La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / intentos

 Imprimir  Recomendar
  [C:471936]

ya tarde la noche, con un pie dentro de mi cuarto, escribo cosas que me dicen lo hermoso que es la vida... frente a mí, encuentro presencias, sombras o algo así como pensamiento de alguien... trato de hablarles, pero no puedo, no sé qué decirles... ellos están allí, frente a mí... espero que no me digan nada malo, siento que fueron personas o algo con cierto significado... escribo un nombre cualquiera y espero, espero a que me diga qué letra o palabra continuar... siento una voz que retumba como un eco en mi interior... la pongo. de pronto, imágenes fluyen dentro de mí... describo todo lo que puedo en forma de letras... rostros de una mujer sin nombre, desnuda, mostrando en sus manos abiertas sangre, heridas hechas con sus propias uñas... perros que ladran sin parar, persiguiendo a un hombre ciego, pero con alas, volando sin cesar hacia la parte más alta de sus pensamientos, los perros siguen ladrando hasta que ven que el hombre se pone en la parte superior de un auto y empieza a llorar. los perros aúllan sin parar, la gente sale y ven a los perros aullar, la gente sale de todas las casas a ver al hombre sin alas y con los ojos secos como piedra, son cientos de personas que rodean al hombre con alas. el hombre les dice que vuelen con él. no podemos, responden... ¡danos tus alas!, gritan todos al unísono, los perros parecen hacer lo mismo porque miran al hombre moviendo la cola, sacando la lengua como si se les presentara un manjar. el hombre se saca una pluma y se la tira a la multitud de personas. todos recogen la pluma y se las ponen en sus espaldas. el hombre hecha hacia la multitud todas sus plumas quedándose sin alas. la gente empieza a volar, los perros también, lo extraño es que no saben hacia dónde ir. el hombre ciego se saca los ojos y desde el fondo de sus concavidades brota una estrella en cada lado. el hombre ve y baja del auto, mientras toda la multitud sigue volando sin saber hacia dónde ir, los perros siguen a la multitud pero dejan de ladrar. el hombre busca un lugar en donde pueda soñar. encuentra una cama, a su lado hay un libro. lo abre y lo lee, luego, lo cierra. todo termina en un sueño pequeño, del tamaño de una pluma...

Texto agregado el 29-01-2011, y leído por 117 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]