La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / sendero / El Rondi

 Imprimir  Recomendar
  [C:438807]

Cuando pregunté por el Rondi, pusiste cara de “no me acuerdo”. ¿Cómo es posible de que no te acuerdes de él, si te llevaba a todas partes, incluyendo a tu marido? “Ah el Rondi”, reaccionaste. “pues no sé nada de él”. Allí si te di la razón, pues a mí me pasa lo mismo, soy tan desmemoriado que algunas cosas se han ido de mi cabeza. Pero no puedo pensar que a ti se te haya olvidado: tenía alrededor de treinta años, ágil, juvenil con sus risos dorados que le caían sobre la frente. Alto, esbelto. con una manera de caminar felina y al cruzar la pierna, dejaba que el pie se balaceara como si tuviese resorte. Era típico de él, como lo tuyo, que antes de que el pie dejara de moverse, revoloteabas en la cocina y desde allá le preguntabas: “qué se te antoja” ¡qué era lo que él pidiese, y que tú no intentaras complacerlo! Tu esposo sonreía satisfecho de que fueses tan buena anfitriona.
Latz y yo creímos que algo les había dado para tenerlos tan mareados. Sabíamos que había llegado del norte, pero nunca mencionaste cómo lo conociste y porqué todos los días llegaba a tu casa. comían y cenaban con él. Todavía más, en algunas ocasiones, ya de noche nos despedíamos y él seguía la plática. ¿Habrá sido posible que te hayas olvidado de él?. Antes del Rondi, los cuatro, Latz,yo y ustedes siempre hacíamos planes, el sábado o el domingo, que si vamos a la playa o vamos de compras. La verdad tuvimos viajes fantásticos, el rio, el mar. Las serenata del día de las madres. Todo funcionaba bien y por supuesto terminábamos en algunas ocasiones perdiendo la vertical por el alcohol, Pero recuerdo que tú, siempre fuiste ecuánime, al menos nunca te sobrepasaste. Tu esposo en ese entonces tampoco. Claro lo de tu esposo es aparte, en realidad tenía un carácter llevadero, pero cuando le brincaba el apellido a la cabeza, entonces era capaz de desbaratar cualquier fiesta y era mejor despedirse. ¿Habrá pasado lo mismo con el Rondi? no recuerdo, sólo sé de ese momento que fue tan especial para ti y que más parecías esposa del Rondi que de tu marido. Por supuesto, Latz y yo secreteábamos y decíamos que el amor se te veía en todas partes. Te reconocíamos por tu nariz fuerte, ojos de gata, boca roja y gruesa. El busto grande y duro, caderas amplias y unas piernas largas y velludas. Sí, en aquel entonces, la mujer no se rasuraba como ahora lo hacen. ¿A poco tu esposo no se daba cuenta de que te veías enajenada? Pienso que no, porque él también miraba entusiasmado la amistad del nuevo amigo. Tenía tanta confianza en ambos, que cuando se iba a trabajar, el Rondi se quedaba contigo haciendo sobremesa. Claro, también pasaba con Latz, conmigo, que tu marido se ausentaba y despedíamos al gordo con bromas y él se iba contento de que tú te quedaras bien acompañada.

¡Cuántas fiestas tuvimos sin el Rondi!: en la playa, en casa, y aquella vez en la oscuridad, sentí tus manos explorándo y yo quieto, porque sabia que eras tú y luego tu boca cercana a la entrepierna. Yo sintiéndome excitado, bajé el zíper y sin ayudarte, hiciste el resto, fueron unos cuantos minutos, lo suficiente para percibir la presión y la humedad de tu boca; luego tu voz:” ya vete… mi marido no tarda en llegar”. semanas después el que llego fue el Rondi y ya no hubo miradas , ni manos inquietas. No supe más de ti y ahora que te he visto y he preguntado por él Rondi, dices que no sabes nada. Tal vez se te olvido, pero a mi no… aún rescato con la imaginación tus labios gordos sobre mi piel brillosa y estirada y mis manos acariciando tu nuca.

Texto agregado el 11-01-2010, y leído por 317 visitantes. (14 votos)


Lectores Opinan
2010-09-22 20:20:38 Muy bueno el ritmo que consigues en el relato, cómo vas dejando constantemente pistas que hacen mirar en otra dirección y al final nos pones delante de ese gran desenlace. Muy bueno Egon
2010-05-13 19:52:43 le juro que pense que ya lo habia comentado!!! o bueno lo leí y no lo comenté...o lo que puse lo borró y me quiere volver loca!!! ajajjaja naaa, pues que decirle, temas álgidos que se agarra señor, pero los cuenta con tanta gracia que hasta el sonrojo se le quita a uno ;) eufemia
2010-03-10 18:43:07 Sensualidad y delicadeza en tus palabras. qué paseo, amigo. Una gozada de relato, impecable y de lectura agradable, como nos tienes acostumbrados. Saludos y estrellas nayru
2010-02-19 17:59:23 Muy buen texto que intriga desde el principio y atrapa al lector al tratar de descubrir quién es el personaje de la voz que narra y que prácticamente "escuchamos". Con gran habilidad nos vas descubriendo datos hasta llegar al final que tiene una pequeña dosis de voluptuosidad, pero lo exacto para ser asombroso. Dejas a la imaginación muchas cosas sobre "el Rondi" y su papel en el pasado de ella, detalle que le da eficacia al cuento. _:_:_:_:_:_: SOLO UN DETALLE: Ya que se trata del comienzo, es menester corregir la confusión que se genera al inicio: Si es un relato en segunda persona, la primera línea se halla escrita en tercera: "ella puso cara" debiendo ser: "pusiste cara" (para no generar desorientación al lector)... el "dije" después del "no me acuerdo", sobra, es un pleonasmo literario, no pasa nada si lo quitas. josejulio
2010-01-25 22:17:16 Te felicito!! muy bien contado lo de rondi... y ella despistada como la mejor!!!! mis5* llenas de felicitaciones para obtener el premio besitos NILDA yo_nilda
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]