La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / carlosivankelso / ASESINARON A MARIO GUERCI

 Imprimir  Recomendar
  [C:320878]

El asesinato de Mario Guerci causó una gran conmoción en la opinión pública. Este joven, de unos treinta años de edad, rubio, alto y apuesto, era una de las figuras consagradas de la moda. Su rostro, y su cuerpo atlético y espigado, era la imagen de grandes y prestigiosas marcas de indumentaria y vestimenta masculinas, sobre todo de ropa interior. El cadáver apareció en su propio departamento totalmente desnudo. Estaba sentado con la cabeza inclinada sobre la mesa, como consecuencia del cuchillazo que le habían asestado. Una única puñalada había bastado para asesinarlo. Un enorme cuchillo le atravesaba el cuello. El cuchillo no tenía huellas digitales y todo indicaba que quien cometió el crimen había utilizado guantes. El departamento estaba ordenado y nada parecía faltar. Para la policía no había dudas: el móvil del asesinato no era un robo y el homicida de Mario era alguien conocido por la víctima.
- Probablemente haya sido el mejor amigo de Mario dijo Luciano Cassin al inspector González pero Mario era el tipo más reservado que conocí en mi vida, de modo que no se mucho de él. Vivía de las mujeres... y como modelo tenía mucho atractivo sobre ellas. Todo lo que yo sé es que tenía en danza a tres damas del bajo mundo: Paula Schiavi, Carla Quesada y Teresa Díaz. Las enfrentaba. Cuando le dije que era peligroso, tan solo se río y dijo que el podía manejarlas. Quizás por eso lo asesinaron.
- Yo no oí absolutamente nada dijo la señora Pereyra, vecina del departamento de Mario pero cuando salí al balcón a regar las plantas vi una figura femenina saliendo del edificio ayer por la noche. No la podría reconocer, solo se que era una mujer.
El inspector González y su fiel ayudante Rodrigo Guirao se dedicaron a investigar el bajo mundo. Descubrieron que una de las muchachas y Mario Guerci regenteaban un tugurio de juego. Además, Carla Quesada se había enterado recientemente de eso, y le había dicho a Mario que su socia era drogadicta.
Otras investigaciones revelaron lo siguiente:
1) El esposo de Teresa Díaz era el hermano del hombre que estaba casado con la mujer que asesinó a Mario Guerci.
2) La bella muchacha que regenteaba el tugurio de juego junto a Mario Guerci nunca se había casado. A pesar de que había desdeñado a todos los otros, le había rogado a Guerci que se casara con ella.
No era mucho, pero el inspector González estudió la información y supo quien era la asesina de Mario Guerci.
La socia de Mario Guerci en el tugurio de juego no era Carla Quesada. Por lo tanto, la socia era Paula Schiavi o Teresa Díaz. Teresa Díaz y la asesina eran casadas, y como la socia de Guerci no era casada, no era Schiavi quien regenteaba con él la casa de juego. Así como la asesina de Mario Guerci y Teresa Díaz eran casadas, y como ni Díaz ni Schiavi (que era casada) ninguna de las dos podían ser la homicida. El inspector González, por lo tanto, no tuvo dudas: Carla Quesada era la asesina y pidió al juez que ordenara su detención.
Cuando el juez ordenó la captura de Quesada, esta intentó huir de la ciudad pero fue interceptada en una estación ferroviaria. Abatida por la situación confesó ser la asesina. Solía visitar a Guerci todas las semanas y siempre hacían el amor. Harta ya de los engaños del joven rubio, esa noche tomó un enorme cuchillo y lo asesinó clavándoselo en el cuello.

Texto agregado el 10-11-2007, y leído por 1031 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]