculos para cerrarlos y abrirlo de nuevo y no dudar de lo que vio.
En ese preciso momento apagan las luces del orfanato, mina, felo, obi lua no saben que pensar con lo que les dice yiya, que los vio, que la niebla lo rodeo y que la niebla se fue, después ya no estaban allí. Prefieren dormir, no le creen a yiya que asustada intenta dormir hasta que lo logar.
La luz de la luna forma telarañas de rayos de luz éntrelos claros de la niebla, gercio y ave del cielo ven un breve claro y a su derecha una extensa área de sembrados y a su izquierda el horizonte parece arder, se acercan un poco y ven unos extraños sujetos con armadura y encaballo con antorchas en sus manos.
Ave del cielo repara las armaduras, sus penachos son de color rojo, su visera es brillante, su cimera es cráneo de un demonio humano denominado por ellos así, en su gola tienen dos palabras en oro que dice: reino supremo, sus escarcelas tienen un logo real que es una espada en horizontal con una corona de oro encima de ella, en sus grebas cada una lleva una torre tallada, los escarpes son normales. Sus caballos llevan una testera negra y una capinaza gris, la barda del caballo lleva el logo real, la flaquera es del mismo material brillante de las viseras, su pechera es imponente con filosas puntas que sobresalen.
Ave del cielo y gercio creen que pasaron de la gran zona verde y llegaron al bosque cerca del orfanato, comienzan a ver un pueblo que arde en llamas y las familias se abrasan y lloran de temor, los cielos no cesan de destellar con relámpagos y truenos que se escuchan hasta el último confín de esa tierra, los dos se encaminan entre varios huelles que pastan muy alertas para huirle al fuego hasta legar a unos arbustos donde se cubren, cerca de ellos hay una carreta con ruedas de madera muy desgastadas y con su madera podrida, el hierro carcomido por el oxido, se quedan en silencio, todo es muy extraño, los gritos comienzan a escucharse, sus moradas son en desniveles de la tierra, arriba de ellas es una estructura de madera y cubierta por paja con una salida de humo por su techo para el fogón de leña, el que los mantendrá caliente durante toda la noche, fueron cubiertas por arcilla a su alrededor para hacerla resistentes al clima y para hacer sus puertas, tienen una o dos ventanas que se pueden cerrar para cubrirse del inclemente frio.
Cada morada tiene una distancia considerable una de la otra, viven de su tierra y pagan impuestos al reino porsiloven que fue invadido por el reino supremo, este dejo en escombros al reino porsiloven.
Varios de los extraños sujetos con armaduras montados a caballo gritan: ¡maten a las brujas y a los demonios!
Un denominado demonio corre esquivando la letal espada de un jinete con armadura, ave del cielo y gercio observan, no pueden creer lo que ven, puede parecerles una película pero no es así cuando la letal espada del jinete traspasa de la espalda saliendo pecho al que le llamaban demonio.
Los relinchos de los caballos estremecen a ese pequeño pueblo. Dicen que les advirtieron, que quemarían cada rancho si no desterraban a las brujas y a los demonios de las tierras cercanas al reino supremo.
Tiquiponku, es muy tosco, ambicioso, poderoso y alto, sus músculos sobresalen dándole mucha presencia, con una barba que le llaga hasta su pecho.los jinetes se marchan brindando con licor hasta perderse en el bosque que a lo lejos se ve antes de que la niebla lo cubre.

Ave del cielo saca su insignia ancestral, este gira en círculos y los hilos quedan inmóviles hacia una dirección, este confía en lo que le indican sus ancestros aunque les cueste creer a los muchachos lo que viven en ese preciso momento. Ave del cielo cree que puede ser un sueño donde los dos se encantararon y tienen que salir avante. Quieren ver la persona que fue asesinada, gercio se niega pensando en lo monstruoso que puede ser el rostro de un demonio. Es como si fuera un designio, por más que quieran alejarse de allí no pueden, algo dentro de ello los lleva a ver al cadáver.
Gercio voltea el cuerpo que esta boca abajo pero un estruendoso trueno le hace soltar el cuerpo que parece inerte, un viento suave sopla a ave del cielo y se da cuenta por completo de que no es un sueño. Gercio vuelve y coge el cuerpo volteándolo de nuevo, su cuerpo está lleno de escritos y una parte de su rostro que dice su edad de inmediato, de dieciséis o diecisiete años más o menos, el chico está vivo, respirando de nuevo, intenta decir algo pero la sangre en su garganta lo atraganta, gercio voltea su cabeza de medio lado, sale la sangre de su boca y dice agónico:¡tomen esto, es para ustedes! el designio me llevo a soñar con ustedes en muchas ocasiones, allí esta su destino, donde se encuentra el último gran libro que deberán proteger, después de decir esas palabas el joven murió.
En aquel lugar comienza a nevar y miran lo que el joven les dio, es un cuero y está lleno de escritos que aparecen y de inmediato desaparecen, se escucha un silbido y de repente ave del cielo empuja a gercio y una flecha silbadora le rosa la mejilla a ave del cielo, casi sorprendidos dos jinetes se destinan con sus espadas en lo alto dispuestos a matar a los dos desconocidos. Ágil ave del cielo esquiva dos flechas silbadoras más, gercio corre sin dificultad apretando muy fuerte el pedazo de cuero esquivando llamas que consumen enfurecidas y las brazas ardientes que se lleva constante el viento desvaneciéndolas entre el humo.
Gercio se siente acorralado por los dos jinetes que con sus constantes ataques letales con sus espadas se enfurecen más al encontrarse con sujetos tan escurridizos, un tercer jinete se acerca con el brillo del filo de su espada que refleja la luz de la luna, gercio vuelve por el lugar de la carreta y este tropieza en una roca y justo al frente de sus ojos encuentra un gran trozo de madera con el que puede defenderse al percatarse de que quiere arrollarlo.
Gercio asegura el pedazo de madera contra el suelo y huye de inmediato a ponerse a salvo, el caballo tropieza y el jinete cae violentamente sucumbiendo al impacto sobre la carreta.
Ave del cielo mira fijamente a uno de los jinetes que se levanta su visera y gritando quiere atemorizar con su espada empuñada en lo alto, exhibiendo sus dientes podridos, ave del cielo coge una roca con su mano y se la arroja en el rostro, este cae hacia atrás soltando su espada, su caballo se detiene unos metros adelante, ave del cielo se apura a montarlo hasta que lo logra.
Ave del cielo se enfoca en ese jinete malevo que empuña una gran hacha con su mano izquierda y con su derecha toma firmemente sus riendas, mira a su amigo que le quita una daga al jinete muerto. Ave del cielo desfoga un grito de adrenalina pura con la espada de su enemigo entre sus manos, este manipula las riendas del caballo con dirección al malevo, gercio toma la daga con la punta de sus dedos y corre sin complejos hasta que le lanza la daga que deja una estela venciendo al fuerte viento, ave del cielo esperaba el choque de su espada pero este ve cuando su rival se dobla para un lado limitando su fuerza a cusa de que la daga la hirió de muerte, ave del cielo termina por aniquilarlo con una feroz abanicada de su espada.
Otro jinete aparece a lo lejos, ave del cielo baja del caballo, toma un arco y una flecha silbadora, lo arroja al distante sujeto que intenta alejarse pero la flecha la da en la barda y se pierde en la zona montañosa. Gercio y ave del cielo respiran pero el silbido interrumpe el descanso, muchas flechas silbadoras viene con llamas, gercio y ave del cielo se ocultan bajo un pedazo de la carreta que puede protegerlos de la lluvia de flechas silbadoras con fuego; las flechas traspasan la madrea casi hasta llegar al cuerpo de gercio y ave del cielo, salen de allí buscando refugio en otro parte ya que todo se incendia alrededor.
A lo lejos se observan quince o veinte jinetes con banderillas del reino supremo, ellos hacen lo mismo, da media vuelta y se marchan de nuevo por la zona montañosa.
Gercio no lo entiende pero ave del cielo trata de explicarle y muy desconcertado quiere descansar y entender que es ese lugar.

Las gentes comienzan a salir de sus escondites todos muy asustados, su temor se a crecenta al ver que ave del cielo y gercio caminan hacia ellos con sus ropas extrañas, y mas gercio que con su extraña pierna se ve como un malvado, ya muy aterrorizados con la prótesis creen que es un súbdito del supremo ambirgualo. Ave del cielo busca más respuestas entre las personas y da resultado su perseverancia, es el viejo herrero oldo, tiene solo un ojo bueno, el otro lo perdió forjando una espada, tiene ochenta y dos años y padre del joven que fue ejecutado a sangre fría a manos de esos temibles jinetes del supremo ambirgualo.
El herrero oldo se arrodilla y toma entre sus manos al cuerpo de su hijo lleno de letras, llora inconsolable despidiendo a su único hijo que cree que fue poseído por los demonios. El viejo herrero dice: ¡es mi hijo lo amo con todo mi corazón! no sé porque se volvió un demonio, el escapo hacia el bosque salentru donde escapan los demonios y las brujas, algunos vuelven donde sus padres en busca de afecto, calor de familia, abrigo y aliento y comida aunque no todos los padres esperan a su hijos con sopa caliente, no admiten que sean demonios o bujas en su descendencia, creen que fueron maldecidos.

El demonio de una pierna distinta a la otra causa bastante temor pero se le nota que no pertenece a ambirgualo, ¿gercio solo quiere saber donde se encuentra? El herrero oldo responde: están pisando tierra gelian del reino porsiloven, este lugar es nuestro hogar forastero, deberían marcharse, los súbditos de ambirgualo si enteran de que ustedes son demonios nos mataran a todos, ¡por favor márchense antes de que regresen después de alimentarse!


En el orfanato
Yiya camina entre un florido y hermoso camino, la brisa en su rostro la consiente levantando su cabello por los aires, mira y huele, acaricia las flores que de repente se comienzan aponer negras, se deshacen entre sus delicadas y hermosas manos. Un rostro macabro lleno de babaza sale entre las flores negras y yiya despierta temblorosa y sudorosa, despierta a su amiga mina y a felo, este pide que por favor lo dejen dormir pero unos gritos espantosos de dolor se escuchan de nuevo sin cesar.
Todos allí se levantan asustados con sus linternas y corren donde los niños pero todos están dormidos, se aseguran que los niño se encuentren bien pasando al lado de ellos, de repente una puerta es abierta bruscamente por niebito que llora a borbotones, intenta decir algo pero este cae de rodillas al suelo sin aliento, sus ropas se encuentran manchadas de sangre, los chicos lo auxilian llevándolo a la enfermería de ese lugar, la puerta no abre, una pata en el cerrojo de obi lua en el cerrojo y esta abre de inmediato, lo ponen en la empolvada camilla, le rasgan el buzo para curarlo, le quitan los guantes y lo que ven es impresionante ,sus manos sangran por despiadados latigazos, terminan por quitarle el buzo, su estomago y pecho tiene muchas cicatrices que tiene formas de letras hasta que un resplandor les llama la atención, la casa del guardián arde en llamas enfurecidas.
Yiya toma un extintor con felo y se apura a pagar el fuego allí que ya es muy intenso, llega a la gran zona verde pero ya no hay nada que hacer. Sin previo aviso la niebla vuelve y la guitarra de felo suena, felo disgustado no le gusta que su guitarra sea manipulada por otra persona así que se dirige donde proviene el sonido y yiya queda sola observando cómo quedan en cenizas la casa del guardián, esta lo lamenta y de media vuelta pata dirigirse a la enfermería y al frente de sus vistas solo yace niebla espesa y fría que le impide caminar libremente.
Felo llega a su alojamiento y guadia deja de tocar la guitarra, levanta su rostro que se encuentra lleno de lágrimas y mira a felo entrar al lugar malgeniado, jardol se encuentra a su lado muy asustado. ¿Mina se pregunta por qué tardan tanto felo y yiya?
Jardol se pone de pie y camina hacia la ventana y mira como desparecen las últimas llamas que humeantes lleva su mirada hacia el horizonte que incontenible el amanecer avanza y la niebla opaca toda visión al exterior.
Dentro de la niebla la vista es limitada y yiya decide quedarse en un solo punto a esperar que la niebla se disipe para poder saber donde se encuentra. Al irse la niebla un humo se observa, hay un pequeña aldea, viven entre los árboles, los gigantescos arboles del bosque beron que regalan la morada.
Yiya camina muy asustada por allí, la miran como si fuera una bruja mientras yiya les repara sus ropas medievales, un granjero se acerca a ella tomando vino y ya ebrio intenta sobrepasarse con su mano en la cadera; de pronto una señora de edad con un gran abrigo de piel, dientes amarillos, varios lunares, golpea al degenerado con la cuchara hecha de madera muy fina con la que revolvía la sopa.


— ¿Qué hace una linda chica sola caminando por estas tierras del bosque beron?
Quería saber la viejita hurgándose la nariz, y se acercaba a ella cojeando.

— ¡estoy perdida! No sabía que todavía había gente que utiliza ropa medieval.
Con su rostro sucio y sorprendida yiya no parpadeaba sus ojos.
— ¡deberías descansar! En mi humilde morada hay agua, comida, y refugio hasta que tú desees marcharte. ¡Ha…! Por cierto mi nombre es odiotina.
Dijo odiotina babeándose, pero ella al instante se limpia con la manga de su vestido de lana.

—gracias señora es usted muy formal, y servicial.
Dijo yiya muy asombrada no iba a ignorar la invitación.


—tendrás el privilegio de probar mi sabrosa sopa ¡la más rica del bosque beron!
Se carcajeaba y roma por el brazo a yiya que sonreía con la actitud de la señora odiotina.

— ¡de nuevo muchas gracias señora odiotina! Comeré y me marchare, he estado mucho tiempo por fuera del orfanato.
Con sus manos en su cintura le decía terminando con un bostezo.

La sopa huele espectacular, y el sitio es único, el fogón es dentro de la tierra, desde dentro del árbol se le introduce madera y se cocina perfectamente, tiene un hoyo que se extiende por diez metros donde sele el humo sin incomodar a su inquilino. Yiya disfruta de la sopa con un sabor único en sus papilas gustativas hasta quedar dormida.
Ja, ja,ja… se reía odiotina oliendo sus apestosos brebajes hasta que saca de un costal hebras de raíz hasta formar una esfera brillante, mostrando a la joven por un momento la vista de temible ambirgualo con sus ojos totalmente blancos, muy alto, rostro agrietado y las arrugas en su frente son muy pronunciadas, con un atuendo largo, blanco combinado con azul muy luciente se sienta en su trono de oro en su reino supremo. Ya ha enviado a unos súbditos por la chica yiya donde odiotina.

Ave del cielo y gercio cabalgan por un espectacular paisaje, unos grandes riscos acarician el cielo azul, las montañas vestidas de blanco dejan pasar entre ellas un pequeño riachuelo que desemboca en un lago rodeado de arboles, después de pasar por el lado donde comienzan los grandes riscos y pasar por una llenura el sol del medio día brilla y gercio comienza a sentir un ardor terrible en todo su cuerpo hasta que arriban al bosque salentru para descansar y haber si pueden hallar el orfanato.
Esperaban encontrarse con demonios de aspectos macabros y brujas malvadas, se dan cuenta de que son llamados demonios por otro motivo.
Sus moradas son sencillas hachas de ramas y palmas, son nómadas y están cocinando cordero, hacen una mezcla de vegetales frescos y hacen pan para acompañar la comida, pero son muy precavidos y extrañados miran la llegada de los forasteros.
Los dos personajes siguen su camino por el bosque salentru sin saber que les espera.

En el orfanato
Obi lua despierta en el comedor sin poder recordar como llego allí. En ese preciso momento pasaba por ese lugar felo que se dirigía a la enfermería, obi se estrega sus ojos y dice: ¡vi a ave del cielo y a gercio arribar alguna especie de campamento con atuendos medievales! Qué extraño.
Felo está comenzando a asustase y mina muy enojada quiere enfrentar a elduar ambrua, sin dejar a un lado a nadiermina, quiere acusarlos por maltratos sicológicos pero elduar hace caso omiso a los reclamos de mina, a ella cada vez más le hierve la sangre al ver que la persona que está al frente de tanta responsabilidad este perdido y no tenga visión.
Mina quiere ir a la policía a reportar la desaparición de tres personas y el maltrato a los niños. La puerta principal no abre, las ventanas están atascadas, mina da aviso a sus amigos de que nada en ese lugar quiere abrir para poder salir y felo con ira arroja una silla a una ventana pero esta revota como si nada en los cristales y cae de nuevo al piso, no lo pueden creer, arrojan otra silla con más fuerza y ni un rasguño le hace a la ventana.
El teléfono no tiene tono y los celulares carecen de señal. El viento comienza a soplar muy fuerte y la nevada se desata de nuevo, una gran nube aparece para ocultar el orfanato de la vista de todos.
El frio se apodera del lugar sin clemencia, la energía fue cortada, se hacen conjeturas todos en su alojamiento cuando dela nada comienza a formase un gran remolino de hojas secas, el torbellino desaparece de inmediato pero las hojas quedan formando un largo camino en el aire que busca entrada en el orfanato cuando escuchan las puestas abrirse violentamente, las que dan a la gran zona verde.
Felo y obi sin preguntarse corren a cerrarlas de nuevo, el viento sopla allí con mucha velocidad y presienten algo muy malo , con mucha dificultad y en el último instante alcanza a cerrar la puerta y las hojas chocan enfurecidas, los cristales que comienzan a resquebrajarse, felo y obi dan un paso atrás, y prefieren cubrirse detrás de unas columnas de inmediato, la explosión de los cristales se esparce por muchos metros a la redonda, las hojas comienzan a entrar muy rápido y los dos muchachos buscan donde ocultarse.
La oscuridad es total a las diez treinta de la mañana con el incesante pasar de hojas que rasguñan la piel, mina está en peligro y es tomada de la mano por la pequeña gelita. Son guiados a un gran salón oculto tras la gran chimenea donde ya están resguardados todos los niños, hasta la cocinera y elduar ambrua, la misma gelita los llevo.
Gelita mueve su barita de guayabo de un lado para otro mientras camina alrededor de donde nace la fuente del otro lado del orfanato, un triangulo comienza abrirse y deja ver unas escaleras descender, la vista no alcanza a observar hasta donde llegan las escaleras. Gelita se destina a bajar, viticor, guadia, jarbol, tanina, mina y obi lua, felo decide quedarse, tiene que cuidar a niebito que el traslado hasta allí le dificulto un poco con la gripe, y a los demás niños que están muy asustados.
A medida que van bajando por las escaleras la oscuridad no deja ver los pasos seguros que se deben dar, gelita dice: luz del sol, luz de luna que mi varita mágica alumbre como ninguna.
La barita mágica de gelita alumbra cada rincón de ese lugar que cada vez se vuelve más profundo, como si no tuviera fin.
Cuando falta muy poco para terminar de bajar unos ruidos espeluznantes acobardan a obi lua que es halado por mina, el chillido cada vez más se siente acercarse, son unas bestias voladoras con a las de murciélagos pero con cráneos de humanos y cuerpo esquelético que quieren atacar a los niños, pero gelita vuelve y dice: estrellas del sur que fugaces lleguen a mi corazón, imponentes con energía mágica protejan y destruyan la amenaza que asecha el destino que se escribe con tinta de estrella.
Desde la barita de gelita salen la misma cantidad de rayos que bestias que vuelan con rumbo a su rotundo fin, al tocar los rayos aquellas criaturas se vuelven llamas y se consumirán en cenizas hasta que el día vuelva a surgir.
Obilua y mina no saben que decir y miran a los niños y la única sorprendida por los hechos es tanina, quien ya sabe muchos de los secretos que rodean el orfanato.

— ¿deseo que alguien me responde que es lo que sucede aquí? ¿gelita dímelo por favor?
Sobresaltada iba perdiendo conciencia y se volvía grosera sin quererlo mina.

—no es un orfanato como cualquier otro, aquí hay poder y se protege a la princesa guadia y quien será su esposo en un futuro en su reino del bosque de los sueños alegres, niebito, jarbol, viticor y tanina fueron destinados como libros humanos y habrá que protegerlos para que haya destino.
Decía gelita mientras bajaba por las escaleras cantando.

— ¿tu una niña tan pequeña como sabe tanto? ¿Y qué tenemos que ver nosotros con todo esto gelita?
Bajaba sosteniéndose con su mano desde la pared muy nerviosa mina.

— vengo de la tierra fantástica de jambrua, todo allí fue destruido por ambirgualo, yo fui la única que sobreviví, otanafor me encontró y decidió protegerme en el orfanato de magias negras para que la gran literatura siga avante de la mano con la ciencia ¡tengo cuerpo de niña! Tengo ochocientos treinta y tres años y así viviré durante otros mil años, y ustedes están aquí porque son libros humanos y debo protegerlos también.
Seguía bajando y pedía silencio.


— ¿Qué cosa? ¡¿Todo parece una broma?!
No entendía mina.

Llegan al final del profundo agujero y gelita da tres palmadas y las antorchas en aquel lugar se encienden y el camino queda a la vista, se dirigen al bosque de los sueños alegres y esta es la única ruta, aunque será muy peligrosa.
Es un largo túnel con sus paredes congeladas, tiembla un poco y las antorchas se apagan, jarbol desparece en una estela de humo y se adelante para combatir al inevitable rival argomendon, es una bestia de piedra con el tamaño de un orangután con facciones humanas pero con cinco cuernos en su cabeza, jarbol siendo humo lo envuelve, este se resiste pero comienza a derretirse y a convertirse en lava pero el hielo sigue intacto.
Al saber que el paso es seguro continúan caminando pero unas barras de hielo salen alrededor de cada uno de los que están allí, obi lua con un parpadeo de sus ojos destroza en mil pedazos las barras que lo rodean, siente que su espalda fuera rasgada, le sale sangre y esta se cicatriza de inmediato, en medio de su ardor chasquea sus dedos y termia por romper las barras de hilo de los demás.
Gelita toma su barita mágica con sus dos manos y grita: bosque de los sueños alegres vuelve donde existes, no te quedes perdido entre mundos deslucidos donde los sueños no existen, dame el poder para tenerte entre mis manos y volver con los sueños al bosque prominente.

El piso del largo túnel comienza a temblar y es muy difícil mantenerse en pie, el sitio comienza a desmoronarse y del piso sale un ladrillo muy largo y todo se detiene en el alrededor, el cubo se resquebraja dejando ver una esfera allí, la cual contiene el bosque de los sueños alegres, gelita la toma con sus manos y dice de nuevo: es el principio del fin barita alegre, sácame de aquí con todos los que van detrás de mí. Y aparecieron de nuevo en el lugar oculto y el túnel se derrumbo y todo destruido quedo.
Ahora serán asechados con más intensidad, tienen el bosque de los sueños alegres, una preciada joya que busca el supremo ambirgualo para reinar desde allí.

Bosque salentru
Gercio y ave del cielo caminan entre un campo macabro, allí hay gentes humeando, amarrados de pies y manos con una visible venda en sus ojos que no se quemo, fueron condenados por ser demonios, dicen los letreros, uno a la entrada de aquel camino, y otro a la salida.
Fueron hogueras que desfogaron dolor desde lo más sensible y tangible, hasta el último recodo del mundo brillaran sus suspiros estandartes entre penumbras constantes como semillas que al germinar sarán bendecidas por la vida y el pensamiento se mantendrá, la cosecha de las nuevas mentes envueltas en zombis sucumbirá.
En el trascurso del camino sombrío las aves de carroña vuelan por bandadas en círculo esperando que los entrometidos sucumban al inclemente frio para comerlos, pero los dos son sorprendidos por personas encapuchadas con cuero de cordero, están armados con espadas, hachas ,arcos, flechas y muchas más armas, muy amenazantes lo rodean, gercio cojea tratando de mirar los rostros ocultos.
Su prótesis llama mucha la atención y los atemoriza, gercio con sus labios resquebrajados y secos pide un poco de leche tibia. Ave del cielo y gercio sueltan sus armas a petición de una voz que grito muy fuerte.
Un encapuchado muy agresivo se arroja por detrás de gercio y le pone una daga con su mano derecha en su garganta, gercio se queda inmóvil sintiendo el filo de la muerte muy cerca del.
Gercio inadvertido e intentando entender la agresividad de los violentos extraños, desea forcejear hasta dejar su último aliento pero el viento comienza a soplar muy fuerte, los arboles se balancean como si fueran elásticos de un lado para otro con un alboroto de hojas que no para de sonar entre sí, roban las miradas de todos los presentes mientras los pájaros se marchan volando de allí.


— ¡son súbditos del maldito ambirgualo!
Arrimaba la boca el encapuchado al oído de gercio con voz grave amenazante.

— ¿Quién demonios es ambirgualo?
Con su voz agitada y entre cortada trata de saber gercio.

— ¡mientes! Extraño de un pie de metal.
Accedía un poco con su voz dándole la oportunidad de dialogar.

— ¿porque mentir? Ni siquiera pertenecemos a estas tierras que son extrañas para nosotros.
Sintiendo el filo de la daga sus bellos se erizaban y su cuello comenzaba a dolerle.

— ¿de qué tierra vienen?
El extraño se relajaba guardando su daga pero sin dejar de ser precavido.

— ¡venimos del orfanato donde trabajamos! Debe estar cerca de acá, nos perdimos entre la niebla y pensamos que tal vez los demonios nos indicarían el camino de regreso al orfanato.
Dijo gercio con cara de preocupación e incrementando su dolor en su cuerpo mucho más.


Otro extraño se acerca, perece ser un veterano y se abre camino entre muchas más personas y dice: ¡¿Qué dijiste hombre de una pierna de metal?!

—señor venimos de un orfanato donde trabajamos con los niños de allí.
Sentía gercio que su pecho lo cortaban, su camisa se comenzaba a manchar de sangre.

— ¿de un orfanato?
Comenzaba a preocuparse el veterano.


El veterano se des encapucha, su rostro está lleno de letras que parecen tatuadas, igual que al joven que vieron morir la noche anterior.
De nuevo el veterano dice: mi nombre es jurno, soy un profeta que camina entre oscuros pasajes que quieren borrar los escritos, y yo siempre estaré ahí para nunca dejarles triunfar a los malevos. El violento se llama juliber ¡discúlpalo! Es joven y sus padres fueron asesinados por ambirgualo en persona, ellos lo protegieron por ese motivo murieron, siempre esta sediento de venganza, pero la escritura le mantiene la cordura.

Jurno manda a traer leche tibia recién ordeñada para calentar un poco los cuerpos que se resisten al imponente frio, muy cuidadoso juliber oculta una extraña luz que guía aves y lleva la leche, pero no es suficiente para gercio que siente quemarse vivo. Una mujer también llena de letras en todo su cuerpo aparece con un brebaje para saciar el funesto dolor de gercio, ella se llama estrella, ojos hermosos color verdes, labios delgados, una boca grande, cejas pequeñas y con el mismo atuendo de todos, es un abrigo de piel de oso con una capucha para proteger sus cabezas del frio. Tiene una voz muy dulce, es muy delicada, huérfana, sus padres fueron declarados herejes e impíos, fueron declarados demonio y bruja, fueron desterrados al bosque perdido y nunca más se volvieron a ver.

— ¿Qué tratan de decir con demonios y brujas?
Ave del cielo quería saciar su intriga aceptando la situación en que sus ancestros lo pusieron.

— ¡demonios, brujas! Es lo mismo que nuestros enemigos quieren inculcar a cada ser en este mundo, es un circulo basado en las literatura, grajeros, reyes, reinas, soldados, herreros, no importa su estatus, todos son llevados por su instinto para instruirse, aprender y no ser víctima de la funesta ignorancia.
Dijo jurno mientras observa una ardilla pasar de rama en rama entre los grandes árboles colmados de nieve.

Gercio: ¡no entiendo jurno!

Bendita ignorancia que llevara a las decadentes almas a vagabundear en el mundo como un instrumento próximo hacer remplazados, sin mentes, sin pensamientos, sin recuerdos, sin una vida plasmada en un corazón para ser recordado con coraje, así la ignorancia es el argumento que utiliza ambirgualo. Muchos de nosotros somos libros humanos y las plasmamos en nuestra propia piel, en claves interpretativas que están más allá de la configuración de la lingüística, parece que hubieran sido tatuadas pero es la misma sangre que queda plasmada allí, hay unos libros humanos que son los más buscados, son los que se les rasga la piel y vuelven a cicatrizarla formando letras que son demasiado dolorosas.
Dijo jurno con sus ojos cerrados sintiendo la nieve entre sus dedos.

— ¿jurno que tiene que ver todo esto con nosotros?
Quería verificar ave del cielo la respuesta con su presentimiento sin dejar de soplar la leche.

—la literatura nos enseña a pensar, a documentarnos, somos formulas para explicar y ordenar conceptualmente a cada persona bendecida con la literatura, ustedes recrearon por días y noches enteras, pensando, escribiendo en diarios memorias que fueron plasmadas en rocas de nuestras tierras. gercio eres un libro humano y hasta el último espacio de tu cuerpo estará lleno de cicatrices en formas de letras y símbolos, tu mi querido ave del cielo tu constante sed de estudio de aliteratura que ocultas a todos a tu alrededor está dando frutos, esto ha llevado a que tus ancestros te encomienden la misión de proteger el libro humano que es gercio.
¡Ave del cielo! abrirás este pedazo de cuero que te entregare, lo leerás y decidirás llevar a salvo el libro humano ente otanafor en el bosque perdido, para que él lo descifre y los escritos se impregne en las nubes, la tierra, el agua, el aire y el fuego.
Dijo muy simple jurno.

Nunca abra un último libro para destruir, cada ser tendrá alguno en sus manos y decidirá ser inteligente, o no instruirse y volverse un espectro que desvanece su masa poco a poco. Jurno le entrega el pedazo de cuero y al contacto de la yema de sus dedos de ave del cielo lo lee, mira a gercio que se les desvanecen las fuerzas y cae al suelo, su visión está perdida pero se le aclara en un momento y mira fijamente a ave del cielo que también lo observa sellando un pacto visual que tuvieron los dos estrechando sus puños.


En el orfanato
La angustia llega a cada rincón del lugar, felo está muy confundido y sin saber qué hacer ante situaciones sobrenaturales gigantescas.
Obi lua con su mano derecha se apoyada por el codo en su pierna derecha, descansa la barbilla en sus nodillos y lleno de preocupación desea pensar, gelita abrazando un muñeco se acerca donde obi, mina se preocupa el sentir el lugar temblar como si algo quisiera entrar allí, pero no se ve asustada, camina muy tranquila y toma de la mano a obi lua y sin razón aparente gelita rompe en un llanto interminable y cae de rodillas alado de obi, sus lágrimas se deslizan una tras otra sin parar, la chica un poco nerviosa trata de auxiliarla ¿pero de qué? Pensaba mina.

Obi lua grita de dolor, no puede moverse, su camisa comienza a marcharse de sangre, felo le rasga la camisa y el impacto delo que ve lo deja atónito, su reacción es alejarse un poco. Su piel se rasga y se cicatriza de inmediato, obi se comienza a debilitar observando a gelita.

¿Es un libro humano? Asombrada se preguntaba así misma gelita que dice: que maravilloso, en ochocientos treinta y tres años de vida es mi primera vez que veo un libro humano.

Gelita se marcha corriendo sin decir nada mas, obui se siente muy débil y decide quedarse acostado, mina no puede esperar más, tiene que salir a la enfermería, obi necesita primeros auxilios.
Entre truenos ensordecedores que retumban en las grandes y fuertes paredes mina recorre sin dudar los largos pasillos pero nota que sale siempre al mismo punto donde inicio. Las grandes paredes parecen moverse y desplomarse encima de mina que solo se agacha para protegerse, pero todo se vuelve silencio hasta que la voz de gelita la conforta y la acompaña a la enfermería sin ningún problema.
Al regresar sienten bestias asechar por los techos, mina solo mira para el frente y a medida que caminan por el largo pasillo después de pasar por la fuente las puertas se cierran y se abren violentamente, asustado a mina quien corre tratando de huir de esa situación tan terrible.
La hermosa fuente explota en mil pedazos haciendo temblar todo el sitio, un millar de bichos salen de allí y comienzan a convertirse en humo hasta volverse sombras. Son las acompañantes de nadiermina que exhibiendo su silueta macabra en la pared, con sus rostros monstruosos y sus lenguas que babean sin cesar, abren sus manos con sus uñas que parecen garras de una bestia, intimidando a cualquier ser, y quieren detener a mina a como dé lugar, mina toma de la mano a gelita y comienzan a correr sin mirar para atrás.
Dice gelita moviendo su barita mágica: brisa del norte, ventiscas poderosa del oeste que las letras prominentes se enciendan en llamas y encadenen por siempre a esos seres espeluznantes.
De la barita mágica de gelita sale un rayo en espiral muy rápido que se divide en dos atrapando a una de las sombras, volviendo todo su oscuro ser en llamas hasta sucumbir, la otra alcanza a escapar despavorida.

Todos los niños atemorizados corrieron hacia donde felo que está al lado de obi, mina no llega todavía con gelita y las paredes comienzan aponerse negras, al parecer no hay escapatoria. Felo apura a sacar su guitarra del estuche y comienza a entonar una canción que dice: ser sensible lleno de sueños, escribiendo mis canciones para mi amada que como un hada me hechiza, me cuida entre perfectas añoranzas que se vuelven un roció de luz que irradia en mi corazón.
Batallando en una tierra de bestias, avante contemplo a cada instante mi vida con notas musicales, que inevitables destruyen la víspera de un sombrío día angustiante.

Notas musicales salieron entre remolinos de los toques perfectos de felo. Levitan por los aires adhiriéndose a las paredes desaparecen ante la mirada desesperanzadora de los niños del orfanato.
Chillidos grotescos se escuchan en el orfanato y llega hasta las afueras, las paredes se resquebrajan y todo se calma de un momento a otro. Felo en su bolsillo no le falta un corazón que se abre dejando ver la foto de su esposa y su guitarra, besa el corazón y apretándolo fuerte con su mano lo pone en su pecho para sentirlos pálpitos de su amada que lo espera en casa.
Sorprendida mina cuando llega corre abrazar a felo, todos los niños comienzan abrazarse. La fuerza del sentimiento del amor detuvo el feroz ataque desconocido y la sombra fue llevada por las mismas hojas como prisionera por siempre en la oscuridad del caluroso desierto del con fin de la tierra.

Bosque beron
Los compinches de ambirgualo arriban allí con sus grandes caballos que no dejan de relinchar, las gentes atemorizadas agachan sus cabezas en su misión a los soldados supremos. El comandante blentor de ese grupo de soldados detalla la chica y nota casi de inmediato que es una bruja.
Yiya despierta somnolienta, está atada a un tronco de manos y pies, con su vista un poco borrosa no tarda mucho hasta volver su nitidez, no entiende que pasa y porque le duele tanto su cuerpo, sus delicadas y suaves manos ya están cubiertas de cicatrices ,todo eso tiene que ser un pesadilla pensaba yiya ansiosa de que fuera cierto.

—ja, ja, ja… corderito del ensueño ¡pura a tu edad! Tus escritos son sensibles pero no puedo descifrar mas delo normal ¿dime porque corderito?
Se hurgaba su nariz y decía mirándola fijamente.

— ¡no me haga daño señora!
Asuntada desfogaba su llanto yiya atemorizada.

— ¡no te hare daño! Tu sangre pura me dirá lo que quiero saber.
Afilaba un cuchillo constantemente.

Yiya cierra sus ojos, siente caer el cuchillo, abre sus ojos de nuevo y la anciana yace en el suelo inerte. otanafor ajusticio su cruel vida.
Otanafor es bajito, no tiene ojos, solo se ven sus cuencas, ambirgualo le saco los ojos cuando apenas era un niño. Yiya es liberada y muy confundida tiembla, pido susurrando que no le vayan hacer daño, que ha sido una buena mujer, ha añorado y agradecido a la vida siempre a cada instante.
Blentor es grande, boso abundante al igual que su chivera, tiene ojos de diferentes colores, rojo y azul, malvado, sanguinario y fiel al supremo ambirgualo, su armadura es negra y fue enviado por ambirgualo para ver a la bruja que esta prisionera. Blentor en medio del camino alza su brazo izquierdo y un galgulan se posa en su brazo, tiene garras muy largas y cortantes, pico afilado, es un vigía.
Parece un águila y su plumaje se adapta al color del horizonte o donde se encuentra pasando siempre desapercibida y considerada como eficiente cazadora, su contacto sensorial alerta sobre la presencias demoniacas y de brujas muy cerca de beron, el movimiento es en los límites del bosque salentru cerca de los arboles entrelazados.los soldados supremos no pueden dar espera a que el destino se construya solo, montan sus caballos muy rápidos y armados dirigiéndose con rumbo a la cacería pero no sin antes enviar el galgulan con un mensaje escrito para el supremo ambirgualo, para que salga al encuentro con ellos para que lidere la cacería.


Bosque salentru
Todos comienzan a marcharse para continuar ocultos y ser dueños de su destino y vida, después de caminar varias horas llegan a una zona montañosa donde están los arboles entrelazados, sus ramas que se entrelazan son un poco delgadas y cocos por dentro, es irrompible, allí son condenados los que no sigan las reglas de ambirgualo, son prisiones. Las raíces también se entrelazan bajo la tierra para no brindar escapatoria, el espacio del árbol es suficiente para una persona que esté allí de pie, sucumben ante el cansancio, la sed y el hambre.
Ellos ponen las personas de pie y riegan unas semillas alrededor, lo rocían con un brebaje brillante y el árbol comienza a formarse de inmediato dejando a la persona enclaustrada allí para siempre.
Después de haber recorrido bastante trecho solo ven esqueletos con sus ropas podridas dentro de esas prisiones, de pronto se escucha un ruido, ellos se dirigen allí, es un hombre de mucha edad y su piel se volvió una coraza, tiembla sin parar, no sabe cuánto tiempo lleva allí, dice llamarse gerbeiro, gercio y ave del cielo no lo pueden creer que sea el guardián de la gran zona verde del orfanato que desapareció, además la persona tiene su boca cocida con alambre de broce.
Todos quieres saber cómo paro en ese lugar, los alambres de su boca fueron cortados, agónico con su cuerpo esquelético dice: protegí el orfanato durante muchos años, torturas, hambre, frio ocultando la ubicación del orfanato a ambirgualo, pero se percataron que en mi corazón solo existía una persona, dana, quien fue esclavizada por ambirgualo.

Se entero gerbeiro por un hombre que fue prisionero en el árbol siguiente, y quien murió al amanercer.
Gerbeiro se mantuvo con vida por qué un armadillo le lleva comida como si hubiera sido enviado para mantenerlo vivo hasta ese día.

Fibriao es otro libro humano, lleva un hacha en su mano derecha y abanica tratando de cortar el árbol, es inútil ni un rasguño le hace el hacha a la madera del árbol. Gercio de un momento a otro cae al suelo y comienza convulsionar, su cuerpo sangra a borbotones, cuando su sangre toca la tierra de inmediato todos los grandes árboles entrelazados se desintegran con el viento volviéndose polvo.
Gerbeiro es liberado pero no lo pueden llevar con ellos, ya no escapas de caminar, el está muriendo y solo los retrasaría, pero este solo desea saber que aconteció con su querida amada, gerbeiro se siente feliz de morir en libertad, cuando cae al piso su mano se abre, una luz aparece de la nada y allí germina una flor.
La flor fue lo que sello su eterno amor, antes de morir pido a gercio levar esa flor a su amada, para que su cuerpo sea liberado, y si no es así que entonces sea liberado su espíritu. Al sentir de que gercio lo hará este muere dejando salir su última bocarada de aire.

Un galgulan sobrevuela los alrededores del bosque de los arboles entrelazados, todos buscan refugiarse pero es muy tarde ya, ambirgualo se encontró con sus hombres en el camino y cada vez se encuentran más cerca, así que deciden separarse para rodearlos.
Fibrao, gercio y ave del cielo con jurno escapan por un escarpado sendero pero una flecha acaba con la vida de jurno, juliber lo lamenta en el alma y sale de su escondite llorando con una luz que guía al gangulan.
Juliber traiciono a los suyos pero tuvo un precio muy elevado, la muerte de su abuelo, todos corren despavoridos, las flechas tienen direcciones hacia los libros humanos en medio del cao, cada quien intenta salvarse a como dé lugar.
Un niño que corría tropieza con la raíz de un árbol que sobresalía, indefenso llora tratando de pedir ayuda, ave del cielo alcanza a observarlo y trata de llegar hasta donde el niño, los jinetes sin dejar de hostigar con sus flechas intentan asesinarlo sin piedad, ave del cielo acaba con cuatro soldados supremos que estaban próximos al niño.
Gercio corre con dificultad entre el lodo, la nieve se desfoga limitando la visión de todos y esto lo aprovecha gercio que enfoca su mirada hacia una parte por la cual tiene pensado escapar, se dirige allá cuando de pronto es atacado por un jinete con su letal espada y velocidad que levanta nieve hacia los lados. Gercio esquiva el primer ataque, y cuando se destinaba hacerlo por segunda vez el soldado supremo se ve sorprendido cuando una daga que arrojo gercio; Entra por su cimera y destruye su ojo, este choca sin querer con otro jinete que quería sorprender por la espalda a gercio, cuando este cae es ajusticiado entre el lodo frio por gercio que perdiendo sus estribos desfoga miedo al rival.
Ave del cielo busca a su amigo pero ya no está donde lo vio por última vez, mira a su alrededor desesperado y angustiado en medio de gritos de dolor, mutilaciones, sangre y maldad se escuda tras una roca y saca insignia ancestral, en un instante le enseña el camino que tomo gercio.
Gercio monta uno de los caballos supremos y comienza cabalgar muy rápido. De la nada es traspasado la pechera de su caballo por una lanza, este cae bruscamente por la inercia en un fango verdoso, casi congelado muy mal trecho, siente que es halado por sus dos manos y castigado violentamente mientras arriba ambirgualo lentamente, este llega donde gercio que se encuentra de rodillas, pero como un verdadero valiente se pone de pie con su nariz sangrando, su ceja rota y su ojo hinchado frente a ambirgualo.


—demonio de un pie de metal ¡Arrodíllate ante mi dios supremo! Y piadoso te hará morir sin dolor.
Se aferraba a las riendas ambirgualo muy fuerte porque su caballo se encontraba incomodo al frente de gercio.

—El epilogo de tu legado viene en camino.
Decía gercio mientras esputaba el incomodo sabor a oxido de su sangre.

— ¡inclínate demonio irracional! Y acepta lo que no existe, declina ante lo basto de mi poder.
Ordenaba ambirgualo perdiendo su paciencia.

— ¡me niego rotundamente!
No acedia ni agolpes que no se detenían ni un instante.

— ¿te niegas? No es posible, eres el último libro humano ¡no lo puedo creer! yo te enseñare todos los secretos de la ignorancia si te inclinas ante mí.
Dijo con una voz suave mientras se quitaba su casco.

— ¡no me inclino ante nada! la literatura y la ciencia me obsequian el vasto conocimiento para ser autómata, y elijo la inteligencia maldito embustero.
Intentaba abrigarse un poco ya que el frio lo estaba perjudicando.

— ¡blasfema de un demonio! me exacerba tal insolencia que con su ponzoña implora por su decadente vida.
Dice mientras desmonta su caballo.

Un soldado supremo le dice al comandante blentor: ¡señor nuestro rey supremo ambirgualo se comporta extraño, parece un demonio!
Blantor sin mediar palabra lo traspasa con su letal espada.

Ambirgualo castiga a gercio con su látigo una y otra vez queriendo ver lo traslucido de los escritos hasta que en un momento deja de pegarle, figuras números y letras no deja de observar al malevo emocionado.

—Un ex soldado envuelto en la mediocridad ¡quiere brillar delante de mí! ¿Piensa en lo que te voy a decir? Acepta mi dios como tu dios y ocúltate donde nadie pueda leerte, te daré mucho poder, más de lo que puedes imaginar.
Susurrando le dijo al oído a gercio.

Ambirguualo se da cuenta de que no puede aniquilar ese libro humano y se acerca más a él, cuando de pronto es esputado por gercio en su rostro, lo azota de nuevo con mucha agresividad mientras le dice: ¡haaa…! Autosuficiencia, demonio descíframe las claves que llevas en tu cuerpo, donde hallar a otanafor, y donde esta aquel viejo orfanato donde esconden el futuro, dame el elixir de la inteligencia de inmediato.
Gercio se niega rotundamente cuando dela nada es sorprendido por guerreros desterrados de las tierras lejanas, es un ataque en contra de ambirgualo que se descuida y es goleado por un puño de gercio, este cae al piso, los súbditos supremos luchan feroces con sus espadas mientras gercio escapa arrastrándose hasta llegar al caballo de ambirgualo dejando un rastro de sangre en la nieve. Monta el caballo y cabalga todo un día hasta perderse de vista a sus perseguidores.
Una mujer con su rostro oculto cabalga junto con otros sujetos que también tienen sus rostros ocultos, estos se peonen alertas al percatarse de la presencia de gercio, este reconoce de inmediato a yiya y siente el aura del hombre bajito, otanafor. Después de varias horas se encuentran con ave del cielo cabalgando entre unos riachuelos hasta que niebla se posa alrededor imponente, cuando esta desaparece se encuentran de nuevo al frente del orfanato.
En el orfanato no parece haber nadie y muy sigiloso gercio trata de ayudar a la mujer, ave del cielo consulta su insignia ancestral la cual los lleva donde están sus amigos. Mina se sorprende al ver a sus amigos de nuevo con atuendos extraños y muy mal heridos.

Todo se pone peor en el orfanato, parece que todo se confabula para volverlos a todos locos y que pierdan la cordura.
Obi lua agoniza de dolor y ave del cielo les explica que fue designado como un libro humano, como lo es gercio y yiya, algo en el trascurso del tiempo los encamino para proteger a los libros humanos ya que todo escrito plasmado en hojas ha sido destruido para que las nuevas generaciones no tengan idea de que pueden pensar, y solo dependan de lo que no existe inculcado he inventado por el malvado ambirgualo.
Gercio tiembla cada vez más, y delirando pregunta por yiya constantemente. A cada instante en su piel nacen más letras que cicatrizan de inmediato, gelita toma de la mano a yiya y dice: es hora de cumplir con lo que decidimos escoger, toma esto gercio, es un triangulo de madera, ente los ojos de los malevos será algo muy poderoso.

Con otanafor allí presente se dirigen de nuevo a la gran zona verde, montan sus caballos, otanafor, gercio y ave del cielo y se internan cabalgando entre la niebla que al desaparecer esta las ráfagas de nieve son poderosas desfogando frio sin misericordia. De repente un grupo de personas se ponen alertas con la presencia de los extraños, se llenan la boca manifestando de que son demonios, sus lenguas adulan diciendo tener la razón, no tienen suspiros en sus mentes para hacer una conjeturas, solo señalan sin su autosuficiencia que la han dejado perder sin darse cuenta.
El líder allí es una mujer de nombre sancha, cabello sedoso, piel blanca y una pronunciada cicatriz en su rostro hecha por ambirgualo, marcándola como una súbdito. Nadie sabe que es aliada de los guerreros del alto de las rocas.
Oner, damelor y owan son guerreros y siguen a sancha, se relacionan con los extraños y sin dar espera se encamina hacia el bosque perdido, pero ninguno de los presentes sabe dónde está el bosque perdido, cabalgan en círculo durante tres ocasiones y ave del cielo utiliza su insignia ancestral pero esta perece no funcionar.
Sancha ordena detenerse, presiente que está perdida, se confunde pero gercio dice: ¡ya estamos perdidos! Hemos arribado al bosque perdido.

— ¿Cómo lo sabes hombre de un pie de metal?
Incrédula sacha hacia caso omiso a lo que dice gercio.

—lo siento en mi mente, mi cuerpo se estimula y motiva.
Entrelazaba sus dedos gercio aguantando el ardor en su rostro que no deja de sangrar.


Ave del cielo corre en medio del movimiento del suelo sin predeterminación y se abalanza ante sacha, la tumba de su caballo cuando algo que salivaba paso, es una flecha silbadora arrojada por ambirgualo que casi termina con la vida de sacha.
Gelita en el orfanato repara la esfera que contiene el bosque perdido, algo brilla dentro de la esfera, sabe que entre laxos del tiempo gercio y ave del cielo intentan terminar lo que comenzaron. Su barita mágica comienza a levitar frente a tanina, es un aviso para ella quien debe poner esa esfera lo más rápido posible en la copa del árbol de roca.
Gelita no puede ir a ese lugar, seria esfumada por los rayos del sol, fue elegida tanina quien por su mirada ya sabe lo que debe hacer, toma la esfera y su piel comienza a congelarse, después a resquebrajarse hasta que se desmorona ante la mirada atónita de todos en aquel lugar que se llama, el llano del brillo luciente. Tanina abres sus ojos y ve un fuerte torbellino en medio del llano y una luz en el centro del, se encamina por el torbellino hacia la luz, bestias alrededor se sienten rugir espeluznantes, lanzando llamas, y bocaradas de aire congelante, solo pueden hacer brillar sus ojos, gelita canta muy concentrada con su magia que se encarga de que las bestias no sean una amenaza, pero son muy fuertes y gelita no podrá resistir un segundo mas, su magia flaquea pero tanina con sus ojos cerrados se ve y se le siente el palpitar del corazón provocando que el torbellino gire con más velocidad y vaya siendo succionado poco a poco hasta dejar descubrir el árbol de roca, el suelo comienza a temblar y un monstruo del tamaño de un humano pero largo como una serpiente se interna bajo la tierra y la asecha con mucha maldad, tanina se apura a trepar el árbol pero este está muy lizo, lentamente comienza levitar y pone la esfera del boque perdido en el árbol de roca y tanina despierta en el bosque de los sueños alegres pero los árboles están marchitos.
Tanina se pone de pie y ve miles de mariposas volar al rededor de ella colmando su panorama de mariposas que brillan hermosas de mil colores, cuando van despareciendo tanina comienza a sentir que volvió al orfanato. El primero en abrazarla fue de gelita y después se unieron todos.


En el bosque perdido
El suelo parece quedare quieto de una vez por todas y ave del cielo reacciona cogiendo la flecha que quedo incrustada en un árbol y la lanza de nuevo siendo un lanzamiento letal para el enemigo.
oner y damelor son hermanos y batallan incansables mientras gercio intenta escapar de dos soldados supremos que constantes quieren despedazar con sus espadas lo que se interponga entre su filo y el destino, damelor se mide ante ambirgualo que con un golpe parte su espada y lo noquea con un puñetazo de su otra mano, oner se defiende y ataca pero sin percatarse que por su espalda un soldado aparece traspasándolo de su espalda a su abdomen, este mira la punta de la espada deslizando su sangre por el filo, enfoca la mirada de angustia a su hermano damelor por que yace en el suelo inconsciente, ambirgualo desea el libro humano y no dará su brazo a torcer, pero se atemoriza con owan y ave del cielo que como dos verdaderos guerreros salen avante y gloriosos celebrando una buena victoria.
Ambirgualo se oculta en su castillo en un alto montículo, rectangular adaptado al terreno con más de diez torres con un gran patio de armas, una gran fosa en su exterior y en el interior del gran muro.
Otanafor está mal herido y todos buscan a gercio que alcanza a ser observado por estrella a una distancia considerable con su cuerpo doblado hacia adelante, sin aferrase a las riendas hasta que cae del caballo. Intenta auxiliar a gercio estrella y ave del cielo que con sus miradas de mutuo respeto sellan una nueva ilusión para cada uno.
Gercio se para de inmediato gritando de dolor cruzando sus brazos del derecho al hombro izquierdo y del brazo izquierdo al hombro derecho, cae de rodillas al lado de un tronco, sus heridas comienza a salir una luz y la nieve del suelo comienza a levantarse por los aires y un rayo proveniente del cielo cae encima de gercio. Todos los demonios y Las brujas con sus escritos y símbolos comienzan a desparecer de su cuerpo y a viajar por los aires hasta llegar donde gercio. Este libera a todos los libros humanos para quedar solo uno.
La nieve comienza a levitar, en un abrir y cerrar de ojos se encuentran en el boque de los sueños alegres, donde todos allí duermen siempre para poder mantener su mundo luciente. Desde una breve colina se observa el imponente castillo, nadie se imagina como entrar sin ser detectados por la guardia, pero otanafor sabe muy bien por dónde meterse, por los sistemas de agua que abastecen a todos allí adentro.
Harán una estrategia que no les puede fallar, llamaran la atención de ambirgualo. Como son pocos ambirgualo ordenara a sus soldados supremos arremeter con todas sus fuerzas y sin piedad a los insolentes que desean retar la supremacía, enfocaran sus fuerzas al enemigo que está a la vista descuidando el interior del castillo.
El gran portón del castillo es abierto, salen de allí un gran número de caballeros con sus armaduras montando sus caballos y llevando en la banderilla el logo del supremo de ambirgualo, ave del cielo ordena extenderse a lo ancho del pequeño llano, levanta su espada, desfoga un grito de guerra y se destina a un choque letal entre jinetes con espadas y lanzas con sus puntas con un filo entrelazado.
Ave del cielo se para sobre su caballo mientras cabalga ágil, en el preciso momento cuando las lanzas se dirigían a él hace un salto invertido, cae de nuevo en su caballo y se aferra a las riendas para frenarlo, en un suspiro toma su arco ave del cielo y arroja una flecha, después otra que viajan con rumbo mortal hacia el cuello de blentor y su subalterno que ya había acabado con la vida de dos guerreros. Sorprendido fue blentor cuando se incrusto la flecha en su cuello y termino de acabar su vida la espada de estrella.
Ave del cielo esquiva varios ataques pero viéndose rodeado espera que uno de los soldados abanique con su espada, para no detener la fuerza del golpe y tener la ventaja para apuñalarlo con su propia daga en su axila después de desarmarlo.
Las espadas chocan a muerte entre la nieve que no cesa y la inclemente niebla que calma los ánimos de lucha hasta que comienzan a observarse llamas, ave del cielo mirar lo que acontece y trata de dirigir a ese lugar, este cae de rodillas sintiéndose vencido por la gran multitud que hay tras las antorchas, se gantes que se revelaron ante la opresión de ambirgualo y desertaron de su largo sueño, ahora están perdidos los soldados supremos.
Otanafor y gercio llegan a las mazmorras y caminan por los angostos pasillos mal olientes acusa de la cantidad de personas allí moribundas. El candado se derrite con un liquido extraño que le arrojo otanafor, abren la reja y continúan el camino, abren otro portón y suben por las escaleras en diagonal hasta un piso superior, para después continuar subiendo por unas escalas en oro hasta un recinto donde hay una gran variedad de armaduras.
Ambirgualo sale detrás de una de las armaduras con su espada y dos guardianes amenazantes esperando ese momento para vencer a otanafor, quien perderá el poder, también abandonara el inerte cuerpo e invadirá el cuerpo de ambirgualo controlando el último libro humano.

Los ojos de otanafor y ambirgualo llevan odio mutuo y el presagio de la lucha es inminente, los guardianes se acercan para ejecutar sin piedad a otanafor, pero gercio empuña su espada y lucha, por poco es muerto por uno de los guardianes que es decapitado al instante por ambirgualo, el restante guardián entiende el mensaje de que no debe tocar el último libro humano y define su blanco mirando a otanafor.
Ambirgualo no está sorprendido, esperaba a gercio, suelta cualquier arma con que pueda lastimarlo y sin esperar un golpe gercio de ambirgualo, el rostro fue el lugar elegido, lo deja casi grogui, gercio se pone de pie de inmediato y le da un fuerte golpe en el oído derecho y luego un gancho con su mano izquierda y ambirgualo cae pero ve que otanafor es herido de muerte en su cuello, ese instante lo aprovecha ambirgualo que desea matarlo de una vez por todas, lo golpea de nuevo con su pie y saca su látigo a relucir, este rueda unos metros dando una vuelta sobre su cabeza, toma la espada que se encontraba al lado de una armadura, dos movimientos que son interceptados por el guardián pero el tercero solo lo sintió cuando lo degolló.
Se protege con la misma espada gercio que está debajo de ambirgualo midiendo sus fuerzas, ya casi por ser cortado por el filo de la espada contraria gercio con su prótesis tumba una armadura que cae encima de ambirgualo, su vista se nubla y gercio se quita su prótesis, se sienta en la espalda del supremo y la pone en el cuello de ambirgualo, y con todas sus fuerzas trata de asfixiarlo hasta que lo logra.
Un humo se interna por una de las ventanas del castillo y se introduce en la herida de otanafor, este sabe de inmediato que es el espectro de odiotina quien con ese humo termina de envenenarlo hasta que sucumbe, esta escapa por los aires pero miles de flechas que fueron arrojadas en medio de la batalla se incrustaron en su cuerpo que se incendio y desapareció en un segundo.
Los soldados supremos fueron derrotados, otanafor murió y la paz se veía esperanzadora al ver el castillo arder en llamas.


En el orfanato
Todos se encuentran en el mismo sitio atemorizados, de repente los mismos quejidos de dolor espantosos se escuchan, buscan donde dejaron recostado a niebito en un rincón de ese lugar, y solo se encuentra su cobija y lo último que se escucha es: ¡hay que proteger el orfanato de las bestias! para que la literatura fluya entre nuevos seres que deciden ser inteligentes.

Obi lua despierta con su rostro como estaba antes pero exaltado, se levanta de su cama de inmediato, el lugar es inundado por un olor a pudrición, el techo es invadido por extrañas nubes negras seguido de miles de bichos que incomodan en todas partes, trata de salir del lugar para dirigirse de donde proviene los angustiantes gritos obi, pero los demás no quieren dejarlo salir.
Obi lua solo quiere salvar a niebito y nadie podrá detenerlo. Felo se queda cantando con los niños, mina y yiya con gelita se van detrás de obi hasta que ven algo espantoso.
Niebito está amarrado de sus manos, sin camisa y es ultrajado con un zurriago con pequeños pedazos de metal en sus puntas, lo azota con fuerza y sin piedad nadiermina que al sentir la presencia de los entrometidos mira hacia atrás sin su velo, convertida en un rostro macabro saliéndole gusanos por boca y nariz.
Obi lua va a un paso rápido hasta que llega donde nadiermina y dice: ¡no te acerques maldito demonio!
Obi no se detiene, la estruja y le quita el zurriago a la fuerza, la arroja al piso y la castiga sin cesar con el mismo zurriago hasta que comienza a salir una luz de su boca, obi desata al mal herido niebito y la luz enceguece todos allí, y cuando la vista del frente vuelve de nuevo gonkor perfora el abdomen de niebito, este mira como su sangre corre por sus manos y mientras se adormece este muere.
Obi vuelve a gritar de dolor de ver al niño allí muerto, lo toma entre sus manos y enfurecido no teme enfrentarse a esa gran bestia que ruge. La bestia salió del cuerpo de nadiermina hasta que midió dos metros, dejando escurrir por su podrido cuerpo un líquido viscoso. Gelita levanta su barita mágica en medio de dos resplandores, las llamas candentes surgen con el poder del viento y del mar que destruyen a la bestia en un destello.
Gelita baja su barita mágica y se dirige donde niebito, lo llora y la sangre que llega a los pies la deja inmóvil, se convierte en un hielo pero sin antes decirle algo al oído de obi.
Obi lua destruye con el zurriago la estatua de hielo en que quedo gelita y todo allí vuelve a la normalidad.
Todos extrañan y lloran a niebieto, ahora duerme en el bosque de los sueños alegres donde se encontrara algún día con su reina guadia, donde niebito reina y quien le muestra el camino a gercio de donde esta dana. Gercio haya su tumba detrás de la gran torre destruida, murió siendo esclava, paro ya ha sido liberada y volvió a reencontrarse con su amado gerbeiro en la otra vida.
De nuevo en el orfanato el sol surgió y la sangre del niño construyo horizontes con literatura.
Gercio jamás volvió, siguió su eterna lucha y ave del cielo siempre lo sigue con su amada estrella, con quien se caso y ya tienen dos hijos, uno es idéntico a niebito.
Gelita se fue con gercio y ave del cielo, nifaty volvió a ser la misma voluntariosa al igual que febilo. Mina nunca dejo el orfanato, siempre está al cuidado de los niños.
Felo va cada ocho días queriendo saber de la suerte de sus dos amigos, a cantar, bailar y jugar. Siempre lo acompaña su esposa.
El orfanato lo sigue manteniendo oculto gercio y cada vez que un libro humano surge gercio estará dispuesto a protegerlo y enseñarle par que ellos pasen la enseñanza a otra descendencia.

j.c.n-21-febrero-2011

Texto agregado el 27-03-2011, y leído por 226 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]