La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gui / La Esquiva Fama

 Imprimir  Recomendar
  [C:14437]

A muchos seres se les hace absolutamente necesaria la fama y como no es cuestión de levantar una hoja para encontrarla a disposición, algunos personajes la buscan con celo arriba de un escenario, otros estiman que la encontrarán vestidos de corto persiguiendo un huidizo balón de fútbol, los menos creen que se harán famosos caminando sobre una pasarela, los de allá juran que la conquistarán detrás de un micrófono, y los de mucho más allá, los más ilusos, sueñan que caerá como tenue lluvia sobre sus inspiradas obras literarias. Juanito la buscó de todas las formas posibles, quiso ser un gran jugador de fútbol, pero en este exigente medio querer no es poder y mediocre y arrepentido se subió a un cuadrilátero para trenzarse a chopazos con otros más avezados que él, que lo dejaron tan contundido que canalizó de inmediato sus aspiraciones por otro lado. Incursionó como cantautor, pero las silbatinas, los naranjazos y los nulos aplausos, le sugirieron que mejor estudiara baile. Craso error, sus pies planos lo imposibilitaban a danzar con elegancia y hasta el pato Donald lo habría hecho mucho mejor que él. En su aleatoria búsqueda se dedicó a modelar pero no era para nada fotogénico y mucho menos garboso, por lo que terminó como junior en una pequeña empresa. La fama sin embargo era para él una sirena que le entonaba tentadoras melodías en su confuso océano de aspiraciones destruidas. Los aplausos, los autógrafos, el reconocimiento, eran para el como un imán que lo impulsaba a no cejar en el intento. Entonces, por primera vez, dio en el clavo. Se quemó las pestañas estudiando durante ocho años, fue el primero de su curso y luego de muchas penurias, privaciones y desvelos, se recibió de abogado. La meta estaba por cumplirse. Han transcurrido varios años y ahora Juanito es Don Juan Oyarzún, Notario Público de la ciudad y todo el mundo, sin excepción, hace largas filas por conseguir su caligráfico, elegante, codiciado y valiosísimo autógrafo…

Texto agregado el 10-10-2003, y leído por 306 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2006-11-27 02:22:45 Irónicas, punzantes anotaciones... aukisa
2006-08-05 01:18:49 Me agrada tu cuento, aun que no comparto tu idea, acá en México la universidad y los libros no hacen ésa diferencia. Hay formas más sencillas de ser famoso. Suerte. Bayi
2003-10-10 19:13:08 hola guido, excelente crítica donde algunos nos podemos ver reflejados, aunque la tan mencionada fama solo sea por querer que alguien nos lea. un saludo. Martin_Abad
2003-10-10 15:52:55 Que ganas tengo de dejar aqui unas líneas de un tango, y me las quitaré! es que la gola se va, y la fama es puro cuento...estimado, su ácida crítica social, se baña cada mañana en el aceite perfumado del humor sutil. Como los grandes cultores del género, elije el dulce decir para que como un vino añejo y de cuerpo, el texto ingrese fácil, y al ratito el corazón y la neurona ardan. Muy bien hecho. Gracias por compartirlo hache
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]