La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / mi perro

 Imprimir  Recomendar
  [C:409590]

le dicen cucho. es de tamaño mediano. aúlla todas las noche como quien saluda fantasmas. la gente del barrio le teme. piensan que tengo a un diablo porque mi perro parece demonio aunque sea de tamaño mediano, mirada profunda y de ojos negros e iris demasiado expandida... todos los días le saco a pasear. llevo bolsitas de plástico para recoger sus eses. la gente nos observa inquisidoramente, todos los días y cuando lo hacen levanto la bandera de plástico blanca, limpia y sin eses de mi cucho. el siempre sale a la calle contento y con ganas de correr sin parar. una noche le solté y por más que le busqué, no le pude hallar... regresé a casa sintiendo que no le volvería a ver mas, pero, a eso de la media noche, escuché sus aullidos. salté de la cama y ya en la puerta de casa sentí un gran escalofrío en la espalda... ¡fantasmas!, sentí y pensé. mis manos se congelaron en la puerta y luego se encogieron, así como la cola de un perro asustado. decidí regresar a mi lecho, ponerme un tapón en las orejas y esperar al día siguiente... no pude dormir toda la noche, menos mis vecinos... salté de la cama apenas vi un claro de luz y corrí hacia la puerta de casa. la abrí y vi al cucho durmiendo en la entrada de la puerta de casa. le llamé y éste se levantó con pereza. pasó delante de mí y fue a buscar su plato de comida y su tazón de agua... me puse a pensar si cucho retornaba por egoísmo o lealtad... no quise pensar mas y me encaminé hacia la ducha cuando escuché sonar el teléfono. sabía quién era. levanté el fono y era uno de los vecinos, aullando como mi cucho, gimiendo como quien no ha podido dormir toda la noche... está bien, no se preocupe que ya me encargaré, le dije y seguí mudándome de ropa, rumbo hacia el trabajo. antes de salir por la puerta de casa me fijé en mi perro. estaba comiendo y ha punto de enroscarse a echarse a dormir... chau, le dije a mi perro. este volteó la mirada, se levantó de su lecho, y me lanzó aullidos como quien advierte un fantasma mas... me miré el cuerpo, las manos, luego, decidí no salir más allá de la puerta de casa…


san isidro, junio de 2009


Texto agregado el 17-06-2009, y leído por 145 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
2009-06-17 06:07:17 trata de mejorar la redaccion, casi no se le entinde. euchan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]