La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / el mar

 Imprimir  Recomendar
  [C:229232]

aquella mañana, miraba el mar... todos en casa jugaban, conversaban, reían, todos estaban contentos, mientras yo miraba el mar, inmenso, que se perdía en una recta, casi una circunferencia, allá, al final de mis ojos... de pronto escuché que mi madre me llamaba para el desayuno del domingo. ya voy, le dije, pero seguí mirando el mar... escuché cuatro veces mas la misma voz, la dejé, pero me prometí volverla a ver mas tarde. desayunamos, reímos, jugamos, y luego, nos mudamos de ropa para darnos una chapuceada en el mar, pero yo me fui a otro lado, me puse a escalar la parte mas alta del cerro del balneario, para seguir disfrutando de observar la inmensidad del mar. luego de algún tiempo y esfuerzo llegué a la cima, y desde allí me puse en comunión con aquella majestuosidad... era tan hermoso, poder ver todo y a todos como hormiguitas jugando con sus lengüetas de agua... miraba a las gaviotas volando por mi lado, caminando como juguetes, mirándome con uno de sus ojos... y luego, partir hacia el cielo, hacia el mar. cerré los ojos un momento y me puse a descansar. cuando los abrí me di cuenta que mucha gente se había alejado de la orilla, y miraban estupefactos hacia el mar... hubo un frío extraño en el cielo, un silencio que rajaba la armonía del lugar, y de pronto, vi desde mi sitio un bulto enorme que salía y se metía en las profundidades del mar... era como la cabeza de un pulpo, inmenso, que parecía observarnos como si fuera una bestia nerviosa bajo matorrales de agua y de olas... le vi sacar esa especie de cabeza redonda, como un péndulo, de un lado hacia otro, tímidamente bailaba para nosotros, pero toda la gente estaba fría de temor, de ver algo incomprensible, desconocido. lentamente le vimos alejarse mas y mas hasta llegar a esa raya que ocultaba la vastedad. vi a todos bajar de sus casas, de las arenas, de todos los lugares y ponerse a hablar del gigantesco monstruo... pero para mí no fue así, era una hermosa criatura que ha quedado grabada en mi mente de niño como la tímida figura de un ser de un mundo de agua salvaje... que nos miraba preguntándose si deseábamos jugar, nadar junto a ella, o si deseábamos distraernos entre los que devoran o son devorados... han pasado años y aún no he olvidado al mar, y aunque no he vuelto a mirarla como el niño que fui, aun me abruma su vastedad, su belleza perdiéndose en lejanos horizontes, en los ojos del ser de la otra orilla...


san isidro, agosto de 2006

Texto agregado el 15-08-2006, y leído por 325 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2006-08-16 05:37:09 Muy buena narración amigo, es a la manera de Kafka, eso que narras es de una descripción que llama la atención, te insito a que sigas en esa senda, me gusto, te felicito recibe un fuerte abrazo. web
2006-08-15 10:46:07 Chevere,le hubiera tomado una foto a la criatura y te hacias con una buena plata. inakix
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]