La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / aramis / La Ley Oculta

 Imprimir  Recomendar
  [C:401445]


LA LEY OCULTA

Llegó con una de las más amplias y bellas sonrisas jamás antes vistas, era el tipo más simpático y galante llegado de otras tierras. Todo ocurrió rápido, inmediatamente las muchachas mas jóvenes quedaron prendidas de su encanto y natural elegancia al vestir. Su piel pálida, sus grandes y verdes ojos de príncipe, su cabello castaño claro siempre alborotado por el viento y su esbelta musculatura eran el suceso continuo y de moda para todos, sobre todo para ellas. Tenía en apariencia unos 26 años aunque la madurez de sus palabras, sus frases existenciales y el genuino encanto de hombre magnánime le hacían calcular unos cuantos años más a sus crecientes admiradoras. Llego con un elegante traje oscuro que caía a la perfección junto al par de zapatos brillantes y negros, la corbata era de un detalle asombroso como un espejo de seda azulado que daba realce a su hermosa y pálida piel de mozalbete y su sonrisa encantadora impedía prestarle atención a otros detalles como el inmenso y viejo libro que llevaba, en apariencia, el sirviente que lo acompañaba: un hombre muy alto y encorvado de rostro extremadamente pálido y adusto y cabeza despoblada, su mirada agresiva vigilaba con suma exageración el libro que llevaba en sus propios brazos.

Se instaló en una de las casas de balcones virreinales mas codiciadas por los ricos del pueblo, ubicada frente a la plaza de armas. El hombre calvo del libro desapareció a los pocos días y el muchacho se dedicó a organizar las fiestas más majestuosas que cupieran en la imaginación de los habitantes.
El inmenso salón de la sala se llenaba cada fin de semana de invitados jubilosos llegados de otras partes así como de la gente de mejor estatus socioeconómico del pueblo, invitados semana a semana por los empleados del muchacho cuyo número parecía interminable y su dedicación a la entrega de invitaciones infatigable. Eran jóvenes hermosos llegados de todas partes del mundo.

Las fiestas se convirtieron en alegorías al derroche y a la lujuria, inevitablemente toda persona llegada al inmenso salón sucumbía ante el llamado de una libido incontenible, los chicos y chicas de facciones juveniles y hermosas mezclaban sus cuerpos con la multitud embelesada de tanta hermosura escandalosa, risueña y musical. Al poco tiempo el salón se convirtió en una especie de estancia anhelada, hombres y mujeres acudían a las fiestas en búsqueda de la joven compañía que se les había convertido en una obsesión. El muchacho se convirtió en una especie de ídolo para los hombres y mujeres del pueblo pues gracias a él tenían aquellas noches tan candentes e inolvidables, se hizo tal su popularidad que por unanimidad deseaban se convirtiese en el próximo gobernador del pueblo, a pesar de su ciudadanía ignota. Las elecciones estaban cerca.
A su paso elegante y risueño por el pueblo recibía tal pleitesía que quienes lo veían por primera vez creían se trataba de un rey y sucumbían también al aura hipnotizante que lo rodeaba, en cierta forma pertenecía a una desconocida realeza. Gustaba salir de caza en compañía de sus también hermosos jóvenes y llegaba por las noches en medio de la espesa neblina nocturna con un sigilo tal que si estuviese flotando en el aire. Sus mujeres enamoradas afirmaban que sus ojos cambiaban de color camaleónicamente y algunas aseguraban que la única vez que se enfureció, debido a la torpeza de sus sirvientes, sus pupilas adquirieron un color más potente que el del vino tinto mas carmesi, aterrorizándolas.

Muchas cosas ocurrieron durante esos meses, como la desaparición de decenas de personas, hechos que la revolución de la lujuria ayudo a bien disimular pues hombres y mujeres del pueblo se iban a la cama con las criaturas más hermosas que pudieran existir mientras el número de desapariciones era cada vez mayor, la lista incluía al gobernador y a todos los miembros de la policía, no se les volvería a ver nunca mas.
El pueblo sucumbió en una sombra sigilosa de horror desde el principio, desde la llegada del joven príncipe, que no se hizo notar hasta el día en que todos desaparecieron. Él también desapareció al cabo de un tiempo en compañía de sus bellos sirvientes.


Mucho tiempo después el periodista del diario “El Nuevo Tiempo” Salomón Aguirre, desentraño estos hechos. Fue el primer visitante en años al pueblo ruinosos y abandonado y fueron un grupo de campesinos sobrevivientes quienes le entregaron el grueso y enorme libro polvoriento escrito en irreconocibles letras ocultas y góticas que gracias a un investigador criptógrafo pudo descifrarse.
Aquello no era más que el primer registro documentado del contacto entre humanos y seres de otro mundo, aquel inmenso y polvoriento tomo contenía un enumerado y despiadado código de leyes y disposiciones que no eran concebibles para ojos humanos.
Salomón Aguirre leyó asombrado en compañía del investigador: El artículo ciento cincuenta ordenaba mantener el equilibrio entre la humanidad y “nosotros”, un enciso del mismo artículo hablaba sobre los excesos que podían perturbar la cadena alimenticia y su posterior castigo con “pena de decapitación”. Otro artículo, el mil ciento tres hablaba sobre la obligación de mantener oculta “la verdadera personalidad” el secreto de milenios guardado tan celosamente. La decrepita tapa dura del manuscrito contenía como marco una serie de jeroglíficos alusivos al hombre y la bestia interna, en el centro con letras grandes y descifrables solo por ojos estudiosos, las impactantes palabras de. “Ley Vampírica de Nuestros Días”

A la segunda noche el libro desapareció antes que pueda presentarse como evidencia dejando a su paso la desaparición de Salomón Aguirre y todo el material periodístico recaudado y próximo a salir a la luz.

Un hombre calvo y pálido fue visto a los alrededores por unos campesinos…

Texto agregado el 23-04-2009, y leído por 173 visitantes. (10 votos)


Lectores Opinan
2010-05-21 11:36:46 Muy bien narrado, excelente imágenes, como siempre un placer leerte. Un beso y mis ***** arielariadna
2010-02-22 17:43:15 Me parecio una cronica periodistica. Las apariencias son enganosas. Entretenido inkaswork
2009-04-26 21:31:47 No se porque pero crei que era una de vaqueros...perdon,me equivoque.Pero me gusto ,tambien tiene misterio...no me gustan los vampiros ni los lobos,pero este cuento esta muy bien.*****saludos. anablaumr
2009-04-26 00:45:16 Que bueno, aparte de los vampiros que me fascinan, muy buena la narración , atrapante =D mis cariños dulce-quimera
2009-04-26 00:06:55 Entretenido texto... naiviv
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]