La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / gui / El Abogado de cuatro patas

 Imprimir  Recomendar
  [C:14136]

Tobi nació de padre labrador y de madre afgana pero como era voluntarioso hasta decir basta, quiso ser ovejero alemán. Desde pequeño se destacó por su abierta frontalidad y por ello deploraba en sus congéneres esa cobarde costumbre de hacer un amplio semicírculo para situarse justo detrás de los tobillos de las personas. Como ustedes muy bien supondrán, Tobi era un perro, el más inteligente de todos los perros conocidos y por conocer. Su amo, Roberto, supo desde muy temprano que el perrillo aquel daría que hablar ya que cuando él se ponía a estudiar, el can se acomodaba a su lado y si alguien hubiese mirado con atención sus ojos café oscuro, podría jurar que el ovejero sabía leer. Y eso era muy cierto, Tobi leía de corrido y sólo cuando una noche fue sorprendido en el comedor leyendo la prensa del día, su vida dio un giro tan radical que de primero a octavo básico asistió a la escuela con Roberto y se transformó en un alumno tan aventajado el perro este que su amo le pedía que le soplara y el perro, a cambio de un sabroso hueso, aprendió un lenguaje de señas para hacerse entender. Lamentablemente la profesora era experta en descifrar este tipo de señalética por lo que amo y perro fueron expulsados del colegio. Fue este un caso muy bullado ya que la prensa, la radio y la televisión le dieron amplia cobertura, se hicieron encuestas y foros y gracias a esto, el perro se convirtió en toda una celebridad, situación que fue tan bien administrada por sus amos que al cabo de algunos años el perro se tituló de abogado. El día de su graduación, la que fue filmada y fotografiada (Ver el Verimenti del 26 de Agosto de 1986) llovieron las entrevistas, fueron invitados todos los canes de Santiago y se agotaron las raciones de comida para mascotas.
Tobi se transformó en el mejor abogado en cuatro patas de Santiago y se le habilitó un bureau en pleno centro de la capital, con secretaria y todo. Demás está decir que gracias a su inteligencia, profesionalismo y sagacidad, Tobi se fue ganando un prestigio envidiable, de tal suerte que los entendidos juraban que estaba destinado a ser un juez de renombre. El perro, ajeno a tales especulaciones, trabajaba en su despacho hasta altas horas de la noche y desechó magnificas oportunidades en la TV ya que su vocación no era el estrellato sino los tribunales. Pero todo tiene su fin. Un intrincado caso puso a prueba su integridad de perro letrado. Una disputa entre dos empresarios de renombre terminó siendo encauzada por Tobi. Tras varios meses de litigio, uno de los empresarios ganó el juicio. Lamentablemente no fue el que ocupó los servicios del perro y esto se prestó para diversas especulaciones: que se había incurrido en prevaricación, que el abogado canino no se la había jugado a fondo, que había intereses creados, que esto y lo otro. Lo cierto es que el caso fue noticia nacional y al final, Tobi fue acusado de negligencia y se le quitó su licencia para ejercer y gracias a la cobertura que tuvo el caso, el can fue tentado por CNN para comentar la actualidad internacional. Si usted tiene cable y enciende su televisor, verá a eso de las 22 GMT al talentoso pero ovejero alemán analizando los sucesos noticiosos que, visto desde su canina óptica, adquieren una perspectiva bastante particular, que le voy a decir.

Texto agregado el 07-10-2003, y leído por 361 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2003-10-07 18:57:53 Estoy seguro que serán los mejores boletines los del can; portentosa y seria biografia. Saludos nomecreona
2003-10-07 14:29:25 ¿y qué más?. divertido, guido. un saludo. Martin_Abad
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]