La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El cuentero

 Imprimir  Recomendar
  [C:421912]

Ese tal cuentero no tiene escritorio y mucho menos una oficina, le gusta utilizar cuadernos reciclados con espacios en blanco que estaban perdidos y olvidados en un oscuro cajón.
Los fracasos lo agobian desde que sus padres lo molían a golpes en su niñez para corregirlo ¿pero de qué? El niño ni sabía que la gente se moría por maldad o naturaleza, y el maltrato sicológico de que él no era capaz, lo aniquilo para salir adelante algún día.
Un premio le dio la vida por su lucha, una hija. Pero la realidad ha despojado al destino que debe seguir su camino.
La realidad se ha empeñado que el cuentero tenga una alegría para después derramar mil lagrimas encima de escritos hechos a lápiz que son borrados por sus propias lagrimas y confinados a desaparecer para siempre.
El cuentero no quiere darse por vencido ya que la realidad de tales fulanos lo quieran ahogar en su propia melancolía por no dejarlo estar con su hija, el se mentaliza pensando positivo; no hay nadie que lo apoye, estando muy flaco y sus ojeras pronunciando su agotamiento. Esta solo mientras el silencio se lo come por dentro.
El cuentero siente que no debe perder porque la alegría que le regala su hija no es un juego, y el destino no se puede quemar porque ese amor de padre está hecho de fuego para quererla y nunca renunciar a ella.
El hombre ya no utiliza lápiz, dispone de tinta que se riega sin misericordia y mucho más poderosa como imborrable abriendo un simple cuaderno que de inmediato toda clase de palabras paran a la cabeza del cuentero que son tan efímeras que tiene que escribir lo más rápido que pueda, y la ortografía en aquellos textos no pueden ir de la mano.
Todo es tan real pero no es normal, el cuentero sabe como mentirle a la realidad con sus textos. El tipo habré una gran brecha con sus líneas escritas en su cuaderno atando la realidad y dándole inicios para escribir sus finales para bien de su corazón ignorando cualquier señal que lo despoje de seguir escribiendo, y dándole cabida al destino como debe de ser, venciendo las tormentas.
La realidad se juega su última carta encendiendo llamas alrededor del cuentero para profanar el destino y destruir sus cuadernos inundados de palabras, paro al final de cuentas el poder del cuento es indestructible y la realidad no lo puede ni tocar siendo sentimientos tan profundos adquiridos desde el corazón.
El cuentero nunca manifiesta tres letras F.I.N porque el destino lo dará a su tiempo con la muerte, y a la realidad solo le queda espiar y negar los escritos.
j.c.n-4de agosto-2009

Texto agregado el 12-09-2009, y leído por 199 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2009-09-12 18:40:19 Me gustó mucho , el escape de la realidad que tiene el cuentero es un bálsamo a las penas que ella le proporciona .Nadie puede destruir lo escrito y reemplazarlo por verdades =D mis cariños dulce-quimera
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]