La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La princesita y el principito

 Imprimir  Recomendar
  [C:440769]

Erase una vez en un domingo de la primera esperada semana de primavera. Una dulce princesita se encamino muy adentro de un valle desconocido, propiedad del rey antónimo el cual reconoció que la persona que camina por su territorio, es la princesita del valle de fe de cuentos.
El rey antónimo ordena a sus súbditos organizar una bienvenida muy especial, para llevarla a su castillo como su invitada especial.
Todo se hizo como ordeno el rey. La princesita está conforme con ese gran recibimiento, paro el rey antónimo desea que la valiente princesita conozca a su sucesor, el principito corazón de poeta.
Sus miradas inocentes se encuentran y los juegos infantiles en esa tarde asoleada se hicieron infinitos, pero en un momento determinado unos espeluznantes sions. Aquellos pajarracos gigantes propiedad de erunito, el maestro de las dificultades con poderes negros mágicos, ha enviado a los sions para secuestrar al principito corazón de poeta; para que el rey antonimo se sienta presionado y entregue sus bienaventuradas tierras a erunito.
Los sions hacen un ataque inminente desde el aire, lazando vientos congelantes desde sus grades picos, esto hace infructuoso el intento de los guardias del rey para proteger al principito corazón de poeta.
Los sions se han llevado al principito. El rey esta devastado, paro su inmediata reacción es recuperar a su hijo, pero no tiene ni la más remota idea al lugar donde lo llevaron.
La princesita saca de una bolsa de cordero que cuelga de su cintura, un libro blanco y lo lleva ante el rey. El está desconcertado y dice que no tiene tiempo de leer escritos, la princesita no le explica solo actúa abriendo su libro blanco.
Las luces que salen del libro roba de inmediato la mirada del rey. La luz se desplaza hacia arriba provocando una diversidad de colores, el cual muestra la imagen de los sions llevando al principito a las cavernas del cuerno del diablo.
El rey se pone manos a la obra y se dirige a ese lugar, la princesita quiere ayudar paro el rey no desea tal responsabilidad, y piensa que podría retrasarlos.
La valiente princesita no se quedara con las manos cruzadas, y parte hacia el cito por su propia cuenta sin saberlo el rey antónimo.
El sitio es escabroso y los riscos hacen más difícil entrarse hacia las profundas cavernas. Agujas de hielo están por todas partes en la parte de arriba de la gran caverna; cuando más profundo se adentra el rey, este se enaltece cuando más cerca ve a su hijo, de repente drivora. La mujer de 10 manos que alguna vez fue normal, y desterrada de las tierras del rey antónimo, por darle brebajes y tratar de hipnotizarlo para casarse con el rey y hacer desaparecer al principito.
Drivora mueve tan rápido sus manos que en un parpadeo del rey, este se encuentra amarrado por sus manos, pero la princesita aparece cuando drivora esta distraída con el rey.
La princesita rosea de sus manos arena del valle de fe de cuentos, en esas cadenas de que tienen privado de la libertad al principito corazón de poeta; de inmediato se deshace la vergüenza de las cadenas.
Drivora se percata, y desea atacar a la princesita y al principito que están a punto de escapar. El rey antónimo con mucho esfuerzo alcanza su medallón de la luz, y drivora es apresada dentro del medallón y allí poco a poco irá desapareciendo hasta no ser nada.
En ese monumental cuerno del diablo los sions reaparecen con sed de apresar a la princesita y al principito. Los dos se toman de las manos y del centro de ellos dos, una nube color amarilla surge cubriendo en su totalidad a los sions, y estos se convierten en su estado original, unos pichones que fueron embrujados por erunito, para cometer sus horribles fechorías.
La princesita, el principito y el rey antónimo escapan de aquellas cavernas, pero erunito imponente aparece encima de una gran roca, queriendo desafiar no al rey, sino a la princesita isabella.
La princesita en su iniciativa abre ese libro blanco de nuevo. De allí salen borrascas tan fuertes y constantes que erunito y sus energías de maldad, fueron esfumadas quedando erunito en una total desolación, el cual no le quedo otra que huir a tierras desoladas y frías donde se puede sentir seguro.
La princesita y el principito volvieron a jugar en el castillo del rey antónimo y todo fue alegría, crecieron y se unieron en matrimonio.
j.c.n-13 noviembre-2009

Texto agregado el 27-01-2010, y leído por 337 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]