La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / Milagros esperados

 Imprimir  Recomendar
  [C:261177]

Cuenta... Atrévete a contar sin temor ni vergüenza, me digo esta noche en que todo ha sido tan perfecto como este momento de total oscuridad y silencio…

No sé si valga la pena, ¿a quién le importa mi vida? Soy uno como tantos, uno de esos que suelen caminar en dirección a su trabajo, con la esperanza de que el día sea bonito. La verdad, si contara mí día a día, es seguro que sería tan igual a la de todas las demás, así que, ¿a quién le importa recordar que es uno más del montón de personas que viven y viven, a veces bien, mal, más o menos?, y allí, allí, paro de contar.

Hoy un fue uno de esos días en que es tanto que no deseas mas. Cuando regresaba a mi cuarto, tenía un dolor de cabeza brutal. Mis piernas estaban agarrotadas. Era como si hubiera sido una cuerda que jalara una bola inmensa de barro. Y esa tensión de la cuerda ha mellado en mi día. Me tomé una pastilla y pude relajarme un poco. Prendí la computadora, encendí la radio y escuché el piano de Satie, es muy hermoso, solitario, magnífico. Parecía ser tocado desde el final de las cavernas de los sueños. Era oscuro, pero templaba mi vida, o la destemplaba por su belleza adherida al ritmo general de la vida.

Me había comprado un libro de Nóbel de este año, O. Pamuk, "Me llamo Rojo". Lo compré porque estaba de oferta la librería y además porque era uno de esos libros que espera ser leído por uno como yo. Lo abrí y todo fue tan fluido como la caída del agua, como una lluvia, esas plantas que se secan lentamente sin el Sol. Es extraño, ya tenía tres libros del mismo autor. Estaba leyendo: "Estambul", pero vino un conocido y me lo pidió prestado. Le gustó, así me lo hizo saber. Por ello es que me compré tres libros más. Leí dos de ellos y ciertamente es un buen escritor.

Ha veces me pregunto, ¿qué es lo que quiero?, ¿paz? Ciertamente sólo quiero sentirme en paz, nada más. Si tuviera el poder de mostrar a la gente el camino hacia ella, sería algo magnífico que hacer, pero no es así de sencillo. Hay un esfuerzo que hacer. Y es para el resto de la vida. La paz es suave, y llena de contento a quien ame, busque la tranquilidad, el sosiego, la claridad.

Ya se va terminando el mundo, y tan solo quedo yo, simplemente soy uno que no se suelta de la esperanza por sentirse bien.

No recuerdo lo que he escrito ni en que instante lo he creado. Debe de ser uno de esos instantes en que no hay más que silencio en todas partes, y un brillo en la retina de unos ojos que nos miran cargados de un amor eterno.

Tengo que irme dentro de mi alma. Me necesita tanto como yo necesito la respiración. Un año más, uno que se va lentamente ¿Habrá espacio para el presente?, y uno grande pues solo cabemos quienes necesitan la felicidad eterna y sin tapujos…

Hace mucho que escribo, debo de ser un hombre muy extraño, un enfermo. Mis letras aún están frescas sobre mi escritorio. He sido hoy, muy feliz… ¿Mañana? Mañana será otro día...




San isidro, diciembre de 2006

Texto agregado el 31-12-2006, y leído por 155 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2007-01-02 05:36:43 mañana es mañana pes. inakix
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]