La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / Don Cheo.

 Imprimir  Recomendar
  [C:470178]

Cada ser humano es diferente por más que se parezcan, hay que son especiales, pero como Don Cheo han habidos pocos.
A veces me pregunto: ¿Cuál es la mejor herencia que un padre puede dejar? ¿Será dinero, propiedades, oro, diamantes?
Muchos han hereda grandes fortunas y sus finales son penosos, quedan con vidas vacías que no pueden llenar con las cosas vanas que oferta el mundo material.
El buen ejemplo de Don Cheo será nuestra gran herencia, por décadas se dedicó a la actividad comercial, se cuido de no actual mal con nadie y en ningún sentido, nunca se ha colocado un arma para defenderse aun teniendo la facilidad, gracias a Dios nunca la ha necesitado, nunca ha hecho demostraciones de posesiones para humillar, siempre ha sido pacificador, de buena onda.
Recuerdo mi primer enfrentamiento con el sexo opuesto, fue más o menos a la edad de 8 años, una niña compañera de estudios me pidió goma de mascar y yo inocentemente saque de la boca la que estaba masticando y amablemente se la pase, ella me miro mal, con asco plasmado en su hermoso rostro y me dijo:
-¡Asco che!
Yo me ofendí grandemente, le pregunté: ¿Qué dijiste?
Ella repitió ¡Asco che!
No recuerdo la razón que impidió que yo le pegara un puñetazo a aquella hermosa niña que me agradaba mucho hasta ese momento, resulta que yo desconocía el significado de la expresión ASCO CHE, y pensaba que la niña estaba ofendiendo a mi padre que le llamaban CHE,
Cuando mis familiares me dicen que me parezco a él en realidad me alagan, aunque solo sea físicamente el parentesco, pero es un verdadero alago parecerme en algo a mi padre, no digo que él sea perfecto, porque solo Dios lo es, pero su naturaleza va en esa dirección.
Pido a Dios Todo Poderoso que alargue su vida y le brinde buena salud siempre y que su buen accionar en esta tierra podamos copiarlo y experimentarlo, pero sobre todo le pido que mi padre sea salvo, que pueda ver su rostro.
Se que nadie tiene merito propio para ganarse la salvación, por eso me gustaría que Dios le permita a Don Cheo aceptar a Jesucristo muy pronto para que sea salvo desde ya.
¡Gracias oh Dio! por darnos un excelente padre, humilde, trabajador, honrado, luchador y sobre todo consciente y consecuente.

Texto agregado el 03-01-2011, y leído por 101 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]