La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / CARLOS IGNACIO FERNANDEZ LOBBE, ASESINO SERIAL DE MUJERES

 Imprimir  Recomendar
  [C:356738]

Carlos Ignacio Fernández Lobbe, “Nacho” para sus amigos, es un gran jugador de rugby, con una impecable trayectoria en la selección nacional (“Los Pumas”) y en las grandes ligas profesionales de Francia e Inglaterra, incluyendo un título con el Sale Sharks. Pero no vamos a hablar de las aptitudes rugbísticas de Carlos Ignacio Fernández Lobbe, harto conocidas por todos. Quizás sea el tiempo de decir que Carlos Ignacio Fernández Lobbe es muy alto (mide 1,94 metros), muy robusto (pesa 114 kg), muy patón (calza cuarenta y nueve), y muy “Queson”, pues sus enormes y gigantescos pies tienen un apestante, intenso y sofocante olor a Queso. Como Carlos come grandes cantidades de Queso, y es fanático del Queso Gruyere (el de los agujeros) suele decir que el olor es consecuencia de su pasión quesera. Por supuesto, pocos creen eso, y todos afirman que los pies de Carlos Lobbe huelen así por la sencilla razón que nunca se los lava, y que usa siempre las mismas medias. Las medias de Carlos Lobbe apestan.
Pero no, mejor vamos a hablar de otra faceta, poco conocida, de la personalidad de Carlos Ignacio Fernández Lobbe: la de asesino serial, pues “CARLOS LOBBE” (como el mismo se hace llamar cuando asesina) se convirtió convirtió en un brutal y sanguinario asesino serial de mujeres. Sus crímenes se hicieron famosos por que sobre el cadáver de cada una de sus víctimas aparecía un enorme trozo de queso gruyere. No asesinaba a cualquier mujer, sino solo a esposas, novias o concubinas de jugadores de rugby. Su primera víctima fue la esposas de Lucas Ostiglia, a la que sorprendió en su departamento, y tras maniatarla, la violó, la acuchilló y le tiró un Queso. Misma suerte corrió la esposa de Gonzalo Longo, a quien secuestró a la salida de un shopping. Su tercera víctima, fue su propia esposa, que apareció en un zanjón con numerosas heridas de cuchillo (el forense llegó a contabilizar ciento treinta) luego de estar algunos días desaparecida.
De todas sus víctimas – en total fueron doce – la más famosa fue la modelo Soledad Solaro. Esta top model desapareció misteriosamente un día miércoles. Debía ir al desfile de una prestigiosa marca pero jamás apareció. El viernes su cadáver apareció en un descampado, con más de cuarenta cuchillazos, un enorme cuchillo que le atravesaba el cuello y encima de ella un gigantesco trozo de queso gruyere, con voluminosos agujeros.
Carlos Ignacio Fernández Lobbe secuestró a la chica tras reducirla en un ascensor. La narcotizó y la llevó a una casa ubicada en un lugar muy alejado. Cuando la modelo despertó, estaba atada de pies y manos. Carlos Ignacio le puso sus enormes pies encima – mide 1,94 metros y calza 50 – de la cara y la obligó a chuparselos, olerlos, besarlos y lamerlos en numerosas ocasiones. También abusó de ella y le tiraba trozos de queso. Finalmente, la asesinó con un enorme cuchillo.
Esta rutina Carlos Ignacio la repitió con cada una de sus víctimas, una y otra vez. Finalmente los descubrieron y lo encerraron. Así pasaron otras víctimas. Las mujeres de Agustín Pichot, Santiago Phelan, Rolando Martín, Ignacio Corleto, Felipe Contepomi, Juan Hernández, Mario Ledesma, y de su propio hermano, Juan Fernández Lobbeue algunos dicen que en cualquier momento puede regresar y cometer nuevos y sangrientos asesinatos. Ese es Carlos Ignacio Fernández Lobbe, QUESON, RUGBIER y ASESINO.

Texto agregado el 10-06-2008, y leído por 410 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2008-06-10 22:49:04 Dios...jajaja, espero no encontrarme nunca con Carlos Ignacio Fernández Lobbe. Un saludote de una jaenera. currilla
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]