La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / El vicio

 Imprimir  Recomendar
  [C:324723]

Habían pasado treinta y seis horas desde que el mal olor a gas propano se había adueñado de varias cuadras en un barrio de la capital del mundo.

En aquel lugar había representantes de casi todos los países, aunque no eran diplomáticos mantenían un fuerte vinculo con sus respectivas patrias.

Varios edificios de viviendas habían sido deshabitados por orden de las autoridades de la ciudad, muchos se resistieron a salir de sus viviendas, pero la fuerza pública se impuso.

Mike Smith un oriundo del lugar se escondió en su apartamento burlando así a las autoridades que ejecutaron el desalojo, la razón real nadie lo supo aunque su esposa salió junto con los evacuados, pero no delató a su cónyuge mostrando una complicidad elocuente.
El Sr. Smith se sentía como un fantasma deambulando en aquel enorme edificio de doce pisos, aparentemente buscaba el escape de gas, fue una tarea muy tediosa y peligrosa pero a las cuarenta y ocho horas de la presencia gaseosa pudo lograr donde se encontraba el escape el cual estaba precisamente en el edificio que el residía en lo más profundo del sótano.

De inmediato entró en una cabina telefónica que había en la acera del edificio y discó el número donde se encontraba su esposa, ella se mostró muy contenta por la noticia dada, Mike era muy dialogador y se tomó varios minutos relatando su gran hazaña que sin duda lo resaltaría como héroe nacional.

Mientras charlaba muy complacido entró su mano derecha en el bolsillo derecho de su pantalón y sacó con mucha habilidad una cajetilla, de ella tomó uno sin consumir y se lo puso entre labio y labio, luego la regresó al bolsillo y sacó una encendedora y le comentó a su esposa:

-Prepárate para que mañana me vea en primera plana de casi todos los periódicos, en eso la esposa escucho tremendo estallido de algo que explosionó removiendo casi una cuadra por completo, la llamada se cortó inmediatamente, la esposa se asusto en grande como todos los que escucharon la explosión, fue un sonido estremecedor.

Al otro día salió efectivamente en todas las portadas de los periódicos informando:
“Gran explosión destruyó un edificio de doce pisos por completo, dejando solamente el esqueleto del edificio en pies y hubo una victima fatal que se encontraba dentro de una cabina telefónica calcinado con el teléfono al oído.

Texto agregado el 03-12-2007, y leído por 140 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2008-11-21 20:12:30 Hay un absoluto control del cuentista sobrre el cuento. Eso es bueno. Te felicito. peco
2008-01-14 14:01:57 Muy simpático. Aunque coincido que algo exagerado lo del esqueleto. Imaginate donde abría ido a parar... Je-je. flop
2007-12-07 07:00:18 Me resultó muy ameno leerlo. El comentario del periódico poco exacto o creible, ¿cómo puede destruirse por completo el edificio y dejar "el esqueleto en pie, el teléfono al oído y un cigarrillo en labios y en su mano derecha una encendedora"; a no ser que le hayas querido imprimir una nota de humor o ciencia ficción. El motivo del siniestro ya se había dado a entender en el cuento. Susana compromiso
2007-12-07 04:47:36 Me parece bien, sin mayores contratiempos, uno ,pero definitivo. Saludos. ketti
2007-12-06 18:38:17 Me recordó a una novela de Philip K. Dick, muy buena la atmósfera inicial. Buena historia...fumar mata Alejandro_1007
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]