La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / Trachemy Decorata (LNHC)

 Imprimir  Recomendar
  [C:260964]

Hace millones o quien sabe si billones de años, cuando la Jicotea no poseía concha, tenía filosos colmillos, lengua de acero inoxidable y era el animal más veloz de la bolita del mundo tanto en tierra, como en el agua.

Había un gran conflicto entre las olas y las rocas, ambas querían abrazar fuertemente a la Jicotea, en su diputa golpeaban al animal provocando la muerte de muchas de ellas, a tal punto que se vieron en vía de extinción.

El claustro de la Universidad de Jicotea en Vía de Extinción (UNJIVIE), se reunió con urgencia para tratar el tema, no faltó un solo sabio de la colonia, llovieron las sugerencias seleccionándose las siguientes:

1ra. Que las Jicoteas dejaran el agua y solo habitaran en lo terrestre, pero no la aceptaron ya que la mayoría disfrutaban mucho del buceo.

2da. Que se organizara una boda entre las olas y las rocas para que parara el conflicto, pero no se pudo concretizar tal boda porque ninguna quería hacer el papel masculino.

3ro. Que se hablaran con los cocales para fabricar trajes de protección con los cocos secos, pero los cocales no podían hacer conchas grandes.

4to. Que se llegara a un acuerdo con los avestruces para comprarles las alas y así se convertirían en animales acuáticos, terrestres y aéreos, pero consultaron el código de la naturaleza y no encontraron algo semejante y se cayó la propuesta por no tener soporte jurídico, aunque muchos quedaron fascinado con la idea.

5to. Negociar con el Omnipotente un acuerdo razonable para la colonia de Trachemy Decorata y finalmente eso se acogió aunque lo pensaron más de mil veces.

Conclusiones finales, el Omnipotente le propuso quitarle la velocidad terrestre, los filosos colmillos, la lengua de acero inoxidable y limitarla a vivir solo en la isla de Santo Domingo a cambio de un caparazón a prueba de golpes con garantía de por vida, fácil de llevar, ajustable con el crecimiento y totalmente confortable tanto que podría vivir en el.

Aunque muchos de la colonia no querían dejar sus cualidades destructivas, el quórum decidió por la propuesta del Omnipotente y hoy tenemos una Jicotea un poco diferente.

Texto agregado el 29-12-2006, y leído por 102 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2006-12-31 22:27:59 ***** casafuerte
2006-12-30 16:42:26 linda historia, un saludo sorias
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]