La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gui / Magno Evento

 Imprimir  Recomendar
  [C:17405]

Se acerca el Gran circo gran. Espectaculares 27 horas de floreros humanos que sonreirán a las pantallas de TV encendidas desde la hora prima a la veintisieteava. Pasaran por esta carpa de múltiples pistas, los pierdeteuna, los empresarios y chupasangre del mercado luciendo en sus solapas un corazón pegoteado que en el fondo es el único con que cuentan ya que durante todo el año estuvieron escondidos en sus oficinas sumando y resumando utilidades a espaldas de sus trabajadores y haciendo cursos intensivos de sensibilidad a contar de Noviembre para que su paso por el magno escenario sea creíble. Durante este mismo mes se nos ha machacado reiterativamente que debemos concentrar nuestra caridad en un solo objetivo: el 24.500-03, el mismo número que, bajo el influjo de la sacrosanta publicidad- se saben de memoria hasta los guaripolas de los egoístas. La Teletón, esa Mega Mendicante Institución, verá desfilar por el espectacular escenario a un sinfín de artistas que buscan promoverse, de los que son obsecuentes con Don Francisco y de los que son críticos pero que igual suben al escenario a buscar su tajada, de las que irán a lucir sus pechugas atosigadas de silicona y sus lifting y de los que irán a sacudir sus egos al compás de los ritmos de moda. Los ilusos se toman el asunto deportivamente y apuestan unos a que este año no se llegará a la meta y los otros que se la superará con holgura. Don Francisco se debe morir de la risa porque el dinero ya lo debe tener asegurado en sus faltriqueras y falta sólo el chaucheo que aporta con esfuerzo y alegría ese pueblo que no desea quedarse al margen de la grandiosa fiesta. Me imagino el final en el coliseo deportivo: ¡Queda sólo una hora! Lamentablemente parece que no vamos a llegar a la meta. Baile, canto, lágrimas, por su culpa, señor televidente, muchos niños no podrán seguir su tratamiento, más canto, más baile, más lágrimas, vamos a postergar el término para darle a usted la oportunidad de cooperar, aparece el artista estelar azuzando a los bolsillos del público, más canto, más pan y más circo para las masas vociferantes. Al final, se encenderá un enorme letrero que dirá que la meta se ha superado con largueza, todos arriba del escenario para demostrar que somos un pueblo solidario, el himno oficial coreado por el estadio en pleno y un pequeño minusválido preguntándose porque simplemente no aparece Jesús ordenándole: levántate y camina. Por último, ricos y menesterosos viendo todo esto desde sus precarias o suntuosas viviendas, sintiéndose más grandes y más importantes y hasta más felices y esperando con ansiedad la próxima Teletón y yo escribiendo este asunto nada más que porque soy aguafiestas y porque me gusta nadar contra la corriente…

Texto agregado el 16-11-2003, y leído por 272 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2003-11-17 21:21:27 lo bueno para ese gran circo es que, ¿cuántos? 10 hemos leído esto. un saludo guido. Martin_Abad
2003-11-17 15:47:08 No es que seas aguafiestas. Es que estas realidades superan a cualquiera de nuestras ficciones. Saludos nomecreona
2003-11-17 04:37:27 ZAZ! que corriente de aire hay hoy en el departamento estimado! Si hasta corriente estática hay! El poder de los medios, y los servicios que estos prestan a determinados intereses, provoca en nuestros pueblos mas bajas morales, que las físicas que ocasionó la fiebre amarilla a finales del sigo XIX. Gracias por compartirlo. Un abrazo hache
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]