La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Betacur, el planeta

 Imprimir  Recomendar
  [C:416834]

Pasando por un cementerio estelar, más halla en los confines del universo, en una constelación llamada Betancur; En una gravedad compacta existe un planeta llamado betacur y en este habita una civilización conocida como moniguas.
La civilización monigua siempre han estado atento con su planeta y han conocido como mantenerlo vivo. Su tecnología es destacada por primitiva en otros lugares de ese gran universo, para los moniguas están en la cúspide con su tecnología que no afecta su ecosistema en ninguno de sus sentidos, no hay guerras entre ellos y el respeto hacia su planeta los hace muy fuertes como civilización evolutiva.
Los cuerpos de los moniguas dentro del planeta betacur asimilan y generan campos cancelando la gravedad para ellos mismos, alineando los iones y sumando todas estas fuerzas de gravedad. Las cuales se direccionan a su antojo.
Este planeta ha sido enfocado por ojos sedientos de seguir consumiendo vida de planetas, ellos tienen por nombre depredadores y son de otro cosmos.
La civilización moniguas están enterados del asunto, ellos han hecho reconocimiento del planeta de los depredadores. Ese planeta es un caos, esta que muere.
Los depredadores son agresivos y por donde pasan dejan el reflejo de su civilización, destrucción y poder sin medida.
La civilización del planeta betacur sabe que los depredadores buscan otro planeta, porque al propio le queda solo un tiempo de vida. Los depredadores tienen en la mira al planeta betacur y lo quieren conquistar para ellos, dominar a las multitudes en un nuevo planeta para los depredadores.
La civilización monigua nunca ha bajado su guardia, han mantenido vivo su planeta para los hijos y nietos. Los que vendrán en un futuro y mas allá.
Todo esto no quiere decir que no estén preparados para alguna invasión, al contrario se han entrenado con dedicación y disciplina para protegerse y defender su propiedad.
Los líderes han hecho un llamado en los lurques adecuados como bosques y nigua como las ciudades, que apoyen una defensa de su planeta prometido. El llamado es escuchado y miles de moniguas están dispuestos a morir en su defensa.
Piscuis,cocun,memin,chepe son viajeros exploradores de otros mundos y saben lo que se avecina, porque han visto las atrocidades que ocurren en ese planeta autodestructivo por sus mismos habitantes.
La invasión depredadora esta cerca, miles de naves espaciales hacen comunicación entre ellos las cuales son interceptadas por mentes prodigiosas moniguas. Las naves moniguas no tienen poder de fuego, solo hacen reconocimientos; esa invasión está perdida hasta que desembarquen, todo esto lo tienen claro esa civilización.
La civilización monigua agurda con agobio la inminente guerra por su planeta.
Los depredadores envían equipos robóticos a experimentar la gravedad y el aire de ese planeta extraño para ellos, pero lleno de esperanzas para continuar con su vida autodestructiva.
Cada instrumento robótico enviado desde la estratosfera betacur es destruido y los depredadores en su ambición desesperada mandan soldados en paracaídas hidráulicos con turbinas guiados por su mente y con trajes espaciales adheridos a su cuerpo con más de 100% de movilidad, cascos aerodinámicos con oxigeno.
La civilización monigua ha ganado su primer encuentro, no han dejado saber a los extraterrestres que en ese planeta pueden respirar con seguridad.
El comandante piscuis:los depredadores han cometido un grave error al arrojarse y caer por estos riscos. Civilización monigua, táctica dispuesta desarme y muerte de depredadores.
Estiven entrenado para proteger el planeta betacur se convierte en guerrero en ese momento crucial al arrojarse desde esos riscos acompañado de muchos combatientes aferrándose nada más que con su espíritu y sus cuerpos con gravedad encima de los depredadores con sus estúpidos paracaídas, la sorpresa de los invasores fue funesta ni sus ojos pudieron parpadear.
Estiven y mas combatientes lograron armarse pero muchos moniguas todavía no han tenido oportunidad de robar armas láser. Los depredadores tocan tierra monigua y de inmediato oprimen sus gatillos laser contra la civilización desconocida mientras unos evaden los ataques y contraatacan otros mueren desarmados.
La comunicación hacia las naves madres depredadoras es confirmada ¡hay humanos en ese planeta desconocido!
La guerra laser es sostenida por los moniguas que se apropian de muchas más armas.
Los depredadores sedan cuenta de que pueden respirar normal y se quitan sus cascos aerodinámicos para tener mejor visión, lo que no saben los depredadores es que ocurren fenómenos naturales de gravedad y cuando esto seda duran tres o cuatro días y cuando esto va a suceder el cielo se pone rojizo y empieza a llover granizo.
Las naves depredadoras hacen comunicados en alta vos: somos del planeta tierra, nuestro poderío armamentista es mil veces más avanzado que su primitiva tecnología, acepten su derrota y ríndanse y entreguen su planeta.
Al poco tiempo sucede lo inevitable el cielo rojizo le da entrada al invierno de no gravedad, mientras los moniguas siguen en tierra los depredadores salen despedidos hacia el espacio muriendo todos ellos al instante.
En el invierno de no gravedad ocurren tormentas de meteoros cerca del planeta betacur acribillando las naves hostiles de los bastardos depredadores siendo destruidas.
Un alto mando depredador fue capturado. Piscuis le informa que se deben marchar porque su conquista no fue definida y todo ha terminado, ¡han perdido! Deben buscar otro planeta que invadir porque en este no hay lugar para ustedes.
Los invasores humanos que por orgullo son depredadores fueron derrotados por la civilización monigua y les toco renunciar a su preciada conquista.
Los depredadores afirman que se organizaran y volverán a destruir el planeta betacur en su totalidad, borrarlos de todo escrito del universo. Pero si antes la hostilidad de su evolución y sus descifrables sucesos en su planeta tierra no lo hacen morir primero.
j.c.n-20 de mayo 2009

Texto agregado el 08-08-2009, y leído por 261 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]